La ciencia económica y las balanzas fiscales

De

Nota del editor: Nos envía Albert Marcet el siguiente artículo que nos ha parecido interesante, con un prefacio que por sí solo explica muchas cosas y por esto hemos decidido reproducirlo también.

Hace diez días que estoy intentando que un periódico con difusión en toda España publique el artículo adjunto. No hay manera. Es triste, lo escribí pensando en lectores fuera de Cataluña. Es triste ver como los medios de comunicación de Madrid han sumado fuerzas para presentar el proceso soberanista como algo ridículo, estúpido, o peor. No hay nunca una opinión que represente esa opción. Esta desinformación masiva me recuerda los tiempos de Franco.

La "economía" es en parte ciencia y en parte política. Ocurre en todas las disciplinas. Por ejemplo, aunque la física nuclear sea ciencia, construir la central de Fukushima fue una decisión política. Me gustaría analizar el informe de los "expertos de Montoro" sobre balanzas fiscales para ver si podría ser ciencia. El director del equipo, Ángel de la Fuente, es investigador del Institut d'Anàlisi Econòmica, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, igual que yo.
Dicen los expertos de Montoro que han conseguido del IGAE e INE cientos de series estadísticas sobre el sistema autonómico español. Poner estas series a disposición de todos sería una contribución a la ciencia, lástima que el ministerio no dé señales de quererlas publicar.

Según parece esos datos confirman grosso modo algunos cálculos de la Generalitat, a saber, el déficit de balanza fiscal por "flujos monetarios" arroja alrededor de un 8,5%, el método "carga-beneficio" un 5,5% del PIB catalán. El primer método suma el pago de impuestos y le resta el gasto de las administraciones localizado en cada región neutralizando la deuda, el segundo imputa a cada región gastos de la administración central independientemente de donde se hayan realizado. Es de agradecer que estos expertos hagan las cuentas mejor que los dos ex-secretarios de estado de Hacienda que recientemente mezclaban peras con pepinos.

Los expertos de Montoro opinan que el índice correcto es "carga-beneficio". Ángel dice en su que les "da cosa" calcular la balanza por flujos monetarios, esa balanza es una "chapuza", denota creer en "verdades reveladas" y en una "fe evangelizada". Por el contrario, su equipo contiene a académicos puros, usa criterios objetivos basados en verdades auténticas.

Lo cierto es que las dos balanzas son datos relevantes y científicos, dado que los dos resumen miles de datos con criterios simples y objetivos. La dificultad estriba en interpretarlos.

Se podría usar las balanzas para hacer una aproximación a lo que los economistas llaman un análisis coste-beneficio. Se trata de ayudar a un cliente a elegir entre dos alternativas cuantificando los costes y beneficios de cada opción cuidadosamente. Obviamente, debería hacerse el cálculo de acuerdo con las preferencias del cliente, las preferencias del analista son irrelevantes. Por lo tanto, hay que saber quién es el cliente del análisis coste-beneficio.
El ministro .

Entiendo que tiene en mente ese más o menos 40% de catalanes que hace unos años apoyaban el sistema autonómico pero ahora prefieren la independencia. Llamaré a ese 40% los independentistas reticentes (IR). Debe pensar el ministro que los IR son un hatajo de imbéciles, incapaces de hacer las cuentas por sí mismos y necesitan la guía de su equipo, compuesto de científicos auténticos.

Veamos cuáles podrían ser las preferencias de los IR. Ellos tienden a pensar que el ejército español no les ha sido muy útil. Puede que sean injustos, pero los tres o cuatro intentos de golpe de estado de los últimos cien años no ayudan, todos ellos tenían como uno de sus objetivos acabar con el sistema autonómico del momento. Cada vez se oyen más voces en España para suprimir la autonomía catalana, me imagino que se haría con el apoyo del ejército. Sin embargo el ejército nunca ha salido a la calle para defender la inmersión lingüística ni para racionalizar el sistema autonómico.

De hecho, la mayoría de catalanes (no sólo los IR) ven el gobierno central como un ente alejado, antagónico y bastante poco presentable. Quizá sea un absurdo prejuicio, pero la sucesión de noticias confirmando esta visión no ayuda. Por ejemplo, con la intención de

El ministerio de asuntos exteriores interfiere para que a una investigadora de nuestro instituto (Clara Ponsatí) no se le renueve la cátedra Príncipe de Asturias en Georgetown University por declararse IR, (una descripción del caso e intervención del Ministro Margallo en el Parlamento , carta de directores de instituto del CSIC en la Univ. Autònoma de Barcelona, incluído yo mismo, denunciando el caso ). El mismo ministerio . TVE omite de forma sistemática la opinión de este 40% de catalanes, a pesar de que está financiada casi por completo por impuestos que también pagan los catalanes.

