Reformas estructurales en el fútbol

La espera de Barcelona-Inter hace de hoy un día propicio para hablar de fútbol. En la mayoría de los casos cuando los economistas analizan el fútbol es porqué quieren utilizarlo como banco de prueba de teorías. Existen trabajos excelentes de Luis Garicano e Ignacio Palacios Huerta entre varios otros. Yo voy a intentar hacer lo opuesto: Usar la teoría (debería decir, unos razonamientos teóricos verbales) para conjeturar unos cambios en las reglas del juego que podrían hacer el beautiful game aún mas beautiful.

Debo avisar que el ejercicio va a tener muy poco de científico. Lo que voy a hacer es una lista de cambios que me gustaría ver implementados en el futbol. Ni yo ni nadie tenemos forma de conocer sus consecuencias. Pero yo creo que valdría la pena experimentar y me gustaría explicar porque.

Para empezar debo aclarar que objetivo me gustaría alcanzar. Me gustaría que las reglas del juego cambiaran para dar un mayor peso a los jugadores técnicos e imaginativos y un menor peso a los jugadores físicos y tácticamente disciplinados.

Aquí van mis ideas:

  1. Penaltis al principio del partido. Esta idea no es mía. Juanjo Ganuza la atribuye a Walter García Fontes. Hay partidos en los que es necesario deshacer un empate. En el pasado se repetía el partido o se tiraba una moneda. Luego se pasó a los penaltis. Con los penaltis cuenta algo la habilidad, pero sigue habiendo mucha aleatoriedad. Hay que decir que los penaltis son muy espectaculares y muy injustos, quiero decir aleatorios. Tanto es así que a uno no le importa ver penaltis siempre y cuando no esté involucrado su propio equipo. Pero si los penaltis se tiraran al principio del partido, para determinar que equipo gana en el caso de empate, se lograrían dos objetivos:
    • el espectáculo estaría garantizado.
    • el equipo que ha perdido los penaltis tendría entre 90 y 120 minutos para deshacer los efectos de la injusticia (aleatoriedad) inicial.
  2. Más árbitros, más tecnología. Esta idea tampoco es mía. Me parece tan obvia que creo que no hace falta comentarla. Tan solo una observación: En los campeonatos de Judo a los que van mis hijos, para cada combate hay un arbitro y dos jueces, es decir tres personas para dos niños de 10 años que se juegan una medalla en los juegos municipales de Madrid. ¿Porqué no puede haber mas jueces/árbitros/asistentes y mas tecnología? Creo que casi todo el mundo comparte esta idea, menos la FIFA, la UEFA y unos cuantos que creen que añade interés y morbo al juego. A mi no me lo parece. Creo que añade tan solo aleatoriedad y el favoritismo que la escusa de la aleatoriedad hace posible.
  3. Time outs y sustituciones. A menudo en los partidos se ven los equipos incapaces de cambiar el rumbo táctico. Pero sí se ven mas cambios después del descanso. Imagino que esto es así porqué el entrenador tiene la posibilidad de comunicarse con los jugadores y dirigir un cambio de táctica. Yo creo que introducir unos time outs, permitir mas sustituciones e incluso permitir que un jugador sustituido vuelva a entrar podría hacer los cambios tácticos más frecuentes y añadiría interés.
  4. Disminuir el numero de jugadores en el campo de 11 a 10. Las reglas del futbol se han forjado a lo largo de mucho tiempo. Pero ya en el 1875 se habían fijado el numero de jugadores, el tamaño del campo y el de las puertas : en 1875 cuando jugaban al futbol por diversión hombres mas bajos (según estudios de la época la altura media de los militares del Reino Unido estaba alrededor del 1,70 m.). ¿No parece raro que las reglas fundamentales se han quedado invariadas a lo largo de todos estos años? Cambiar ahora el tamaño de los campos va a ser difícil ya que supondría construir nuevos estadios. La pregunta es ¿que consecuencias tendría reducir el numero de jugadores? Si hay mas campo a cubrir per capita, ¿no aumentaría el valor de los jugadores con mayor preparación física? Yo creo que no, porque el futbol es un juego de 22 jugadores y un balón. Y si hay más espacios, el balón puede correr mas libre y ningún ser humano puede correr como un balón dirigido por unos pies hábiles y entrenados. Quiero decir que reducir el numero de jugadores en el campo aumentaría el valor de los jugadores que tocan bien la pelota y veríamos mas de ellos.
  5. Eliminar el fuera de juego. El fuera de juego nace antes de la diferenciación entre el futbol y el rugby. La regla actual que exige que haya dos jugadores del equipo rival mas cercanos a la línea de puerta cuando parte el pase ha sido introducida en el 1925 y desde entonces ha tenido muy pequeñas modificaciones. Con anterioridad la regla exigía un mínimo de 3 jugadores. Sea cual fuere su función inicial el fuera de juego permite “achicar el campo”. Pero si se achica el campo, el valor de los jugadores con mucha preparación física aumenta y el de los que tienen pies buenos disminuye. Imaginar que ocurriría sin fuera de juego. Un par de delanteros estarían constantemente cerca de la portería adversaria y un par de defensas deberían estacionar en la misma zona. Esto reduciría la densidad de población en el centro de campo y permitiría a los jugadores técnicamente hábiles prevalecer sobre los que son tan solo fuertes físicamente.

