El calvario de crear una empresa

A veces las anécdotas se pueden elevar a categoría. Acerca del funcionamiento de la economía española recuerdo, por ejemplo, esta. Hoy he visto  en El País: "(Al) ingeniero y promotor Ramón Iglesias (...) montar una bodega y almazara ecológica en Vejer de la Frontera (Cádiz) le ha costado más de tres años de gestiones, medio millón de inversión, 10.000 euros en licencias, centenares de papeles y trámites con más de 30 funcionarios de 11 departamentos de cuatro Administraciones: el Ayuntamiento de Vejer, la Diputación de Cádiz, la Junta de Andalucía y el Gobierno." Como recuerda el periodista, la bodega está situada en una zona con una tasa de paro del 34.5%. Sin comentarios.

Hay 14 comentarios
  • El problema no es sólo para los emprendedores. Es un problema hacia la ciudadanía. En el artículo se comenta: “Hay un marasmo legislativo que desincentiva. Un empresario tiene que demostrar su inocencia antes de empezar”, lamenta Díaz Abajo.
    En España cualquier ciudadano debe demostrar su inocencia en cualquier trámite. En el mundo académico tenemos la ANECA o la ANEP, los investigadores debemos certificar de mil formas nuestros méritos (¡cuando la mayoría son públicos!), pero cuando la administración pilla a alguien falsificando algo no le pasa nada. Es más, a veces se considera incompetente para determinar si el papel es falso y lo acepta sin más, con lo que todos esa burocracia deviene en burrocracia sin sentido.

  • Mi padre siempre dice que detrás de cada papel superfluo hay una mano. Yo añado que detrás de muchos papeles que no son superfluos también la hay. Esta es la razón de fondo por la que la Administración no sólo no se simplifica sino que va ganando complejidad.

  • A ver si nos pensamos que el empleo público es gratis y que la burocracia no hacen nada...:-) La contrapartida del empleo público burocrático es la historia del pobre empresario del post. Es lo que tiene tener tanto empleado público por cada empresario. Algo tendrán que hacer.

  • Mientras leo el post relleno la lista de objetivos de etapa, área, específicos, contenidos y competencias básicas en la programación de didáctica de la clase que tengo que dar en el colegio dentro de un rato.

    Teniendo que clasificar tantas palabras...¿Me acordaré de lo que tengo que explicar?

    Cuando leí la "anecdota" y supe de los más de mil euros que el pobre hombre pago por informe de impacto acústico en un lugar deshabitado, me acordé de los pedagogos del ministerio que no leeran mi programación didáctica obligatoria que tengo que escribir ahora.

  • Es un magnífico ejemplo de por qué es urgente abordar una Reforma a fondo de nuestro sector público. Si el 45% del PIB depende directamente del sector público y, vía regulaciones o papeleos varios, gran parte del resto de la actividad en España también depende del sector público, ¿cómo pretendemos conseguir un país competitivo sin abordar esa gran reforma? Ya sabemos que es una tarea ardua ¡pero algún día habrá que abordarla! Por otra parte, ideas hay muchas y hay mucha gente pensando en ello. Como muestra este artículo:

  • Conozco ya a varios emprendedores españoles (¡y extranjeros!) que se sorprenden de la cantidad de procedimientos que hay que pasar y dinero que hay que gastar para montar una empresa. Lo habitual es que se echen hacia atrás, claro está.
    La cantidad inhumana de permisos necesarios, colas, esperas y similares es lo que hace que en España apenas surjan empresas arriesgadas y punteras. Una pena...

  • Debemos tener cuidado con esto de "elevar la anécdota a categoría"; y no porque no lo sea, que es categoría (no hay más que ver el informe Doing Business que cita el artículo), pero reducir al absurdo nunca es bueno para iniciar un debate serio en busca de soluciones eficaces. El caso del señor Iglesias puede sonar esperpéntico en ciertos aspectos, y sin duda no será el único, pero hay que tener en cuenta que en el sector alimentario la regulación es mucho mayor por cuestiones sanitarias, lo que situará su caso por encima de la media. En todo caso, tanto en el sector alimentario como en otros, el papeleo podría ser mucho menor, muchos trámites podrían eliminarse y otros se podrían hacer una vez iniciada la actividad, siempre que cumplieran una serie de condiciones. Sin duda la escasa cultura empresarial de España es resultado de las dificultades que atraviesa cualquier persona para montar un negocio, y parte del alto desempleo estructural que sufre este país podría explicarse por este factor. Tres años para montar una bodega es a todas luces inadmisible.