And so it goes! Guste o no, la mayoría de catalanes lo vemos así, incluyendo aquellos que recibimos una educación correctamente española bajo el franquismo. De pequeños, de jóvenes, de mayores, todo a nuestro alrededor lo confirma y casi todos a nuestro alrededor lo comparten. La percepción de que el poder central es antagónico a Cataluña se multipica cuando gobierna el PP. No es de extrañar dado que el 80% de catalanes optan por posiciones políticas diametralmente opuestas. Por lo tanto "carga-beneficio" es una aproximación científicamente incorrecta al análisis costo-beneficio de la independencia para un IR. La existencia de la administración central no reporta grandes beneficios a este ciudadano, más bien le representa una carga.

Pero continuemos con el análisis coste-beneficio de la independencia. Un economista debería calcular TODOS los beneficios y costos. El gasto público beneficia mucho más a la región donde se localiza ese gasto. Consideremos un funcionario del ministerio de educación, se enfrenta a una dura jornada reescribiendo la historia de España que se debe enseñar a los niños catalanes, necesita fuerzas y se toma un chocolate con churros en la calle Alcalá. Ese chocolate genera demanda y riqueza en Madrid solamente, pero el método carga-beneficio asigna implícita e incorrectamente este "efecto multiplicador" a todas las regiones.

Desde luego la administración central hace algunas cosas útiles para el IR, habría que computarlas como un costo de la independencia. Pero si ese gasto se hiciese en Cataluña me aventuro a especular que se recuperaría casi todo el coste con el efecto multiplicador (desconozco si hay un estudio al respecto).

Los expertos de Montoro dicen que carga-beneficio es el método correcto porque para ellos la administración central sí es un beneficio, pero un economista técnico no debería confundir sus propias preferencias con las del cliente. Aunque inexacto, el método de flujo monetario es una aproximación científicamente mejor dadas las preferencias del IR. De hecho, incluso la balanza por flujo monetario atribuye falsos beneficios para el IR, como el coste de las diputaciones catalanas, una inútil rémora del franquismo, intocable pese a todos los recortes.

Desde España se formulan amenazas comerciales y políticas en caso de independencia. Se deberían considerar los costos de esas represalias. Pero esas amenazas también reducen los beneficios de quedarse en España, porque revelan (o mejor dicho confirman) una forma de hacer y de pensar que hace poco deseable la convivencia. Supongo que por esto cada día hay más autonomistas reticentes que se convierten en independentistas reticentes. ¿Quién se quiere quedar en un país por amenazas?.

Los expertos de Montoro afirman que el sistema de "financiación media por habitante ajustado" que ellos han diseñado es justo y objetivo. Vaya, ¡cuánta ciencia!. Casualmente concluyen que la necesidad de financiación de Cataluña coincide con la actual. El método pondera ciertas variables regionales para asignar los ingresos de cada región. Cien fórmulas distintas han aparecido durante la democracia. Cada fórmula pone una ponderación distinta a distintas variables supuestamente relevantes, como la insularidad, el esfuerzo fiscal, la orografía, etc., supuestamente la fórmula proporciona el financiamiento por habitante justo que debería tener cada comunicad. ¿Es este un procedimiento científico? Lo cierto es que todas las fórmulas aplicadas se han cambiado para satisfacer las presiones políticas del momento. Es muy fácil, un maestro de economía de ESO podría decir a sus alumnos: "niños, encontrad las ponderaciones que ponen a la Rioja en el 97%", y los niños lo harían. El informe de 700 páginas de estos expertos contiene miles de valoraciones que no son ni simples ni objetivas. Pretender construir un sistema autonómico "justo" o "científico" en base a ese informe, en 2014, es simplemente una enorme pérdida de tiempo, se pasó el tiempo de las fórmulas.

Decir que la Generalitat ha maquillado los datos tampoco es ciencia. Ni decir que el sistema español es comparable al alemán. Como no lo es llamar "vaqueros" y "tropa" a los que han tomado una opción política distinta. Tampoco es científico olvidarse de ajustar por costo de la vida en distintas regiones. No es serio ir a una conferencia científica en Girona sin artículo y sin nada, y a la salida de la conferencia explicar a la prensa grandes conclusiones pretendidamente científicas.

En resumen, es triste ver la transición de mi colega Ángel de la Fuente hacia la política, una gran pérdida para la ciencia económica.

Albert Marcet
ICREA Research Professor
Institut d'Anàlisi Econòmica CSIC
Universitat Autònoma de Barcelona
MOVE
Barcelona Graduate School of Economics

