Los regalos, aún los de Reyes, tampoco son gratis: videoconsolas y efecto sobre la lectura en PISA

(De Antonio Cabrales y Florentino Felgueroso). No conocemos bien la tecnología de producción de regalos que usan los Reyes Magos, pero nuestros datos indican que pueden producirlos y distribuirlos sin usar recursos ni tiempo, desafiando las leyes de la física (por cierto, un “scoop” de Drugevijesti, sus apellidos son Trichet, Bernanke y Mohohlo). Y, sin embargo, hoy vamos a mostrar que ni aún así existe algo gratis. Uno de los regalos de Reyes más deseados son las videoconsolas y aparatos similares (). Y la evidencia empieza a decir que las videoconsolas tienen efectos negativos, particularmente notables en la lectura.

Vamos a comenzar con una evidencia descriptiva internacional muy sugerente, que muestra unas correlaciones (negativas) muy robustas entre resultados en lectura y uso de videoconsolas. Y para estar más seguros de que no hay un problema de causalidad inversa o variables omitidas, les contaremos después un experimento controlado que deja poco margen a la interpretación.

La evidencia internacional viene, cómo no, del examen de PISA. Estos exámenes ponen en todas las ediciones el acento principal en una de las dimensiones (matemáticas, lectura o ciencia). En el último examen, hecho en el 2009 y cuyos resultados se publicaron recientemente, el énfasis era en lectura. Y el cuestionario que rellenan los estudiantes tiene varias preguntas que son útiles para nuestra preocupación de hoy.

Una de esas preguntas es: “¿Tienes alguno de los siguientes aparatos en casa?” Uno de esos aparatos es “Consola de videojuegos, por ejemplo, Sony Play Station TM”. Las respuestas posibles son: “Sí y la uso”, “Sí, pero no la uso” y “No”.

La otra pregunta que vamos a explotar es: “¿Cuánto tiempo usas aproximadamente al día para leer como diversión?”. Las respuestas posibles son: “No leo por diversión”, “30 minutos o menos al día”, “Entre 30 y 60 minutos”, “De 1 a 2 horas al día”, “Más de 2 horas al día”.

Lo que sigue es casi un Drugevijesti Visual y Básico, porque nos parece que en este caso los gráficos se comentan con muy poco esfuerzo. Por cierto, para los que como Cabrales tengan presbicia, los gráficos se amplían algo si se pincha en ellos. Luego, dando al botón de ir atrás del navegador, se vuelve a la página.

Primero, y para calentar motores un gráfico con las tasas de propiedad de videoconsolas por países.

Una observación curiosa. España está muy arriba en la tabla en posesión, pero no tanto en uso. Es tentador sacar la conclusión de que la videoconsola es un símbolo de estatus para las familias, que lo consiguen para los hijos (con la ayuda de los magos de Oriente o el antiguo crédito fácil) sin pensar mucho en las consecuencias. Habría que estudiar el problema en más profundidad para atreverse con esa conclusión, claro.

Ahora les ponemos un gráfico en el que para cada país vemos la diferencia media en los distintos exámenes entre el grupo que usa videoconsolas y el que no la usa (la tenga o no la tenga).

Este gráfico es bastante revelador. Con unas pocas excepciones (que ocurren en países en desarrollo para los cuales la posesión del artilugio es un puro indicador de estatus socioeconómico) el uso de videoconsolas tiene una correlación negativa clarísima con los resultados en lectura. Y no tan clara, pero también negativa, con los resultados de matemáticas y ciencia. Por cierto, el gráfico sería muy parecido (aunque no idéntico) si ponemos la diferencia de notas entre el grupo que tiene y el que no tiene videoconsolas (porque como se veía en el primero, la mayor parte de los que la tienen la usan).

Para entender lo que pasa es útil ver el siguiente gráfico que nos relaciona el tiempo que dedican a la lectura por diversión los chicos según sus respuestas a la pregunta de las videoconsolas.

Como se puede ver con facilidad, el uso de la consola tiene una correlación negativa clarísima con la lectura.

Casi podemos oír mientras escribimos esto a nuestro buen amigo Manuel Bagüés decir: “todo esto está muy bien, queridos, pero no prueba en modo alguno que haya una causalidad entre posesión de videoconsolas y peores notas en PISA o en lo que sea”. Y Manuel tiene razón, podría ser perfectamente que el tipo de niños que va a tener malas notas en lectura pase lo que pase se siente muy atraído por el aparatejo y se ve repelido por los libros, de manera que ni los toca si no son obligatorios.

