Portugal, España, Cataluña. Amics per sempre (y II), de José V. Rodríguez Mora

admin 61 comentarios

de 

Esta entrada continúa la anterior y explica los resultados y los detalles técnicos del ejercicio que allí se mencionaba. El ejercicio que vamos a hacer es pues:

1. Calibrar en un modelo estructural la distancia entre Cataluña y el resto de España.

2. Calibrar entonces la distancia entre Portugal y España.

3. Sustituir la distancia de Cataluña con el resto de España por la que tiene Portugal con España; y mirar lo que les pasaría a ambos en esta economía virtual.

El modelo que usamos es el de Hopenhayn-Melitz, que es el estándar de economía internacional para comercio entre países similares. En este contexto hay dos motivos por los que el comercio mejora el bienestar. Porque tiene (como en el modelo de Krugman) economías de escala a través del gusto por la variedad. Segundo, y más interesante, porque disminuyendo la distancia entre dos economías aumenta efectivamente la competencia entre las empresas y, consiguientemente, la productividad. El motivo es que una mayor distancia hace que las empresas más eficientes (que exportan) tengan menos salida en el mercado exterior, y contratan menos. Esto baja los salarios y mejora relativamente a empresas menos eficientes que ni se planteaban exportar. En términos prácticos la distancia protege a las menos eficientes y beneficia a la mediocridad.

Quien desee mirar los pormenores del ejercicio ruego que se dirija al (que está aún en versión preliminar, pero que espero que sea comprensible). A continuación expongo los resultados más relevantes.

Suponemos un universo con tres economías de diferente tamaño, Cataluña, resto de España (rdE) y resto del mundo. Hay cuatro parámetros que calibramos en el modelo: las distancias entre Cataluña y el rdE entre ellas y con el resto del mundo, y una medida de la productividad relativa de los trabajadores en Cataluña y rdE. Los otros parámetros o bien no necesitamos calcularlos (porque afectan multiplicativamente a todas las variables de interés) o bien conocemos su valor por trabajos anteriores de la literatura. Realizamos entonces nuestro ejercicio.

1. La distancia entre Cataluña y el resto de España es 1:45, que sólo significa algo en relación al modelo. Cabe remarcar que la calibración parece bastante robusta, y que el modelo captura bastante bien aspectos importantes de la distribución de empresas que no son targets de la calibración.

2. Cuando calibramos el modelo con los datos de Portugal y España, la distancia que obtenemos es 2:35; que es un número sustancialmente mayor aunque en sí nos dice poco.

3. La siguiente tabla nos traduce lo que implicaría para Cataluña (referida como j) y el resto de España (referida como h) si la distancia pasara de la que les estimamos (1:45) a la que estimamos que tiene Portugal con España (2:35), pero dejando todas las otras características de Cataluña y el resto de España inmutables.

El modelo predice una caída del PIB conjunto (Yh + Yj) del 3.3%. El PIB catalán (un 20% del total) cae casi un 9%, el resto de España sólo un 2% debido a que siendo mucho más grande la nueva frontera le afecta menos.

Nótese que Cataluña se abriría al resto del mundo, y se cerraría a España: el grado de apertura con el resto del mundo sube un casi un 13.5% del PIB (fila 4), mientras que con el resto de España cae casi la mitad del PIB catalán (fila 3). Todo esto se debe a que el nivel de productividad necesario para exportar con éxito a España sube una barbaridad (casi un 80%, fila 6) debido a que España está, efectivamente, más lejos.

Las empresas que exportan a España (las mejores) exportan menos, luego la demanda de trabajo disminuye y con ella los salarios. Esta caída salarial ayuda a las que venden sólo en el mercado catalán. Por eso surgen empresas para el mercado local de productividad muy baja: la productividad mínima de una empresa local (el botiguer) en Cataluña disminuye casi un 12% (fila 5).

Por otro lado la caída de los salarios ayuda a abrirse al resto del Mundo. Esta distancia no ha cambiado, y menores salarios mejoran la "competitividad" (fila 7). Se vende más al exterior, pero no porque los productos de uno estén mejor valorados sino porque la caída salarial permite vender a precios más bajos.

Resumiendo. Consideramos los efectos comerciales de que Cataluña tuviese la misma relación con "España" que ésta tiene con Portugal. No hay boicots, Cataluña pertenece a la UE y todo sigue igual excepto que hay una frontera, aunque es la más difusa de las observadas. Suponemos que Cataluña y "España" son amics per sempre.

En tal caso la renta generada en el conjunto de lo que a día de hoy es España caería un 3.3% y desproporcionadamente en Cataluña (casi un 9%). Éste es el valor de mantener la frontera actual en vez de la de dos países que se votan en Eurovisión.

Cuánto acabaría pagando Cataluña depende de cuánto ahorrase fiscalmente, del "expolio". Dado que al parecer el sujeto políticamente relevante es Cataluña (y sólo indirectamente el resto de España), es interesante observar que Cataluña tendría una pérdida neta de bienestar con cualquier hipótesis razonable acerca del ahorro fiscal que conllevase la independencia.

Imaginemos que es usted un votante catalán a quien no le parece descabellado pensar que la relación entre Cataluña y España acabaría no siendo muy distinta de la que hay entre España y Portugal. Hemos aprendido que usted no debería votar por la independencia en la esperanza de ganar dinero. Es posible que la desee, pero por otros (seguro que muy dignos) motivos. Si es así, no diga que quiere la independencia para ganar dinero; diga que el coste de la independencia es menor de lo que está usted dispuesto a pagar por no ser español.

Y ya nos veremos en Eurovisión.
Hay 61 comentarios
  • <>.
    Gracias por la entrada; me parece fundamental desmontar todas esas fantasias del nacionalismo catalan sobre el 'no coste de la independencia';
    pues las conclusiones (es decir 'caidas de la riqueza') a las que llega quedan evidentemente cortas, ya que SI habría boicots, Cataluña no pertenecería a la UE, y desde luego TODO no seguiría igual, ni para España ni, por supuesto, para Cataluña.
    Creo, para terminar, que no obstante si en Cataluña existe ese general sentimiento o deseo de independencia, debería tomarse muy en serio y plantear un referendum bajo unos parametros parecidos a los que el Tribunal Supremo de Canada estableció para Quebec (ver reciente entrada en 'Hay Derecho' ).
    Pero por favor que no lo hagan por que desde el resto de España les 'robamos' y por lo tanto sin nosotros estarían mejor.

