Controles y Contrapesos

El País acaba de publicar en la red que Luis Garicano y yo habíamos escrito para el suplemento de negocios del domingo. El adelanto se debe a la prominencia de la de la sobrina del ministro de economía en la CNMC.

Nuestra columna (y otras entradas en el blog, como esta excelente de Gerard Llobet), aunque centrada más en la competencia de los nuevos consejeros, es pues sorprendentemente relevante. En ella, Luis y yo argumentábamos que los consejeros (y por extensión la dirección en general de la CNMC) debe ser juzgada por dos criterios. El primero, su capacidad técnica. El segundo, su independencia.

Una relación de parentesco tan directa como la de Beatriz de Guindos o la de Micaela Arias (hija del ministro Miguel Arias Cañete) crea una seria sombra sobre esta independencia, sin que importe la capacitación técnica de estas dos funcionarias (que desconozco y que por tanto asumiré que es excelente). Por ejemplo, en mi universidad, yo no podría estar en un comité que tuviese que tomar una decisión que afectase, de manera directa o indirecta, a un hijo (o un padre) mío. El bien jurídico de la legitimidad del comité es más importante que el bien jurídico de mi derecho a participar en el mismo o el provecho que la universidad pueda obtener de mi trabajo en este grupo de personas. Es una situación, en palabras más sencillas, donde es mejor equivocarse por exceso que por defecto.

Muchas cosas se quedaron en el tintero de la columna, pues uno no puede hacer milagros en 1200 palabras. La primera era recordar en más detalle la figura de García de Enterría y su papel como líder de una generación de iuspublicistas en toda España. Una de las lecciones que se me grabaron más a fuego en la carrera de derecho (aunque luego no haya ejercido) es el papel primordial del derecho público en limitar la arbitrariedad del poder. Como se , García de Enterría jugo un papel fundamental en esa labor durante los años de la dictadura.

El segundo tema fue desarrollar en más detalle la idea de los controles y contrapesos en la limitación del poder, sea este público (como el del ejecutivo) o privado. En mundo como en el que vivimos, donde la ambición es universal, la mejor manera de ejercer el control del poder es crear estos controles y contrapesos, los famosos “checks and balances” del .

No será sorpresa para los lectores habituales de mis entradas en este blog que exprese mi profunda admiración por James Madison (el autor del Federalista 51) y por Alexander Hamilton (y, por oposición, mi poca simpatía por Jefferson). La idea de la soberanía popular esgrimida a menudo por ciertos miembros del gobierno o secretarios de estado para justificar cualquier tipo de decisiones confunde el verdadero objetivo de unas elecciones en un estado social y democrático de derecho como el que consagra el artículo 1 de nuestra carta magna.

“Democrático” es un adjetivo que modifica el concepto principal, estado de derecho. La organización política de una sociedad se funda, y se justifica moralmente, en su capacidad de servir al bien común y por ello debe, más que nada, estar limitada en su alcance y controlada en su ejecución. El imperio de las normas, el estado de derecho, es por consiguiente la clave de esta construcción.

Utilizar un supuesto mandato de las urnas para subvertir este estado de derecho es una falacia. Primero, porque cuando los votantes expresaron sus preferencias por el actual partido en el poder, lo hicieron bajo la presunción de que la delegación que de tal manera efectuaban de la voluntad popular lo era dentro de los parámetros del estado de derecho. De igual manera que si yo autorizo a mi abogado a comprar un piso en mi nombre no estoy autorizándole en ningún momento a que, por ejemplo, compre un coche, cuando yo voto al PP (o al PSOE o cualquier otro partido), lo hago para que como poder legislativo (directamente) y como poder ejecutivo (indirectamente) actúen dentro de los límites establecidos por el derecho. Y uno de esos límites básicos es que los nombramientos que hagan en instituciones independientes, como la CNMC, se realicen de manera discrecional y no arbitraria. Segundo, porque incluso si tal expresión de la voluntad popular se hubiera realizado para subvertir los principios del estado de derecho, ese mandato habría estado viciado de origen y por tanto no se puede operar con él. Volviendo a mi ejemplo anterior, yo no puedo autorizar a mi abogado a cometer un acto ilegal en mi nombre y mi abogado no puede emplear este mandato para justificar su actuación.

En resumen, los controles y contrapesos del poder son un cimiento de nuestra vida en común y nombramientos como los de los consejeros de la CNMC (o, el año pasado, de Elvira Rodríguez, para la CNMV) un atentado particularmente doloroso al estado de derecho por parte de un gobierno que, por estar poblado por funcionarios, debería de tener una mayor apreciación de las virtudes del mismo.

Hay 109 comentarios
  • Estando completamente de acuerdo con sus artículos (este y el de El País), al menos la sobrina de De Guindos ha tenido reflejos para dimitir ipso facto. Es preocupante sin embargo que su sustituta sea otro familiar directo de un ministro (esto parece un negocio familiar!).

    Por cierto, en el este post hay una falta de ortografía: no es gravaron sino grabaron (es una faena que en el teclado qwerty la "v" esté al lado de la "b"!).

    Saludos,

  • Un comentario equivocado, lo que lamento. Beatriz de Guindos estaba capacitada para esta responsabilidad y no solamente desde el punto de vista técnico. No creo que conozca como funciona realmente la autoridad de competencia, y probablemente no vale la pena tratar el tema desde esa perspectiva. Pero en todo caso juzgar a las personas por su parentesco, ignorando su trayectoria profesional, está fuera de lugar. No creo que ello tenga relación con los contrapesos a los que alude que en este contexto no se aplican. Buenas noches

    • "juzgar a las personas por su parentesco, ignorando su trayectoria profesional, está fuera de lugar"

      No he juzgado a ninguna persona en concreto (y he sido muy cuidadoso en mi eleccion de palabras). He juzgado lo que considero es una situacion dificilmente aceptable: la relacion de parentesco cercana entre el ministro de economia y un alto cargo en una agencia independiente que tendra, en ciertos momentos, que tomar posiciones contrarias a las defendidas por el ministro. Las personas concretas en esta relacion son ortogonales con este juicio. Incluso si Beatriz de Guindos fuera la persona mas independiente que jamas ha caminado sobre la tierra (algo que estoy dispuesto a conceder con alegria), aceptar tal situacion crearia un peligroso precedente para el futuro cuando otras personas puedan llegar que se comporten de manera diferente. Igualmente, aunque Beatriz de Guindos actuara de manera perfectamente independiente, ella no podria controlar como otros agentes van a percibir su actuacion en relacion con la posicion del ministerio de economia, lo cual perjudica tanto a la CNMC como al interes general.

      Estos son los mismos motivos por los que, como decia anteriormente, yo no podria aceptar una posicion en un comite de la universidad que, por ejemplo, fiscalizara, juzgara o evaluara la actuacion de mi tio (y por lo que UPenn EXPLICITAMENTE dice en sus reglas que esto no es permisible). El que yo o mi tio seamos buenos profesores (o no) es irrelevante. El que yo sea o no un santo que jamas se dejara influir por mi parentesco es, igualmente, irrelevante. Es un problema de la relacion per se, no de las personas concretas.

      Finalmente, el que existan mecanismos formales dentro de la autoridad de la competencia para evitar estos problemas (como insinua el comentario al argumentar sobre mi presunto desconocimiento de como funciona la comision) me consuela poco dado como el gobierno ha ignorado el verdadero contenido de similares mecanismos formales en el nombramiento de los consejeros de la CNMC.

      El que las relaciones de parentesco (o sentimentales) son importantes al decidir la oferta y la aceptacion de un cargo publico o privado es un criterio generalmente aceptado en la mayoria de los paises occidentales avanzados. Que en España no se entienda es, cuando menos, sorprendente.