¿Cuan probable es que se introduzca alguno de estos cambios?

Los organismos que controlan el Futbol y sus reglas, la International Football Association Board, la UEFA y la FIFA son tradicionalmente conservadores. Las sustituciones se introdujeron tan solo en 1958 e inicialmente se podía sustituir tan solo el portero y un jugador de campo, pero solo en caso de infortunios.

De tener mas árbitros y mas tecnología se habla. El presidente de la UEFA Michel Platini esta a favor de más árbitros, pero no de mas tecnología. ¿Quien sabe porque? De toda forma, siguiendo las directrices de su presidente, la UEFA está experimentando en la Europa League la introducción de 2 asistentes adicionales, uno por cada área. Los resultados, por lo visto, de momento no parecen muy esperanzadores. De todo lo demás, que yo sepa, no se habla para nada. Así que únicamente nos queda soñar con reglas del juego mejores que nos hagan asistir a partidos mejores y mas divertidos. Como creo que va a ser el partido de mañana (a pesar de las reglas actuales). Yo iré con el Barcelona. Un poco porque mi hijo Pablo cree que es del Barcelona (no sabe aún que es del Napoli). Y otro poco por Nacho Conde.

Hay 28 comentarios
  • Haced un libro con 25 propuestas de reforma estructural del fútbol; seguro que los políticos lo leen con más avidez que el de la reforma laboral.

  • Sobre el fuera de juego, te recomiendo este excelente artículo:
    http://www.guardian.co.uk/sport/blog/2010/apr/13/the-question-why-is-offside-law-genius

  • el Primo, gracias por la referencia. Muy interesante el artículo. Coincido con todo lo que se dice. Coincido en particular en que el fuera de juego de por sí no es bonito y en que tiende a hacer mas pequeña el área en la que se juega.

    Lo único es que el autor cree que la regla actual alcanza el equilibrio perfecto entre agrandar el área de juego y evitar una táctica aburrida de poner dos delanteros fijos delante de la portería. Yo creo que los cambios recientes han ido en la dirección justa (disminuir los casos en los que un jugador se considera en fuera de juego) pero me parece que han sido tan pequeños que no pueden ser la causa de los éxitos de los centrocampistas del Barcelona y de la selección española. Así que creo que valdría la pena intentar ver que pasaría sin fuera de juego.

  • Creo que la idea original de tirar los penaltis antes de jugar la prorroga es de Juan Carrillo (USC) y Denis Gromb (INSEAD).
    Juan Carrillo tiene un articulo al respecto en el Journal of Sports Economics.
    http://www-rcf.usc.edu/~juandc/PDFpapers/wp-penal

  • Vicente, puede ser. Yo de toda forma pensaba en tirar los penaltis antes del principio del partido, no antes de la prórroga.

  • Paco, gracias. Estaba convencido que era hoy. ¡Menudo error en mis datos! Corrijo el post para evitar desviar algún lector.

  • El problema de dar mas peso a los jugadores técnicos sobre los físicos es que se disminuye la probabilidad que el equipo modesto gane al grande. Se pierde que el equipo con mas coraje y esfuerzo pueda vencer al teoricamente más virtuoso. Eliminas azar y aumentas la predictibilidad.

    Y ¿quien quiere ver un partido si ya se sabe quien va ha ganar?

  • Alnair, creo que hay que hacer dos comparaciones. La primera es entre la situación actual , llamemoslo entorno A y el pasado, llamemoslo entorno P. Digamos antes y después del Mundial de España de 1982. El desarrollo físico de los futbolistas ha sido muy marcado, pero las reglas han quedado fundamentalmente parecidas. La otra es la comparación entre la situación actual, entorno A, y el entorno H, un entorno hipotético con alguna combinación de las reglas distintas que había propuesto.