  • Unos resultados muy interesantes y muy bien fundamentados. Pero hay un supuesto implícito: la estabilidad del marco institucional o, si se prefiere, la permanencia de la unión aduanera de Cataluña con España y los demás países de la UE. Bajo ese marco se desenvuelve aproximadamente un 80% de las exportaciones catalanas y un 75 % de las importaciones. La independencia de Cataluña implicará su salida de la UE y, por tanto, su cambio de status al de "país tercero" (en este caso, sin acuerdos preferenciales o cualquier otro tipo de ventaje). En tal situación, le será aplicable la tarifa exterior común( y al la recíproca). El efecto de ese instrumento arancelario habrá que sumarlo a los cálculos.

    • Pero de verdad piensan que la EU deajaria afuera una economia con un GDP mayor que Finlandia y que posiblemente seria contribuyente neto? Creen que le EU no haria ni siquiera un acuerdo preferencial?

      • Yo creo que en caso de independencia Cataluña se quedaría fuera de la UE y le costaría mucho obtener un trato preferencial.
        La razón es que con mayor o menor intensidad hay casos parecidos al catalan en Italia (liga norte), Reino Unido (Escocia), Francia (Bretaña), Alemania (en menor medida Babiera)... y por si a acaso a todos estos países les interesa que el experimento fracase.

      • Sí, quedaría fuera porque, al menos durante un tiempo, puesto que habría que cambiar las condiciones de entrada y eliminar el derecho de veto. En fin, con el tiempo veremos ... Ésto, bien no va a terminar.

    • Para ser exactos, la independencia implicaría la salida de la UE y una posible no entrada futura si España la veta, que puede hacerlo. Aún así, en Europa existen estados como Noruega, Islandia, Suiza... que, sin estar integrados en la UE, conforman un área de libre mercado con ella, y este tipo de acuerdos comerciales no pueden ser vetados por un solo país miembro.
      Lo más importante, estaría muy bien que se dejasen de utilizar amenazas económicas para evitar una decisión democrática que parece no gustarnos. Soy español, no quiero que se vaya Cataluña, pero si existe una mayoría social clara que quiere hacerlo tenemos que respetarlo.

      • No se trata de amenazas económicas, se trata de fundamentar correctamente una decisión gravísima (una vez decidida la independencia, no hay marcha atras). Como "Nada es gratis", hay que calibrar los costes y beneficios de nuestras acciones, porque a todos se nos pasa por la cabeza mudarnos a otro barrio cuando nos molesta el vecino, pero la mayoría sopesamos los costes de la decisión, porque no hay garantías de que la alternativa sea mejor ni de que los costes no superen los beneficios de la decisión.

        • Perfecto, siempre que estemos de acuerdo en que una vez sopesados todos los argumentos van a poder decidir con libertad lo que quieren hacer. Y, francamente, no veo ninguna voluntad de permitir eso. ¿Se ha preguntado alguna vez por que hay una mayoría social tan amplia a favor de esas tesis en Cataluña o en el País Vasco? ¿Por el sistema educativo o las tv autonómicas? Busquen algún argumento mejor, generaciones y generaciones de catalanes y vascos fueron educados en la escuela franquista viendo, sólo (no como ahora), la tv pública de un régimen fascista y tal actuación autoritaria no modificó en absoluto su voluntad de ser. Es más, la acentuó. Están muy bien los argumentos económicos, pero, al final, es la democracia la que tiene que decidir.

  • Hola Sevi,

    Muchas gracias por estos dos posts. Muy interesante lo que estás haciendo, y espero que ayuden a centrar el debate de la parte económica de todo esto.

    Como has discutido en los comentarios del primer post, carecemos de una "teoría de la distancia" que nos permita entender cómo y por qué aumentaría la distancia entre Cataluña y España. Utilizar la distancia entre Portugal y España parece un ejercicio contrafactual razonable para el largo plazo.

    Sin embargo, me queda la duda de por qué no cambiaría la distancia entre Cataluña y Francia, o Cataluña e Italia (y la de España con estos países también). Es cierto que siguen siendo países distintos, así que una interpretación posible es no tocarla. Pero en la medida que parte de la distancia sea producto de cosas que, como afirmas, van a cambiar (ferias de la industria a las que viajan los empresarios, migración e intercambios culturales, etc), podría ser que estos esfuerzos se dirigieran a otros lugares y por lo tanto las distancias a otros países pudieran disminuir en parte.

    En el límite -y dentro de la UE- quizás la distancia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.

    • Hola Josep.

      Gracias.
      Obviamente, si la distancia con el resto del mundo baja, la cosa mejora. Yo en lo que he pensado es en algo tipo learning by doing. Supongo que entonces Cat perdería menos, pero perdería anyway. ?Cuánto menos?, pues no lo sé. Ni sé a qué calibrarlo.
      Por lo demás, por tirar puentes al oeste no se crean puentes al norte.
      Tampoco cambio la productividad de los trabajadores. Un argumento pro-independencia sería que crecerá porque el gobierno funcionará mejor. La forma sensata del argumento es tipo Alesina: más cercanía.
      No sé. Yo también me puedo imaginar problemas de tipo fiscal competition, o political competition entre países, o que más cercanía de regulador con regulado empeora las cosas.
      En todo caso, y obviamente, si la distancia con el resto del mundo baja, o si la efectividad del gobierno aumenta, menos costes de la independencia.

  • Una pregunta de ignorante... ¿El corolario lógico sería recomendar la fusión de Portugal con España?

    • Pues yo creo que no, porque ya están "de facto" fusionados, al estar en la eurozona. La distancia entre ambas economías se debe a la época en que había fronteras económicas y la barrera lingüística, que se mantiene por inercia, lo que no se daría con una hipotética secesión dentro de la UE. Los trabajadores del resto de España continuarían viniendo a Cataluña, etc.
      Extrapolar el caso a una Cataluña independiente es futil, por más que les excite a algunos.

