1,7 millones de estudiantes universitarios: ¿son demasiados? (I) Bolonia

 Muy probablemente el curso que viene alcancemos los 1,7 millones de estudiantes universitarios, superando las cifras máximas del curso 1999/2000. El número de alumnos en los nuevos grados y master va viento en popa y el de titulados universitarios también , batiendo nuevos records. 

 Las explicaciones más plausibles de este aumento están en la y la crisis que ha aumentado .

Hace un tiempo, Samuel, Sergi, Luis y yo, hicimos una serie de entradas sobre si “merece la pena estudiar” (las encontrarán “rescatadas” en la nueva serie de – a la que apenas hemos dado aún publicidad- , y ). Nuestra conclusión era, evidentemente, que sí. A pesar de todos los problemas de precariedad laboral y desajuste, podíamos concluir que  ir a la universidad resulta rentable para quién decide hacerlo. Dicho de otro modo, el que no tenga estudios universitarios le va peor, a larga y, en media. Pero ello no quiere decir que con otro modelo educativo y un mercado de trabajo más eficientes,  a muchos de los hoy titulados no les iría igual de bien, o incluso mejor, si tuvieran estudios de un nivel inferior. Ni que incluso siendo universitarios tenga la necesidad estudiar tantos años.

Uno de los indicadores que documentamos en la serie antes mencionada es el problema del subempleo (o sobre-educación) de los titulados universitarios. Los datos recientes de la submuestra anual de la EPA del 2011 nos recuerdan que su “suerte” en cuanto a empleo y ajuste ocupacional no es muy boyante, por lo general, y sobre todo (y está es una información única que nos ofrece esta fuente de datos) es muy dispar según el tipo de carreras universitarias.

En la Tabla 1 se presenta la distribución de la población no estudiante en función de que esté empleada o no, y si lo está en qué tipo de ocupaciones.

Como podrán observar, existe una clara relación positiva entre estar empleado y nivel educativo, así como una asignación lógica de los que más estudios tienen a las ocupaciones que requieren de mayor cualificación.  Hasta aquí, nada que no pudiéramos esperar.

La información más útil es que entre los 3,2 millones de titulados universitarios superiores (o de grado),  el 29%  trabajarían como profesionales en una ocupación relacionada directamente con su materia de conocimiento y otro 8% como directivos (en muchos casos en sectores relacionados con sus estudios). Otro 8.5% se dedicaría a otros empleos de profesionales (que bien pueden estar relacionados con casos de dobles carreras o master o doctorados en sectores distintos de los estudios de primer y segundo ciclo). Finalmente, algo más de un 2% se dedicaría a la enseñanza universitaria (o superior no FP), y otro 8% a otras enseñanzas. En definitiva, el resto de los empleados, un 25% se dedicaría a otros empleos como personal profesional de apoyo, empleados de oficina y empleo en los servicios, esencialmente.  

Quiere esto decir que la mayoría de los jóvenes que decidieron hacer la carrera universitaria con la ilusión de llegar a ser médicos, ingenieros, arquitectos, economistas, periodistas, abogados, biólogos, químicos, maestros o profesores universitarios o, incluso, investigadores  🙁 , o que esta formación le permitiera algún día incluso llegar a ser directivo o le ayude a crear su propia empresa se tuvieron que encontrar con una realidad tozuda. Sólo una parte más bien pequeña  lo consigue, al menos en territorio nacional.

Descargando  encontrarán esta misma información para los titulados universitarios superiores por sectores de conocimiento.  Como podrán observar, corren malos tiempos en términos de empleo para los titulados en Artes y Humanidades (aunque estos de ), para los Biólogos y Periodistas, y claro, para los Arquitectos, todos ellos con un porcentaje de no empleados superior al 23%. Aunque no es que la situación sea mucho mejor para el resto.

Por ejemplo, sólo un 2% de los Matemáticos y Estadísticos trabajarían como tales, frente a un 30% en la enseñanza no universitaria; sólo un 37% de los economistas ejercerían como profesionales  de su materia  o como directivos, por un 36% como profesionales de apoyo, empleados de oficina o incluso de los servicios; cifras muy similares se dan entre los titulados en Derecho o los licenciados en Periodismo y CC de la Información. Incluso a los que les va mejor, los profesionales superiores de la salud, un 30% se dedica a otra cosa o no está empleado.

Pero si nos vamos a los casi 2,7 millones de diplomados, las cosas no están mucho mejor. Por ejemplo, sólo un 52% de los titulados en magisterio u otros titulados de primer ciclo en materias relacionadas con las Ciencias de la Educación está trabajando en la enseñanza (o como directivos).