    Supongamos por un momento que tengo razón en decir que el desarrollo físico manteniendo las reglas de juego (pasar del entorno P al A) ha favorecido una disminución de la diferencia entre los "valores deportivos" de los jugadores físicos y los técnicos. Tu concluyes que esto tiene que haber favorecido los equipos con presupuestos bajos y por lo tanto la competición ya que aumenta el valor deportivo de los jugadores físicos que cobran menos.

    Se me ocurren dos objeciones. La primera es ¿hay evidencia de que pasando del entorno P al A los equipos con presupuestos bajos han mejorado? No he mirado a datos, pero creo que no es así.

    La segunda es que si pasando de Pa a A se reduce la diferencia entre "valores deportivos" de los jugadores técnicos y físicos se puede reducir también la diferencia entre los sueldos que cobran. En términos relativos, los jugadores físicos podrían cobrar mas y los técnicos menos (ceteris paribus, obviamente). Esto quiere decir que no es tan barato fichar a jugadores físicos ni tan caro fichar a los técnicos y no veo que esto pueda favorecer los equipos con presupuesto bajos y por lo tanto la competición.

    El segundo argumento, obviamente se aplica también a la comparación entre el entorno A y el entorno H, con las nuevas reglas. Los jugadores técnicos cobrarían mas, los físicos menos y las disparidades entre los equipos con presupuestos grandes quedarían las que son.

    Quiero decir que si las disparidades entre los equipos con presupuestos grandes y equipos con presupuestos pequeños ponen en riesgo el atractivo del fútbol, habría que pensar en mecanismos para reequilibrar estas disparidades. Yo sólo he querido hablar de las reglas del juego, no de los mecanismos de gobierno (que incluyen transferencias, mecanismos como el draft en la NBA, o la elección de árbitros por sorteo). Pero no veo que el cambio en las reglas del juego y los posibles cambios en los valores de mercado de los jugadores puedan equilibrar o exacerbar las diferencias entre equipos grandes y pequeños.

  • Casi todo está inventado, Marco: los time out, el control técnico de apoyo, la eficacia por la vía jugador/superficie, la prioridad de la técnica individual y colectiva sobre lo puramente físico......y la espectacularidad. Se llama… BA.. LON... CES.. TO.

    Doce jugadores, cinco en juego, dos o tres time out por cuarto, competiciones enlazadas que favorecen más encuentros entre las mejores plantillas, importancia decisiva del fondo de banquillo, cambios de juego cada 15 s. con un entrenador fuera y un director dentro, modificación anual de reglas para favorecer el espectáculo, tres árbitros y un equipo de anotadores en la mesa con poder de decisión y que pueden rebobinar lo grabado, relojes de tiempo y posesión........y, sobre todo, unos límites que no puede sobrepasar la falta de educación.

    Todo eso favorece la calidad de los participantes: sistemas ensayados conviven con juego libre; agilidad mental para adaptarse a variaciones en la táctica colectiva; control del juego físico cuando se transforma en duro; exigencia de respeto a la autoridad competente y un cierto mantenimiento del respeto al adversario. Valores.

    Aun así, se añade cada año un mayor potencial físico, pero se amplia el radio del tiro triple; se mejora la técnica individual de los postes pero se exige menos dureza en los os.....en fin, un juego con reglas vivas en busca de su rentabilidad, que es el espectáculo. Otra cosa son los espectadores; de eso tienen la culpa los papases, pero en sus orígenes se podía pitar técnica al público.

    Y de vuelta al fútbol: con las cifras que se mueven y el inmovilismo de los dirigentes, ¿como se puede dejar de sospechar lo peor?

    En resumen: optimización de los recursos; adecuación de la tecnología, mas o menos elemental, como herramienta de ayuda; innovación y valentía en los cambios; mejora permanente de la docencia y el nivel de calidad intelectual de los medios disponibles; mantenimiento de unos valores que preconizan los organismos supervisores; rigor, aceptación y comunidad de intereses pactada y consensuada. Y proyectos de ampliación de mercados con una superliga europea que, si funciona, terminará por interesar a los de la NBA.

    Y para terminar, después de plantear como funciona la competencia, FELICIDADES por la originalidad del artículo.

