- Drugevijesti - http://drugevijesti.info -

Confianza y estímulo fiscal

Una observación acerca del plan de estímulo fiscal de Obama. La economía americana ha empezado a recuperarse cuando todavía no se ha gastado ni el 10% de lo presupuestado. Ante esa observación hay dos interpretaciones:
1. El plan no era necesario, la recuperación se da a pesar del plan.
2. El plan no era necesario per se, pero su anuncio tiene el efecto de paliar el pánico de hogares y empresas posibilitando un cambio de expectativas que lleva a una recuperación.
La visión keynesiana de que el estímulo fiscal es necesario per se (e incluso se necesita más estímulo aún, ¡lo recomienda hasta el FMI!) no puede explicar por qué hay una recuperación cuando aún no se ha empezado a gastar la mayor parte del dinero.
En un post anterior ya había hablado de los índices de confianza. Hoy relato una conversación anecdótica con un estudiante mío que trabaja en un banco central. En una situación de crisis como la observada da la impresión de que los agentes pierden su confianza en el futuro más allá de lo razonable. Ejemplo: los índices bursátiles han recuperado los niveles de hace un año (esto es algo que los datos de crisis previas ya permite adelantar y que es difícil justificar en base a "fundamentals").
Los hogares, por miedo a perder sus ahorros liquidan inversiones, ponen a la venta activos, e incrementan su nivel de ahorro. Las empresas no invierten y/o no crean empleo. No creo que haya forma de explicar una caída y recuperación tan rápida de los mercados bursátiles sin apelar a un pánico generalizado. Quizás el freno de inversión y empleo de las empresas se pueda explicar por problemas de liquidez (a su vez resultado del pánico bancario, por cierto). Hoy hablaba de ello Michele Boldrin en la Autónoma de Barcelona. No creo que los problemas de liquidez de los hogares justifiquen la sálida masiva y la caída de las bolsas que hemos observado.
Hablando con mi estudiante sobre la supuesta eficacia de los estímulos fiscales surgió la idea de que la disponibilidad de los gobiernos a gastar, la percepción de que los gobiernos están dispuestos a hacer lo que sea (hasta el punto de incurrir en niveles de gasto y endeudamiento peligrosos, véase los posts de Rubio sobre el tema) pueden contribuir a paliar el pánico en los mercados, sin que necesariamente tengan un impacto positivo per se. Personalmente a mí me producen pánico los anuncios de políticas de gasto que generarán problemas futuros obvios, pero cabe dentro de lo posible que los anuncios de estímulo fiscal afecten a las expectativas de forma positiva. La cuestión sería: ¿por qué?