  • Al año siguiente del boicot analicé la situación de mi pequeña empresa. Las ventas al resto de España habían descendido, básicamente por haber eliminado algunos clientes sospechosos, por sus comentarios a mis representantes (básicamente no me fié del cobro); y en Catalunya habían subido ligeramente y por vez primera conseguí vender en Francia y Holanda. En todo caso lo mío viene a ser como lo del Cava, pero a lo pequeño y solo por supervivencia instintiva.
    Al poco, en una visita a Valencia, encontré a un energúmeno de mi edad, con chapa redonda del PP en la solapa, dejando un pasquín en el cristal de mi coche llamando al boicot.
    -¡Tate! Me dije -está claro que eso es cosa del partido.
    Si por ese motivo el PP hubiese sido castigado en las siguientes elecciones no habría pasado nada, pero creo recordar que tras la hazaña sacó mayoría absoluta.
    Tiempo después hablé con algunos competidores amigos y todos estaban como yo: abriéndose por Europa y retrayéndose por España.
    Recuerdo que tras el boicot escribí en mi blog que eso significaba el fin de una larga amistad y el comienzo de una rotura. Y es que a nadie en su sano juicio se le puede ocurrir boicotear los productos de una parte del país, por algo tan nimio y absurdo como un estatuto de autonomía que ahora todos defienden.
    Cualquier historiador sabe que el efecto de una política de calado, se siente en toda su intensidad tras varios decenios; ahora quizá menos por lo comunicados que estamos.

    • Puatax, aquello no era comparable. Era una época en que la política española estaba borracha de frivolidad. El champán del crédito barato nos mantenía borrachos. De un gobierno que sólo pensaba en su imagen y una oposición que no había aceptado su derrota electoral.

      En aquel contexto, tanto quien sacó el Estatut (primero porque prometió pensando que iba perder las elecciones) como quien se opuso a él lo hicieron desde la frivolidad. Se vivía en una sensación de falsa seguridad. El boicot formaba parte de esa frivolidad. Pero dudo que fuera sustancial. Yo no lo hice.

      Esto es diferente. Aquí ignoro lo que ignoro.

    • Ahora la culpa de la independencia de los catalanes la tienen ... los españoles. Tiene su gracia que en una Cataluña que durante décadas ha votado y sido gobernada por nacionalistas nos digáis que la culpa ahora es nuestra y que nosotros éramos los malvados. Que vosotros en realidad no queríais, pero que fue el boicot y cosas así ... En fin.

  • Y por qué la independencia conlleva que la distancia entre Cat y el resto de España sea comparable a la de Portugal y España?

    • Creo que eso es imposible de estimar en este momento. Lo que sucederá es lo que viene pasando, baja Cataluña y va subiendo lentamente el oeste. Es lógico por otra parte.

      Entre otras cosas porque si se observa el efecto del nacionalismo catalán y vizcaíno en la política económica desde el siglo XIX es imposible no ver que han actuado como frenos al acercamiento con Portugal y en parte es la causa de que la mitad occidental de España, la mejor tierra agrícola y ganadera esté prácticamente vacía y sin infraestructuras hasta hace dos días.
      Todavía suscita protestas en los políticos catalanes y en el PNV en cuanto se gasta algo en el AVE o en las autovías del Norte y del Oeste a pesar de que toda España todavía está pagando el dólar a 180 de las autopistas catalanas (otra cosa que olvida el govern). Son unos desmemoriados y grandes artistas en barrer para su casa.

      El mercado más grande de la península está en Portugal, desde Lisboa a Valença de Minho. Luego una franja de 250 x 900kms (225,000 kms2) de norte a sur muy ricos pero vacíos.
      Esto crecerá, está creciendo rápidamente y dará origen a un desplazamiento al oeste del centro de gravedad de la economía peninsular reequilibrando el conjunto.
      Los empresarios portugueses conocen el coste de ser pequeño y con malas relaciones de vecindad. Puede que no seamos buenos vecinos pero en cuanto prueban a los ingleses o franceses nos convertimos en un encanto.

      Saludos

      • Creo que el enfoque debería situarse en la complementariedad entre industrias, la cual va a seguir constante, y no tanto en los cambios legales y culturales que haya cuando Catalunya sea un nuevo estado.
        Para poner un ejemplo, Europa central se ha beneficiado de las sinergías entre indústrias pese a las muchas fronteras y cambios políticos. En cambio Portugal y España están distanciadas porque siempre han tenido pocas cosas a intercambiar.

  • La clave está en la continuidad de Catalunya en la UE. No hay ninguna normativa que diga algo sobre la fragmentación de un Estado miembro. Se trata PRINCIPALMENTE de un asunto de Derecho Interno Comunitario que implicaría una reestructuración interna de la UE. No existe ninguna razón para pensar que Catalunya quede fuera. Es un tema fundamentalmente POLÍTICO. El comportamiento de los actores privados no tienen porqué experimentar cambios importantes.
    Si yo fuera un proveedor español de productos intermedios a la industria catalana no vería ninguna razón por la que dejara de vender a mis clientes en Catalunya:
    1. No hay aranceles.
    2. Tenemos la misma moneda.
    Cualquier distorsión en la movilidad de los factores tendrían su origen en motivos políticos de miras cortas y en la irracionalidad.

    • Precisamente, porque se trata de un tema político... los otros países de la UE nunca permitirían que el territorio escindido permaneciera en la UE, de este modo serviría de ejemplo a otros territorios rebeldes dentro de sus propias fronteras (hay casos en UK, Francia e Italia claros y basta con que uno vete al potencial miembro la entrada en la UE).
      También por ser un tema político, sería muy electoral para cualquier partido español vetar la entrada de Cataluña en la UE.

      • Perdon pero, viva la democracia y el respeto. Aun asi tu argumentacion tiene un problema. Si CAT (o cualquier otro) se independiza y se queda fuera de la UE, hay dos posibilidades. Una es que les vaya mal. En este caso la UE como organizacion ha fracasado porque implica que no le importan un pimiento sus ciudadanos. No hablamos de Schengen ni de la EEE, de la estructura politica. Y si a CAT le va bien y acaba siendo como Noruega tambien, pues demuestra que es mejor estar fuera que dentro.

        Sobre el home bias, creo que obviamente es posible que CAT pierda comercio, aunque no creo que este claro ni cuanto ni cuando. Pero en cualquier caso, no creo que este fuera el unico cambio y menos durante o justo despues de una crisis de proporciones biblicas.