  • Todo lo relacionado con el futbol siempre me resulta interesante. Sin embargo, la idea de tirar los penaltis al comienzo me parece una autentica locura. Ciertamente previsiblemente reduciría e el juego especulativo del que pierde, pero por la misma regla de tres debe admitirse que aumentaria el juego especulativo del que gana. Asi que no veo yo la ventaja del sistema, y ya no entro en el tema de la injustica. Por otro lado, eliminar el fuera de juego, no sé si sería bueno o no para el juego, lo que si sé es que entonces el juego ya no sería fútbol. Los time out y mas posibilidades de cambios podrían estar bien siempre y cuando su puesta en práctica no ralentize el juego en demasía. 10 en vez de 11? No sé, permítaseme versionear la crítica de Lucas, y si la mejor respuesta táctica a este cambio de política fuese reducir el número de delanteros? No creo que esto supuesiese una mejora del espectáculo. En este sentido vería con mejores ojos aumentar las dimensiones mínimas requeridas de los campos e incluso ampliar las máximas. Evidentemente, la medida requeriría un amplio período de transición.

    Desde mi punto de vista, la reforma esencial en el reglamento pasaría por adoptar un sistema de penalización del número de faltas por jugador y equipo inspirado en el baloncesto pues el reglamento actual es tal que muy a menudo la ventaja que obtiene el infractor es mayor que la penalización que recibe.

    El espectacular aumento de las diferencias de renta entre equipos de futbol creo que tiene mucho que ver con la creciente no rivalidad de un equipo fútbol como consecuencia de los adelantos tecnológicos. Posiblemente la mejor solución pase por un liga europea cerrada, estilo NBA. Pero no lo sé.

  • Javier, la verdad es que no se casi nada sobre el baloncesto, así que no me atrevo a opinar. Pero la impresión que siempre he tenido es justamente la de "un juego con reglas vivas en busca de su rentabilidad, que es el espectáculo" frente al "inmovilismo de los dirigentes" del fútbol. Así que me alegro que alguien que parece tener conocimientos de baloncesto confirme mis impresiones. ¿Casi todo está inventado? Por supuesto. La pena es que no se aproveche.

  • Fernando, ¿como te convenzo? Es obvio que tirar los penaltis al principio incentiva a atacar al que pierda y a defender al que gana. ¿Cuál es el efecto neto? Difícil saberlo. Pero esto es la situación al principio del juego. Lo que es importante es que en todo momento del partido, el resultado clasifica a un equipo con probabilidad 1. Evidencia empírica: 5 de julio de 1982, estadio Sarriá, Italia-Brasil. Italia había ganado a Argentina 2-1, Brasil había ganado 3-1. Esto quería decir que el empate le valía a Brasil, pero no a Italia. Para muchos el partidos ha sido uno de los más bonitos de la historia. Te pongo el enlace del video de youtube con el comentario de Nando Martellini: http://www.youtube.com/watch?v=lkLK25Re1Ok. Secuencia de goles: Rossi, Socrates, Rossi, Falcao, Rossi. Ya lo sé no demuestra nada. Como tampoco puedo demostrar que al pasar de 11 a 10 jugadores no se fomente el juego defensivo. Pero yo no propongo cambiar las reglas y dejarlas durante los proximos 135 años. Propongo hacer los experimentos que cuesta poco hacer y cuesta poco deshacer, como cambiar el número de jugadores (derribar unos estadios, para luego volver a construirlos y posiblemente derribarlos y volver a construirlos mas pequeños otra vez me suena carillo).

    ¿Sin fuera de juego no sería fútbol? Supongo que también había gente que en 1958 pensaba que al permitir sustituciones de jugadores lesionados el juego pasaría de ser fútbol a ser un juego para señoritas. Otra vez, el inmovilismo histórico del fútbol puede hacerte pensar que estoy proponiendo cambiar las reglas para los próximos 135 años. A mi lo que me gustaría ver es “un juego con reglas vivas en busca de su rentabilidad, que es el espectáculo”. Si los cambios no funcionan se quitan y ya está, como se hizo con el gol de oro y el gol de plata.

  • Anonimez, se me había escapado tu comentario. Supongo que el tuyo es un comentario "tongue in cheek" (¿traducción? ¿medio de coña?). Pero te voy a contestar como si fuera serio. No se si estoy de acuerdo contigo. Quizás peco de optimismo en mi percepción de la atención que los políticos pueden prestar a las propuestas que se han hecho en http://www.reformasestructurales.es/. Quizás peco de pesimismo en mi percepción de la atención que los dirigentes del fútbol podrían prestar a propuestas de cambios de las reglas del juego. Ten en cuenta que:
    1) que los dirigentes del fútbol son políticos (y además políticos que manejan intereses económicos muy grandes);
    2) que no habría que convencer a los políticos españoles, sino a Platini y a Blatter.