      • No tiene nada que ver criticar el nombramiento de una persona por una institución cuyos miembros usted considera que no son aptos para forma parte de sus órganos de decisión, con juzgar a una persona por su relación de parentesco. Cuando Usted afirma "Una relación de parentesco tan directa como la de Beatriz de Guindos o la de Micaela Arias (hija del ministro Miguel Arias Cañete) crea una seria sombra sobre esta independencia, sin que importe la capacitación técnica de estas dos funcionarias" está en realidad juzgando un caso concreto y negando la posibilidad de promoción profesional de las personas en atención a sus lazos de parentesco en cuanto tales. Me sigue pareciendo fuera de lugar. No es su culpa que no conozca bien ni la institución ni la trayectoria profesional de estas personas, pero créame si le digo que "en este caso concreto" lo ocurrido ayer ha sido lamentable. Dejémoslo ahí. Saludos

        • No entiendo muy bien porque, en vez de discutir el tema en mano (si el ser o no pariente cercano de un ministro en un puesto importante de una agencia de regulacion) es impedimento objetivo, insiste en traerlo al campo de la valoracion subjetiva de la capacidad de Beatriz de Guindos. Mi posicion hubiera sido la misma si el nombrado hubiera sido Luis Garicano y el ministro su tio. Es mas, precisamente por conocer a Luis muy bien y su trayectoria profesional, ser amigo mio, y ser del mismo "gremio" que el, mis criticas hubieran sido mucho mas duras. Pues a los del propio "gremio" hay que juzgarles con un standard mas alto mas que a los de otro (y Luis, el pobre, es testigo que cumplo con ello). Pero bueno, obviamente, no nos vamos a poner de acuerdo.

          • Lo que es indudablemente un acto no ético (y delictivo) es que una persona en determinada capacidad intervenga para que un familiar ocupe una determinada posición. Pero establecer como impedimento objetivo ex ante relaciones de parentesco no me parece un principio adecuado ni eficiente. Y en este caso concreto, manifiestamente injusto. La cuestión de fondo es que desaprueba cómo se nombran a los miembros del Consejo de la CNMC, y duda de qué los "mejores" hayan sido seleccionados, lo que es muy respetable. Yo en ese ámbito he visto de todo también en autoridades de competencia supuestamente más reconocidas. Y no crea que la experiencia en cuestiones de competencia o regulación es garantía de acierto en los miembros del Consejo (es indispensable en los cuerpos técnicos, obviamente). A mí me preocupa más la propia creación de la CNMC combinando regulación y aplicación de normas de competencia a industrias de red sin ningún fundamento. Pero esto es otro debate en el que podremos o no estar de acuerdo. En lo que nunca estaremos de acuerdo es en el impedimento objetivo que sostiene "en este caso en concreto". De hecho lo que me preocupa es lo contrario: que el Consejo haya aceptado la renuncia ante el ataque mediático. La decisión de renunciar me parece en cualquier caso respetable.

            • Fíjese si es adecuado y eficiente tener en cuenta las relaciones de parentesco, que hasta se obliga a la abstención por Ley a los parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad y el segundo de afinidad. Es un tema más viejo que el andar.

    • Yo sí pongo en duda la idoneidad del candidato. Un funcionario de carrera no es la mejor opción para dirigir una agencia independiente de estas características. Podría ser una buena deputy pero no la cabeza visible de la agencia. La agencia la tiene que dirigir alguien con un perfil mucho más técnico y ajeno al mundo de la política y la administración.

      Eso al margen de que suscribo absolutamente el comentario de Jesús.

      • ¿ Y qué es lo que impide a un funcionario tener un elevadísimo nivel técnico en cualquier área ? Eso me parece un prejuicio de valor sin sentido.

        • Pablo, un funcionario puede -- y en muchas ocasiones debe -- tener un elevadísimo nivel técnico pero estamos hablando de conocimientos y habilidades distintas. La capacidad de gestionar un equipo y llevar adelante una investigación en el marco de una cierta política de la competencia tiene poco que ver con las aptitudes que requiere reflexionar, investigar y perfilar esa política de competencia. Las primeras se adquieren bregando día a día en la administración, las segundas con una carrera que requiere, para empezar, un importante componente de formación académica avanzada.

          Una cosa no es mejor que la otra sino distintas, y además complementarias. La dirección general de Competencia de la Comisión Europea tiene un pero también tiene un . Ambos tienen mérito en su campo, pero son campos distintos.

          Podría ocurrir que desde la administración alguien llegase a desarrollar el conociento profundo de la materia que de una carrera de investigación. No es una imposibilidad metafísica. Pero conozco poquísimos casos.

          Por último, insisto en la importancia que tiene para su credibilidad que se trate de alguien "ajeno al mundo de la política y la administración".

          Y todo esto te lo dice uno que empieza a tener más de "funcionario de carrera" que de otra cosa.

    • JM,
      El problema de base es que tal y como indica Jesús, todo el procedimiento de creación de la CNMC, su diseño y su falta de competencias, así como los nombramientos de consejeros que se han llevado a cabo han generado una falta total de credibilidad de la institución. Una de las consecuencias de este despropósito es algo como lo actual: alguien que estando capacitado para llevar a cabo el trabajo es criticado porque todo el mundo piensa que "es parte de la misma pantomima". Si no hubiera ninguna duda de la independencia sobre la que se asienta la CNMC y los nombramientos hubieran sido entre "profesionales de reconocido prestigio" en el área de la regulación y la política de competencia, tal y como el gobierno anunció, probablemente el parentesco habría pasado a segundo plano y la discusión habría sido también sobre los méritos.

      • Perdón, pero si he entendido bien a Jesús, no creo que sea en absoluto aceptable pretender que el parentesco no importe a la hora de ocupar un cargo de este tipo. Y de verdad no comprendo que nadie pretenda soslayar la importancia de este hecho de manera que pudiese, en según qué supuesto, pasar a un "segundo plano".

        Yo no lo voy a explicar mejor que Jesús, así que si alguien todavía no acaba de comprender lo inadecuado que resulta que la dirección de un organismo que debe comportarse con total independencia del gobierno sea familiar de un miembro de ese mismo gobierno, por favor, que se vuelva a leer el post, el artículo y la exquisitamente educada respuesta de Jesús a JM.

        Como siempre, mi enhorabuena a Jesús por la claridad y el acierto de sus escritos.

        • Javier,
          Me parece increíble que a alguien se le ocurra echarme eso en cara. Te recomendaría que te leyeras otras entradas que hemos escrito a este respecto y en particular la mía de hace dos semanas, donde discuto lo importante que son los conocimientos y la independencia en un organismo como la CNMC.

          http://drugevijesti.info/?p=32704

          Que algo quede en segundo plano no quiere decir que sea irrelevante. Seamos un poco serios, por favor.

          • No se trata de echarle nada en cara, pero yo estoy de acuerdo con Javier en que sus argumentos son muy diferentes de los planteados por Jesús Fdez.

          • Mis disculpas Gerard, no era mi intención ofenderle.

            Ya había leído su anterior entrada (y lo he vuelto a hecer), y por eso su respuesta a JM me sorprendió todavía más. Quizás es que no la acabo de entender correctamente.

            Usted dice: " El problema de base es que... (expone lo mal que se ha hecho todo lo concerniente a la CNMC)... Si no hubiera ninguna duda... (dudas naturalmente suscitadas por lo mal que se ha hecho todo lo concerniente a la CNMC)... probablemente el PARENTESCO habría pasado a SEGUNDO PLANO..."

            Lo que entiendo que quiere decir es que si todo lo concerniente a la CNMC se hubiese hecho de la manera correcta, el asunto del parentesco hubiera sido algo secundario (que no es lo mismo que irrelevante, tiene usted razón). Que es con lo que no estoy de acuerdo, porque ese grado de parentesco es el que pone en riesgo la independencia del organismo, y ésta NUNCA puede ser algo secundario. Pero como ya le he dicho, quizás no le haya entendido a usted bien.

            Un saludo.

            Javier.

