- Drugevijesti - https://drugevijesti.info -

Renta y riqueza de las familias durante la crisis: ¿el declive de la clase media?

800px-Shipwreck_turnerUna vez ha amainado la tormenta económica, se ha puesto de moda hablar sobre el aumento de la desigualdad, tanto en España como en el resto del mundo (incluso en Davos).  Pero, ¿qué ha sucedido en nuestro país durante la crisis? Un estudio reciente revela un ligero aumento de la desigualdad de la renta y, en especial, un mayor impacto de aquella sobre la clase media.

El Banco de España acaba de publicar los primeros resultados de la última Encuesta Financiera de las Familias (EFF), referida a 2010/2011. Es la mejor fuente para estudiar la renta y la riqueza de las familias españolas. La elabora un reducido pero industrioso grupo, de unas  cinco personas, dirigido por Olympia Bover. Es una encuesta pionera en Europa, llevada a cabo por primera vez en 2002 y cuya utilidad llevó a los bancos centrales del área del euro a realizar una encuesta similar en muchos otros países europeos (HFCS, en sus siglas en inglés), cuyos resultados se publicaron por primera vez el año pasado.

Aunque no se trata de datos totalmente actuales, me sorprende el nulo eco que ha tenido su publicación. Los datos que aparecen a continuación son el resultado de múltiples fuerzas y quizá cambios estructurales pero, en trazos gruesos, nos muestran el efecto de los tres primeros años de la crisis. Sin entrar a interpretarlos, aquí van unos cuantos aldabonazos.

Renta

La renta es un flujo: salarios, pensiones, intereses de cuentas corrientes, etc. La EFF la mide en términos brutos, es decir, antes de impuestos y cotizaciones. A pesar de que el año de referencia es 2011, la renta se mide para el último natural anterior: 2010. En ese año la renta mediana anual de los hogares era de 25.400 euros. En comparación con tres años antes (EFF-2008), es decir 2007, cayó en 2.400 euros, es decir, un 8.6%.

Nota: La renta mediana (a no confundir con la media) o renta del hogar mediano, es tal que la mitad de los hogares tiene una renta menor y la otra mitad tiene una renta mayor. Las cifras están en "euros reales de 2011". Es decir, se toma 2011 como año base para el nivel de precios y al comparar con otros años se restan los cambios del índice de precios de consumo habidos entremedias. Así quedan incluidos los cambios del poder de compra de la renta.

Riqueza

La riqueza es un stock: casas, joyas, saldos de cuentas corrientes, saldos de planes de pensiones, etc. Me voy a centrar en la riqueza neta, es decir, el valor de esos activos menos las deudas del hogar. A finales de 2011 la riqueza neta mediana de los hogares era de 153.300 euros, lo que implica una caída con respecto a 2008 de 38.600 euros, es decir, un 20% (en realidad, la referencia es el primer trimestre de 2009). La caída se debe principalmente a la bajada del valor de la vivienda propia (-22.4%) y de otras propiedades inmobiliarias (-18%).

Desgraciadamente son falsos titulares como este del pasado 20 de enero: "La riqueza de las familias se recupera hasta los niveles previos a la crisis". No es la riqueza total sino la financiera. Y, según nos informa la EFF, en 2011 los activos financieros suponían, en la mediana, solo el 15% de los activos totales. Por mucho que haya subido la riqueza financiera hasta 2013, no compensará la caída de valor de los inmuebles.

Carga de la deuda

Para el hogar mediano, en 2010 los pagos por deudas representaban el 18% de la renta del hogar, un punto menos que en 2007. Pero la deuda (en 2011) suponía el 132% de su renta (en 2010). En los hogares cuyo cabeza de familia es menor de 35 años, estas cifras son aún mayores: pagos por deudas del 23% y deuda del 300% de su renta. Con tamaña losa, es difícil ver cómo podrá el consumo remontar gran cosa.