  • Estoy completamente de acuerdo con lo que dices de la tecnología. Sobre todo en atletismo se mira en un segundo quién pasó primero la cabeza por ejemplo...
    Bueno, os paso un link de una página de sobre la roja que estoy llevando. Os sigo de cerca y pronto postearé algunas de vuestras entradas
    http://www..com/sientelaroja

  • Hola, Marco.

    Déjame que alabe tu dominio del castellano escrito. Ya quisieran muchos españoles...

    Una de las características del fútbol es que hay unas cuantas cosas muy decisivas en el juego y que atenazan las tácticas. Tanto un gol como un penalti o una expulsión condicionan mucho el juego. Habría más movimiento si cada una de estas cosas no fuera tan importante (aunque algunos se quejarán, y puede que tengan razón, de que no sea fútbol). Pero cuatro cosas pueden ayudar:

    -Una portería más grande. Agrandaría las áreas más que el centro del campo, pero es ahí donde pasan más cosas, ¿no?

    -El punto de penalti más atrás. Supongo que es posible dar con la distancia para que la probabilidad de meter el penalti se acerque a la que nos parezca interesante.

    -También está la posibilidad que un día me contaste de que el penalti comience con una carrera del jugador desde el medio del campo, que se las tenga que ver con la salida del portero y 30 segundos de tiempo para disparar.

    -Expulsiones de jugadores por periodos de tiempo (¿10, 20, 30 minutos?).

  • Hola José Luis. Gracias por tus alabanzas. Yo intentaría cada una de las cosas que sugieres (que como diría Javier con toda la razón ya están inventadas). Creo que podría haber dos puntos de penalti. Uno, el actual, para faltas mas graves, las que ahora merecen una tarjeta roja, ya que en algún caso hay que tener la posibilidad que el castigo sea recibir un gol con probabilidad 1. El otro, un poco mas atrás, para las faltas para las que no se da tarjeta roja. Completamente de acuerdo con las expulsiones temporales antes de la definitiva. Yo intentaría también con porterías mas grandes. No estoy de acuerdo, en cambio, con el penalti con carrera. Es verdad, te lo comenté yo, pero lo he vuelto a pensar y creo que es inútil ya que un delantero contra un portero marca con probabilidad muy, muy alta. No vería mal otras cosas, como ir reduciendo el número de jugadores según avanza la prorroga, o sustituir los penaltis con 60 segundos para que 2 delanteros de un equipo puedan marcar un gol al otro equipo que contaría con 2 defensa y el portero. No digo que hay que hacer todas estas cosas. Pero mantener todo prácticamente invariado durante 85 años me parece exagerado.

  • Pingback: Tweets that mention Reformas estructurales en el fútbol -- Topsy.com
  • Hola Marco, es cierto que las organizaciones que gobiernan la mayoría de los deportes tieden a ser conservadoras pero el caso de FIFA y UEFA es simplemente increible. MLB, NBA y NFL en EEUU son libertinos comparados con la FIFA. La mejor reforma del fútbol sería la eliminación de la FIFA y todas sus filiales. No soy experto en el tema pero me parece que la fuente (originaria) de poder de la FIFA proviene del hecho de organizar los mundiales de fútbol, probablemente el evento mas grande a nivel global, solo comparable con las olimpíadas (por cierto, el COI debería ser eliminado también).
    Muy bien, la FIFA tuvo una excelente idea (los mundiales), casi tan buena como la de Pfizer con el Viagra, pero eso no les debería garantizar una patente de por vida. Todas las patentes tienen fecha de caducidad. ¿Por qué no abrir a la competencia el control no solamente sobre los mundiales sino sobre todo el fútbol? O alternativamente, ¿por qué los gobiernos no se proponen una mayor regulación sobre ese monopolio llamado FIFA? En EEUU las ligas profesionales como las mencionadas anteriormente están sometidas al control de instituciones federales como el Congreso ya que violan las normas anti-trust. La FIFA, por ejemplo, prohibe (oigase bien, PROHIBE) a sus clubes afiliados (que son básicamente todos los clubes profesionales del MUNDO) y federaciones nacionales, también afiliadas a la FIFA, que lleven querellas legales a tribunales nacionales. ¿No es eso un exceso de poder? Otra pregunta es, ¿por qué los gobiernos nacionales permiten tal abuso de poder de una organización deportiva como la FIFA? No es que estemos hablando de la ONU o del Tribunal de La Haya.