Afortunadamente un par de psicólogos (Weis y Cerankosky) han realizado un experimento que prueba que lo que hemos visto en PISA no es una pura correlación entre uso de consolas y malas notas, sino que hay una firme causalidad detrás. Y que el mecanismo es el desplazamiento de otras actividades (el estudio se puede ver y una descripción en un excelente blog de ciencia ).

A 64 estudiantes de entre 6 y 9 años que participaron en el experimento, y que no tenían consolas antes del mismo, se les hizo unos exámenes de nivel en lectura, escritura y matemáticas para empezar. Luego se les asignó al azar a dos grupos. A uno de los grupos se le daba una consola (la PS2) al comenzar el experimento, y al otro grupo se le daba la consola al concluir el mismo, cuatro meses más tarde.

El grupo que recibió la consola inmediatamente tuvo resultados claramente peores que el que no la recibió. Aprendieron menos de lo esperado en lectura y escritura, y tuvieron peores notas en esas asignaturas y más problemas en el colegio. Y el mecanismo es equivalente al que ya hemos presentado con PISA, el tiempo dedicado al aprendizaje fuera de la escuela fue muy diferente entre los grupos. Los que no recibieron videoconsola la usaron una media de 9 minutos al día (generalmente en casa de amigos), y los que sí la recibieron una media de 40 minutos. Y las actividades académicas ocuparon 32 minutos en media para los que no tenían consola y 18 para los que sí tenían.

La conclusión es evidente. Como ya saben todos los padres, el uso de la videoconsola tiene que ser controlado estrictamente. Pero como tampoco queremos que tiren la consola a la basura inmediatamente, les dejamos con una pieza de evidencia más. Veamos la nota media de los distintos grupos pero separada por el tiempo de lectura por diversión.

Como verán, los chicos que usan la consola lo hacen peor que los que no la usan, cuando leen poco. Pero si leen mucho, el orden se invierte. Sospechamos que estos chicos que leen más de una hora y luego usan la videoconsola son representativos de aquellos de nuestros lectores que se están preparando para escribir un comentario furioso: “yo usaba la videoconsola todo el rato y tengo tres doctorados (o soy CEO de una gran multinacional)”. Pero además sugiere una estrategia maquiavélica para los que ya tienen consola: “la vas a usar si primero lees una hora y media este libro”. A veces, la letra con consola entra.

Hay 28 comentarios
  • Sobre la última gráfica, se me ocurre que el nivel socioeconómico debe tener mucho que ver: estudiantes que viven en un entorno económico desahogado que coincide con padres con mayor nivel educativo, factor que, repetidamente demuestra una importante relación causal con el dempeño educativo.

    i.

  • Siempre andamos dando vueltas a lo mismo con el tema de los videojuegos / videoconsolas. A mi me gustaría ver estudios comparativos entre en tiempo dedicado a los videojuegos y el tiempo dedicado a otras actividades (tiro al arco, natación, fútbol, etc.) usando personas con el mismo perfil académico (estudiantes con buenas notas / estudiantes con malas notas).
    Si los que dedican 2 horas al día a otras actividades sacan mejores notas que se dedican 2 horas a jugar a la videoconsola, entonces ya podremos empezar a decir con algo de base que lo que tiene un efecto negativo son las videoconsolas y no el tiempo dedicado a jugar con ellas.

  • Podrá sonar a frase muy manida, pero lo cierto es que hay tiempo para todo. Con esto quiero decir que cada chaval es un mundo, también es verdad que hay videojuegos (se me ocurre el último Assassins Creed) que ya quisieran muchos libros...

    Pues eso hay que saber combinar tecnología y lectura 😉

    Saludos

  • Ismael. Sin duda. Pero el porcentaje de niños que leen más de una hora es mucho mayor que el de los que tienen padres educados. Y, por cierto, el problema español se concentra en los hijos de padres educados. Los chicos españoles con padres poco educados lo hacen como la media europea. Los chicos con padres universitarios, mucho peor. Seguro que no es solamente por las consolas, pero los universitarios españoles estamos haciendo algo mal con nuestros hijos.