Una entrada reciente de Marco Celentani y J. Ignacio Conde-Ruiz pone los datos españoles en contexto europeo usando la citada encuesta HFCS.

Distribución de la renta y la riqueza

Empecemos mirando varios puntos de la distribución de la renta. En concreto, el siguiente gráfico muestra los percentiles que da la publicación de la EFF: 10 (el 10% de los hogares tiene una renta más baja), 30 (el 30% tiene una renta menor), 50 (la mediana), 70, 85 y 95:

distribución renta

El hogar situado en el percentil más bajo (10) tenía en 2010 una renta bruta anual de 8.600 euros y el más alto (95) 88.300 euros. Al comparar con 2007, se observa que los primeros se quedaron igual y los segundos mejoraron algo. No obstante, conviene recordar que no estamos comparando al mismo hogar a lo largo del tiempo, sino a los hogares que ocupan una posición determinada de la distribución en dos momentos distintos.

Los cambios relativos se aprecian mejor en el siguiente gráfico de tasas de variación:

variación renta 2010

En términos proporcionales, los que más perdieron fueron los hogares de renta media-baja, es decir aquellos cuya renta estaba entre el percentil 30 y la mediana, aunque la pérdida también es significativa en el percentil 70. Esto da cierto apoyo a la idea del declive de la clase media.

Por su parte, el hogar situado en el percentil 12 poseía en 2011 una riqueza neta de 7.400 euros y el del percentil 95 de 844.200 euros:

distribución riqueza

En el gráfico de variaciones proporcionales se aprecia un aumento de la riqueza del segmento más bajo de la distribución y también que el cambio es mayor entre el percentil 37 y el 77. De nuevo, la clase media.

variación riqueza 2011

Evolución de la desigualdad

Para ver los cambios de la desigualdad, podemos recurrir a ratios de percentiles. El cuadro siguiente muestra que en 2007 el hogar mediano de la distribucion de la renta percibía en 3.2 veces la renta del situado en el percentil 10 y en 2010 pasó a ganar el triple. Por tanto, la desigualdad en la parte inferior de la distribución --de la mediana para abajo-- se redujo un poco. Por su parte, el hogar situado en el percentil 95 también ganaba en 2007 alrededor del triple que el situado en la mediana y en 2010 pasó a ganar 3.5 veces más, así que la desigualdad en la mitad superior de la distribución ha subido algo. Esta evolución muestra de nuevo la caída relativa de la clase media-baja, que se ha acercado a los estratos de renta más baja y alejado de los de mayor renta.

Desigualdad

En conjunto, el hogar situado en el percentil 95 percibía en 2007 una renta unas 10 veces mayor que la del percentil 10 y en 2010 subió ligeramente, hasta 10.3 veces, es decir que la desigualdad global de la renta, medida por este cociente, ha subido ligeramente.

En cuanto a la riqueza neta, al ser el resultado de la acumulación de diferencias de ahorrro o desahorro durante años, las desigualdades son mayores. En la parte inferior se ha reducido la desigualdad, al pasar el hogar mediano de poseer una riqueza unas 28 veces superior a la del percentil 12 a tenerla unas 21 veces mayor. Por otro lado, en la parte superior se amplió la brecha entre los más ricos y la mediana, al pasar el hogar del percentil 95 de tener en 2008 una riqueza casi cinco veces mayor a la del hogar mediano a tenerla 5.5 veces mayor en 2011.

Además, al haber caído la riqueza proporcionalmente más por arriba --como vimos antes--, la desigualdad global de la riqueza se ha reducido: la riqueza del hogar situado en el percentil 95 en 2008 pasó de ser 135 veces mayor que la del percentil 10 a ser 114 veces mayor en 2011.

No obstante, como estas cifras se refieren a 2010 (renta) y 2011 (riqueza) y la crisis ha seguido durante tres/dos años más, cabe esperar que durante este periodo las tendencias observadas se hayan agudizado.

---

Fe de errores (23/2/2014): En el tercer y cuarto gráficos, donde dice "77" debería decir "82".