  • Jesús, comprendo tu comentario y valoro, y mucho, que no hayas caído en la tentación de la critica fácil. Soy consciente de que la relación de parentesco es, en este caso, una desafortunada casualidad, difícil de digerir especialmente cuando nos tienen tan mal acostumbrados (pues que duda cabe que la mayoría de las veces no son casualidades). Tampoco pretendo yo discutir ni hacerte cambiar de opinión (no me atrevería). Pero si quiero hacerte participe de la desazón e incluso rabia que nos ha provocado a, me consta, casi todos los que nos dedicamos a esto de la competencia (abogados, economistas, etc.) el ensañamiento irresponsable de los medios y algunos círculos contra Beatriz y su equipo. Nosotros somos posiblemente los mas interesados en que la nueva CNMC funcione lo mejor posible -no sólo porque nos interesa como consumidores o contribuyentes, sino porque vivimos de ello y difícilmente podemos hacer bien nuestro trabajo si no creemos en las instituciones (en las personas) con las que tenemos que tratar diariamente-. Y no creo que encuentres a nadie del gremio que se haya quejado nunca -ni ahora ni antes- de falta de independencia y de profesionalidad. Un insignificante ejemplo: la postura de la CNC -donde Beatriz de Guindos y Micaela Domecq trabajan precisamente en la subdireccion de industria y servicios- contra la Ley de la Cadena Alimentaria, impulsada por el Magrama y aprobada por el PP. De nuevo, y sobre todo, la falta de criterio de los medios es aterradora. Abrazos

    • Diego

      Es indudable que mucha gente tiene una excelente opinion de Beatriz de Guindos. Por ello intente escribir con muchisimo cuidado la entrada y he enfatizado la condicion "objetiva" de parentesco y no la "subjetiva" de la persona. Pero me parece que el "gremio" subestima el problema de precendente que esto crea. Aunque Beatriz de Guindos sea excelente, nadie te asegura que la siguiente sobrina que llegue de un ministro del partido "Unidad del Pueblo Indignado" en 2025 si que lo sea.

      Dejame que te ponga otro ejemplo: las relaciones sentimentales dentro de la universidad. Nadie duda que el 99% de los profesores podrian salir con estudiantes de doctorado de su departamento sin mayor problema. El asunto es el 1% que, quizas solo el futuro, si podrian tenerlo. Por eso, en EEUU no se permiten estas relaciones incluso entre un profesor y un estudiante aunque sean publicas y tratadas de manera exquisita.

      Si Beatriz de Guindos es una excelente profesional estoy seguro que habra decenas de cargos en las AA.PP. donde podra ejercer sus labores sin mayor problema y con un coste de transicion menor. Igualmente, dentro de la comunidad de la competencia y regulacion en España debera haber muchos otros candidatos que puedan ejercer sus misiones. Es mi valoracion que el coste de imponer esta limitacion basada en el parentesco es menor que el beneficio de evitar posibles conflictos, presentes o futuros, y de conseguir afianzar la imagen de la CNMC ante la opinion publica.

  • Realmente interesante vuestro artículo en EL PAIS

    ... pero sugeriría más simpatía por (parte de) la obra de Jefferson. Por ejemplo, cuando escribe Every constitution then, and every law, naturally expires at the end of 19 years.

    Ignacio Jurado escribía ayer un post en Piedras de Papel resaltando la creciente y ya mayoritaria voluntad de reforma constitucional en España

    Curiosamente, este proceso empieza con el siglo. No es solo cuestión de la recesión

  • Me parece una irresponsabilidad que Fedea se haga eco de una noticia torticera que solo busca morbo. Los puestos para los que han sido nombradas Guindos y Arias obedecen a la natural promoción interna. El caso de Arias es el más sangrante por asumir la jefatura de una subdirección en la que venía trabajando desde hacía años y por tener parentesco con un ministro de un ramo muy alejado de las funciones de esa subdirección. Cualquier objeción a este nombramiento demuestra gran desconocimiento (¿o desprecio?) hacia el funcionamiento de la administración.
    Respecto a Guindos, en primer lugar señalar que la relación de tío-sobrino no suele generar incompatibilidades, sino simplemente el deber de informar. En segundo lugar, el puesto de director es un cargo eminentemente técnico (reservado a funcionarios), no político. Sus funciones de instrucción están bastante alejadas de las capacidades ejecutivas del Consejo (hacia el cual, ahora sí, comparto el grueso de las críticas vertidas). Su dilatada experiencia dentro de la institución la hace estar a la altura del más eminente teórico de Google (esa prueba del algodón que tan mal parados deja a la mayoría de trabajadores que no tenemos carrera científica o vocación bloguera).
    Por último, concedan que una trayectoria profesional intachable ofrece cierta garantía de independencia. Si no, podríamos empezar a sospechar de la independencia de los titulares de las cátedras de Fedea.

    • Dudo que nos hagamos unido al grupo de personas que han saltado al ruedo de este tema de manera irresponsable. Hemos argumentado una posicion de manera cuidadosa y, creo, mas que justificada.

      Por ejemplo, nos preocupan casos como el aqui explicado: http://drugevijesti.info/?p=28231, donde el ministerio de agricultura no fue el mayor defensor de la competencia.

      Con respcto al posible desprecio/desconocimiento de las aa.pp. Ayer tuve al menos cuatro correos de funcionarios que son miembros de altos cuerpos del estado cercanos a estos temas y en activo señalandome su sorpresa y descontento por estos nombramientos. Como son personas a las que admiro y a las que les ha ido francamente bien en el servicio publico (empezando por su nota en la oposicion), me quedo bastante contento por estar en buena compañia.

      Y finalmente, aqui el unico que ha distorsionado algo eres tu. Obviamente, cuando nos referiamos en la columna a la prueba del algodon era para evaluar a los economistas, como Benigno Valdes, que venian de la universidad y cuya carrera academica es, en el mejor de las casos, absolutamente menor. Entender lo contrario o sentirse ofendido es prueba de mala fe argumental por tu parte, por consiguiente, y no voy a seguirte contestando (lo de lanzar la piedra y esconder la mano con la insinuacion sobre independencia de la catedras de FEDEA es mas propio de un negador y negado y ademas, un argumento un tanto pobre, no?)

  • Es muy triste, Jesús, pero desengáñate, la gente no sabe leer, o confunde (quizá interesadamente) el culo con las témporas. Yo creo que llevas más razón que un santo. Parece por lo que estoy leyendo que Dña. Beatriz de Guindos es una excelente profesional, y me alegra muchísimo, porque quiere decir que tenemos buenos y probos funcionarios. El hecho de que haya dimitido confirma además esa buena impresión (que hubiera sido mejor si no hubiera aceptado el nombramiento). Pero llevas absolutamente toda la razón cuando sostienes que ni siendo lo competente que es, ni que fuera la máxima autoridad en la materia, se la debería haber nombrado. "La mujer del César no sólo debe ser honrada: debe parecerlo". Y esto está claro en tu artículo, pero también está claro que hay gente que no quiere captar el mensaje. En fin. Gracias por seguir insistiendo en lo obvio. A lo mejor con la técnica de la gota malaya acaba calando...

    • Anxo Sanchez dice ..."parece por lo que estoy leyendo que Dña. Beatriz de Guindos es una excelente profesional, y me alegra muchísimo, porque quiere decir que tenemos buenos y probos funcionarios. El hecho de que haya dimitido confirma además esa buena impresión (que hubiera sido mejor si no hubiera aceptado el nombramiento)".

      Uno no sabe si por viejo o por diablo o por tantos años de maleamiento en lo privado (donde no que yo sepa no hay mandamiento constitucional- "la madre de todas las leyes", "nuestro consenso social", "nuestra norma básica"- que obligue a servir el interés público con objetividad ni a la imparcialidad de los actores privados) y en lo público (donde pasa lo que en la privada pero la impudicia en los incumplimientos intensifican el maleamiento exponencialmente) debemos temernos que ese "noble gesto" de Dña Beatriz renunciando al cargo ya aceptado la haga merecedora de otra canongía y estaremos de nuevo en el punto cero....esta vez las atinadas censuras por potenciales riesgos de nepotismo convenientemente despejadas al asignarle un destino bien lejos de su tío.