  • Al principio, tanto en fútbol como en rugby el fuera de juego lo marcaba solo la línea del balón: todos los de un equipo a un lado y todos los del otro, al otro lado, siempre por detrás del balón. Ambos deportes vieron sus caminos separados definitivamente cuando los futboleros decidieron cambiar esa regla del fuera de juego y permitir que jugadores de cada equipo estuvieran por delante de esa línea. Eso hizo (y hace) que la colocación de los jugadores en el campo fuera muy distinta en fútbol y en rugby. Se puede decir que ese día nació el fútbol como hoy lo conocemos. Cuento esto para señalar que eliminar esta regla puede tener consecuencias radicales para el juego que vayan mucho más allá de lo que se pretende. Desde luego, habría que probarlo en la práctica.

    Un poco más de historia. A lo largo de las décadas, los defensas centrales se han ido alejando de su propia portería según ha ido mejorando su condición física. Hasta el segundo lustro de los años ochenta del siglo XX (Arrigo Sacchi), no se utilizó el fuera de juego del modo tan agobiante que vemos ahora algunas veces.

    Si se quedan dos delanteros cerca del área contraria, se quedarían con ellos tres defensas (véase lo que ocurre ahora en los córners). Esto dejaría el centro del campo a 10 jugadores (cinco y cinco) con más espacio para correr. Como la presión no sería tan agobiante, no haría falta ser muy hábil. Es decir, más espacio: más carreras; menos espacio: más habilidad para salir de la presión. Lo que está claro es que luciría mucho el jugador con un buen pase largo.
    Por otro lado, esa situación en defensa podría acercarnos mucho al marcaje al hombre, algo más propio del pasado.

    Sobre los penaltis. Está claro que son tan emocionantes como injustos. Si un partido termina con empate a goles, se podría desempatar contando los tiros al palo. Si persiste el empate, los córners a favor.

  • Paco,

    yo siempre había imaginado que el fuera de juego se había introducido para obviar al problema de tener a un par de delanteros fijos cerca de la portería. Me sorprendió descubrir que las cosas en cambio habían ido exactamente como tu las describes. El fuera de juego es una mutación de la regla del rugby que no permite que ningún jugador esté mas adelantado que la pelota y se ha ido modificando a lo largo del tiempo justamente para evitar achicar demasiado el campo.

    Hasta 1925 un delantero estaba en fuera de juego si cuando le pasaban la pelota había 2 jugadores o menos entre él y la línea de puerta. Esto permitía poner en fuera de juego a los adversarios manteniendo el portero y un centra. De otra forma el fuera de juego suponía muy poco riesgo y por esta razón se usaba muy intensamente con el resultado de achicar el campo y el efecto colateral de tener partidos con muy pocos goles.

    A partir de 1925 el número mínimo de jugadores necesarios para estar en fuera de juego pasa de 2 a 1 (casi siempre el portero). Esto hizo del fuera de juego una estrategia más arriesgada. Como tu bien dices el Milan de Baresi, Gullit, Rijkard, Van Basten, Maldini y Ancelotti (dejáme dejar de un lado a Sacchi, el entrenador mas sobrevalorado de la historia del fútbol, como los hinchas del Atletico de Madrid recordarán) perfeccionó el fuera de juego y empezó a utililzarlo de manera "agobiante" (como los hinchas del Real Madrid recordarán).

    Estoy de acuerdo contigo, sin fuera de juego, veríamos menos jugadores en el centro de campo. Estoy de acuerdo contigo en que no es obvio prever lo que ocurriría. Es verdad, cuanto menos espacio mayor es el valor de la habilidad para salir de la presión. Pero, habrás jugado tu también algún partido de niño en el que el número de jugadores aumenta sin parar hasta que alcanzas un punto en el que ser bueno o malo ya no cuenta. Sencillamente no hay espacio para nadie y lo único que se hace es dar patadas al balón. (Yo era malo y a mi me encantaban estos partidos.) Gracias al fuera de juego y a la preparación física hoy en día se ve frecuentemente que hasta 3 jugadores hacen pressing sobre el jugador con la pelota.

    Hoy veremos si el Camp Nou inspira a Messi. Pero la semana pasada ni él ni Xavi ni nadie encontró un hueco en San Siro. Incluso Messi que es posiblemente el mejor jugador del mundo necesita un poco mas de espacio. Lo que quiero decir es que si queremos admirar los regates de Messi o Rooneys o de jugadores de gran talento pero sin la velocidad necesaria para el fútbol de hoy como Riquelme, habrá que dejarles un poco mas de espacio. De otra forma seguiremos admirando como jugadores con poca técnica y mucha competitividad (Gattuso, Materazzi) logran parar a genios del fútbol. De gustibus.

