- Drugevijesti - https://drugevijesti.info -

Educación, experiencia laboral y habilidades cognitivas

Resumen del artículo de Juan F. Jimeno, Aitor Lacuesta y Ernesto Villanueva incluido en el volumen 2 del informe nacional del PIAAC

Uno de los resultados más conocidos de la Economía Laboral es que la educación y la experiencia laboral contribuyen a aumentar las capacidades productivas de los individuos, por lo que sus tasas de empleo y sus salarios son mayores cuanto mayores son sus niveles educativos y el número de años que han trabajado. Este resultado sirve, entre otras cosas, para justificar las políticas activas que tratan de aumentar las capacidades productivas de los trabajadores mediante la formación ocupacional.

Hay multitud de trabajos empíricos que, partiendo de ecuaciones “mincerianas”, encuentran que los salarios y las tasa de empleo aumentan con la educación y la experiencia laboral. No obstante, con las bases de datos disponibles, no siempre es posible inferir por qué. Puede ser que la educación y la experiencia laboral aumentan las capacidades cognitivas y, también, las productivas de los trabajadores, lo que facilita el acceso a empleos mejor remunerados. Pero también puede ser que las tasas de empleo y los salarios reflejen la influencia de otros factores que, a su vez, estén de una manera u otra correlacionados con el nivel educativo y la experiencia laboral (por ejemplo, la cobertura y la estructura de la negociación colectiva, la incidencia de la remuneración por antigüedad, los salarios de reserva individuales por debajo de los cuales el trabajador no está dispuesto a aceptar ninguna oferta de empleo, etc.).

Por ello, disponer de una base de datos, como la del PIAAC, en la que se pueda observar al mimo tiempo los salarios, la trayectoria laboral y una medida de las capacidades cognitivas de los individuos es especialmente útil para valorar en qué medida las posibilidades de empleo y los salarios aumentan con la educación y la experiencia laboral. En un primer intento, este es el objetivo del artículo cuyos principales resultados se resumen a continuación.

Cautela

Antes de describir los resultados es preciso advertir de que hay que tener en cuenta una cautela importante. El artículo aquí resumido es una primera aproximación a los datos, realizada en un periodo de tiempo escaso y sin acceso a los datos de otros países. Así, por ahora solo se han podido detectar asociaciones estadísticas que, en ningún caso, deben interpretarse como relaciones causales. Aunque los autores aventuran algunas interpretaciones causales que podrían explicar los resultados, solo se trata de conjeturas y puede haber otras interpretaciones alternativas coherentes con los resultados. El ejercicio realizado ha de tomarse, por tanto, solo como un punto de partida para futuras investigaciones sobre este tema.

Capacidades cognitivas y salarios

El gráfico 1 muestra una correlación positiva entre las notas del examen PIAAC –tanto en lo relativo a capacidades numéricas como lectoras- y los salarios declarados por los individuos. Se observa que el 10% de los individuos que obtienen las notas más elevadas declaran percibir salarios que son un 80% más elevados que los que declaran percibir el 10% que obtiene los peores resultados. Si se controla por otras características individuales, estos resultados no cambian sustancialmente, como muestran los artículos recogidos en el mismo volumen de Cabrales, Dolado y Mora, que muestran una mayor estabilidad en el empleo entre quiénes tienen notas del examen mejores, y de Hernández y Serrano (2013), que observan que, manteniendo constantes otros factores, los resultados del examen están positivamente correlacionados con salarios y empleo. En consecuencia, parecería que, en principio, esta medida de capacidades cognitivas incluye capacidades productivas que el mercado laboral español remunera positivamente.

Gráfico 1. Resultados del examen PIAAC y salarios
nadaes15

Experiencia laboral, nivel educativo y capacidades cognitivas

El gráfico 2 presenta una distribución de los resultados del test numérico PIAAC en función de la edad, los años que los individuos han trabajado en el mercado laboral y el nivel de educación formal (no se incluye el grupo de 16 a 24 años de edad porque muchos de los individuos de este grupo todavía están estudiando).

Gráfico 2. Resultados del examen PIAAC (capacidades numéricas) por edad, sexo, niveles educativos y experiencia laboral

nadaes15.1nada15.2

nada15.3

nada15.4

nada15.546

Edu1 es el nivel básico de educación –educación primaria o menos. Edu2 es bachillerato o equivalente. Edu3 representa educación universitaria o equivalente (incluyendo el módulo superior de FP). El eje de abscisas contiene los años de experiencia laboral en grupos de 5 años.

Como era de esperar, y ya ha sido descrito en detalle por Antonio Villar (aquí), los individuos con mayor nivel educativo tienen mejores resultados en los exámenes, independientemente de la edad y la experiencia laboral. Pero al contrario de lo que ocurre con los individuos de nivel educativo superior, para los que la experiencia laboral no parece estar asociada con mejores resultados en el examen, los de menor nivel educativo que han trabajado más años obtienen en media, resultados sustancialmente mejores que los que han trabajado menos. Este resultado puede resultar contraintuitivo, dado que la estructura ocupacional española está sesgada hacia trabajos de baja cualificación y con poca formación asociada y en los que la rotación derivada de la contratación temporal es especialmente elevada.

Una posible explicación de este resultado es que los graduados universitarios tienen un nivel de conocimientos superior al que les requieren las ocupaciones que alcanzan en el mercado laboral (aún cuando tampoco obtienen resultados muy satisfactorios en el examen PIAAC), por lo que la experiencia laboral no favorecería la adquisición de capacidades cognitivas en su caso.

En el artículo, se apunta otra explicación que se basa en el tipo de tareas realizadas en el puesto de trabajo (Cuadro 1 –Cuadro 3b en el artículo-). En este sentido, se observa que:

i) En el caso de los trabajadores con nivel educativo primario, los resultados del examen PIAAC están positivamente correlacionados con la realización de tareas numéricas y lectoras en el puesto de trabajo.
ii) En el caso de los individuos con educación universitaria, las tareas avanzadas están asociadas a mejores notas matemáticas o de comprensión lectora especialmente entre quienes tienen trabajos relativamente estables, mientras que la realización de tareas más básicas (que hacen 30% de los varones y un 47% de las mujeres universitarias) no tiene una relación estadística significativa con las capacidades cognitivas tal y como las mide el examen PIAAC.

Cuadro 1
nada16

Tareas básicas (avanzadas) numéricas: utilizar calculadora, calcular porcentajes, elaborar presupuestos, leer diagramas (elaborar gráficos, usar álgebra). Tareas básicas (avanzadas) de comprensión lectora: leer guías o correos, escribir correos (leer libros o artículos académicos, escribir artículos).

En definitiva resultaría tentador concluir que las tareas numéricas, tanto básicas como especialmente las avanzadas, se remuneran en el mercado. Para el grupo con nivel educativo básico, efectuar dichas tareas en el puesto de trabajo remedia parcialmente la falta de habilidades numéricas acumuladas durante la educación obligatoria. Por el contrario, por alguna razón, hay bastantes universitarios que, o por no efectuar tareas avanzadas o estar rotando entre distintos puestos de trabajos, no muestran ganancias en sus capacidades cognitivas mediante la experiencia laboral.