  • Me inclino a pensar que la clave de lo expuesto está en el último párrafo. Pensemos en otra forma de diversión más antigua: "salir a la calle". Mi hipótesis (arriesgada: no tengo ni hijos ni consolas) es que los resultados hubieran sido muy parecidos. Leer exige esfuerzo (no se sabe hasta que se intenta aprender una lengua no materna) y sólo tras un largo aprendizaje se obtienen los frutos. Aquellos padres que actúan "con la diligencia de un buen padre" utilizan la estrategia del palo y la zanahoria del párrafo final (especialmente a edades muy tempranas).

  • Harkonnen. Tienes razón, lo que demuestra el estudio es que el problema no son las consolas en sí, sino que los chicos le "roban" tiempo a leer por usarlas. Si el fútbol le roba tiempo a leer el efecto será el mismo. Con la diferencia de que el ejercicio físico es también necesario para el cuerpo, y los beneficios físicos de las consola (incluida la Wii) están por demostrar.

  • Francisco. Salir a la calle, sobre todo si es a practicar algún deporte, tiene una ventaja clara respecto a la consola. Se hace ejercicio físico, algo que dada la epidemia de obesidad en España conviene no dejar de lado tampoco.

  • La afirmación de que los hjos de padres universitarios tienen resultados peores que la correspondiente media europea me resulta extraordinaria. ¿Puede aportar los datos? ¿Algún enlace que pueda consultar?
    Gracias

    • Escéptico. La mejor referencia que conozco sobre esto es . Pero puedes bajarte tú mismo los microdatos y comprobarlo. Es una base de datos fascinante.

  • El último gráfico tiene multitud de lecturas, tantas que mejor no darle muchas vueltas.
    Lo que está claro es que encontrar un chaval sin videoconsola es casi imposible, por lo que el coeficiente de lectura, comparativamente a cuando yo estudiaba, es mucho menor en casi todos los estratos. Por otra parte, dudo mucho que un tridoctor haya jugado con el aparatito con tanta asiduidad; los que conozco eran poco dados en hacerlo.
    De los compañeros de mi hijo, solo uno tenía un padre de esos que decíamos "rarillo" (en su casa no había televisor). El resultado: un chaval y dos chicas cerebritos.

    En mi época la cosa iba por otro lado. Al chaval deportista, con múltiples actividades como el esquí, el hockey, etc. se le notaba la falta de tiempo para el estudio y la lectura; ahora resulta que prima el deporte, desde la danza hasta el fútbol y como más mejor.
    Ya veremos...

    • Pau. Algún día me gustaría entender cuánto del sobresfuerzo familiar en actividades extraescolares del tipo que mencionas tiene que ver con la vaga esperanza de algunos padres de que sus hijos se conviertan en el próximo Messi o Antonio Banderas. Una inversión muy arriesgada, porque por cada Messi hay muchos miles que no llegan a nada y no usaron el tiempo en una actividad quizá con menos "glamour" pero menos arriesgada.

  • No entiendo muy bien por qué se considera que la consola es un elemento de estatus sólo en aquellos países que dan buenos resultados. Es decir, los datos no controlan en ningún momento por el nivel socioeconómico de las familias, por lo que en todos los países la consola podría ser una forma aproximada de correlacionar con dicho nivel.

    Por otro lado, en el gráfico 2, en el que se ven las diferencias entre países entre los videojugadores y los que no, lo que observo más que una correlación es una gran dispersión de resultados entre países. En unos las diferencias no son significativas, y entros lo son y grandes. Por ejemplo, comparen Japón con lo que fue Checoslovaquia. (Una cuestión metodológica, ¿por qué dar el dato en % pudiendo darlo en puntos PISA? ¿por qué "cocinar" cuando no hace falta?

    Gráfico 3, existen diferencias en lectura, pero son pequeñas, si tienen en cuenta los márgenes de error, ¿estamos tirando cohetes con difernecias de en torno a un 5%?

    Gráfico 4: lo q muestra es que no se puede hablar del efecto en general, sino de que existe una interacción. Igual el uso de la consola "acelera" a los "listos" y "atolondra" a los "tontos", si hay más "tontos" que "listos", la media baja (ah, los efectos de composición...). Y una vez más, las diferencias, teniendo en cuenta que los márgenes de error de PISA son de +- 5 puntos, no me parece que sea como para mostrar a las consolas como el coco

  • Antonio, parece claro que jugar a la videoconsola es una actividad bastante sedentaria, como pueden ser clases de música, ajedrez o, ya que se menciona en el artículo, leer. ¿Cuáles son los beneficios físicos de leer por diversión?