 Reflexiones

El tema del desajuste de cualificaciones no preocupa sólo aquí, ha sido ampliamente tratado en la literatura económica (véase por ejemplo esta extensa y reciente revisión de ), tanto desde un punto de vista teórico, como en las formas de medirla y en las estimaciones  de sus determinantes.  En la segunda parte de esta entrada haremos una discusión de la misma y aportaremos nuevos datos sobre la comparación entre España y otros países europeos, para intentar entender si lo que nos ocurre es realmente tan específico.

Mientras, dejo aquí un par de reflexiones. El desajuste de cualificaciones es un problema serio que no debería quedarse simplemente en su medición y contemplación, sino se debería abordar definitivamente. Sería un drama que se realizaran recortes educativos sin ton ni son,  sabiendo que parte del gasto en educación resulta al final como una inversión en sobre-cualificación suponiendo un coste importante para la sociedad. Si uno de los principios por los que se debería regir el ajuste presupuestario es el de la eficiencia, probablemente convendría replantearse, por ejemplo y si aún estamos a tiempo, si la ha sido la más correcta.

Las diplomaturas de tres cursos se han convertido en grados de cuatro, prolongando los años de estudio de quienes sólo iban a alcanzar este nivel educativo. En este contexto, además, lo más probable es que quienes se contentaban con una licenciatura, prolonguen también sus estudios con un master con el objetivo de diferenciarse y dar una señal adicional en el mercado de trabajo. En definitiva, el número de alumnos matriculados, y por lo tanto, los costes de la inversión en estudios universitarios, deberían seguir creciendo en los próximos años al margen y en interacción con la demografía y la crisis.  Este fenómeno aumentará muy probablemente la sobre-educación, ya no sólo medida por títulos, sino por número de años de estudio.

Para explicarlo mejor, permitánme que acabe con una breve descripción de la situación que estamos viviendo directamente en mi facultad y en mi departamento, en particular (y que imagino que compartimos con otros muchos a lo largo de toda la geografía española). En la Universidad de Oviedo,  tenemos varios campus distribuidos por toda la región, aunque aquí estén básicamente concentrados en Oviedo y Gijón, que como bien saben están separadas sólo por unos 30 km. Antes de Bolonia, se impartían dos licenciaturas en Oviedo (ADE y Economía) cada una de cuatro cursos, y 6 diplomaturas de 3 cursos (Empresariales en Gijón y Oviedo, GAP en Gijón y Oviedo, Relaciones Laborales en Oviedo y Trabajo Social en Gijón).

Con Bolonia, la diplomaturas se convirtieron en grados (de 4 cursos): las de Empresariales cambiando de nombre (Contabilidad y Finanzas en Oviedo, Comercio y Marketing en Gijón), la de GAP de Gijón  (la de Oviedo murió por inanición) y las otras dos como Relaciones Laborales (tanto en  Gijón como en Oviedo).  Así llegamos a los cerca de a los que se refería recientemente nuestro Ministro.

Al contrario de lo que esperábamos, con Bolonia no hemos acabado con la masificación en la aulas, todo lo contrario, y hemos juntado alumnos de diplomaturas con licenciaturas. Como consecuencia (aunque no sea la única causa…), las notas y las tasas de repetición en los primeros cursos (en micro y macro, que son las que conozco) son espectaculares, aumentando aún más la masificación.  Pero a pesar de ello, no hay forma de establecer un númerus clausus con una nota de corte razonable. La razón esgrimida es que generaría “”. Pero ya se sabe, “el que vale, vale, y el que no pa ADE” …

 

Hay 12 comentarios
  • Esta anotación tiene más de medio año pero creo que le/te/os interesará:

    Francis (th)E mule Science’s News 21.12.2011

    No doy crédito, pero algunas universidades holandesas, que reciben dinero del gobierno en función del número de alumnos egresados, han decidido dar aprobado general; en concreto, los alumnos de último curso que han suspendido tienen la oportunidad de aprobar pasando exámenes más fáciles (simplificados). Así como lo oyes, todo el mundo contento, los alumnos con títulos “basura” y las universidades con las arcas repletas. El escándalo ha surgido cuando estas universidades han sido acusadas de fraude (por emisión de (miles de) títulos fraudulentos) por los propios alumnos, en concreto, los “sindicatos” de alumnos Unión Nacional de Estudiantes (LSVb) y Unión de Estudiantes de Amsterdam (ASVA).

