Asuntos económicos para una campaña electoral (I): Mercado de trabajo, pensiones, ingresos y gastos públicos, y corrupción

De Samuel Bentolila, Juan Francisco Jimeno y    ()

Por si no lo habían notado, estamos en campaña electoral y la semana pasada los principales partidos políticos en liza publicaron sus programas electorales y, supuestamente, de gobierno con propuestas sobre cómo resolver los numerosos problemas sociales y económicos de nuestro país. En el pasado (ver aquí), nuestros colaboradores realizaron un ejercicio de evaluación y comparación de lo que esos programas electorales proponían en áreas clave de la política económica y social.

En esta ocasión, ante la tentación de hacer lo mismo, los editores tuvimos una intensa discusión. Tras un riguroso análisis coste-beneficio decidimos no hacerlo de nuevo. Las razones de la decisión fueron básicamente tres: (i) el debate económico durante la campaña electoral ha sido apartado del centro de la discusión y los partidos políticos no se han esmerado especialmente en la propuesta de nuevas medidas económicas, (ii) el debate económico, nunca especialmente riguroso ni bien argumentado durante las campañas electorales, está siendo, además, de un nivel especialmente bajo: proliferan fake news, uso torticero de datos, acusaciones recíprocas de recurso a las mentiras, propuestas imposibles de cumplir, cumplimientos ineludibles, que por ser imposibles de cumplir, se ocultan a la opinión pública y diagnósticos de la situación económica que, en algunos casos, no parecen ser compartidos ni siquiera dentro de los propios partidos que los sustentan, y (iii) si algo queda del actual debate económico es una sensación de déjà vu y algunos de nuestros colaboradores nos hicieron ver acertadamente que los análisis Drugevijesti de los programas electorales de la campaña de 2015 siguen estando vigentes y disponibles fácilmente. Dado que Drugevijesti y por tanto tampoco el tiempo y el esfuerzo de nuestros colaboradores, esta vez hemos decidido plantear la cuestión de forma distinta.

Quienes formamos Drugevijesti pensamos que nuestro país tiene graves problemas sociales y económicos por resolver y que no deberíamos perder otra oportunidad para relanzar el debate sobre su identificación y posibles soluciones. Por ello, pedimos a nuestros colaboradores que, en lugar de que evaluaran los cada vez más difíciles de encontrar programas electorales, identificaran una lista de tres cuestiones fundamentales que creían que se debían abordar de forma seria por el siguiente gobierno. Gracias a su generosa colaboración, hemos redactado tres entradas, que publicamos a partir de hoy, resumiendo estas cuestiones. Creemos que nuestros lectores sabrán identificar, en función de sus preferencias, cuál de los programas electorales en liza se aproxima más (o menos) a la opinión de los colaboradores de Drugevijesti y utilizar su voto para apoyar soluciones viables, eficientes y equitativas a los graves problemas económicos sin resolver. (Para tener una idea de qué partidos formulan propuestas más parecidas a las suyas, pueden hacer el test de .)

En esta primera entrada les hablamos de algunos de los temas clásicos de este blog: mercado de trabajo, pensiones, gastos e ingresos públicos, y corrupción política. La segunda entrada se centrará en política de competencia, infraestructuras y lucha contra el cambio climático. La última hablará, con algo más de detalle, de Educación, I+D y Sanidad. No descartamos que, según las vayamos publicando y avance la campaña, incluyamos alguna otra entrada resumen o que publiquemos entradas firmadas por colaboradores individuales con su opinión sobre algún tema en concreto. En cada epígrafe enlazamos a entradas que han tratado estos temas en Drugevijesti. Esperamos que les sea útil.

Mercado de trabajo

En Drugevijesti muchos colaboradores han señalado las graves consecuencias sobre la eficiencia económica y la equidad (intra e intergeneracional) de la excesiva dualidad del mercado de trabajo español. No sorprenderá, pues, que se reclamen medidas que la eliminen (contrato único, impuestos al uso excesivo de la temporalidad, etc.), más de allá de declaraciones generales sobre la conveniencia o no de modificar o derogar la última reforma laboral.

