Casualidades de la Vida: Unidad de Mercado

La vida está llena de casualidades. Esta mañana hablaba con un amigo que me explicaba que su padre se solía dedicar a temas legales de cooperativas pero que lo había dejado porque el marasmo de legislación autonómica era tal y la manía de tener leyes por tenerlas estaba tan descontrolada que el tema se había vuelto imposible.

Y justo, al colgar el teléfono, tenía un correo de Elisa de la Nuez, una de los editores de ¿Hay Derecho? que me enviaba a un artículo que acaban de colgar sobre el tema de las cooperativas y la actividad hiper-legislativa de las CC.AA.

Después de leerlo, me he quedado con la boca abierta. Así no puede funcionar un economía moderna.

Hay 12 comentarios
  • Así no puede funcionar una sociedad, ni antigua ni moderna.

    La parálisis de la justicia es una de las lacras de este país.

  • Claramente tiene que venir "Ulises" Merkel a poner un poco de orden aquí porque nosotros no somos capaces.

  • Que haya más o menos proliferación ociosa de normas sobre una materia (en este caso las cooperativas) no tiene ninguna relación directa con la descentralización del Estado en comunidades autónomas. Las malas técnicas legislativas en cuanto a los desarrollos reglamentarios tampoco. Un Estado tan centralista como el francés es mucho más reglamentista que Estados tan descentralizados como el norteamericano o el canadiense. En general la tradición jurídica continental es mucho más reglamentista que la tradición jurídica anglosajona (“common Law” ) independiente que se dé en Estados centralizados (como lo era hasta hace bien poco el Reino Unido) o descentralizados ( USA). Por lo demás, el artículo de “¿Hay Derecho?” es de muy baja calidad analítica y no demuestra nada. Creo que el nivel de calidad de "Drugevijesti" en economía no es comparable al de ¿Hay derecho? en el ámbito jurídico. En Drugevijesti hay análisis, que se pueden compatir o no, mientras que en ¿Hay derecho? encuetro básicamente opiniones.

  • El tema de las cooperativas es un desastre porque cada CCAA tiene una legislación diferente, algo que es absurdo ya que no deja de ser una sociedad mercantil y debería estar legislada vía estado como el resto de sociedades.

    Pero....spain is different

  • ¿Sabes si hay alguna forma de medir el impacto real de la heterogeneidad legal / algún estudio que lo mida sobre la economía?

    Aunque la idea me parece coherente, entiendo que debe ser dificil de medir exactamente. Sé por ejemplo que Shleiffer medía el impacto que tiene tener un sistema legal anglosajón o latino correlando las páginas del código civil, lo cuál me parecía un poquito frágil.

  • Es cierto que, como se comenta un poco por encima en el artículo, la Directiva 2003/72/CE trata de homogeneizar en parte la legislación sobre Cooperativas a nivel UE creando la llamada Sociedad Cooperativa Europea (SCE). De hecho, podemos ya observar el Proyecto de Ley español para regular las SCE's con domicilio en nuestros lares.

    Si bien lo anterior es correcto, también lo es que la creación de la Sociedad Anónima Europea (SE) ha sido un rotundo fracaso (de momento) y su resultado ha venido a ser el siguiente: este cachito regulado por aquí + el otro por allá + el otro por acullá = despropósito. Con este precedente, no podemos sino esperar que esta vez lo que se produzca sea una verdadera homogeneización de la legislación en materia cooperativa para, entre otras cosas, paliar los efectos de esta sobrerregulación que, en definitiva, es lo que se denuncia en el artículo.

    Por otro lado, el precepto constitucional, que también comenta la autora, esta vez pasando por encima y por debajo de él (lo considera viejo y desgastado -será que le suena a comuna hippyola de tintes marxistoides y leninoides- aunque hay que reconocer que el último inciso tiene un ligerito tinte) otorga mandato a los poderes públicos para la promoción de las cooperativas (art. 192.2 CE: “Los poderes públicos promoverán eficazmente las diversas formas de participación en la empresa y fomentarán mediante una legislación adecuada, las sociedades cooperativas. También establecerán los medios que faciliten el acceso de los trabajadores a la propiedad de los medios de producción”). Ese mandato de fomento se queda en agua de borrajas cuando el efecto de la actividad legislativa es el contrario: desincentivar. Eso le ha pasado a su amigo y no se debería permitir que ocurriera. La legislación adecuada no existe. Se incumple, pues, el mandato.

    A mí no deja de entristecerme que el acceso a la creación de este tipo de sociedades sea trabado desde el propio Estado Autonómico por una regulación excesiva y enrevesada. Donde unos quieren ver la sociedad cooperativa como una reminiscencia marxista -ergo, negativa- yo veo una forma de empleo que permite una mayor estabilidad laboral; una mayor implicación del trabajador con lo que desarrolla profesionalmente, con su trabajo; una organización democrática de la actividad laboral. No son, además, desdeñables sus efectos a nivel de cohesión social. No olvidemos que, evidentemente, en función de la actividad, pueden aportar valor añadido y ser verdaderamente productivas.

    Para terminar, datos: en España hay cerca de 300.000 trabajadores empleados en cooperativas. En 2009 las empresas de "tipo social" facturaron alrededor de 92.000 millonres de €. En Francia, por ejemplo, pesan cerca del 12% en el PIB.

    http://www.cepes.es/media/fotos/Estadisticas_Internacionales_Europa_2008_grande.jpg

    http://www.cepes.es/detalle.cfm?padre=37&idSeccion=183&idsec=sec_02&idarticulo=1455

    Aludo en varias ocasiones a la autora, sin acritud ¡por supuesto!, porque está mucho por aquí y estoy seguro de que lo leerá.

