- Drugevijesti - http://drugevijesti.info -

¿Más (o menos) "economistas"?

Al hilo de las discusiones que se han dado en este foro hay un par de noticias relacionadas. Por un lado un artículo de Andy Robinson en La Vanguardia anunciaba . El periodista argumentaba que esta década mostraba el fracaso de "los economistas" como gestores de la cosa económica, y que en el futuro se dejaría paso, o se debiera dejar paso, a psicólogos y sociólogos. Por otro lado hoy El País anuncia que .
Todo esto viene a colación por la discusión en este mismo blog sobre el papel de los economistas en la vida pública. Dos lecciones de ambos artículos. Una: no todo el mundo se refiere a la misma gente cuando habla de "los economistas". Dos: los políticos hablan de cuestiones de política económica con otros políticos, como debe ser.
En el lado académico, del que caemos casi todos los que participamos en este blog, se considera "economista" al estudioso de la cosa económica, no al gestor de la cosa económica (ya sea pública o privada). De ahí parte la confusión por el artículo de Robinson, la mayoría de economistas no se sienten identificados con un artículo que los identifica como abanderados del neo-liberalismo (salvaje, claro), inconscientes de las sutilezas psicológicas de la economía, creyentes a fe ciega en la autoregulación de los mercados, etc.
Si identificamos los "economistas" como los estudiosos de la cosa económica, entonces está claro que en España su participación en la política es mucho menor que en otros países. Basta ver la composición del Council of Economic Advisers en Estados Unidos, el papel de "los sabios" en Alemania o el informe de política fiscal en Suecia que mencionaba Jesús en este mismo blog un tiempo atrás.
Yo opino que a los "economistas" se les escucha muy poco en el ámbito político de este país. Como demuestra la reunión de Zapatero mañana a que se refiere la noticia de El País, los políticos hablan de política con los políticos. Y así es como debe ser, pero no me consta que además se pregunte a los economistas, y tampoco a los sociólogos o a otros estudiosos de la vida social. Y eso me sorprende. Porque después de muchos años pensando en temas económicos yo admito que se de muy pocas cosas, y si a mí me preguntaran sobre el mercado de trabajo no sabría decir más que ideas generales y diría que le preguntaran a Samuel, Juanjo y Floren. Si la cosa va de regulación del sector financiero, pues que le pregunten a Antonio, Luis y Tano. Si se tratara de opinar sobre reformas de la fiscalidad igual hasta me preguntaba a mí mismo, junto con Jesús, Javier, Juan, Michele y Víctor. Opto por mencionar sólo entre los colaboradores habituales del blog, pero hay muchos más por ahí. Y por supuesto siempre preguntaría a varias personas, y de varias disciplinas. Y eso es lo que me deja perplejo, que me da la impresión que en este país los políticos parecen tener un único economista (y no necesariamente en la definición de estudioso) de cabecera, que debe saber de todo, y que lo enseña todo "en dos tardes".
Vamos, que a mí me da que los economistas no estamos ni mejor ni peor capacitados que nadie para gestionar la cosa pública, y que son los políticos (independientemente de su formación) quienes por definición deben gestionar lo público. Pero también me da que no estaría de más que los políticos preguntaran de vez en cuando a quien sabe por el hecho de haberse pasado años pensando sobre el tema, ya sea el tema económico, jurídico, social, sanitario, etc. Digo yo que no debe ser tan difícil identificar a quien preguntar según cada tema.
De los medios de comunicación y de los Abadía o el apocalíptico Niño Becerra hoy no hablo...