También se han señalado otros aspectos fundamentales del mal funcionamiento del mercado laboral español. Uno es una negociación colectiva poco articulada y con limitaciones importantes a la reorganización del trabajo en las empresas, objetivo que se considera fundamental ante los cambios que se derivan de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (plataformas digitales, gig economy) y de los que se vislumbran por el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial. Otro es la escasa eficacia de unas políticas activas de empleo que cuentan con pocos recursos, no se gestionan adecuadamente y no se evalúan rigurosamente.

Pensiones

En las campañas electorales suelen proliferar las promesas que no se podrán cumplir. El sistema público de pensiones español no podrá hacer mantener en el futuro a las actuales tasas de sustitución de las prestaciones contributivas. Ante esta obviedad, resultaría de máxima importancia que los programas electorales hicieran explícito cómo se pretende diseñar la reforma necesaria para restaurar la sostenibilidad financiera, garantizando la suficiencia económica de las pensiones y respetando la equidad intra e intergeneracional. Más allá de promesas sobre la recuperación de la revalorización de las pensiones con el IPC o de “blindarlas constitucionalmente”, los votantes deberían ser informados sobre cómo contemplan los partidos políticos en liza el sistema de pensiones del futuro, que por razones demográficas, económicas y de equidad tendrá que ser diferente al sistema actual. No hacerlo solo puede resultar en que dicha reforma sea, finalmente, impuesta por la realidad y sea, por tanto, más dura e injusta.

Gastos e ingresos públicos (agregados)

La deuda pública sigue en niveles muy elevados, alrededor del 100% del PIB, y hay un déficit publico estructural por corregir. La campaña electoral debería haber sido una buena oportunidad para explicarles a los ciudadanos cómo se pretende hacerlo. Por el contrario solo se han escuchado propuestas de reducciones de impuestos (sin explicitar las reducciones de gasto de las que sería necesario acompañarlas) o de subidas de impuestos “a los ricos” y de reforma integral del sistema impositivo, sin detallar que dichas subidas  tienen una capacidad recaudatoria limitada y sin explicar las deficiencias que se pretenden resolver con esa reforma integral y cómo sería el nuevo modelo tributario.

Una novedad en este área es la introducción de nuevas medidas de lucha contra la desigualdad económica. Se habla de renta básica universal, rentas mínimas de inserción laboral y reducción de la pobreza, complementos salariales, etc. Pero tampoco en este caso se explica con claridad el coste de las alternativas y las ventajas y beneficios de cada una de ellas.

Corrupción política

Que la corrupción política afecta al comportamiento económico de un país está demostrado. Si para reducirla hay que, por ejemplo, (i) eliminar indultos; (ii) premiar a los denunciantes de casos de corrupción, al estilo de los leniency programmes o, incluso, con remuneración, como hace la SEC estadounidense, o (iii) inhabilitar públicamente y prohibir a los condenados por corrupción la pertenencia a partidos políticos, parecen ser temas también excluidos de la consideración de los programas electorales (más allá de ser un brindis al sol).

En los dos próximos dos días seguiremos hablando de otros muchos temas económicos que pensamos deberían estar mucho más presentes en el debate electoral actual.


P.S. Si le ha interesado esta entrada y quiere que sigamos aportando al debate económico, por favor acuérdese de hacer una donación a Drugevijesti.

Hay 10 comentarios
  • Celebro que no pierdan su tiempo y el tiempo de los lectores analizando programas electorales. No pasan de esloganes y etiquetas. No es algo nuevo; por el contrario, es viejísimo. Todas las campañas electorales son enfrentamientos de palabras huecas con promesas y propuestas que no pasan ningún filtro serio, totalmente marcadas por la mendacidad y la hipocresía de los candidatos y sus cómplices.. Lo más deplorable para un académico es la complicidad de colegas en esas campañas.