    • Hay algunas razones por las que tal vez si dejarias de vender, precisamente todas las que limitan la actividad exportadora de las empresas. Tribunales extranjeros en caso de conflicto, adaptacion de productos a una nueva normativa, traduccion de contratos, etc. No es irracional, se llaman fricciones.

  • Asimismo al comparar la economía de Portugal con la de Catalunya no se tiene en cuenta la mayor productividad, el mayor valor añadido y tecnificación de sus empresas respecto a Portugal y last but no least la situación geográfica de Catalunya y sus accesos a Europa.
    La pérdida de la economía de escala del mercado español se puede compensar en gran medida por la ganancia del mercado europeo.
    Sin duda, la independencia tendrá costes económicos a corto plazo, costes que no han de suponer ningún temor puesto que a medio plazo se podrá comprobar que la independencia habrá valido la pena...y no solo por motivos económicos.

    • Efectivamente, me parece acertado observar las diferencias entre Catalunya y Portugal. No obstante:

      -Gran parte de la reacción que este fenómeno está causando, ya está mediado por factores irracionales en 'ambos bandos' (permítaseme esta la licencia reduccionista con fines expositivos). A la historia me remito. Y no veo motivos por los que no vaya a seguir siendo así durante bastante tiempo. De hecho, -y esto ya es una aseveración personal-, parto de la premisa de que el propio concepto de identidad nacional (entiéndaseme que no hago distinciones entre unos y otros, hablo por igual de identidad española, catalana o austriaca) es, por su propia naturaleza, un concepto de origen irracional y basado en parámetros originados desde creencias culturales y sociales. Por lo tanto, creo que sería ingenuo cualquier tipo de predicción que evite este tema.

      -No me queda duda de que la economía catalana saldría adelante. Pero, lo que no tengo tan claro es que recupere el mismo nivel y a medio plazo. Precisamente, lo que viene a decirnos este artículo, es que las relaciones comerciales con países con los que se comparte un enlace cultural más lejano tiene un mayor coste. No se se puede igualar el comportamiento del mercado de otros países europeos al español sin más (como tampoco podemos hacerlo con Portugal y Catalunya). Quiero decir con esto que no basta con decir: ahora lo que no vendo salchichón a españoles, pues lo vendo a suizos, que me van a comprar igual, porque no lo sabemos de antemano.

    • Joan, no lo has entendido. Mediante normas técnicas arbitrarias (las autonomías son profesionales insuperables en esto, como los ) se impiden las importaciones fácilmente. Lo único que puede hacer Cataluña es no comprar productos españoles.

  • Muy interesante,
    un ejemplo sobre la influencia de las fronteras en la actividad económica aún dentro del mismo área económica es el número de españoles que veranean en Portugal (incluso de zonas limítrofes) y los que veranean en Cataluña.
    Muchos madrileños y castellanoleoneses veranean en Cataluña que está más lejos y es más cara y muchos menos en Portugal... y eso que no ha habido una separación traumática reciente.

  • Disculpad acentos y nys, pero estoy con teclado ingles.
    En cuanto a la pertenencia de una Catalunya independiente a la UE, es claro que en el largo plazo, es dificilmente imaginable la exclusion. Pero el corto plazo es distinto. Lo importante es que la decision NO depende solo de Catalunya, solo de Espanya, o de las dos. Depende de los demas paises europeos: Francia, Alemania, Italia, pero tambien Estonia, Finlandia o Polonia. Ellos decidiran lo que quieran y cuando quieran.
    En cuanto a los flujos comerciales, es evidente que hay activos de comunicacion existentes entre Catalunya y el resto de Espanya, y que esos canales no se derrumbaran de la noche a la manyana. Pero incluso sin boicot, se iran debilitando, acaso con velocidad. En otras palabras, que en el steady state, es probable que los niveles sean similares a los de Portugal, o incluso inferiores. Que los costes de comunicacion crecen nos lo ensenyan distintos precedentes historicos, con independencia de lo que fuera la estrategia deseable para el bienestar social. Por ejemplo, las republicas balticas suprimieron el ruso como lengua oficial y del sistema educativo tras la independencia de la URSS. Lo mismo hizo Checoslovaquia con el aleman en 1918. La consolidacion de la "lengua nacional" manda. En otra entrada pondre otro ejemplo mas iberico.

    • Pero en cualquier caso, y suponiendo que puedes hacer en las condiciones actuales predicciones a medio plazo, CAT perdera exportaciones a Espana. Pero nadie nadie dice que estas no varien hacia otros paises. Es mas, el efecto home bias podria ser sobrepasado por un incremento/disminucion de productividad ligada a una mejor/peor politica economica o a cualquier otro factor exogeno que afectara diferente a ambos paises. Si una CAT a medio plazo se comporta igual que se comporta ahora mismo economicamente, le saldria mal. Pero como puedes asegurar esto?

      PS: Perdon por los acentos pero escribo en teclado ingles.

  • La cosa se pondrá realmente interesante en un escenario que hoy no está en la mesa pero que llegará: La salida del euro.

    Creo que Bildu y CIU terminarán moviéndose en esa dirección en cuanto vaya tomando fuerza el proteccionismo. Bildu ya ha comenzado.
    Esto es algo sobre lo que la UE no ha reflexionado suficientemente porque siempre se comportan como salseras de Saltxipi a verlas venir.

    Tenemos a Marruecos y Turquia en la cola y en posiciones más ventajosas que según qué países o regiones de Europa. Y si miramos la dirección de sus "números" es " a mejor". Los nuestros "a peor" en cualquier escenario. Y Cataluña el doble peor con o sin independencia. Da igual. La clave será la moneda.

    La UE no resistirá la lógica de tener a un Marruecos comiendo a dos carrillos de Europa y una región continental fuera del euro y compitiendo turística e industrialmente.

    Un chollo por el cual firmo mañana mismo.
    Un pequeño país con moneda propia, en el corazón de la UE, siempre tendrá un buen horizonte. Y si dominan el victimismo (tenemos los mejores profesionales del mundo en ello) no tendrían ni que esforzarse.