    Por supuesto, no estoy a favor de que los niños se pasen 3 horas al día jugando a las videoconsolas, pero me parecen bastante obsoletos y recurrentes los prejuicios / estereotipos. Jugar a videojuegos es una actividad como cualquier otra que los padres tienen que regular (no solo el tiempo dedicado, sino también el contenido de los juegos) para conseguir que los hijos crezcan de una manera equilibrada. Lo normal es que controlar esto requiera un esfuerzo extra por parte de los padres dado que es muchísimo más divertido jugar a un juego que leer un libro. A esto hay que sumar que muchos padres son analfabetos digitales, lo cual les presenta un reto todavía mayor.

  • Pepe,

    Mil gracias por tu observación. No no son datos cocinados, sino simplemente un error: en los ejes de ordenadas de los gráficos 2 y 4, no debería venir %, sino simplemente puntos. Subsanamos este error lo más pronto posible. La única cocina que hemos hecho es que en el Gráfico 2, los países aparecen ordenados por las barras azules, es decir por las diferencias en resultados en lectura y excepto en Panamá, Tailandia y Jordania, en todos los demás salen resultados negativos en medias, mayores en todos ellos en lectura que en ciencias y matemáticas. Cuando este mismo hecho se reproduce de forma casi universal, es probable que estemos identificando algo.

    Para no cargar esta entrada, no hemos metido otro gráfico bien interesante. Cómo han cambiado los resultados en lectura entre 2000 y 2009 por países dado el porcentaje de niños de 15 años que disponen de consolas en 2009. Esta información sólo es disponible primera vez con los resultados de los últimos tests, no sabemos como ha podido cambiar en la última década. En cualquier caso, si que sale de nuevo una posible relación negativa entre ambas variables. Los países con mayor uso de consolas en la actualidad, también son los que más han caído en los resultados en lectura. El caso más esperpéntico es Irlanda, el país con mayor porcentaje de niños con videoconsola ha caído 33 puntos en lectura durante este período. Prácticamente todos los países por encima de la media han caído en lectura, nosotros también unos 12 puntos. Por el contrario, la mayoría de los países por debajo de la media, han mejorado sus resultados. Por ejemplo, Chile (unos 40 puntos), o Letonia, Polonia e Israel más de 20 puntos.

    La diferencia en el porcentaje de niños que no leen nada por diversión entre los que usan videoconsola y los que no la tienen en casa es casi de 10 pp. Teniendo en cuenta que parte de estos pertenecen a familias que no tienen medios para adquirirla, ni tampoco libros (y que según el Gráfico 4, en cualquier caso, sacan peores resultados en lectura independientemente del número de horas que le dediquen a la lectura), este porcentaje puede no tan parecer elevado. En cuanto a las diferencias en resultados, 10, 15 o 20 puntos pueden no parecer una diferencia tan pequeña, pero no olvidemos que en lugar de avanzar en lectura, hemos retrocedido de casi 11 puntos en menos de una década.

    Por otra parte, en el enlace que damos en la entrada (), se dan buenos ejemplos de otros efectos, esta vez positivos, de los juegos de video. Por ejemplo,
    • Playing shoot-em-up video games can improve some aspects of vision
    • Violent films and games delay people from helping others
    • Tetris to prevent Post-Traumatic Stress Disorder flashbacks
    • Single memory training task improves overall problem-solving intelligence
    Pero, los posibles efectos sobre la lectura también parece que se estén produciendo. Y, en particular, como padre de niños que aún no han empezado la primaria, que apenas están comenzando a leer y escribir, el escenario me parece bastante tormentoso. ¿Cómo decirles que los Reyes no traen consolas, cuando la mayoría de los amiguetes ya están colgados de las mismas con 3 y 4 años de edad, no sólo en casa, sino también en la calle en lugar de darle a la pelota? Veremos lo que nos dicen los futuros resultados de PISA sobre cómo se manejan estas nuevas generaciones desde el punto de vista académico.
    En fin, creemos que el tema da para mucho juego. Estamos con el paper, cuando tengamos una primera versión que se pueda difundir, haremos un nuevo balance y lo colgaremos en Drugevijesti.