Hay 176 comentarios
  • Estimado Sr. Marcel
    Al igual que a usted mis vecinos no me hacen caso, me tratan muy injustamente, y mira que llevo años protestando. No quiero que me imputen gastos con los que no estoy de acuerdo. Me niego que con mis impuestos se financien conceptos que no necesito o no quiero pagar, como por ejemplo:
    .- el senado, por razones obvias
    .- los partidos políticos, los sindicatos y las asociaciones profesionales, ya que a mi no me representan
    .- el ejercito, ya que soy pacifista, y vivo lejos de cualquier zona de conflicto
    .-, ya que no soy trabajador de una gran empresa, y estos no defienden mis derechos
    .- la policía municipal, ya que esta no patrulla a diario por mi barrio
    .- la deuda de las administraciones públicas, ya que yo no la he generado, y estoy en contra de rescatar a entidades financiaras, pagar aeropuertos o polideportivos infrautilizados
    .- a algunos tribunales de justicia, especialmente al tribunal constitucional y aquellos que no acato
    .- la educación pública, ya que el colegio que hay en mi barrio es “malísimo”
    .- a las ONG, ya que yo soy socio de médicos sin fronteras, y estoy en contra de caritas
    .- muchos centros de investigación, ya que solo producen “papers…..”
    .- la luz del cuarto de los trasteros, que siempre deja encendida mi vecino
    .- etc, etc, etc.
    Por todas estas razones, y muchas más, le ruego que el día en que ustedes logren independizarse se pongan en o conmigo, ya que será una gozada vivir en su comunidad de vecinos

  • Jajajajaja. Muy bueno. No estoy de acuerdo con el fondo que parece transmitir tu comentario, pero reconozco que es muy ingenioso...

  • Sr. Cabrales, por favor!!

    Si hay que debatir sobre las balanzas fiscales y los distintos métodos para calcularlas, hágase, pero evítenos afirmaciones grotescas como las contenidas en el párrafo

    "puede que sean injustos, pero los tres o cuatro intentos de golpe de estado de los últimos cien años no ayudan, todos ellos tenían como uno de sus objetivos acabar con el sistema autonómico del momento. Cada vez se oyen más voces en España para suprimir la autonomía catalana, me imagino que se haría con el apoyo del ejército. Sin embargo el ejército nunca ha salido a la calle para defender la inmersión lingüística ni para racionalizar el sistema autonómico"

    u otras del mismo tenor.

  • Datos, Datos. ¿Para qué?. Se entiende que para tomar decisiones racionales. Los recojo de la Wikipedia

    “Actualmente, según el Instituto de Estadística de la Generalidad, el idioma catalán es el segundo más usado habitualmente en Cataluña, tras el idioma español, que supera al catalán no sólo como lengua habitual, sino también como lengua materna y de identificación . Según los datos del Instituto de Estadística de Cataluña (Idescat) para el año 2008, el catalán es la lengua habitual del 47,6 % de la población de Cataluña (un 35,6% en exclusiva y un 12% bilingüe con el castellano). En términos absolutos, 2 933 300 personas tienen al catalán como idioma habitual (2 196 600 en exclusiva y 736 700 bilingüe con el castellano), frente a 3 566 700 (57,90%) que tienen al castellano”

    Con esos datos ¿alguien puede defender la “inmersión lingüística”?. ¿Cómo puede alguien “sensato y razonable (además de inteligente) defender que la lengua materna y habitual de la mayoría de la población catalana no sea lengua vehicular en la enseñanza?
    Como estos, los datos de las balanzas fiscales están ahí, pero ¿Para qué?

    Transparencia: Viví unos años en Cataluña y me fui en cuanto pude.

    • Como lo que planteas es bastante interesante y nadie parece interesado en contestar (ni el amigo Germá) te enlazo la visión de un sociologo académico

      • Con mucho gusto. Para ir a la raiz del problema, le recomiendo este artículo académico, publicado en una revista académica de prestigio ya hace un poco más de 20 años

        Atentamente.

    • Desde mi punto de vista, más motivo para reforzar la inmersión lingüística en catalán, ¿no?

    • El objetivo de la inmersión lingüística en catalán es que cualquier persona al finalizar los estudios sea competente en el uso tanto del catalán como del castellano independientemente de su lengua materna. No veo que esto sea menos "sensato" ni "racional" que otra cosa.

      • Ernest realmente es un verdadero prodigio: aprender una lengua sin estudiarla. Nunca te acostarás sin saber una cosa más: la mejor forma de aprender inglés para los ingleses es estudiar en Alemán. ¡Tanto años y aún no se han dado cuenta¡
        Germá: lo leo.

        • Es cierto que el aprendizaje de lenguas a una edad temprana es, de algún modo, un prodigio, pero personalmente no soy experto en lingüística aplicada así que me abstendré de pontificar sobre el tema. Sólo puedo hablar de mi experiencia personal y de la observación directa de mi entorno.

        • Alberto,
          Un poco más de lectura, para datos empíricos sobre competencias lingüísticas en castellano en segundo de ESO.

          Por cierto, para quienes hemos estado en EEUU por motivos académicos con hijos en edad escolar deja de ser un prodigio, y pasa aa ser una cosa bastante normal, el aprendizaje de una lengua que se usa y se estudia desde los tres años en la escuela** (y además, en el caso local, que está presente regularmente en el entorno). Pero vaya, a los datos de arriba me remito, porque las historias personales no tienen significación estadística.

          Saludos.