    No me gusta el nacionalismo, creo que se me nota.
    Pero respeto mucho su capacidad de acción estratégica sostenida.
    Suelen ganar y dan sopas con honda a los gobiernos indecisos de Madrid. Bruselas es mucho más fácil. Y si Javier Sala i Martín no lo ha dicho todavía ya se le ocurrirá.

    • Manu, sin hilar tan fino como tú, creo que por coherencia e intereses los nacionalistas catalanes querrán estar fuera del euro: no he imagino a un nacionalista que no quiera tener soberanía monetaria y la máquina de fabricar billetes de mucho poder. La gente no lo va a aceptar fácilmente, pero con la coartada de culpar a España tema resuelto.

  • El otro ejemplo nos lo proporciona la "independencia" (o restauracion, como dicen los portugueses) de Portugal respecto de la Monarquia Hispanica en 1640. En ese momento, tanto Lisboa como Barcelona eran activos centros de impresion de libros en castellano, que no era la lengua propia de la mayoria de la poblacion en ambas ciudades. Esto ocurria no por razones de censura de sus lenguas "vernaculas", que no existia, pues lo que se censuraba era por razones fundamentalmente religiosas y tambien politicas, pero no linguisticas, sino sencillamente por el tamanyo del mercado lector, menor tanto en catalan como en portugues. Pues bien, tras la separacion politica de Portugal (sin larga y cruenta guerra, por cierto) la impresion de libros en castellano en Lisboa y su comercio al respecto, si bien no colapsa de repente, languidece hasta desaparecer. En Barcelona, en cambio, se mantiene. Es decir, los costes de comunicacion se incrementan a causa de la separacion politica y como efecto, aun sin boycott explicito, los flujos se reducen hasta secarse.

    • El ejemplo que pones es de mucho interés. Más exactamente, la industria editorial en español es más que un ejemplo, porque se trata de un sector importante en la economía catalana. Lo que tengo entendido es que Planeta es la sexta editorial del mundo: el nombre de esta empresa ya es expresivo de por sí.

      En estos tiempos de globalización uno de nuestros pocos activos es disponer de una de las grandes lenguas globales. ¿Cuál sería el status de la lengua española en una Cataluña independiente? ¿Se privaría Cataluña de esste poderoso activo?

      Por el momento, J M Lara Bosch ya está diciendo que tendría que irse tras la secesión. "No es que me vaya, es que me echan". Lara Bosch es hijo de un xarnego y de una burguesa catalana: debe de conocer bien tanto a los catalanes como al resto de España. Y también puede pensar uno que si los catlanes saben alimentar tan bien la imaginación de todos los españoles, desde la alta literatura de Acantilado hasta los tebeos de Bruguera, es porque hay una profunda vinculación humana entre unos y otros.

  • If, net of fiscal transfers, the cost is at most 2.5% of Catalan GDP -as the draft says- that's about 65eur per month, per Catalan. Most of the ones I know would call that a bargain

    • Yes, I find the price pleasantly low. Maybe the author should change a couple of parameters to obtain a more catastrophic prediction 🙂

    • That is precisely the point. Actually in the draft the loss is even smaller.

      The only thing that (I hope) you got wrong is your sample!

  • que bien le viene este asunto a nuestro gobierno, mientras discutimos sobre majaderias algunos tenemos nuestras empresas al borde del cierre, muchos amigos en el desempleo comiendo gracias a sus familiares, nuestro modelo igualitario de estado se lo están cargando de tal modo que ya solo podrán acceder a estudios universitarios los que tengan cierto estatus económico, y mientras los que prometieron sacarnos del embrollo en un santiamen ya no saben ni por donde cojerlo, todos tenemos el mismo problema, catalanes y el resto, y contra él todos unidos o esto se hunde....

  • Fernando Gómez Pomar (por cierto, fuiste profesor mío de derecho civil III en la UPF), puede que en un estado estacionario los flujos comerciales de Catalunya con España se situen a nivel de Portugal, pero no es ese estado estacionario del que trata el artículo.

    1. Los flujos comerciales con el resto de España ya hace tiempo que se vienen reduciendo, hasta el punto que las exportaciones de Catalunya fuera de España superan ya las exportaciones al resto de España. El cambio en la distribución geográfica del comercio es una realidad no traumática, y todavía no hay fronteras.

    2. Para que haya una caída del PIB cercana al 9%, como los autores concluyen, se requiere que se dé un auténtico shock comercial, esto es, que el comercio con España colapse a una velocidad tal que no pueda ser compensado por la reorientación de las exportaciones (fíjate en el paper que el aumento en las exportaciones viene dado únicamente por la caída de los costes salariales tras el shock comercial).

    Y aquí está mi crítica: no hay razón para suponer que la independencia de Catalunya traerá consigo una caída súbita de los flujos comerciales hasta el nivel de Portugal. Ninguna de las posibles explicaciones del home bias lo justificaría. Tal vez en el largo plazo (en el estado estacionario, que dices) sí sea así, pero si esto sucede por una progresiva reorientación de las exportaciones, ya sabemos, porque es lo que está sucediendo, que no se dará por ello una caída del PIB.

  • Efectivamente la separación tendrà costes para Catalunya, pero tambié los tendrá para España, y no sólamente económicos. Pero de esto no hablais.

    • Estoy completamente de acuerdo. Lo razonable es que los costes para Espanya sean mayores. De hecho sí que hablo de eso.

      De los costes no económicos no hablo. Aunque te aseguro que los sufriré.

  • ( continuación) Más altos que los costes de la independencia lo son los de la dependencia: económicos, culturales, identitarios....... Podriamos vivir, de ser necesario, sin la UE y sin el Euro.

  • He visto que Sala i Martín ha publicado su respuesta a esta entrada.

    "Caurà el comerç entre Catalunya i Espanya en cas d'independència?".

    ?.html

    Como observación general el nacionalismo o cualquier comunidad con lazos fuertes de identidad colectiva (sea cual sea) , muestra para mí dos características que lo hacen un objeto de estudio de particular interés.

    1- Es polimórfico: su realidad se alimenta de unas características originarias comunes, una tradición, una narrativa sobre ella y una realidad cambiante.

    2-Es elástico: los tres elementos anteriores varían con el tiempo, a veces sustancialmente, pero la comunidad persiste, (véase p.ej. el nacionalismo vasco de Sabino Arana a hoy).