  • Hola
    Supongamos que Beatriz de Guindos fuese la más apta para el puesto y Luis de Guindos el mejor Ministro de Economía que pudiera haber. ¿De verdad estamos pidiendo al "mejor ministro" que por ser político sacrifique el futuro profesional de su familia ( incluido el segundo grado)? ¿No es un sacrificio demasiado grande? Sueldos mediocres se suplen con la satisfacción de servicio público, pero dudo que sea capaz de suplir los impedimentos que se imponen a la familia. Así no habrá quien quiera ser ministro.
    Si Beatriz deGuindos era la mejor para el puesto ( no lo sé) debe ocuparlo. Porque la CNC es demasiado importante, no podemos prescindir de quien mejor haría el trabajo, independientemente de su árbol genealógico.
    Lo siento, pero la trascendencia de las decisiones de su universidad y las de la CNC, no son comparables.
    Los académicos muchas veces medís por citas en articulo importantes, pero seamos sinceros, quien hace falta a la cabeza de la CNC no es erudito. Es alguien que controle de competencia, tenga experiencia y sepa gestionarlo. El director no debe (ni puede) suplir los servicios de estudios jurídicos y económicos del organismo, si no que debe ser alguien que actúe conforme a ellos. Desconozco si Beatriz deGuindos era la más indicada para hacerlo, pero descartar su valía por ser la sobrinisima, me parece injusto, tanto para ella como el ministro.
    Veo en todas las quejas y comparaciones un a serie de clichés de checks and balances wannabe ( que debería ser aporteriori)

    • El articulo de El Pais y la entrada en NadaEsGratis (excepto el parrafo 1 y 3 del post) fueron escritos el martes por la noche en Madrid, varios dias antes de que saliese este noticia. Nuestra oposicion a la creacion de la CNMC y al nombramiento de sus consejeros viene de hace mucho tiempo. Y meternos con Elvira Rodriguez lo llevamos haciendo al menos desde hace un año. Yo siempre la pongo como ejemplo del desprecio del actual gobierno por el estado de derecho. En cuanto al ministro: si el no hubiera sido o consentido en el nombramiento de Elvira Rodriguez o de los consejeros de la CNMC, tendria una mejor predisposicion. Pero despues de tales actuaciones, es dificil mantener una fe inquebrantable en que este remando en la direccion correcta.

      • Tiene razón, los antecedentes predisponen a dudar. Pero yo le planteaba un debate algo más general.

        ¿Decidiría usted ser profesor en UPenn, si aceptando el puesto, sus hijos y/o sobrinos tuvieran que renunciar a estudiar en alguna facultad de economía de EEUU por evitar que el proceso de admisión se viese deslegitimado por la sombra del coorporativismo entre profesores de economía y sus facultades? ¿Aceptaría el "mejor ministro", ser ministro si sus familiares ( especialmente los funcionarios que por definición trabajan en la administración) tuviesen que renunciar a cualquier puesto?
        (Sé que el proceso de admisión en EEUU funciona diferente, pero quiero simplificar los supuestos para que quede clara la conclusión 🙂 ) Perdone que lo plantee de esta manera y que parezca personal, pero creo que es la mejor forma de ejemplificarlo.

        Y en segundo lugar, ¿De verdad cree que un profesor del mundo académico con muchas citas en artículos es la mejor persona per se para dirigir la CNC? Tengo profesores en la facultad que son brillantes en sus investigaciones pero les veo bastante limitados para dirigir un organismo de estas características. No creo que la brillantez de sus investigaciones sea una garantía per se. Su labor en la facultad, en los servicios de estudios jurídicos y económicos del organismo serían mucho más valiosos. Usted como profesor, conoce mucho más este mundo que yo como estudiante, pero para mi el número de citas no me dice más que lo buen investigador que es un profesor.

        • 1) Departamento de economia: mi hijo/sobrina no deberia pedir entrar en UPenn a estudiar en el departamento de economia. Si quisiera estudiar economia existen muchos otros departamentos excelentes. No creo que en ese proceso en terceros departamentos mi parentesco ayude en exceso, aunque solo sea porque los examenes de primer año, que son eliminatorios, suelen ser anonimos. Meter a un sobrino mio en primero en, digamos, Chicago, si luego va a suspender el prelim es una mala idea para Chicago. Aun asi, conozco a mas de un economista que se ha cambiado el apellido para evitar incluso la mas remota sospecha de conflicto de intereses (justo hace unos meses me encontre con un caso).

          Dejame que te ponga un ejemplo quizas mas concreto: como editor del IER hace un año o asi envie un referee a un profesor. 5 minutos despues me respondio que el habia sido profesor del autor hacia 20 años cuando este ere estudiante de licenciatura y que por ese motivo, aunque no habia vuelto a ver ni hablar nunca con este estudiante, no creia que fuera adecuado ser el evaluador anonimo de ese paper. Aunque a mi me parecio que su preocupacion en este caso era excesiva (si el referee me hace un "disclosure" de su relacion ya sabre yo incorporarlo en mi decision final y, sinceramente, una relacion que existio hace 20 años es casi inexistente), el profesor insistio que su conciencia le impedia hacer esta evaluacion y que se presentaba voluntario para evaluar cualquier otro trabajo que yo quisiera como compensacion. En el mundo anglosajon existe una cultura (al menos entre algunos) de mucho cuidado con este tema.

          2) Nunca he negado que Beatriz de Guindos pueda trabajar en las AAPP. Por ejemplo, no veo mayor problema en que el director de la OEP y el secretario de estado de energia sean hermanos (y en Drugevijesti no nos hemos quejado de ello). La OEP y la secreteria de estado de energia son dos unidades funcionales de la AGE que no se fiscalizan la una a la otra. El problema es que la CNMC tiene que fiscalizar y controlar al ministerio de economia. Si la noticia fuera que Beatriz de Guindos habia sido nombra directora general de tributos en hacienda me habria parecido fenomenal.

          3) No he defendido que el jefe de la CNMC tenga que ser necesariamente un academico: en la columna de ELPAIS teniamos tres vias de acceso al puesto de consejero. Si que he defendido que, condicional en seleccionar a un academico, la evidencia empirica es clara que aquellos que tiene mas citas lo hacen mejor que aquellos que tienen menos:

          En nuestro caso concreto, ademas, tenemos evidencia que Benigno Valdes fue un pesimo gestor en el IMDEA de ciencias sociales y ya he explicado muchas veces la actuacion de Marin en la tesis de Rato.

          • No creo que su hijo/sobrina tengan que renunciar a ser estudiantes de la Upenn por el mero hecho de que usted sea profesor. O dicho de otra forma, no creo que usted tenga que cargar sobre su espaldas el hecho de que su hijo no pueda estudiar donde de verdad le interesa. Quizás su novia iba a estudiar a la UPenn. Limitar las decisiones de su hijo/sobrino no lo cubre ningún salario.

            Su posición me parece que versa sobre una imparcialidad e independencia más aparente que real. Si alguien no puede ser imparcial y lo sabe, que renuncie. Pero si es el mejor y puede ser independiente...no veo por qué.

            Beatriz deGuindos podría haber sido directora de tributos, como dice, pero da la casualidad que llevaba 10 años trabajando en Competencia y que era la segunda de abordo y la sucesora natural.

            Leeré con atención al articulo adjuntado, pero preliminarmente me parece que relaciona a los leading reasearchers con su performance en las universidades. Sin haber desgranado el estudio, me parece lógico. Pero no tiene porque guardar relación con organismos públicos autónomos.
            Haciendo una zafia analogía podríamos decir que los funcionarios que más años llevan en la administración/organismos autónomo y que más casos de antitrust han destapado y luchado, podrían tener un mejor performance en un organismo como la CNC. Y no por tanto un académico, jurista de reconocido prestigio..etc. "Nadie dirige mejor su casa que el que la conoce". Y eso se aplica a los profesores y a los funcionarios.

            • "No creo que su hijo/sobrina tengan que renunciar a ser estudiantes de la Upenn por el mero hecho de que usted sea profesor. "

              Pues yo (y mis compañeros) creemos que si. No solo eso, estamos absolutamento convencidos que es uno de los fundamentos de nuestra universidad.