          ** Pd: Efectivamente, un niño escolarizado en alemán (o en francés, o en inglés) en cualquiera de los centros de estudios en esas lenguas en España que tenga una asignatura de castellano desde la pre-escolar tiene unos conocimientos de castellano adecuados. Es algo muy conocido

          • Germà, sabía de los prodigios de Barcelona por la novela de Mendoza. Veo que se ha producido un efecto derrame.
            Según leo tu respuesta me surgen algunas preguntas que voy a intentar resumir en dos o tres, al margen de recomendarte que vuelvas a releer el texto de Fernández Enguita.
            a)Dado los efectos beneficiosos que para el conocimiento de la lengua materna tiene estudiar en otra distinta, como explicas que los gobiernos nacionalistas de Cataluña nieguen esta posibilidad a los que tienen el catalán como lengua materna. ¿Por qué a ellos también se les inmersiona (con perdón) en su propio lengua materna? Convendrás conmigo que es –como mínimo- contraintuitivo que perjudiquen a su propio electorado.
            b)¿Y qué pasa con aquellos perniciosos efectos que hace años nos contaban que se producían sobre los niños catalanes –lengua materna- al tener que estudiar en castellano? Son efectos que solo se producen para los catalanes o simplemente nos mentían.
            c)Y qué me dices de estas palabras de la consejera que otro participante –Juanjo Dolina- nos colgó en esta interesante discusión ““Solo mediante la escolarización podremos realmente catalanizar, hacer miembros de pleno derecho, tener sentido de pertenencia a nuestro país [Cataluña], a los hijos de los que han venido de fuera [de Cataluña]”. ¿No conoce estos datos sobre la enseñanza de la lengua que amablemente nos proporcionas?

            PD: Estoy en el trabajo, escribo a vuelapluma, posteriormente me gustaría explicarte algo sobre el informe PISA y Cataluña.

            • Barcelona no hace prodigios, ..pero en materia de lenguas, según European Cities Monitor de a Cushman & Wakefield supera a Madrid por lenguas habladas.

              1) Nadie ha dicho que beneficie, sino que no obstaculiza el aprendizaje correcto y funcional. Los gobiernos catalanes son algo menos radicales que los gobiernos de las regiones monolingües (y el central). Estos últimos, en lugar de darse a la enseñanza de segunda lengua desde P3, y tercera desde P5 se dedican a la 'Submersión' lingüística. Aunque también perjudiquen a su electorado potencial, privado de adquirir mayores competencias lingüísticas (C&W), dando a cambio solo una marginal superioridad de competencias en castellano (en el mejor de los casos). Pero lo apoyan sus electores, así que deben satisfacer sus preferencias.

              2) No sé qué decirte: no tuve ni una clase (ninguna) 'de' ni 'en' catalán en toda escolarización. Aunque sí recuerdo que me atizaron con paleta en dedos -parvulario (5 años)- por hablar catalán con otro niño en clase. Creo que ahora no usan estos métodos, por lo que los efectos deberían ser diferentes. Lo indica el grado de apoyo parlamentario y social del sistema. En esto, realmente, no se puede comparar con antes. Por lo personal, pues igual me pillo algún psicólogo, que averigüe, y te comento 🙂

              3) Venimos de balanzas fiscales, llegamos a lengua en educación, y ahora ¿quieres cambiar a 'escuela pública'? Parece el tiki taka. Leete el original, en lugar de una cloaca de la información.

              ¿Pisa, catalanes y lengua? ¿Las tres variables simultáneas? Esperando quedo.

              • Germà, contesto a la respuesta que das a mi primera pregunta, porque no me parece que lo que comentas sobre las otras dos se parezca en algo a una posible respuesta, quizás porque es tan obvia que sería difícilmente asumible por cualquier I o IR.
                Sobre la primera cuestión comentarte que no parece lógico que exijas a quienes no creen en la inmersión lingüística (con bastante fundamento: no existe en ningún otro país de Europa algo ni remotamente parecido) la apliquen. Sois quienes la defendéis quienes debéis aportar no solamente argumentos a su favor sino también un comportamiento lógico: si sus efectos son beneficiosos para los niños cuya lengua materna es el castellano también debería aplicarse para los niños cuya lengua materna es el catalán. Desde luego yo creo que mi credibilidad no sería mucha si recetara para mis hijos diferente a lo que hago para los hijos de los demás.
                Sobre el comentario que haces del artículo del profesor Fernández Enguita me permitirás que no haga como aquel personaje de Woody Allen que pretendía explicarle a Marshall McLuhan lo que este último quería decir. Solo sugerirles a los editores que –en esta nuevo etapa en la que estamos leyendo muchos post de “profes” invitados- le inviten a escribir, y debatir, uno sobre estos temas.
                PD: Con este comentario concluyo mis intervenciones en este hijo, ante el temor –creo que fundamentado- que los editores nos saquen la porra a ambos.