    Como consecuencia el debate sobre los pros y contras desde un punto de vista económico son importantes, pero no creo que vayan a ser decisivos.

    • El nacionalismo no es defendible desde una perspectiva económica ya que está basado en crear barreras y el proteccionismo de lo propio... lo cual no encaja en la teoría económica actual.
      El nacionalismo es cosa de fe no de economía.

      • La economía también es cosa de fé, si no no estaríamos en una situación tan catastrófica. Se le puede echar la culpa a los agentes, pero los agentes perfectos no existen. Tampoco los mercados perfectos ni las instituciones perfectas. Cuando alguien las encuentre y se demuestre su funcionamiento durante pongamos 100 años (no es mucho pedir) que me avisen.Mientras tanto será un ejercicio imprescindible y necesario, pero de utilidad limitada.

        Puede ser la fé o la confianza en que estaremos mejor juntos o separados, dentro o fuera del euro, que nos lograremos librar de nuestros parásitos por nuestros propios medios o por imposición externa. Demasiados factores como para que no sea necesario un ejercicio de fé (creer lo que no podemos ver hasta que suceda, ¿cómo?, ¿cuándo? ).

        Aún así el nacionalismo también tiene costes de oportunidad, y es imprescindible analizarlos ahora, ignorar las consecuencias económicas en una situación como la actual no es muy inteligente. Podrán ser muy diversas y dependerán de muchos factores que no sabemos cómo van a evolucionar, pero explorar las distintas posibilidades y consecuencias es imperativo.

        Además, seguro que nuestros acreedores también tendrán una opinión que no podremos despreciar alegremente.

  • Han conseguido los modelos de predicción económica acertar en sus estudios futuristas?
    Sinceramente, vamos a pensar que no van a modificarse variables, que este modelo prefiere no tener en cuenta, supongo que por la complejidad y incertidumbre asociadas, que hacen muy dificil poder hacer , con tanta alegria, la afirmación final?
    ¡Ojalá fuera tan facil hacer predicciones sobre el futuro económico de los paises! Que pena que tengamos múltiples ejemplos de lo contrario...

    • No pretende ser una prediccón de nada. Pretende dar una idea de cómo serán algunos efectos.

      Pasarán muchas otras cosas de las que no tengo ni idea. Muchísimas.

  • Si Cataluña ha llegado hasta aquí es porque España y los españoles en general no nos sentimos prioritariamente españoles sino que tenemos otro orgullos más bajos e individualistas por delante. Por eso a no ser que la Virgen del Pilar obre el Milagro ,que puede ser ,si se le pide, el resto de España y Cataluña ya como estado tendrían en mi opinión una relación comercial parecida a la que hay ahora antes de la hipotetica independencia. Simplemente se reduciría un poco por los aranceles hasta la entrada imparable de esta en la CEE. aunque se compensaría un poco por la devaluación que se operaría parece en su nueva moneda. Sólo sería posible un cambio cuantitativo en la balanza comercial entre los dos estados hipoteticos si los españoles individualmente fueramos conscientes de lo artificial y desagradecido que sería por parte de sus promotores que la independencia se hiciese efectiva. Este cambio posiblemente se está operando ahora mismo ya que muchos empresarios españoles pasan graves dificultades cuando no tienen que cerrar por falta de financiación, sin embargo ven como un gobierno sin identidad española ayuda y reestructura a cuenta de sus impuestos o de la garantía de su estado la deuda a todos estos pseudo estados artificiales para que sigan haciendo ingeniería social , manipulación de la historia, etc . En fin esto sólo tendrá solución con una reconstrucción de un sano sentimiento español que cure la identificación de lo español con toda la época franquista. Un saludo

  • Creo que discutir los posibles costes económicos de la separación puede tener interés en sí mismo, como un ejercicio de análisis económico, pero nunca será un argumento a favor o en contra de la misma, que es un problema sentimental y, por lo tanto, no susceptible de razonamientos mas o menos bien fundados.

    Al final, si, por ejemplo, un [email protected] se quiere ir de casa, se acabará marchando por mucho que razonemos de las ventajas económicas y de otro tipo de permanecer en casa, para no hablar de que se lo prohibamos, que, seguramente, aceleraría su marcha.

    Sin embargo, las últimas declaraciones de Artur Mas retrasando cuatro años un referéndum, me hace pensar que su intención es mas bien conseguir un modelo de financiación mas favorable que otra cosa.

    Saludos.

    P.S.
    La posición óptima, desde el punto de vista económico sería estar en Europa a la británica, esto es, sin el euro.

    P.S.2 ¿Porqué no tratais el tema de financiación autonómica "v.s."federal o cupo, tema interesante y sobre el que no tengo una opinión muy definida?.
    Gracias.

  • Respecto al tema del efecto frontera, hay varios puntos que no veo claros. Teniendo en cuenta que este efecto es cualquier cosa menos pequeño (comercio interior del Canadá 22 veces mayor que el exterior), en principio debería ser posible observar el impacto sobre el PIB u otras variables. Si hay barreras al comercio internacional, esto significa que hay menor competencia exterior y que hay menor grado de especialización a nivel estatal dado que los estados tienen que abastecerse a si mismos de productos y servicios que en caso contrario habrían importado de fuera. Tanto una cosa como la otra podemos esperar que tengan un impacto negativo sobre el output total. También parece razonable pensar que el impacto de un menor comercio internacional será menor cuanto mayor sea la dimensión del estado. Si todo esto es cierto, en prinicipio tendríamos que observar una correlación entre dimensión de estado (medido en términos de superficie o población) y PIB pc.