  • Como estamos a lo que estamos, lo cierto es que a mi, en esta incursión jurídica del profesor Fernández-Villaverde, el penúltimo párrafo me recuerda mucho la intervención de Albert Rivera en el Parlament el otro día. Como el profesor parece que lo lee todo y lo ve todo. ¿La vío o escuchó? ¿Son realmente los dos argumentos coincidentes?

  • Hombre Pedro C. no parece muy difícil que dos argumentos así sean más o menos coincidentes. Si quieres utilizar la ironía para sugerir que Jesus FV copia a albert rivera, la verdad que suena bastante ridículo.

    • Nacho

      Yo creo que Pedro C no tenia esa intencion. Simplemente me señalaba que otra gente tiene ideas similares. Yo mismo me doy un "0" en originalidad en este post 🙂

      Estas ideas estan el aire un poco para todos.

  • Los intentos de JFV de explicar la noción anglosajona de "conflicto de interés" son brillantes, pero chocan con un grueso muro. Basta leer las entradas de Wikipedia en inglés y en español para darse cuenta de lo poco establecida que está esta noción en la cultura hispana:


    Las frases clave son "the presence of a conflict of interest is INDEPENDENT from the execution of impropriety" y también: "a conflict of interest is a set of CIRCUMSTANCES that creates a RISK that professional judgement or actions regarding a primary interest will be unduly influenced by a secondary interest" (las mayúsculas son mías).

    • Manuel

      Muchas gracias. La verdad es que tu idea de citar wiki es de matricula de honor. Efectivamente, la idea de que el conflicto de interes surge de una relacion objetiva (el parentesto de Beatriz de Guindos con el ministro) que genera un riesgo (sea este cumplido o no) es una manera mucho mas clara de explicar lo que infructuosamente he intentado hacer ver. Sinceramente, el que se argumente que la calidad profesional y la independencia de Beatriz de Guindos sea excepcional (algo que nunca he negado en absoluto) sea esgrimido como justificacion demuestra una pobre apreciacion de como funcionan los paises avanzados.

  • No tengo opinión de la Sra. de Guindos, aunque quienes conocen el sector del derecho de la competencia hablan muy bien de ella. La carta abierta de Jesús Alfaro no tiene desperdicio:

    El problema viene de que el presidente y los vocales de la CNMC no ofrecen garantías de independencia, de que no se ha establecido un cortafuegos efectivo entre el gobierno, que los ha nombrado a dedazo, y la Comisión, de ahí que ahora los nombramientos de los cargos directivos tengan sombras de sospecha. Si los miembros del Consejo (que son quienes toman las decisiones) se hubieran nombrado por concurso entre expertos internacionales, y esos cargos hubieran recaído en personas que fueran reconocidos entre sus pares, se habrían eliminado las dudas en la designación de los cargos directivos de la CNMC, que son funcionarios de carrera, aunque nombrados libremente.

    • Efectivamente. Ese es el problema: cuando te empiezas cargando la credibilidad de una institucion poniendo a la gente que has puesto de consejero terminas cargandote la credibilidad de todos los demas y terminan pagando justos por pecadores.

      Despues de ver los muchos apoyos que Beatriz de Guindos recibe me quedan muy pocas dudas sobre su valia profesional (y a la cual siempre he intentado tratar de la mejor manera que he podido en este post). Pero precisamente por ello tambien me quedan muy pocas dudas de que ella lo hara muy bien en muchos otros puestos donde el conflicto de intereses no existe (o es muchisimo menor) y, con ello, terminemos mejor todos.

      En otras palabras: precisamente porque Beatriz de Guindos sea tan buen profesional, es por lo que me parece que el coste de no dejarla ejercer este puesto es mas asumible que en ningun otro caso.

      Una comparacion: en EEUU un estudiante de doctorado de economia no se puede quedar en el mismo departamento a ser assistant professor. Muchas veces me preguntan: "y esto no es un problema cuando el estudiante es excepcional?" y mi respuesta es siempre, "no, al contrario, precisamente por ser excepcional no tendra problemas en encontrar otro trabajo".

  • Grabar está bien escrito con "b" en este artículo.

    Comparto su descontento con los nombramientos del Consejo de la CNMC. El perfil de los funcionarios se podría haber complementado con prominentes académicos y con profesionales. La Vicepresidenta debería haber sido independiente.

    Respecto a los nombramientos anunciados ayer, hay pocas personas más capacitadas que Beatriz de Guindos para asumir ese puesto. Recuerden que la valía profesional no sólo se mide en papers y doctorados. La gestión en la Administración es también una cantera natural para estos puestos. Sin embargo, la CNMC debe aspirar a ser independiente y la estética falla, con lo que no era correcta su promoción a un puesto de alto cargo.

    En el caso de Micaela Arias, se trata de un puesto de Subdirectora General, es un puesto técnico. ¿Es que esta chica no va a poder hacer nada en la Administración? No hay ninguna razón para criticar este nombramiento, salvo que Drugevijesti, Fedea y sus prestigiosos economistas se apunten al periodismo demagógico, cosa que espero que no hagan.

    Demasiado tarde.

    • "¿Es que esta chica no va a poder hacer nada en la Administración? "

      No, existen miles de puestos que puede tener. Por ejemplo, en todos los ministerios donde la relacion es jerarquica y no de independencia. El problema surge por ser la CNMC una agencia independiente que puede tener que tratar con el ministerio de agricultura en casos similares a este: http://drugevijesti.info/?p=26398 (aunque en este caso concreto fuera una consejeria autonomica). Si el futuro la CNMC y el ministerio de agricultura tienen un conflicto, como de contentos estamos que una subdirectora de la comision sea hija del ministro? Como decia Manuel anteriormente, esto es un RIESGO que no creo debamos tomar existiendo buenas alternativas.

      En nuestra columna en El Pais señalabamos tres caminos para estar en este tipo de agencias. El segundo era el ser un profesional del sector. No tengo dudas que Beatriz de Guindos cumple los requisitos y si su tio no fuera ministro jamas habria mencionado el tema. Pero el tema objetivo es que su tio lo es y de economia y esto genera el riesgo al que se referia Manuel. Por ejemplo, si ella hubiera sido sobrina del ministro de defensa o del ministro de asuntos exteriores, esto no seria un problema en absoluto. Incluso si fuera sobrina de la ministra de empleo o, me atreveria, de Rajoy. Pero sobrina del ministro mas directamente vinculado con la CNMC es una relacion, que como argumentaba, es excesiva.

      Y no creo que en este blog, nos tiremos por la demagogia. Aqui el unico periodismo de mala calidad fue el que existio cuando nadie le pregunto a Marin Quemada, el flamante nuevo jefe de la CNMC, que como podia ser posible que Rodrigo Rato hubiera escrito una tesis doctoral de 400 paginas siendo vicepresidente del gobierno y ministro de economia y el, como miembro de su tribunal, no pensara que ahi habia "gato encerrado". O que como podia ser el caso que sus citas en Google Academico fueran tan escasas y en revistas de minimo impacto y que sin embargo hubiera sido seleccionado para este cargo por delante de muchisimos otros expertos en competencia y regulacion. Pero bueno, en la mala eleccion de Marin Quemada creo que estamos de acuerdo 🙂

  • ¿De verdad estamos pidiendo al “mejor ministro” que por ser político sacrifique el futuro profesional de su familia? ¿No es un sacrificio demasiado grande?

    No, no lo es.
    En primer lugar, no es cierto que solo haya una persona "mejor ministro" y otra "mejor ocupante del puesto".
    Si fueran las únicas, sería porque estamos en una aldea. Lo que sí puede pasar es que la alta función pública en España tenga tendencia a ser una aldea donde los apellidos se repiten.
    Esto no es para alegrarse. Y mejor no indignarse (no quiero decir que Guindos u otras personas de abolengo no sean competentes: quiero decir que la endogamia es la única posibilidad de que haya un "único" competente)

    En segundo lugar, estar en la élite dirigente no es una desgracia por la que haya que compadecer a nadie. Incluso en Alemania (o en donde sea) es una ventaja. Si, tal cual vez, comporta también algún inconveniente, es mucho menor que las ventajas (incluso suponiendo honestidad).
    Por tanto, no se trata de echar a perder la carrera de nadie, sino de no ocupar un puesto en un momento dado. Los ministros pasan.