            • Por cierto, leido texto que indicabas, cuya recomendación había olvidado agradecer:

              1) Cierto que en Cataluña sigue habiendo menos desigualdad que en España en conjunto (Gini) aunque la diferencia se ha reducido significativamente. Interesante que autor analice qué tipo de políticas públicas, presupuestaria y normativas han podido determinar tal evolución en últimos 30 años.

              2) Lo de la dependencia del nivel socioeconómico es correcto..también lo explica la Evaluació que te enlacé...,...eso sí que influye, y no la lengua materna...Y lo de País Vasco y Galícia 2012 está trillado: no tuvieron la misma -ni de lejos- intensidad de entrada de inmigrantes durante finales 1990s y 2000s, y es conocido que la absorción de esos entrantes (generalemente de nivel socioeconómico inferior a la media) en sistemas educativos y de salud provocaron tensiones que debilitaron resultados en las regiones más afectadas. Está muy analizado, xD

              3) Me parece poco objetable que la mejor forma que tenemos de conocer que grado de consenso obtiene una política es a través del sistema de representación parlamentaria. Aunque, por supuesto, no voy a ser yo quien niegue que -llegado el caso- lo más adecuado es hacer una consulta específica sobre alguna que otra materia.

              En suma, me lo he leido, y no me parece que haya un análisis de causalidades que sea interesante, ni siquiera en el terreno especulativo. La opinión, y es un escrito de mera opìnión, la respeto, por supuesto. Pero a mi me gustan más textos más 'académicos', como el que te enlacé de Psicothema.

              Saludos

              • La verdad es que es una pena el trato que se da en España al catalán.
                Mientras los padres se pelean para que en los colegios de sus hijos se implanté el modelo bilingüe español-inglés, en el caso del catalán es la admistración la que tiene que imponer su uso de forma obligatoria.

    • Me parece que lo que planteaba R. Sánchez no era si se puede aprender un español aceptable practicándolo en casa —los que lo hablen— y teniendo una asignatura en la escuela, que parece que sí.

      Lo que he entendido es que la lengua materna de un buen número de niños catalanes debiera de ser también vehicular en la enseñanza si se pretendiera ofrecerles una educación mejor.

      ¿Habrá ya algo escrito en Drugevijesti sobre los resultados de la inmersión linguística de los infantes en lenguas no maternas?

      • josempelaez, Creo que hay dos formas de abordar esta cuestión:
        a) A través de métodos de elección colectiva. En este caso, el papel de las diferentes lenguas en el sistema educativo catalán fue establecido a principios de los 1980s por casi unanimidd del Parlament. En la actualidad, le dan apoyo el 80% (107 de 135) de los [email protected]
        b) A través del derecho de elección familiar de la enseñanza en lengua primera. En tal caso, este derecho debe instituirse como.....:
        b.1) Derecho universal: ¿A favor de todas las familias en España?
        b.2) Derecho vinculado a la ciudadanía española: ¿A favor de todas las familias de nacionalidad española?
        b.3) Derecho vinculado a la lengua: ¿A favor de las familias cuya lengua primera es el castellano?
        Creo que la respuesta a, primero, el dilema entre a y b, y en segundo lugar, y por defecto, la elección entre los diferentes b, supone una manera un tanto metódica de penetrar en la cuestión.
        Saludos.

  • Como extranjera que ha vivido tanto en Madrid como en Catalunya me sorprende la falta de dialogo y debate real que hay sobre la relación España-Catalunya.
    Los argumentos lógicos del artículo son muy claros. Pero muchos comentarios acusan al autor de ser independentista y victimista.
    Lo único que hace Marcet es explicar que el método carga beneficio tiene que hacer supuestos sobre las preferencias y por lo tanto el resultado depende de estos supuestos. Además argumenta que estos supuestos no capturan las preferencias de los IR. Esto no convierte su post en político: solo dice que estas preferencias existen. En economía nos enseñan que no hay unas preferencias “correctas”, hay que aceptar que otros tienen unas preferencias distintas.
    Muchos comentarios acusan a Marcet de ser IR. Nada de lo que ha escrito indica eso. Pero si lo fuese, mejor para el lector, porque entonces estaría hablando con conocimiento de causa y estaría ofreciendo una información mejor sobre las preferencias de los IR.

    Quiero felicitar a los editores de Drugevijesti por intentar animar un debate real sobre el tema.

    • Si los argumentos son claros, los juicios de valor no lo son menos. Por ejemplo, se compara la falta de transparencia en los datos para elaborar las balanzas fiscales con los tiempos de Franco, y eso ya en el primer párrafo (por cierto, según nos informa Antonio Cabrales, gran parte de los datos necesarios están disponibles, con lo que el error sorprende si el autor del artículo se ocupa realmente del tema) .
      A partir de ahí, para ejemplificar las preferencias de los IR, el autor da tantos ejemplos y con tanto entusiasmo que eclipsa su exposición científica. Como estilo académico, es bastante inusual. Creo que el debate se puede animar con artículos desde la perspectiva soberanista de mejor calidad que éste.