  • Además los empresarios del resto de España ya están empezando a ver como el paro tambíén está afectando a familiares y amigos con lo cual se supone que por propio sano egoismo preferiran comprar a una empresa española que a a otra de otro estado ya no sólo porque existen más posibilidades de que su familiar sea contratado en ese proveedor español sino porque ya empieza a ser consciente de que el paro puede ser suyo mañana y tiene que defender a la economia de su pais en este caso el resto de España. Además la gente española ya empieza a ser consciente y sino lo tiene que ser de que la subida del IVA y el paro que esto genera es para sufragar la construcción nacionalista. Es decir ellos nos están haciendo daño a nosotros . Es decir que la balanza comercial entre estos hipoteticos estados dependería del grado de recuperación del sentimiento de supervivencia propio de los españoles y por tanto en consecuencia del grado de recuperación del sentimiento colectivo de sentirse español. Como el primero me parece que es natural que se recupere. el segundo también creo que lo va a hacer por la supervivencia del entorno por lo que me temo que la independencia no se va a producir . Pero si se produjera creo que habría un cambio de proveedores de los catalanes a los españoles por puro natural sentimiento de supervivencia colectivo y también por la consciencia del daño hecho por algunos catalanes. Saludos

  • Por otro lado, acabo de leer (Coughlin & Novy, 2012) que en USA han estimado el efecto frontera con el exterior y entre estados federales, y resulta que es mayor entre estados que con el extranjero. ¿Alguien ha calculado el efecto frontera entre comunidades autónomas? A ver si al final resultará que con la independencia aumenta el comercio Cat-Esp en lugar de disminuir!

  • Es obvio que al resto de España le interesaría que una Cataluña independiente formara parte de la UE y de los mismos "clubes" que nosotros, con el menor desgarro posible. Pero en el caso de una independencia unilateral, está casi garantizado que el nuevo país tardaría un tiempo en conseguirlo. Y bastaría con que Cataluña se pasara medio año fuera de la Unión, mientras se cambian tratados y leyes, para provocar un destrozo económico gravísimo y permanente, más allá de lo aquí expuesto, con partición de empresas, pérdida de mercados, etc.

    El declive económico relativo de Cataluña no se debe a transferencias fiscales excesivas (¿ha investigado alguien las transferencias durante la dictadura?) sino a la pérdida de su condición de capital económica de España a manos de Madrid. Por ejemplo la región de París es casi el doble de rica que la siguiente región francesa, y los parisienses no son el doble de laboriosos o inteligentes que el resto. Cataluña ha perdido esa posición desde los 70, primero poco a poco y ahora, de golpe.

    Por eso, solo hay que mirar la cara de guasa que se le pone a Urkullu cuando habla de Mas para saber lo que todo esto acabará como el plan Ibarretxe. No fue el parlamento español, sino las consultas discretas del PNV con la UE las que le dieron carpetazo. ¿Quereis independencia? OK. Primero, referéndum. Segundo, puerta, y a la cola detrás de Turquía. Una cosa es ser abertzale, y otra ser idiota.

  • El modelo predice una sustitución de importaciones por productos menos competitivos producidos localmente. En el mundo real, ¿qué incentivos tiene un importador para sustituir el producto importado por otro más caro o de menor calidad obtenido en el mercado doméstico? A simple vista, parece un resultado anti-intuitivo.

  • La utilidad de trabajos como los del Prof. Rodríguez Mora es que ponen de manifiesto algo elemental, pero con demasiada frecuencia olvidado en el debate público. La independencia tendría beneficios -en términos de transferencias fiscales- pero también costes, y de estos no se habla tanto, como si no existieran, o fueran irrisorios. El trabajo podrá cuestionarse en algunos supuestos, o por razones metodológicas, pero es necesario llevar a cabo algo semejante, aunque solo sea por un mínimo de coherencia intelectual y de racionalidad. Sin duda, habrá otros efectos, en Cataluña y en el resto de España. Para empezar, el panorama político se alterará muy sensiblemente en ambas, y estimar en qué forma quedarán afectadas las políticas es difícil de estimar, pero la experiencia histórica europea nos indica que probablemente aumentará las políticas "nacionalistas" por ambas partes.
    Por otro lado, la divergencia entre los sistemas institucionales y las reglas jurídicas tras la independencia crecerá, y probablemente de forma muy rápida: Cataluña se dotará de inmediato de una constitución y de normas legales fundamentales que serán distintas. Este incremento drástico de la disparidad institucional y normativa tendrá, previsiblemente, efecto rápido sobre las relaciones comerciales y las inversiones. Y como señalan estudios OCDE y UE, la disparidad institucional y normativa tiene fuerte impacto negativo sobre flujos comerciales y de inversiones.
    Por descontado, en términos económicos la independencia tendría igualmente serios costes para el resto de España (y también algún beneficio).
    El impacto humano, cultural, social y político, aún más importantes, sería muy, muy alto.

  • Quienes cuestionan el artículo vienen a decir que no pasa nada y que más o menos todo seguiría igual. Quienes hablan de Quebec parece que no conocen ni Canadá ni España. No sólo geográficamente sino sus historias y sus gentes.

    Si habéis volado de día sobre el Labrador desde los Grandes Lagos o desde el Artico habréis visto dos mil quinientos quilómetros vacíos.
    Tres veces España y la población de la comunidad de Madrid o poco más.

    Ver a alguien de lejos, aunque sea un oso, es alegrarte la semana.
    Desde Europa no es posible sentir la soledad de aquel vacío.
    Decía Mao que es conveniente hacerse idea cabal del tamaño de las cosas porque "con la cantidad cambian sus cualidades".

    Sorprende también el aparente desconocimiento de la microeconomía española, de su entramado y su historia.
    Hagamos un análisis 20/80 de quiénes son y qué hacen los nombres principales de cada sector.
    Verán que la mayoría de ellos tendrían que reducir su tamaño y trasladarse porque su principal negocio es o está en el Estado Español.

    Hasta en lo agropecuario, --más de 9 millones de cabaña porcina blanca con todos sus proveedores-- o las multinacionales farmacéuticas que viven de la sanidad pública.

    Lo de Mas es poco responsable y muy dañino. Sabe que ha cambiado el viento y está buscando fijar límites a los cambios que necesitamos hacer para poder comer. Se preocupa por la casta, no por la gente.

    Saludos

    • Manu, quienes critican el artículo dicen que el home bias es una explicación insuficiente para predecir que los flujos comerciales de Catalunya con España retrocederán de golpe a niveles de Portugal porque se desconoce qué causa ese home bias, y con qué intensidad se daría en una Catalunya independiente.

      Si el origen del home bias es institucional (y ojo con el condicional), como insinúa Fernando Gómez, tanto puede suceder que el PIB de Catalunya caiga un 9%, como dice Sevi Rodríguez que puede suceder por la caída del comercio entre Catalunya y España al mismo nivel que nuestros mejores amigos portugueses, como que aumente, por el efecto positivo sobre el comercio internacional de tener mejores instituciones y una economía mas abierta.