  • Manuel, intuyo que tienes razón, aun que no sé exactamente a que te refieres sobre lo de prohibir a los clubes llevar "querellas legales a tribunales nacionales". De toda forma no estoy tan informado sobre estos temas como para añadir algo. En algún caso la UE se ha interesado por el tema, por ejemplo con la sentencia del Tribunal de Justicia sobre el caso Bosman. Supongo que no es tan fácil regular un monopolista mundial.

  • Buenísimo, Marco. Ya tengo algo serio de lo que hablar con mi hijo. Solamente dos observaciones.

    ¿Por qué no se ha hecho nunca un experimento para comprobar qué pasa con algunas reglas cambiadas? Por ejemplo, en un torneo de verano u otra competición así. Ya sé que la "validez externa" en ese caso donde se juega con bajos incentivos no es muy grande, pero se puede comparar al menos la diferencia con otros torneos de verano.

    Dado el conservadurismo de los gestores oficiales del deporte, me sorprende que no haya surgido algún emprendedor que quisiera cambiar el "statu quo". En un deporte incluso más conservador, el cricket, ha aparecido el Twenty20 que, me dicen mis amigos indios, está revolucionando el deporte. ¿Te animas? Igual te haces rico.... Os dejo un enlace del Economist sobre Twenty20

  • Estoy de acuerdo en que la acumulación es mala. Aunque hay que admitir que conseguir lo que hacía la lluve de Lippi no es fácil.

    Anoche vimos al Inter defenderse muy cerquita de su área, con lo que su uso del fuera de juego era algo limitado. ¿Qué hubiera ocurrido sin la regla? Seguramente, todo el Inter y todo el Barça acumulados más atrás, dentro del área italiana. La acumulación pasaría del centro del campo al área, sería más emocionante por la cercanía del gol. Pero acumulación al fin y al cabo.

    Estamos de acuerdo en que prever qué ocurriría sin fuera de juego es complicado porque esta regla afecta al desarrollo del juego de forma fundamental. Tras el partido de anoche, imagino que lo que tendríamos sería partidos de ida y vuelta, pero como el campo es muy largo, veríamos equipos divididos en dos: los que atacan, acampados en el área contraria, y los que defienden, que se quedan en la propia. El número de integrantes de uno y otro dependería de lo amarrete que sea el entrenador, del resultado… Sería algo muy parecido a lo que ocurre en fútbol sala o en balomnano, donde todos atacan y todos defienden, pero con los inconvenientes de hacerlo en un campo de 100 metros. Es de esperar que el centro del campo se convertiría en terreno baldío, algo que hay que superar con un certero pase largo o con un patadón (según la calidad de cada uno). Muy parecido al fútbol inglés de toda la vida.
    Quizá la eliminación del fuera de juego podría complementarse con la prohibición para los atacantes de permanecer en el área X segundos sin tocar el balón (los tres segundos en la zona, del baloncesto) o la de marcar gol en el área pequeña (como antes en fútbol sala o en balonmano).

    La reforma más urgente que debe acometer el fútbol es la de introducir la posibilidad de ver en vídeo determinadas jugadas polémicas, como ya se hace en fútbol americano y también en rugby para los casos en que no se sabe si hay ensayo. Cada entrenador tendría derecho a que tres árbitros que están viendo una tele revisen la jugada que él pida, con un límite de dos o tres peticiones por tiempo y reducido a penaltis y goles fantasma. Si el entrenador tiene razón, no se le descuenta. En vez de perder dos minutos de bronca de los jugadores contra el árbitro, se emplearían para ver el vídeo. No afectaría al ritmo del juego. Es cada vez más increíble que pudiendo ver en diez segundos si el balón ha entrado o no, no se haga.

    Un placer leerle.
    Saludos.