    En tercer lugar, incluso si esta fuera una oportunidad irrepetible, la respuesta sigue siendo: no, no lo es.
    Se puede perder una oportunidad por cogerse una gripe el día de un examen, por caer mal a alguien, porque no estás en el ajo y no te enteras de oportunidades... nada de eso es "justo".
    Pero si lo fuera quizá los competidores competentes serían miles...

  • Interesante debate pero no seamos ilusos: no creo que la CNMC, como las Comisiones anteriores,vayan a hacer nada en contra de los intereses de las grandes compañías eléctricas, petroleras, bancarias, telefónicas, .... En España ¡los abusos son tan sangrantes sin que nadie haya hecho nada!
    Quizá esa y no otra haya sido la razón de los nombramientos que se han hecho.
    Ojalá me equivoque.

  • Jesús, como en casi todo, es cuestión de grado: ¿cuánta independencia a qué coste en términos de capacidad, respeto por los intereses legítimos de los individuos, riesgo de daño al interés público etc. Si Beatriz entró y llegó a subdirectora de la CNC en su carrera funcionarial y se produce un hecho sobrevenido como es q a su tío lo hacen Ministro, ¿debería haber dimitido como subdirectora? La dimisión o no nombramiento no son las únicas herramientas para tratar los posibles conflictos de interés. Eso es lo que nos habéis enseñado los economistas, a pensar marginalmente.
    Cabe barruntar, al contrario, que BdeGuindos habría estado sometida a un control mucho más intenso mientras su tío siguiera de ministro.
    Mi crítica iba dirigida, sobre todo, a la sociedad civil. Nadie dijo una palabra, salvo vosotros y yo, de los nombramientos. Si hubieran nombrado a BdeGuindos consejera de la CNMC, sería otra historia. Y si estuviéramos seguros de la independencia de los consejeros, también.

    • Sociedad civil: si, a mi molesto mucho que nadie dijera nada y que los periodicos se tragaran la nota de prensa de moncloa de lo magnificos que son los nuevos consejores.
      Algunas veces me parece que es complejo luchar contra estas inercias.

      El tema marginal: es verdad que existen otros mecanismos de fiscalizacion. Lo que no se nos debe olvidar es que, en tanto que la CNMC es una nueva (y discutida) nueva organizacion, la mejor manera de ganar credibilidad seria siendo mas papista que el Papa.

      En todo caso: Luis de Guindos era el secretario de estado de economia cuando Marin Quemada le firmo la tesis doctoral a su entonces jefe, Rodrigo Rato. Ahora, de Guindos pone a Marin Quemada al frente de la CNMC (bueno, el gobierno del que de Guindos es miembro destacado del equipo economico) y Marin Quemada nombra, como una de sus primeras decisiones, a su sobrina. Beatriz de Guindos tiene, con total certeza, 0 culpa de todo esto, pero le plantearia el siguiente experimento mental a los lectores que duden de mi posicion:

      "Paren mañana a un profesional sueco o a un danes y le explican esto. Y luego le preguntan al escandinavo, ¿cree usted que existe un conflicto de intereses?"

      • Es un experimento fuera del alcance de la mayoría de nosotros. En todo caso después de haber leído todos los comentarios del post, no veo que pinta ahora en todo esto el episodio de que Marín firmó la tesis de Rato. El conflicto de intereses en el nombramiento de la sobrina de De Guindos estaba ya suficientemente probado sin necesidad de recurrir a lo de la tesis, que ya fue objeto de discusión en otra entrada.

  • En este post y en sus comentarios no se ha cuestionado la valía profesional de Beatriz de Guindos para el cargo de Directora General de Competencia de la nueva CNMC. Adjunto el link al currículo que Beatriz de Guindos tiene colgado en la web de la Comisión Nacional de Competencia ( ). Beatriz de Guindos se licenció en economía en 2001, presupongo que con 22 años, con 23 ó 24 años “consiguió” la plaza de Técnico Comercial y Economista del Estado (siendo Luis de Guindos Secretario de Estado de Economía) y con 25 ó 26 años fue nombrada Subdirectora General Adjunta de Concentraciones (siendo José Luis Rodríguez Zapatero Presidente del Gobierno), una carrera fulgurante en la Administración General del Estado (o la competencia entre los técnicos de la Administración es nula o el desarrollo profesional de Beatriz de Guindos es cuanto menos llamativo). Ayer nos desayunábamos con la notica que Beatriz de Guindos había sido nombrada Directora General de Competencia con 33 ó 34 años. Varios comentarios al post de Fernández Villaverde destacan la idoneidad técnica de Beatriz de Guindos y no cuestionan si no ensalzan su valía profesional. Quizás quienes han realizado estos comentarios desconocen la envergadura del nombramiento o quizás sean comentarios irónicos que no he captado. Os invito a que reviséis de nuevo su currículo. Gracias.

    • Pero si te fijas, eso practicamente ocurre con todos los que estan ahi. No hay ningun CV que llame la atencion. Salvo un master de CEMFI, un abogado del Estado y um master en Stanford, el resto son corrientes. Todos tienen como experiencia profesional numerosos cargos del tipo :"... subdirector de la comison de no se que, tecnico del gabinete de no se cuantos..."; lo cual, viendo el organigrama del propio organo (Subdirección de Industria y Energía, Subdirección de la Sociedad de la Información,Subdirección de servicios,Subdirección de Cárteles y Clemencia-!!??-, Subdirección de Vigilancia...), tampoco parecen de un merito especial. Eso si, todos tienen numerosas publicaciones en materias relacionadas; asi como suena, nada de desglosarlas (debe ser que como son numerosas, pues recargaria el CV y claro, no se trata de avasallar). De ahi que la gran valia profesional de la susodicha, que todo el mundo da como evidente, deberia ser sometida a un escrutinio mayor.

  • Sólo quería mostrar mi agradecimiento a Jesús por explicar con elegancia y cuidado unos conceptos que siempre me ha sorprendido que sean tan difíciles de comprender en España. También agradezco a Manuel la observación sobre la wikipedia que creo que es totalmente ilustrativa. Creo que el intercambio de opiniones desvela mucho sobre como somos y nuestra cultura. Francamente me parece descorazonador.
    Sin embargo creo que merece la pena felicitar a la Sra. de Guindos que al margen de poder ser extraordinariamente competente y absolutamente independiente, (nadie tiene porque dudarlo) con su dimisión ha dado un ejemplo rara vez visto en este país y creo que le honra.
    Quizás debamos felicitarnos porque a lo mejor es un paso en la direccion correcta y la situación no sea tan descorazonadora.

    • Si, eso es verdad y espero que este evento, que seguro que es un mal trago, pasa pronto para ella.

    • Desde mi punto de vista (puedo estar equivocada) creo que el problema en España es que no se "puede" hacer un debate desde el fondo (que es lo que plantea este artículo). Aquí, en los debates, o estás conmigo o contra mí, no hay término medio. Si uno saca un tema enseguida se le buscan conexiones para saber de que "lado" está. No hay rigurosidad y debates basados en evidencias sino en sensaciones. (Y las pruebas las tenemos en las tertulias de la tele, tanto opinan de economía, como del mercado de trabajo, como son CSI a tiempo parcial, etc., siempre los mismos y no por lo que sepan, que de algo sabrán, sino por las posiciones que defienden).
      Espero que eso vaya cambiando con el tiempo.