  • De nada, es un placer colaborar en un blog tan interesante. Pero tb les digo q, por favor, no caigan en las simplezas de los medios de comunicación. Los 10 puntos de caída en España lectura simplemente son error de medida, no hace falta más que consultar el informe de PISA ( vean la pg. 26 en la q habla de los errores de enlace, y el gráfico V.2.1 en el que se muetra que en términos estadísticos no hay diferencia entre España en 2000 y 2009, p. 39).
    En cuanto a atribuirselo a las consolas... osado como poco. Tb ha aumentado la proporción de extranjeros, cuya puntuación media es más baja que la de los españoles, aunque por otro lado ha aumentado el gasto por alumno, y la renta y el nivel de estudios de los padres, con lo cual no es posible hablar tan alegremente de los cambios, o, mejor dicho, de la estabilidad en la distribución

    Y otro posible sesgo metodológico, ¿no resulta un tanto extraño que bajen los países que tenían puntuación alta, y suban los que tenían puntuación baja? ¿No hace ya un tiempo que Galton habló de la regresión hacia la media? ¿Y si los cambios en las puntuaciones extremas no son más que un artefacto, debido a los errores de medición?

  • Antonio, Florentino:

    Pienso, al igual que Pepe, que las conclusiones de PISA, y vuestros argumentos, pueden ser poco significativos, dada la dispersión de los datos de base.
    No obstante, alabo vuestra búsqueda de los porqués, y os recomendaría que ficharais a Pepe, que sin duda sabe de lo que habla.

  • Se está modificando el soporte en el que los niños leen. Se está modificando la manera de obtener y procesar información. No dudo del caracter científico y la fiabilidad del estudio que se refiere, pero hay otras opiniones. Yo no sé lo suficiente como para argumentar pero si me los permiten, les pongo un enlace de Redes, un programa llamado "Mamá, no me molestes que estoy aprendiendo" sobre el uso de consolas, ordenadores, etc.

    Es muy recomendable. También he leido que el próximo PISA incluirá como operativa el uso de un PENDRIVE para evaluar el uso de las TIC, ya que PISA es, sobre todo, una evaluación de la adaptación de los sistemas educativos al entorno mediante la evaluación de competencias básicas para ello, y no evaluación en valor absoluto. La principal extrapolación de datos de PISA hasta ahora es que en un hogar con madre universitaria y más de 500 libros, en una sociedad mediana - 7 -10 millones de personas- y poco diversa, no existe el fracaso escolar, aunque haya cien consolas. El país con mas Premios Nobel - sí, también de Economía - dista mucho de educar a sus niños en Gulags como los coreanos, y está muy lejos de la nota de Finlandia.
    Y dicsulpenme por escribir en un blog para economista. No quiesiera molestar. Gracias.

  • Las videoconsolas están relacionados con 2 problemas básicos de la sociedad actual:

    a) La imposibilidades de los niños de interactuar con sus amigos libremente, como yo hacía de niño, que conllevaba el aprendizaje de la socialización. Hoy en día la socialización de los niños en el llamado "tiempo libre" está mediatizada por los marcos fijados por los adultos: actividades extra-escolares, clases particulares, etc...Y, dadas las condiciones sociales actuales, los niños no tienen más remedio que estar en casa una gran parte de su tiempo y los juegos digitales (videoconsolas, PC's, TV, etc...) son una ruta de escape a su sed de juego y actividad. Es casi inevitable

    b) La capacidad de los adultos de aplicarse plenamente a la educación de los niños: ayudarlos en los estudios, guiarlos en las lecturas o incluso jugar con ellos, es una actividad verdaderamente agotadora, y más cuando ambos padres trabajan fuera de casa y aspiran a tener algo de descanso y tiempo libre. Las videoconsolas son una "inversión" en la "utilidad" del tiempo libre de los padres, que a veces actúan de verdaderas niñeras electrónicas

    Estamos construyendo un mundo donde el marco de referencia de los niños se basa en actividades solitarias y de IT, de hecho, gran parte de la "visión" del mundo, de los valores o de los modelos de comportamiento, en la actualidad empiezan a provenir, no de la familia o de los amigos, sino de las interacciones con extraños en Internet (como un auténtico Matrix que entra en todos los ámbitos)

    La verdad es que me asusta un poco este futuro

  • Pepe,
    Gracias por el enlace, y de acuerdo con Joseph K: muy buenas tus observaciones. Sólo quiero precisar que de ninguna manera le estamos echando la culpa a las consolas de los resultados españoles en PISA.. Sólo quería decir que la evolución de estos resultados (caída o estancamiento si tenemos en cuenta errores de medida), no son nada alagadores (veáse el Cuadro V.2.3), y que cualquier factor que pueda influir negativamente sobre este resultado, por muy pequeño que nos pueda parecer debería tenerse en cuenta.
    Por otra parte, no entiendo porque los errores de medida y otros posibles sesgos metodológicos tienen que afectar sistemáticamente, en cada país, sólo a los resultados en lectura (y no, o no tanto, en matemáticas o ciencias) y a la información sobre el uso de las consolas para que se observen diferencias negativas en los resultados medios de casi todos los países.