      • El "Home Bias", como ya dijo Adam Smith (pag 554 de la edición de Alianza Editorial) y ha explicado algún colega, es algo que funciona y es fuente de prosperidad.
        Lo anormal, en todo caso, es no seguirlo. Es decir, lo que resulta intrigante es el "antihome bias". Esto sí que sería asunto a investigar ¿a quién interesa el "antihome bias"? ¿A quién beneficia?
        Saludos

    • Por curiosidad, ¿Qué pasaría con una empresa como La Caixa?. Me imagino que tendría que dividir su negocio y poner una sede en Madrid (...o en Zaragoza), y cotizar en ellas. ¿Esto es rentable para Cataluña?.

  • Resulta algo divertida intelectualmente hablando (por simple) la argumentación de algunos de los contribuyentes a los comments… Se basa en conjeturar que los únicos motivos generadores de distancia se encuentran en el pasado histórico (e.g Portugal), y por tanto no habrá ninguna generación de distancia en el evento que se examina, ya que este ocurre en el presente y no se dan las mismas circunstancias que en el pasado... No estaría mal, pero claro, en algún momento el pasado histórico fue presente para alguien, y sus circunstancias también fueron especificas y particulares. Vulgo, la entropía aumenta y los sucesos irreversibles son realmente irreversibles cuando ocurren, pretender que uno puede volver a meter al "genie in the bottle" simplemente won't do. Lo contrario es ignorar la física.

    Hay multitud de fenómenos cotidianos que generan distancia en la gestión económica, y si no, les invito a examinar cualquier divorcio. En particular, en un divorcio mal avenido ambas partes toman medidas irracionales, que le son dañinas, con tal de dañar aún más al contrario. O siguen vds. creyendo que los actores económicos son agentes racionales??…. vamos por dios, a estas alturas…

    Mi impresión personal es que esto se va parecer bastante a un divorcio a las malas, y que imaginar lo contrario es vivir en los mundos de Yuppie (o peor, la deshonestidad intelectual). Parece probable que se alcance a medio/largo plazo una situación como la que se da con Portugal, pero solo después de un shock inverso brutal para ambas partes

  • Como ejemplo del tipo de dinámica que se puede desatar les invito a examinar la decisión que he tomado esta mañana, sin ninguna voluntad de boicoteo y desde la más pura racionalidad. (¿Que no ocurrirá cuando salga la bilis?. The point es que pensar que este proceso se va a desarrollar sin bilis es…. en fin...)

    Yo tengo un plan de pensiones, que gestionaba La Caixa. Esta mañana sin embargo he decidido llamar a otra entidad nacional para traspasar mi plan. ¿Por qué?. Muy sencillo. Si la independencia llega es discutible si el FDG garantizará o no los depósitos de una sociedad que ya ha dejado de ser española. Habrá multitud de argumentos a favor y en contra de que eso sea así. Que si sí, que si no, que si tal vez, que si depende de a quien… Yo por mi parte valoro como utilidad máxima no pasar ni tan solo medio microsegundo preocupado por el tema. Conclusión, una llamada de teléfono me resuelve el problema. Eso si, la independencia no ha generado frontera ninguna…

    Sevi, un fuerte abrazo desde 45 Dimmick St.!!

  • Gracias por la entrada, muy interesante como aportación al debate.

    Varios temas inconexos:
    - la mayoría de los portugueses sabe suficiente español como para entenderse con los empresarios españoles. Por tanto, el idioma no debería ser un factor (significativamente) distorsionante del ejercicio.
    - aunque Cataluña siguiese en la UE, no es en absoluto lo mismo pertenecer a la UE como país que como región de un país. Por eso, 20 años después de la creación del mercado único, sigue existiendo home bias incluso entre países que comparten idioma (Austria y Alemania) o lingua franca (países escandinavos). Entre otros factores, el rent seeking por parte de empresarios locales es bastante más sencillo si su gobierno es "estatal" que si no lo es.
    - de manera relacionada con lo anterior: parece probable que una de las causas del persistente home bias sea precisamente que al comerciar con "los nuestros" sabemos que su bienestar es en alguna medida el nuestro porque hay mecanismos de solidaridad que nos unen. Desparecidos esos mecanismos tras una eventual independencia, el apetito por comerciar con empresas catalanas inevitablemente disminuiría, al margen de que no existan aranceles y se compartan (caso de ser así) normas y moneda; esto no sería una reacción visceral tipo boicot sino una respuesta racional a unas circunstancias distintas
    - suponer que el home bias persiste 20 años después de la creación del mercado único por miopía de los agentes económicos parece un disparate (puede tener cierta incidencia pero cabría esperar que fuese menor)

  • Aunque sólo soy Teleco y no tengo la suerte de ser Doctor en Económicas, me permito dar mi opinión. Creo que el artículo es tendencioso por cuanto sobrepondera los efectos negativos de una eventual secesión e infravalora efectos que conllevaría el mayor consumo de bienes y servicios locales (incluso considerando ambos lados). Creo que es un error sólo valorar el impacto en GDP en base a la "distancia", factor sobre el que se plantea un cambio drástico y brutal sin -IMHO- suficiente justificación, y no se cuantifica el valor positivo objetivo de la mayor competitividad catalana -aunque sea por la teórica y lamentable bajada de costes laborales.
    En cualquier caso, una propuesta. Como catalán y para un buen catalán como Sevi y los demás miembros de Ciutadans. ¿Por qué no estudiar el eventual balance positivo para Catalunya -y posiblemente, de rebote, para el resto de España, de una reducción de este salvaje déficit fiscal y de infraestructuras al que nos somete el Estado Español? Ejemplo: qué pasaría si se tuviera la conexión en ancho europeo con el puerto hace tiempo. U, otro ejemplo, si hubiera un tercer hilo y doble vía en todo el arco mediterráneo. O, más aún, si el estado no impidiera poner la N2 en condiciones. Y, para terminar y si no es mucho pedir, si Tarragona-Lleida-Girona estuvieran unidas por un eje viario de "alta capacidad" como Ana Pastor quiere hacer entre Lugo y Ourense, ya este próximo 2013. Vamos... como curiosidad y propuesta política

Los comentarios están cerrados.