  • Últimamente es habitual que se hable del deterioro de nuestras instituciones y su desprestigio. Se trata el asunto como si las instituciones (y los partidos políticos) fueran algo ajeno a la sociedad que las crea y a los ciudadanos que las soportan. Parece como si hubiera unas instituciones corruptas y unos ciudadanos ejemplares que las sufren irremediablamente. El debate que ha originado esta entrada es un síntoma de cuán responsables somos los ciudadanos de lo que nos sucede. Es imposible que tengamos instituciones nórdicas si hay que gastar tanta energía en explicar lo obvio: una comisión nombrada a propuesta del ministro de economía no puede nombrar para un órgano independiente, que en el ejercicio de sus funciones puede entrar en conflicto con el Ministerio de Economía, a la sobrina del ministro; y esto nada tiene que ver con las capacidades de la sobrina del ministro. También es significativo que haya tantas dificultades para entender qué se ha dicho y qué no se ha dicho en el texto publicado. ¡Y todo esto pasa con personas que dedican tiempo a leer un blog de economía!

  • Estoy totalmente de acuerdo con la argumentación mantenida por JFV que me parece clarísima; sólo entiendo que haya quien justifique lo de Beatriz de Guindos porque esté implicado en este caso "particular", pero si nos olvidamos de los casos particulares el argumento es clarísimo.
    La única duda que me queda es que pasaría si el caso fuera al contrario, a saber, Beatriz de Guindos es un cargo relevante de la CNMC y Luis de Guindos accede al Ministerio con posterioridad ¿qué debería pasar?

    • "¿qué debería pasar?"

      No lo tengo 100% claro. Creo que dependeria de las circunstancias concretas del caso, incluida el prestigio de la CNMC y la credibilidad de la misma. No es lo mismo un problema en una institucion con una brillante trayectoria de independencia que en una recien creada contra el consejo de la UE y la mayor parte de los profesionales y economistas que saben de esto.

      • Gracias por tu sinceridad: estoy también de acuerdo contigo; no trato de ponerte en un aprieto sino de poder valorar ese posible supuesto. Cierto que posiblemente dependería de la trayectoria de la Institución y de ese cargo en concreto.
        Si nos fijamos en el Poder Judicial, al menos teóricamente, lo tenemos mucho más claro y no se aceptaría realizar un Juicio con un Juez que pudiera tener el más mínimo atisbo de parcialidad, independientemente que cumpliese con creces la capacitación técnica.

  • Nadie, y nadie significa nadie, asciende como un cohete si su lanzamiento no ha sido diseñado. Eso está más claro que la sopa de un asilo y quien no quiera verlo es porque tiene intereses espurios en defender lo contrario. Creo que hablo con claridad meridiana. Y es la mayor lacra del sector público con diferencia. Nadie hace nada contra el enchufismo y cuando alguien clama, en este caso nuestro anfitrión, se le echan encima.
    Si ella vale mucho que lo demuestre en el sector privado. Creo que la renuncia era necesaria.
    Es más, creo que se debería expulsar de la función pública a todos los enchufados, animando a la delación anónima de los procesos de selección manipulados, haciendo así más fácil la investigación interna por un departamento independiente y que cobre en función de los casos demostrados que descubra. Y expulsando en el mismo acto al enchufador, sea cual sea el cargo que ostente.

  • Vaya paciencia que tienes, Jesus ¡ Es muy encomiable que una y otra vez intentes explicar lo que es evidente. A mi tampoco me escucharon. Te deseo más suerte.

  • Muchas gracias por el post y por el artículo de El País. Y gracias, ay, por haber dado ocasión a que se ponga de manifiesto una vez más lo difícil que tenemos la regeneración democrática, si tantos opinantes intentan justificar en España lo que en Ucrania les parecería disparatado.

  • Jesús, enhorabuena. Es impresionante la cantidad de comentarios que has recibido. Por mi parte, sólo querría recordar que, si se cumplen los plazos marcados por la Ley, el Consejo de la CNMC, dividido en sus dos salas, deberá a empezar a tomar decisiones en la semana siguiente a la próxima. Desde dentro debe dar vértigo pensar que se han de tomar decisiones sin que nadie en la Sala tenga ningún criterio sobre el asunto. Esto va a ocurrir en el ámbito de telecomunciaciones, transportes y postal, suponiendo que los representantes del PNV y CiU que vienen de la antigua CNE lo tengan en energía...

  • Me uno en el agradecimiento a Jesús (también a Luis por la columna) en su paciente esfuerzo por explicar y defender aquí lo que resulta obvio en otras sociedades más justas y avanzadas. No hay más ciego que el que no quiere ver.

  • Beatriz de Guindos se licenció en economía en 2001, presupongo que con 22 años, con 23 ó 24 años “consiguió” la plaza de Técnico Comercial y Economista del Estado (siendo Luis de Guindos Secretario de Estado de Economía)

    La cosa cada vez parece peor.
    Esa oposición tiene fama de dos cosas: una, de requerir varios años de estudio intensivo para aprobarla; otra, de que los opositores, publicada la lista de solicitantes, empiezan a descontar plazas disponibles por los apellidos de la lista.

    Otro tema, más general, es cómo es posible que un funcionario de la élite del servicio público se reclute mediante exámenes memorísticos de chopocientos temas que puede preparar un recién licenciado que ni ha demostrado nada ni ha trabajado en nada. Y cómo es posible que se dé una plaza vitalicia en esa élite a alguien mientras sus parientes están en el gobierno o los más altos cargos del país (esto es una consecuencia inevitable de lo primero, sí)

  • Excelente artículo e interesantísimo debate. Sorprende que haya gente que dice no entender lo evidente.
    No puedo estar más de acuerdo con Aloe y Pablo Jiménez. Me parece imprescindible que haya órganos de control para eliminar una de las mayores lacras de nuestro país, el nepotismo. Como muestra, un botón: soy neuróloga y en el último concurso-oposición de Neurología el Tribunal, formado por Jefes de Servicio, calificaba a neurólogos que trabajaban en el mismo Hospital y en el mismo Servicio que esos Jefes de Servicio. No hubo sorpresas.
    Desgraciadamente, esto ocurre en muchos de los concursos y oposiciones públicos. Quizás por eso esta entrada ha levantado tanta polvareda en forma de comentarios. Mucha gente quiere camuflar el enchufismo justificándolo con la valía de la persona a "promocionar". No es razón suficiente siempre que haya una sola persona de la misma o mayor valía pero que no compite en igualdad de condiciones por carecer de padrinos.

  • Jesus, tiene Ud. una paciencia admirable. Que bueno que sus alumnos y sus compañeros puedan beneficiarse de su buena madera.

    En este tema hay quien no quiere entenderle. No pierda más tiempo. Dediquelo a otra entrada.
    Gracias

  • Es interesante leer los comentarios (aqui y en otros medios). Se ve claramente como hay un problema de base: el propio concepto de conflicto de interes, sus consecuencias y su importancia.

    Tengo la impresion de que muchos de los que defienden el nombramiento inicial lo hacen por conocer bien los meritos de la persona nombrada. Me da la sensacion, tal vez equivocada, de que en su mayoria son parte del "gremio". Me recuerda a las reacciones en las entradas sobre la posible reforma del sistema de oposiciones.

    Creo que el articulo inicial, esta entrada y los comentarios de JFV, muestran el deseo de cambiar el concepto que se tiene en nuestro pais de los conflictos de interes, la importancia que se le acuerda, y de la necesidad de preservar a la administracion publica de posibles riesgos (tanto en su funcionamiento como reputacionales).

    Es lamentable que muchas de las respuestas se centren en discutir los meritos de la persona nombrada y no los meritos de evitar decisiones o actuaciones que puedan dañar la imagen (e incluso el funcionamiento) de nuestra administracion publica.

  • Creo que el autor tiene toda la razón , por cada injusticia que se cometa en este tipo de nombramientos nos ahorramos 1000 casos de nepotismo.

    Esto era un candidato a la presidencia de los EEUU, hijo a su vez de un ex presidente (mal empezamos ¿no había otro más listo?) quiso la mala suerte que hubiera un grave problema en el recuento de votos en el estado del que casualmente la máxima autoridad era el hermano del candidato a presidente (qué mal pinta el asunto), el caso es que no se pusieron de acuerdo y tuvo que decidir el tribunal supremo cuya mayoría de miembros había sido elegida por el partido del candidato hijo del ex presidente y cuyo veredicto lógicamente le favoreció.