    En el punto de mira está la Universidad de Ciencias Aplicadas de Amsterdam (Hogeschool van Amsterdam, HvA) y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Inholland

  • Florentino,

    Gracias por la entrada. Las investigaciones sobre educación formal en todos sus niveles confunden y cuesta entender el debate sobre su mala calidad en todas partes del mundo.

    Hay dos enfoques analíticos. El primero se centra en el proceso de formación de la persona hasta volverse “adulto“. La preocupación es la demanda de los padres y sus hijos para que los últimos maduren. El estudio empírico se centraría en cómo los “nuevos“ adultos han cambiado en el tiempo o varían entre sociedades, en el por qué de las diferencias en el tiempo o el espacio, y en la contribución de la educación formal a ese proceso. En economía, este enfoque --de manera todavía parcial-- estaría ejemplificado por las investigaciones recientes de Jim Heckman y otros.

    El segundo enfoque se centra en la educación formal. No ignora la demanda, pero presume que todos deben acceder a ella (derecho fundamental) y la discusión se centra en el último nivel obligatorio de educación, en la intervención estatal en los distintos niveles y en el financiamiento. La cantidad “óptima“ (o ¿“target“?) de estudiantes sería el 100%. El análisis de la oferta se centra en la calidad de la educación pero por varios motivos poco o nada se sabe sobre esta calidad y se mide indirectamente por los ingresos adicionales que pueden atribuirse a cada nivel. Por supuesto, esta medición nada nos dice sobre cómo mejorar la calidad.

    Si mi identificación de enfoques es correcta, agradeceré referencias a síntesis de la investigación basada en ellos.

  • Sobre los másteres de un año que se cita como algo negativo, pues tampoco me parece tan malo. En Inglaterra te lo venden como lo más de lo más.

    En realidad el problema de Bolonia me parece que no es el esquema, sino que se hacen tonterías como que si haces una ingeniería primero te especializas con el grado equivalente a una técnica actual y después si quieres te puedes sacar el "Master en Ingeniería de X" que te da todas las competencias de la rama que antes tenía la superior.

    Es decir, de lo que uno se puede quejar de Bolonia es que se ha cambiado todo para que nada cambie, por lo menos en el área de las ingenierías. No se han intentado diseñar unos grados y másteres que tengan valor por sus contenidos, simplemente se ha cogido el esquema Bolonia y se ha intentado calcar lo que ya teníamos hasta ahora.

  • Gracias por el comentario. El tema es desde luego de gran interés. A mí una cuestión que me preocupa, es el despilfarro que supone formar un elevado número de tiutlados que luego o van a estar parados o trabajar en algo para lo que no es necesaria su titulación. Hoy en día muchos de estos graduados universitarios, cuya formación es muy cara para el Estado, se marchan a trabajar al extranjero donde suelen encontrar trabajo con mayor facilidad. Y ello, me parece, supone otro problema dado que estamos formando profesionarles que se van a trabajar y por tanto a producir al extranjero. Es decir estamos pagando con nuestro dinero la formación de médicos, arquitectos, ... alemanes, holandeses ... ¿Existe alguna medición de los costes que esto supone para nuestro país?

  • Comentar que me sorprende el texto inicial sobre el casi seguro aumento de la población universitaria el próximo curso después del improvisado Decreto Wert. Ante la falta de preocupación de mi rectorado por este tema, hice unas estimaciones tomando como indicador la evolución de la Tasa de Matriculación de Turismos interanual. En ese caso, hablaríamos ya de un descenso del 30% de la matrícula y creo, sinceramente, que la estimación fue conservadora. Esta semana eran las preinscripciones y la secretaría de mi facultad ha estado casi desierta. Y todavía falta por ver la reacción de los estudiantes que tendrán asignaturas de tercera o cuarta matrícula de inscripción obligatoria.
    Por otra parte, el tema del paso de a grado de las diplomaturas merece una reflexión más profunda y que no se limite, como todos solemos hacer, a nuestro conocimiento directo proveniente de nuestras áreas de conocimiento. El Grado de Enfermería o Magisterio era, por ejemplo, una necesidad imperiosa. Finalmente, no considero propio de una sociedad abierta vincular titulación académica con un puesto de trabajo determinado. Estos presupuestos, credencialistas o corporativos, no ayudan a fomentar valores como la iniciativa, la autonomía, la valoración del mérito o la autoexigencia, sino que mantienen dinámicas arraigadas en nuestra sociedad conocidas en el siglo XIX como empleomanía. Es decir, tengo un título: debo trabajar en la administración. Asimismo, aprovecho la ocasión para señalar que este debate existe en España des de las Cortes de Cádiz. Estaría bien enseñar mejor sin pensar solo en el curro futuro.