    Esta campaña no tiene nada especial a pesar de la insistencia de quienes apoyan candidatos viejos a negarle a los candidatos nuevos su derecho a participar. Ayer quedó claro hasta donde algunos están dispuestos a llegar para que sus oponentes no puedan predicar sus promesas y propuestas por falsas que sean (tan falsas como las de aquellos que se callan y permiten la violencia). Como siempre, la principal responsabilidad por la "limpieza" de la campaña y del acto electoral la tiene el que hoy ejerce el poder, pero es tarde para lamentar su aprovechamiento abusivo del poder, algo que debió hacerse meses atrás cuando dejó bien claro lo que estaba dispuesto a hacer y ha estado haciendo y seguirá haciendo hasta el domingo 28.

    Se puede discutir mucho sobre cada problema enunciado pero me temo que no es el momento adecuado ni tampoco el lugar adecuado. El momento por las "pasiones" como lo probó Samuel en su post sobre el populismo. El lugar porque una discusión seria requiere un espacio mucho mayor.

  • Yo les quiero hablar de PENSIONES. Para mi,junto con la Sanidad, Educación o Dependencia, es lo más URGENTE e IMPORTANTE, que tenemos los españoles, y no españoles, por resolver
    Yo, como el resto de los 44 millones de españoles, llevo mi SELECCIONADOR dentro de mi. Yo creo que con las PENSIONES, los "entendidos" están en un BUCLE, del que no saben salir. No son IMAGINATIVOS
    Miren yo llevo tratando de hacer VIRAL esta IDEA: PENSIONES POR CONSUMO:UNA SOLUCION DEFINITIVA AL ¿PROBLEMA DE LAS PENSIONES?
    para que alguien las coja como SUYA y tire para adelante.
    Ya hay empresas por ahí, PENSUMO, que ya en esa dirección, de lo cual me congratulo. Pero al hacerlo como un NEGOCIO más, está amparada por una CIA DE SEGUROS, se ve menoscabada a crecer poco y despacio,bajo mi punto de vista.
    Ya hasta en CHINA, están implementando este SISTEMA,LEAN: . Y como mi IDEA a COSTE CERO.
    También el BBVAJubilaciones, en sus Charlas ya acoge y cita esa IDEA: Se imagina que cantidad de dinero podría acumular su hijo o nieto cuando tenga 60/65 años.? Lea y oiga: Lean esto: ¿Qué son las pensiones por consumo? JI Edufin Talks de BBVA vía @YouTube LA SOLUCION PERFECTA Y A COSTE CERO PARA TODO.
    A que esperan para DEBATIR ESA IDEA COMO SE MERECE POR SU IMPORTANCIA?. Saludos

    • Paulino, su post ha sido un gran incentivo para ejercitar mi memoria, a mi edad una larga memoria. El primer recuerdo (Argentina 1951) me lleva a la escuela primaria cuando se nos pidió contribuir a solucionar la primera crisis fiscal desde el fin de la SGM. Perón pidió que ahorraramos las monedas de nuestros padres en la Caja Nacional de Ahorro Postal (libretas donde se pegaban estampillas con la imagen de mi querida Evita, ya enferma terminal). Nos pedía ahorrar para nuestro futuro, pero años después cuando fui a retirar mis ahorros, la inflación se los había comido. Nunca lo olvido porque siempre hay alguien empeñado en reinventar la rueda (p.ej., Joe Stiglitz en 1998 lo propuso para Argentina y Chile sin saber nada de nuestra historia).

      Para abreviar, saltemos a febrero 2019. Compro pasajes para ir a Palermo, Sicilia, con mi nieto. Tiene 11 años y en viajes anteriores aprendió a "ahorrar" como pasajero frecuente, pero esta vez se molestó porque Alitalia no dejó que por su edad abriera cuenta de pasajero frecuente, perdiendo lo que usted llama "pensumo", esto es, "el regalo" de Alitalia en forma de vuelos. Y cuando me acompaña en mis compras diarias, aquí en Santiago de Chile, mi nieto exige a supermercados, cadenas de farmacia, y otros negocios, que me "regalen" puntos para descuentos en compras futuras. Mi nieto lo exige porque sabe que Nada Es Gratis, y cuanto menos gaste en mis consumos diarios, más tendré para nuestros viajes.