  • Muy de acuerdo en el exceso de proliferación legislativa que aqueja el Reino de España. Concretamente, es una más de las múltiples herencias que recibimos del invicto Caudillo y sus compinches, los cuales en lugar de optar por la razonable y democrática solución USA de listar las competencias de los poderes públicos e impedirles meter el hocico fuera de ellas, optaron por otorgar a los mismos todos los poderes en detrimento de la ciudadanía como corresponde a la tradición política a medio camino entre el totalitarismo y el autoritarismo que subyace a la Constitución Española. Este estatismo gárrulo -que está en mil cosas, sólo hay que comparar lo que es un abogado del estado aquí y lo que es en un país medianamente civilizado y poco amigo de las tradiciones parasitarias- haría muy bien en dejar de mirarse el ombligo y comprender que hoy una empresa que no esté preparada para operar de forma simultánea en entornos con una salvaje pluralidad cultural, legislativa y geográfica está condenada al fracaso, por mucho que le duela la Ñ a gente perezosa con pocas ganas de prepararse.
    Eso sí, la gente que cree que no se puede funcionar con diecisiete leyes de cooperativas haría muy bien en viajar. En los USA, donde en lugar de llorar porque tienen que leer demasiado trabajan, hay legislaciones sobre cooperativas no sólo a nivel estatal sinó incluso en algunos casos a nivel subestatal, lo cual no parece que sea impedimento alguno -al menos, para la gente competente- para tener una "economía moderna". Lo mismo sucede con, pongamos, India, con un grado de descentralización en materia económica mucho más bestia que el del Reino de España y con un crecimiento cercano a los dos dígitos desde hace la tira.

  • Buen artículo, la verdad está relacionado con lo que menciona Kurgman en su artículo sobre los problemas del Euro, pero es que esos problemas los tenemos en cierta medida (creciente) en España
    Krugman menciona como problemáticos para la supervivencia del Euro: la baja movilidad de los trabajadores en Europa (cita el contra-ejemplo del estado de Nevada en USA) y la imposibilidad de transferencias de dinero (vuelve a citar el caso de Nevada)

    Estos problemas están creciendo con fuerza, no sólo respecto a Europa, sino dentro de España. Pongo los siguientes ejemplos:

    a) Lo que está en discusión actual en las reformas de los Estatutos de Autonomía, es la vigencia del mantenimiento de los mecanismos de transferencia de riqueza en el seno del Estado. Esta tendencia cada vez se acentúa más, a medida que se acentúa la noción de que nosotros somos "otra cosa" (o nación) respecto al resto de España

    b) La movilidad laboral está en franca decadencia, y según el "The Kelly Global Workforce Index" de 2008, con encuestas a miles de trabajadores, se constata que el 40% de los trabajadores consideran la barrera idiomática (cultural en general) la principal barrera para su traslado a otra CCAA en busca de trabajo. No entro si esto es real, pero lo real es la percepción que se tiene como "problema". En ese mismo informe se constata como el régimen de tenencia de vivienda tiene un peso devastador en la movilidad laboral, agravada por el endeudamiento de nuestra terrible burbuja inmobiliaria
    Por todo ello vamos a ver el mantenimiento de una diversidad en las tasas de desempleo de diferentes CCAA impropias de un país único (ya las estamos viendo), con el consiguiente efecto en los costes del sistema y en la competitividad del país que menciona Krugman para Europa
    Somos un problema dentro de un problema

  • Pero ya no sólo se trata de caos legislativo, también hay que hablar de su aplicación, porque si juntas hiperinflación normativa con burocracia rampante el coctel es explosivo. El régimen de cooperativas es un buen ejemplo, pero el desastre no se aprecia cabalmente sin citar los registros de cooperativas. Hace unos años vino a visitarme a mi oficina un representante de uno de los grupos cooperativistas más importantes del país, por no decir de Europa. Estaba desesperado con el funcionamiento del registro de cooperativas, no sólo en su Comunidad Autónoma, sino también en las demás. Quería organizar un seminario o una jornada sobre el tema para intentar denunciar la situación, porque ya no podían más. Inscribir cualquier decisión o acuerdo provocaba indefectiblemente una cadena de subsanaciones de subsanaciones, en donde te pedían que pusieses mayúsculas, cambiases el orden de los párrafos, atendieses interpretaciones literales absurdas, etc. y, por supuesto, los criterios variaban no sólo de registro en registro, sino también dentro del mismo registro. Estimado Popota, me da a mi que eso no pasa en EEUU.

  • De acuerdo con FGP. Tener 17 leyes de cooperativas no genera costes para las empresas si pueden elegir cuál quieren que se les aplique. Como hay una Ley Nacional, si quiero montar una cooperativa en castilla - la mancha y no me gusta la ley castellano-manchega, pues la "monto" acogiéndome a la legislación nacional y se acabó. El problema de la proliferación normativa se produce cuando la empresa tiene que cumplir con todas las normas (y estas son diferentes entre sí o requieren de la obtención de 17 autorizaciones, licencias, concesiones etc) o cuando no puedo elegir la norma aplicable (y la norma castellano-manchega es un horror.

Los comentarios están cerrados.

drama romance movies

best movie on amazon prime

www.progressive.ua/facebook/