      • He releído el artículo varias veces y no encuentro la comparación de "la falta de transparencia en los datos para elaborar las balanzas fiscales con los tiempos de Franco". Claramente no esta en el primer párrafo del artículo que empieza en "La “economía” es en parte ciencia y en parte política." Estabas demasiado "emprenyat" para leer lo que hay? El autor dice a los editores de Drugevijesti que la desinformación masiva sobre el proceso soberanista en los medios de Madrid le recuerda los tiempos de Franco, pero esto no es parte del artículo.

        Sobre los datos l'artículo dice:
        "Dicen los expertos de Montoro que han conseguido del IGAE e INE cientos de series estadísticas sobre el sistema autonómico español. Poner estas series a disposición de todos sería una contribución a la ciencia, lástima que el ministerio no dé señales de quererlas publicar."

        Tienes razón que el ministerio ha publicado algo. Pero publicar los datos a medias y además con una nota explicativa diciendo que estos datos no están diseñados para calcular las balanzas fiscales es como no publicarlas porque nadie las puede usar.

  • Es mi primera participación. Más allá del contenido, manifiesto mi hartazgo por la lucha a la que nos someten día sí día también desde Cataluña (con ñ, en castellano) para hallar justificaciones a "sus razones", muchas de ellas obtenidas del agotamiento del rival.
    He de decir que las balanzas fiscales (o como se quieran denominar) me parecen muy útiles como arma arrojadiza, puesto que, mientras no haya conciencia de que la redistribución de la renta entre ciudadanos supone que el ciudadano que más tiene debe ayudar al que menos tiene, es para lo que sirven.
    Sobre el artículo, entiendo los matices que introduce A. Cabrales y su esfuerzo por deslindar método, fondo y forma. No obstante, en este caso me alineo con los que ven en el artículo de Marcet mucho de lo que determinados catalanes reprochan a los que vivimos en el resto de España: intransigencia y posiciones prefijadas, inamovibles y contrarias a Cataluña. Yo quiero a Cataluña dentro de España y no van a cansarme.

  • Me quito el sombrero ante Angel de la Fuente!! Qué capacidad de generar debate! Como su capacidad técnica no se discute (ni siquiera por sus adversarios), el autor del post acude al recurso de intentar descalificarle llamándole "político". Supongo que Marcet a la vista de suspronunciamientos en la web del Colectivo Wilson dirá lo mismo de Xala i Martin o Jordi Gali...

    Pero yendo al fondo del asunto ¿acaso la investigación de un economista de prestigio no puede tener hondas repercusiones políticas? Lo importante es la solidez de los argumentos y en eso Angel de la Fuente no decepciona.

  • Estimado Prof. Marcet,
    A bote pronto, puede leer en la prensa madrileña este artículo del profesor Galí:

    También este otro, de los profesores de los De Riquer y Albareda :

    Uno más, del profesor Buchanan:

    Le quedaría muy agradecido si me señala algún artículo de constitucionalistas aparecido en la prensa catalana recientemente.
    Gracias por anticipado.
    Un cordial saludo,
    Rafael Dobado
    Caedrático de Historia Económica, UCM

    • Apreciado Dr. Dobado,

      Por si acaso Albert no lee en breve su entrada (y para ahorrarle hemeroteca), le doy alguna información al respecto.

      No voy a llegar tan lejos como octubre de 2013, y ocupar un lapso de 5 meses, pues harían falta muchos caracteres. A bote pronto, lo dejo en la última semana, y le doy un político-jurista, un asesor de prensa/comunicación, y un historiador. Para economista ya había enlazado en post anterior unas cuantas entradas:

      Hoy mismo, en La Vanguardia, Antonio Garrigues Walker

      José Antonio Zarzalejos, el 23 de febrero (tiene columna semanal; también uno hoy mismo, pero era por ampliar algo las fechas)

      Joaquim Coll, el El Periodico el día 21 de febrero (tiene 1 o 2 columnas a la semana, también)

      Pedía algún constitucionalista, y si se refería por experiencia profesional, don Francisco Rubio Llorente tiene una columna mensual en La Vanguardia. Aquí le enlazo la última publicada, a finales de enero

      Sólo ciñéndome a los dos columnistas más regulares arriba, cada uno en uno de los dos majors publicados en Cataluña, a este ritmo de columnas semanales no me llegarían los caracteres ni para vaciar un mes.

      Por último, quería precisar que ninguno de estos artículos/columnistas han sido contraprogramados, como es el caso de Jordi Galí (vea este artículo publicado sólo tres días después del Dr. Galí, rapidez legendaria para una cuarta de El País ). Este lapso es como mínimo de una semana, como muestra el artículo de De Riquer i Albareda, respuesta a uno previo de Tortella en El País (

      Saludos cordiales

  • Vaya artículo de análisis económico de nivel que nos habéis regalado, afirmaciones dignas de Larra en sus mejore años "un funcionario del ministerio de educación, se enfrenta a una dura jornada reescribiendo la historia de España que se debe enseñar a los niños catalanes, necesita fuerzas y se toma un chocolate con churros en la calle Alcalá. Ese chocolate genera demanda y riqueza en Madrid solamente" o el unir la argumentación en negativo (perfectamente normal y lícita en cualquier debate) con represalias/amenazas/estrategia del miedo "Desde España se formulan amenazas comerciales y políticas en caso de independencia. Se deberían considerar los costos de esas represalias.". El trasfondo del relato de comunidad situada y amenazada por el enemigo externo (una constante en cualquier relato de terror ambiental que se precie) me ha gustado mucho y que el autor se otorgue la portavocía in pectore del la mayoría de catalanes aquí en Catalunya es un must del manual de estilo del buen IR. Maravilloso.