  • Equiparé la intención de cursar unos estudios de grado con la compra de un turismo. Es arbitrario, pero el coste medio de un turismo se puede equiparar con unos estudios de grado, se suele pagar a plazos en un periodo de tiempo similar y ambas "compras" implican una expectativas de actividad en el futuro. El problema es que las cifras aportadas por el sector variaban, especialmente porque en ocasiones incluían motocicletas para mostrar cifras más dramáticas (en ese caso, el descenso superaba el 30%) y conté con estimaciones para el mes de mayo. Además, las cifras del sector no coincidían con las facilitadas por la agencia tributaria y la variación por provincias era notable (Alicante superior al 50%). Al final, como me interesaba estimar las consecuencias que podía tener en mi universidad (Universitat de València) sólo por curiosidad, opté por dos escenarios: descenso del 21% y descenso del 30%. El resultado es que la universidad recaudaría menos a pesar del aumento de tasas. El problema es que en mi universidad trabajan con el escenario del mismo número de alumnos que el año pasado, a pesar de que se están cerrando másters por falta de inscripciones. De hecho, la GV ha hecho los presupuestos calculando ingresos extraordinarios gracias al decreto Wert a partir de una proyección que mantiene el mismo número de alumnos que el curso pasado. Si tenemos menos alumno... ¡aumentaremos el déficit! Pero que esas cifras sean muy optimistas no preocupa demasiado.

  • Bien, Floren... Sólo un matiz... Un numerus clausus "razonable" en este momento sólo serviría para prolongar la agonía, dándoles vida a grados constituidos por interese espurios de colectivos de profesores que podrían ver aumentada su matrícula por desplazamiento de aquellas que han demostrado internacionalmente ser más homologa les, como Business y Economics...

  • Artículo ‘Universidades a la boloñesa’ de un profesor de la UAB contra la nueva moda de las 'dobles titulaciones'.

  • El ministro Wert ya tiene la forma de disminuir los estudiantes universitarios, por la vía de aumentar el fracaso escolar por imperativo legal.

    O al menos esa es la interpretación que yo hago de la implementación anunciada de la famosa plétora de reválidas, que si se cumple tal cual, van a causar ese efecto (y el de aumentar las repeticiones).
    Como supuestamente ese proyecto es una aplicaciòn de vuestras propuestas en el campo de la educación, sería muy interesante que aclaraseis si es efectivamente así, y qué opinión os merece el proyecto.
    Yo llevo años clamando por un sistema de evaluación sistemática de los centros escolares y los profesores, y por eso apludí vuestras propuestas al efecto.
    Pero tenía muchas dudas sobre un diseño en el que las evaluaciones a los alumnos tuvieran consecuencias académicas para estos. El argumento de "es que si no, no se toman el examen en serio" no me parece suficiente. Hay otros sistemas de incentivos además del palo, y la psicología sabe hace mucho que los incentivos positivos para conseguir disminuir una conducta indeseada (la zanahoria) son como cuatro veces más eficaces que los negativos.
    Pues ahora vamos a ver lo que pasa cuando las únicas consecuencias de la evaluación famosa sean para los alumnos (en forma de más repeticiones y de cierre a estudios posteriores), dado que de consecuencias para centros y profesores no se dice ni pío (que yo sepa).
    Parece "modernizacion", pero es más de lo mismo: reglamentismo, estatalismo e inflexibilidad. Y ninguna evaluación para el sistema.

  • Florentino,

    El debate sobre la educación universitaria está cambiando. Recomiendo leer

  • Una interesante entrada como todas las suyas Don Florentino, pero es mi opinión que ligar la educación, que no la formación, a las oportunidades de éxito es más medir las consecuencias que las causas y me explico: Conocimientos junto con aptitudes, actitudes y habilidades sociales y de liderazgo creo que son los componentes principales para obtener el reconocimiento profesional que luego avala una carrera consecuente con las responsabilidades obtenidas, evaluadas y claro retribuidas, cuestión ésta que coloco al final,, como corresponde a todo lo anteriormente expresado. Muchas gracias.

Los comentarios están cerrados.

www.best-cooler.reviews

Был найден мной авторитетный портал , он описывает в статьях про https://crystalforest.com.ua.
Узнайте про нужный веб портал про направление ковер в детскую http://fashioncarpet.com.ua