  • Han conseguido picarme :), les conetesto en breve en otro blog en el que colaboro 😉

  • Hola
    otra forma de ver el problema, teniendo en cuenta las limitaciones de los datos de PISA

  • Muy bien, Pepe. Pero te recuerdo nuestro segundo párrafo. "Vamos a comenzar con una evidencia descriptiva internacional muy sugerente, que muestra unas correlaciones (negativas) muy robustas entre resultados en lectura y uso de videoconsolas. Y para estar más seguros de que no hay un problema de causalidad inversa o variables omitidas, les contaremos después un experimento controlado que deja poco margen a la interpretación."

    El "smoking gun" de que hay un efecto causal indudable es el experimento de Psychological Science. Lo de PISA es una contribución modesta, puramente para que se vea que el experimento presenta visos de tener validez externa. Esto lo hemos dicho claramente. La verdad es que me sorprende un poco que se quiera hacer un debate sobre esto. Hay un mecanismo plausible para el efecto causal, tanto desde el punto de vista económico (uso de un recurso escaso, el tiempo) como psicológico y una evidencia que si se pone toda junta va en una dirección evidente. ¿Hay que hacer más experimentos para estar seguros? Sin duda, pero con la evidencia existente yo procuraría que un chico que use la consola dedique tiempo a otras cosas académicas.

  • Yo diría que más que un "smoking gun", por lo menos con los datos de PISA lo que tenemos es un tirachinas, pues los efectos son pequeños (de 0,1 desviación típica o menos). En cuanto al experimento aleatorio, no he podido ver el tamaño de los efectos. Además, el diseño es bueno para estudiar ratones, pero tiene algunos problemas con personas. Me explico, las familias no toman la decisión de comprar la consola de forma aleatoria, sino que lo hacen en función de distintos criterios, por tanto, el hecho de dar la consola aleatoriamente hace que esas familias sean diferentes a las que deciden comprar y gestionar la consola. Una posibilidad: la familia que decide comprar la videoconsola después de un proceso de decisión en el que se tiene en cuenta que puede ser una forma de presionar al menor, pero si se le da de forma casual, pude que no contemple esta posibilidad. Quizá por eso en las familias de origen social bajo puntúan mejor estos jóvenes. Sólo es una hipótesis.
    Ya hace tiempo que se ha señalado la dificultad del diseño de experimentos aleatorios con personas, pues por el mero hecho de participar en el experimento cambian su comportamiento ("efecto Hawthorne").
    También es cierto que los datos de PISA no son los idóneos para afrontar el problema, pero por lo que se ve para el caso español, podría haber intereacciones con el origen social. Quizá la tendencia de los jóvenes de familias de bajo nivel cultural dedican menos tiempo de ocio a leer, y por tanto les afecta menos el videojuego. No he podido acceder al experimento sicológico original, pero por el tamaño de la muestra dudo que hayan podido considerar esta característica adecuadamente.

    Lo que es muy razonable es suponer que el tiempo que se dedica al videojuego frente al estudio puede ir en detrimento del rendimiento educativo, pero para eso tampoco hace falta que le demos tantas vueltas al asunto. Eso sí, me encanta encontar un espacio como este para conversar tanquilamente sobre estas cuestiones, más allá de los titulares histéricos de la prensa 🙂

  • El problema es que se abusa de las consolas, muchos padres para no aguantar a sus hijos los dejan horas y horas delante de las videoconsolas. Y es muy triste ver los parques llenos de críos jugando a la DS

  • Sin poder ni de lejos ser tan técnico, ¿a alguien se le ha ocurrido mirar en que medida la diferencia entre sexos afecta? Por lo que puedo decir por experiencia, las niñas no juegan con las videoconsolas, o al menos no tanto como los niños, y, en general, leen más...¿Qué parte de la diferencia se explica por esto?

Los comentarios están cerrados.

www.optiontradingstrategies.net

интернет магазины Китая

покостовский гранит купить