  • Dos temas para terminar:
    - para los quejosos de que El País sólo publica artículos "unionistas"

    título: "centralismo separador". Es de hoy.

    - releyendo el artículo de Marcet, veo esta afirmación

    "Desde luego la administración central hace algunas cosas útiles para el IR, habría que computarlas como un costo de la independencia. Pero si ese gasto se hiciese en Cataluña me aventuro a especular que se recuperaría casi todo el coste con el efecto multiplicador (desconozco si hay un estudio al respecto). "

    ¿De verdad alguien con formación económica puede escribir semejante disparate? Según este criterio, cualquier programa de gasto público que "recaiga" en el país, región etc que lo realiza sería "recuperado" posteriormente vía multiplicador. La conclusión entonces sería obvia: se podría elevar el gasto público hasta el infinito, porque los ingresos fiscales inducidos permitirían en cada momento mantener el equilibrio presupuestario. Pura alquimia económica.

    ¿De verdad este tipo de cosas pasan los filtros de Drugevijesti?

  • Albert: dices en el prefacio que escribiste el artículo pensando en lectores fuera de Cataluña. Espero que las reacciones de la mayoría de los 150+ comentaristas que has tenido no sean representativas del conjunto de lectores, aunque reconozco que lo digo "more in hope than expectation". El grado de incomunicación es abrumador. Yo no soy independentista y posiblemente tú tampoco, aunque tras los comentarios quizá ya lo seas un poco más. El punto del artículo sobre las balanzas fiscales está bien aclaro, a pesar de que algunos te digan que "escribes mal" (lo dicen para fastidiar). Además, por si no lo estuviera, Antonio se ha encargado de repetirlo varias veces. Como veo que el foro no se limita a las balanzas fiscales, diré que a mí me "da cosa" decirle al 75% de catalanes a favor de la consulta que se fastidien, que esto es lo que hay. Me gustaría que no sólo nuestro gobierno sino también la opinión pública estuvieran pensando en como adaptar o cambiar nuestras leyes para dar cabida a la consulta. En mi opinión creo que los españoles podemos encontrar mejores proyectos de futuro que empeñarnos en sujetar a los catalanes. Nos iría mejor.

    • Manolo: tienes toda la razón, el grado de incomunicación es abrumador. Jo diria que és fins i tot espatarrant.

      Hace dos días Viviane Reding vino a Barcelona, pidió diálogo entre Cataluña y España

      Creo que le mandaré a Reding un link a mi artículo, le pediré que lea los comentarios y decida la posibilidad de éxito de este diálogo.

      ¿Cómo es que en más de 150 comentarios nadie habla del caso de Clara Ponsatí?

      Pero, dejándome llevar por el estúpido optimismo que me caracteriza, voy a acabar con una nota positiva. Como saben mis amigos, a mí no me gusta escribir artículos de periódico o de blog. Admiro sinceramente a aquellos que pueden hacerlo y al mismo tiempo publicar investigación de primera línea, como los editores de Drugevijesti, pero no es mi caso. Dada mi limitada experiencia mostré el artículo a varios compañeros catalanes antes de enviarlo, pidiendo su opinión, y todos me dijeron: "pierdes el tiempo". Tenían casi razón ... pero no del todo: los editores de Drugevijesti sí publicaron el artículo y han escrito no sé cuántas respuestas explicando los argumentos simples que escribí. Muchísimas gracias, editores, keep it up.

      • Estimado Albert:

        Si no entendí mal su artículo el problema estriba en saber si el cálculo correcto de la contribución se debe hacer por flujos monetarios o por carga beneficio, transparencia de datos incluida
        Tema interesante, entendí que el objetivo era estimar si dicha contribución era razonable o no, es decir, excesiva y ajustada a parámetros que se pudieran objetivar.
        Desde la perspectiva del cliente y tal como se ha llevado el tema los últimos 20 años yo ahora mismo me podría declarar anarcocapitalista o exiliarme, y puedo enumerar cientos de casos y cosas que me sublevan, pero eso no aporta mucho al análisis (científico). Si es por gente a mi alrededor a la que oigo decir estupideces me independizaría de mi provincia, ciudad, barrio,etc , y no precisamente porque me sintiera atacado en mi identidad (de bípedo pensante quizás).