  • Antonio, algún experimento se hace. Como comentaba en el post, por ejemplo, en la Europa League están experimentando tener dos asistentes adicionales, uno por cada area. También se ha probado (y rechazado, personalmente creo con buen criterio) el gol de oro (un eufemismo por el que en otros deportes se llama de manera mucho mas poética muerte súbita) y el gol de plata. Nacho Conde me dijo hoy que en un mundial sub 21 se experimentó con una relajación del fuera de juego (un jugador podría encontrarse en fuera de juego solo si está en el área adversaria en vez que en la mitad adversaria), pero no supo darme una referencia mas precisa ni decirme cual había sido el resultado de la experimentación. Yo he hecho alguna búsqueda y no he encontrado nada. Sí he encontrado un interesante articulo que habla justamente de la posibilidad de eliminar el fuera de juego. Digo interesante porque el autor parece tener unas ideas muy parecidas a las mías. Por ejemplo dice "football's offside rule is a bastardised, almost arbitrary version of the norm in other sports." El articulo se encuentra aquí: http://www.guardian.co.uk/football/blog/2010/mar/03/sepp-blatter-bin-offside-rule. El artículo menciona también que en hockey el fuera de juego se eliminó hace 12 años y no han vuelto atrás, pero no hace referencia a ningún experimento parecido al que me había descrito Nacho.

    Dicho de otra forma, el problema no es que no se les ocurra como y cuando experimentar los cambios de reglas, sino que sencillamente creen que lo mejor es cambiar lo mínimo.

    Por cierto se te ha olvidado el enlace sobre el Twenty20. En cuanto nos lo des, empezaré a pensar en lo de montar una asociación de fútbol internacional. Seguro que Manuel Toledo, tu hijo y mis hijo me echarán una mano.

  • Paco,

    estoy de acuerdo con todo lo que dices, en particular sobre la necesidad de poder revisar las jugadas en video y de la manera que sugieres. Estoy de acuerdo contigo en que "[e]s cada vez más increíble que pudiendo ver en diez segundos si el balón ha entrado o no, no se haga" sobre todo porque todos los demás lo vemos. Los únicos que no lo ven son los deberían verlo, jugadores, entrenadores y árbitros.

    Como tu creo que es difícil prever las consecuencia de la abolición del fuera de juego en un partido y en particular en un partido como el Barcelona-Inter de ayer. Hasta cierto punto estoy de acuerdo con tu análisis. Sin fuera de juego, los delanteros del Barcelona se hubieran acercado aún mas a la portería y los jugadores del Inter hubieran reculado aún mas. Pero creo que el hecho que el partido de ayer fuera de sentido único (el Inter nunca ha intentado atacar) te ha hecho pensar solo en el campo del Inter. Quiero decir que si no hay fuera de juego, no lo hay para nadie. Ni para el Barça, ni para el Inter. Pero con el Barça tan volcado al ataque, ¿no crees que hubiera sido muy rentable para el Inter mantener a dos jugadores como Milito y Eto'o adelantados para aprovechar las contras en vez de ayudar a defender como hicieron ayer? ¿No podría haber llevado esto al Inter a tener una estrategia menos defensiva? ¿No podría esto haber generado un partido mas abierto y con mas goles?

  • Uy, se me olvidaron los enlaces:

    http://www.economist.com/business-finance/displaystory.cfm?story_id=15772890

    http://www.economist.com/specialreports/displaystory.cfm?story_id=E1_TTRNVGTS

    http://www.economist.com/business-finance/displaystory.cfm?story_id=E1_JRPPVSR

  • Sí, esa estrategia habría sido muy rentable y seguro que Mourinho la habría empleado (recuérdese la final de la Liga de Campeones de 2004: el Oporto va ganando y el partido se acaba. El Mónaco saca un córner y Mourinho ordena a dos --quizá fueran tres-- delanteros que se coloquen adelantados para un posible contraataque, en lugar de bajar todos a defenderlo. El Mónaco necesita marcar, pero, desconcertado, no sabe si atacar o defenderse. Pierde el balón, cae en poder de los portugueses, que marcan y sentencian la final).

    Ocurre que una estrategia de todos defendiendo menos dos delanteros (palomeros, diríamos en baloncesto) quizá asegure más goles, pero no mejor juego. Mi preocupación es que el centro del campo se convierta es sitio de pelotazos largos.
    O atasco o balonazos, esas son las amenazas. Si lo primero tiene su ejemplo en el fútbol italiano y lo segundo en el inglés, creo que está claro lo que prefiere el público: correr de un lado a otro, velocidad, y el balón cerca del área, que es donde está la emoción.

    Solo una cosa más. En los campeonatos de alevines, se pinta delante del área grande una línea a todo lo ancho y solo hay fuera de juego desde esa línea hasta la portería. Creo recordar que en algún campeonato internacional sub-algo (sub-16 o así) se probó, o se pensó probar, esto mismo.

    En conclusión, no creo que nadie se atreva a tocar la regla.

Los comentarios están cerrados.

amazon tv shows