  • Yo empiezo a sospechar que aquí lo fácil es el diagnóstico. Lo difícil es hacer que se muevan las cosas. Mucho de todo esto nos lo cuentan nuestros amigos de la Comisión Europea en su . Lo meritorio sería conseguir que un político se tomara la molestia de escuchar todo esto y obrar en consecuencia.

  • Lo peor del asunto es que la reforma podría representar abandono de control, laxitud frente algunas industrias contaminantes y riesgo para la salud ciudadana. Y es que conociendo a nuestro legislativo, es posible que confundan churras con merinas y crean que eso de eliminar papeles y pasos significa desregular.
    Macro hoteles en la misma playa, casinos con fumadores y niños jugando en las tragaperras, películas X con escolares como espectadores, ríos contaminados...
    Mejor no les demos ideas.

    Ayer mismo hablaba con un competidor que a través de internet había montado una empresa en el Reino Unido. Después de pagar 50 Libras y tras cuatro horas laborales, según él ya había empezado a trabajar en la misma España y sin ningún problema. Eso sí, los impuestos -según me dijo, un 10% de la facturación- los recauda su graciosa majestad.
    De ser cierto me globalizo.

    • Si no he leído mal, el principal problema no es la regulación, si no el tiempo que se tarda y la cantidad de administraciones involucradas, que dificultan la creación de nuevas actividades. Si toda esa regulación estuviese en un sitio, clara y accesible (no dependiente nunca de la discrecionalidad del funcionario que te toque), y las resoluciones fuesen rápidas, se solucionaría en parte el problema. La cosa es que esto tiene que regularlo unos parlamentos con un ¿40?, ¿60? % de personas que nunca han pagado una nómina, por lo que no es sencillo que entiendan de qué va todo esto.

  • Aqui es muy complicado pero mas complicado es resitir la presion impositiva, las multas por retrasos a ss , hp, ayunt y aut del 2o %, la contraccion de credito y demanda..y como pata crear una empresa se necesitan creditos, la sución puede venir de un plan Chicago... a no ser que incentiven con prestamos al 1 % por cada nuevo trabajador contratado

  • Hay múltiples controles previos mediante todo tipo de autorizaciones y licencias con prescripciones y condicionantes para al final despreocuparse de comprobar el cumplimiento de lo controlado sobre el papel. Consecuencia: se incentiva el no solicitar autorizaciones sin que nadie se de por enterado

  • Como extranjero viviendo en España desde hace 18 años, y habiendo montado (pequeñas) empresas en los EEUU y en España, puedo decir que esto de la regulación de la pequeña y mediana empresa, además del sistema de impuestos corespondiente, es EL asunto económico español que requiere reformas URGENTES. Llevo 18 años diciendolo a quien quiera escucharme, pero ¿quien soy yo? Un guiri...
    ¿Dónde están las asociaciones de empresas a la hora de ejercer como "lobbies"? ¿Dónde están los economistas, que saben de sobra la certeza de lo que acabo de afirmar aquí, a la hora de influenciar la opinion pública? ¿Adonde fue la "ley del emprendador" del gobierno actual? WAKE UP!

  • Aqui aún vivimos en el exceso de burocracia redundante. Y asi nos va. El emprendedor
    no sabe aún bien dónde se mete, pero ahi esta. Cuando se da cuenta, pués .... hay qué seguir. Aqui esta la Xunta, la Diputación, el Ayuntamiento, la Delegación del Gobierno
    de España, la Delegación de la Xunta, etc. etc. etc......
    Nos abrasan a impuestos y además con la competencia desleal existente en todos los ordenes qué el pequeño autónomo tiene qué soportar, y qué
    muchas veces se ven abocados al cierre y a la frustración. Competencia desleal qué se tra-
    duce en un fraude fiscal del 25% del PIB. Imagínense determinadas personas, muchísimas
    en España, qué cobran por sus trabajos sin dar facturas. Y, logicamente también, pagan
    sin facturas. Y asi nos va. Y ojo, vease bien qué clase de personas son y a qué nivel viven
    y en qué nivel se mueven. Pero aqui no se hace nada para remediarlo. Solo al pequeño
    se le controla y al qué tiene una nómina. Cuando quieran ponemos ejemplos concretos,
    y también podemos aportar soluciones. A ver si "Alguien" se entera. Por ahora, a sufrir.

Los comentarios están cerrados.

Optimum nutrition amino

Acheter Tadalafil

acheter kamagra oral jelly