    • A mi, sin pensar mucho en ella, me parece una idea extraordinaria:

      1) Si dedicamos el IVA ...(incluyendo el pago del salario como la compra de un servicio)... creo que mas o menos seria la cantidad que se necesitan para pagar las pensiones y el desempleo.

      2) Seria un servicio contributivo, en el sentido que la generación que trabaja estará pagando a la generación que no trabaja.

      3) Nadie podrá quejarse de trabajar mas tiempo o de pagar mas que otros. Aunque podrá seguir quejándose de jubilarse antes o de cobrar mas o menos que otros.

      4) Suben o bajan automáticamente con el IPC, por lo que no hay que proteger su cuantía en la Constitución.

      5) Aunque sea de hecho, un intercambio intergeneracional, nadie podrá capitalizarlo por mucho que quiera....(la idea de Paulino es de capitalización, la del IVA no)

      6) No puede quebrar. Las cuentas siempre salen bien.

      Me parece sencillamente genial ...( a gente como Paulino son a los que habría que darles los premios Nobel porque sus ideas cambian el mundo, En vez de dejarlo como esta, que es lo que sugieren que se haga a los que se les dan el Nobel en la actualidad).

      Creo que "ENRIQUE UNO" no ha sabido captar la profundidad de la propuesta de Paulino.

      • Pedro, es probable que no haya entendido la propuesta de Paulino. Si así fuera le agradeceré mucho una explicación alternativa a la ofrecida en las referencias indicadas por Paulino en su comentario (cada una repite ideas vagas varias veces).

        Sus 6 puntos no me ayudan a entender si estoy equivocado o no sobre la propuesta de Paulino. Le agradeceré explique en detalle el significado de su primer punto porque quiero creer que dice o quiso decir algo más que dedicar parte del IVA a financiar pensiones (si fuera una simple dedicación le agradeceré explique la diferencia con un sistema de reparto financiado por contribuciones obligatorias dedicadas a pensiones --los otros puntos que usted hace me hacen sospechar que no habría diferencia y que usted está hablando de algo distinto a la propuesta de Paulino ).

        • Debemos ser mínimamente generosos cuando leemos las ideas que proponen los demás:

          - Paulino propone que las empresas en las que nos gastamos nuestros ingresos, premien a los consumidores guardando un porcentaje de lo gastado como deposito de ahorro.

          - Aunque Paulino no lo dice, lo que propone es una retención en cada empresa, equivalente al IVA actual, proporcional a lo gastado de nuestros ingresos, pero acumulada para ser devuelta en el futuro como una pensión...(Paulino esta pensando en recompensar la fidelidad del cliente, o algo así).

          - Paulino intuye, aunque no acaba de comprender, que lo que propone cambia la forma y el fondo de cómo se financian en la actualidad las pensiones:

          ...."dejan financiarse mediante un porcentaje de los ingresos por trabajo y pasan a financiarse mediante un porcentaje del gastos de todos (trabajadores y empresas/consumo e inversión)"....

          Paulino esta proponiendo un cambio ....GENIAL... que elimina de plano todos los problemas asociados a la gestión de las pensiones y que ..... (!!! ESTO ES LO MEJOR!!!)... no puede nunca capitalizarse.

          Yo voto para que le den el premio Nobel 2019 a Paulino ....

          ...por su contribuciones al cambio radical en la forma de financiar las pensiones y a la eliminación de cualquier posibilidad futura de ser capitalizadas por el Sistema Financiero...

          !!!PAULINO!!!:.....!!!!PAULINO!!!!....!!!!PAULINO!!!!

  • No he sido capaz de encontrar el programa de Cs. Se trata de los 10 compromisos de su página web? Me llama la atención lo prolijo del programa del PP.

Deja un comentario