        No veo ningún problema en reconocer que el asunto de Clara Ponsatí sea una cacicada, como tantas otras que conozco porque "no es de los nuestros", entendiendo nuestros por partido, grupo, cuerda o afinidad, sin necesidad de que sea IR. Lamentablemente eso es tan común que no soy capaz de relacionarlo con ningún flujo monetario ni carga beneficio. Quizás mi problema en este caso sea que no soy IR.

  • A mi lo que me preocuparía es que se hubiera podido publicar un artículo con errores tan graves como decir que la diputaciones son una rémora del franquismo cuando, como usted muy bien ignora, en su largo devenir histórico quizá fue cuando menos poderes tuvieron frente a la potenciación de la figura del gobernador civil. Me parece asombroso que alguien que se supone que ha aprobado bachillerato afirme sin pudor que las diputaciones fueron un invento del franquismo.

  • Estimat Albert

    Tu actitud me deja un poco confuso. Colocas en el foro el artículo, ignoras las críticas al mismo (en general ponderadas), te despachas con un "no entienden nada", y terminas con un "así no hay quien dialogue". ¿No ves cierta ironía en esa secuencia de acontecimientos?

    Aunque te parezca increíble, muchos a este lado del Ebro, hemos tenido exposición abundante a los argumentos desde Catalunya. Y en más casos de los que pensarías hay una actitud genuina de preocupación por las razones de la desafección de una parte fundamental de España.

    Sucede que tu artículo no ayuda mucho al "engagement" con esas actitudes (claramente visibles por cierto en muchos de los comentarios). Primero porque contiene algún error de bulto (una pista: si vía multiplicador se pudiese recuperar en ingresos el gasto público adicional, todo el mundo lo estaría haciendo ya).

    Tu propuesta de ponderar los servicios españoles por la utilidad que reportan a los catalanes también tiene un pequeño problema: lo que pretenden medir las balanzas fiscales es si el trato financiero a Catalunya justifica el malestar catalán. Si el malestar catalán es un determinante del déficit fiscal, tenemos una manifiesta circularidad.

    Por último, pones el método monetario y el carga-beneficio en el mismo plano cuando es evidente que no lo están (otra pista: el método CB mide servicios que se te prestan "gratis"; la dinamización de la demanda que genera el gasto estatal en tu región -método monetario- tiene como contraprestación bienes y servicios que tienen que un coste de oportunidad (sigue).

  • Bastan unos conocimientos elementales de microeconomía para saber que en términos de utilidad para los catalanes, recibir "remotamente" servicios estatales de importe 100 es un orden de magnitud preferible a tener en Catalunya un número de funcionarios estatales cuyos sueldos agregados sean 100). De la neutralización (esa deuda pública que "pagaremos todos" pero que ningún político independentista catalán se ha comprometido a pagar si la independencia se consuma) para qué hablar.

    Los intentos por objetivar el maltrato catalán retorciendo los números as needed no ayudan en nada al necesario diálogo: le restan seriedad a los agravios catalanes, y nos desvían de los verdaderos problemas, que desde luego no radican en el grado de progresividad general del sistema de ingresos y gastos estatales (determinante principal, como supongo sabes perfectamente, del déficit fiscal catalán).

    Nos iría mucho mejor si discutiésemos agravios económicos concretos y legítimos (ordinalidad, inversiones estatales) y abandonásemos esta pretensión de cifrarlos en varios puntos de PIB. O si discutiésemos los temas no estrictamente económicos (desconcentración de los centros de decisión estatales, régimen legal del catalán, actitudes en el resto de España frente al "hecho catalán"). Aprovechando para mejorar la muy mejorable institucionalidad y relación con sus minorías del Estado español... y para hacer lo propio en Catalunya, que tiene amplio margen de mejora en ambas.

    Saludos,

  • Pirla: «Como extranjera que ha vivido tanto en Madrid como en Catalunya me sorprende la falta de dialogo y debate real que hay sobre la relación España-Catalunya.»

    Albert Marcet: «Manolo: tienes toda la razón, el grado de incomunicación es abrumador.»

    Lamento discrepar, a menos que por diálogo y comunicación entendamos cosas distintas. ¿Acaso no hemos ido manifestando alternativamente nuestras ideas, razones, fuentes… de manera comprensible?

  • Observo con pavor falta de rigor en las explicaciones del autor. Observo confusion en el plano teorico y en el etico. Pregunto que pasaria si aplicaramos los mismos calculos a las balanzas fiscales de Madrid con Espanya, NY con USA, Pedralbes con BCN, o Gerona-Girona con CAT. Eso no depende del metodo de calculo.
    Por otro lado observo errores graves en la percepcion de la realidad. Espanya presenta una indudable debilidad institucional que nos afecta a todos. CAT es el mejor ejemplo de un conjunto de instituciones sesgadas, derrochadoras y enfrentadas a otro grupo de instituciones endogamicas y aislacionistas.

Los comentarios están cerrados.

дизайн квартиры студии

покраска стен цена

стяжка пола