    Lo dicho Sr Fernández Villaverde tiene usted toda la razón pero es sorprendente que para un "hijo de" sea más difícil entrar en UPenn que ser presidente de los EEUU.

    • Bueno, no creo que usted encuentre en Penn muchisimos fervorosos partidarios de Bush 43. Segun los republicanos mas piraos, las Ivy (entre las que esta Penn) son un nido de rojos peligrosisimos 🙂

      No, mas en serio, claro que hay casos de nepotismo en EEUU. Nunca lo he negado. Solo resaltaba que en la institucion a la que pertenezco, los "guidelines" al respecto son muy claros.

  • Creo que se ha malentedido en ciertas aportaciones a JMV, no se trata de la relación de parentesco, ni de las aptitudes, ni de su CV...si no de que existe "conflicto de intereses", en una economía moderna y competitiva, y sobre todo en los puestos de decesión, este concepto tiene que ser impepinable.
    Nadie pone en tela de juicio a Patricia Botín, o a los Kenedy, este no es el problema...

  • En relación con los conflictos de interés, no se resuelven todos aplicando las mismas reglas. Por ejemplo, este tipo de conflictos (que Beatriz sea sobrina de quien es) se suelen resolver en países civilizados con transparencia sobre su existencia (disclosure por su parte) e independencia por parte del que toma la decisión (no influida indebidamente por el "interesado" - en este caso, el tío de Beatriz). Por tanto, creo que mi análisis es más correcto que el de Jesús (al que nunca agradeceremos bastante su pasión por hacer de España un país algo mejor y la generosidad con la que nos ayuda a comprender problemas de este tipo): el problema no era que Beatriz aceptara el nombramiento. El problema es que el que la nombró - el presidente de la CNMC - no es considerado como un sujeto independiente (no es visto como alguien que actúa sin influencias indebidas por parte de un tercero). Otros conflictos de interés se resuelven, como parece sugerir JFV como regla general, simplemente, prohibiendo la transacción.

    • Pues no, porque el problema en este caso no es solo ese. Es también el contenido del puesto, que se supone que es el de un regulador independiente del gobierno, que podría tener que decidir en contra del gobierno.
      Mejor dicho, que, de hecho, existe para que una autoridad independiente pueda decidir contra el gobierno de ser necesario.
      Por lo tanto, no se puede poner ahí a alguien que tiene un conflicto de intereses entre sus obligaciones como regulador y sus relaciones con -precisamente- el ministro al que debería tirar de las orejas de ser necesario.

      Se ha dicho en el hilo lo menos seis veces.
      No es tan difícil de entender. Solo hay que ser menos reacio a enfrentar los hechos y menos complaciente con las redes familiares que invaden cual hongo la alta función pública y que se oponen frontalmente a cualquier mínima limitación de su ocupación patrimonialista, por justificada que sea.

  • Al menos esta señora ha tenido la decencia de dimitir. Su hermana está como agregada en DC con unos 11K Eur al mes netos y nadie le va a perturbar su dilatado trabajo diario.

    • Lo cierto es que me resulta ya cansino que se diga que ha tenido la decencia de dimitir, la decencia en mi humilde opinion habria sido no aceptarlo, ya que si no hubiera habido la presión que ha existido seguiría en su puesto.

      En este país tenemos el umbral de la decencia muy bajito...

  • No quisiera entrar a comentar tanto el aspecto relativo a los parentescos como al de competencia profesional. En el artículo publicado en el diario parece que sólo tiene competencia profesional aquellos que si buscas en Google tienen un montón de referencias académicas. Me parece que es una visión miope y sobre todo gremialista de la competencia profesional. (diclosure en mi caso, soy técnico comercial y economista del Estado). La gestión de los asuntos públicos relativos a competencia y regulación que duda cabe que necesitan de un componente de conocimiento de la materia y/o del sector regulado. Esto es una condición necesaria pero que no debe medirse por el número de publicaciones relativas a esta cuestión. La condición suficiente es que sepan tener una visión de la gestión de los asuntos que afectan a todos desde una perspectiva de eficacia y de eficiencia. Y cuando digo gestión me refiero no exclusivamente a que sepan leer "papers" más o menos sesudos e interpretar el funcionamiento teórico de los mercados, sino, más bien a que sepan integrar todos esos conocimientos en unos objetivos globales de política económica. En definitiva, que la visión vertida en el artículo de marras más parece orientada a sesgar la definición de competencia profesional en un sentido ligado a los profesionales de la docencia en instituciones académicas

    • Lo siento mucho pero eso NO es lo que dice la columna en EL PAIS. La columna dice BIEN CLARO que existen tres caminos para acceder al puesto de consejero y que el segundo es "siendo un profesional (por ejemplo, pero no necesariamente, un funcionario) con décadas de experiencia en estos temas."

      La mencion de Google Academico es para los economistas como Marin Quemada y Benigno Valdes, que son ceros patateros desde el punto de vista academico ya que modifica la ultima frase del parrafo anterior: "La tercera, dado que se trata de mejorar el funcionamiento de los mercados, es siendo un economista experto en competencia y regulación."

      Quizas hubiera sido mas claro si hubieramos dicho "economista academico" pero, a parte de que hubiese quedado un poco cursi, creo que cualquiera que no este buscando el ofenderse lo va a entender, mas que nada en oposicion a la segunda via que ya menciona explicitamente el camino de los funcionarios (o incluso la primera al hablar de juristas).

      Al final del dia, la situacion es muy clara: desde Moncloa han nombrado a una pandilla que no debian de estar ahi y quizas algunos de mis lectores deberian de estar mas ocupados protestando por ello (ya que pueden) que no perdiendo tiempo leyendo mi columna en busqueda de sentidos que no tiene.

  • Esto debe ser ya una broma de mal gusto. En el articulo del periodico se explica perfectamente. Copio y pego "...¿Cómo se acredita el conocimiento técnico? Existen tres alternativas. La primera, siendo un reconocido jurista en el ámbito de actuación de la CNMC. La segunda, siendo un profesional (por ejemplo, pero no necesariamente, un funcionario) con décadas de experiencia en estos temas. La tercera, dado que se trata de mejorar el funcionamiento de los mercados, es siendo un economista experto en competencia y regulación. No basta tener un título de doctor en economía o una oposición a un alto cuerpo del Estado. Hace falta tener una especialización en el mundo de la competencia y de la regulación...".

    En este y otros posts el autor insiste en esta triple via. En mas de una de las respuestas, lo mismo. Y tres dias y 70 comentarios despues, va alguien y se queja de que parece que solo valen las citas en google scholar. De traca.

    El hecho de especificar que eres economista del Estado hace pensar que tu respuesta va mas a defenderte de un supuesto ataque inexistente. Y de otro lado, deja en mal lugar al cuerpo al que perteneces.

    • Si, a mi tambien me sorprende que Nate Silver ni mencione la cacicada que su compañero de cuerpo se ha sacado al nombrar consejeros y sin embargo retuerza mis palabras para hacer que digan lo que no dicen. Es, en el mejor de los casos, una lista de prioridades en sus preocupaciones sorprendente.

  • A Nate Silver: ¿sabes por qué todos los técnicos de Competencia son TCE o Economistas del Estado? Porque, en 2007, cuando se hizo la Ley - por los del PSOE - el gremio correspondiente consiguió reservar esos puestos para los Técnicos Comerciales. El resto de los funcionarios se quedaron fuera. Captura del regulador por un grupo de funcionarios.
    De nuevo. Hay que distinguir los nombramientos de Consejeros - autoridad independiente - del nombramiento de los directores de área y demás técnicos.

    • No sé si entiendo este comentario de Jesús Alfaro. ¿Quiénes deberían ocupar los puestos en la Comisión Nacional de Competencia sino los Economistas del Estado? ¿Quizá los diplomáticos o los inspectores de Hacienda?

      Se puede cuestionar el sistema de cuerpos que tenemos actualmente, pero toda vez que existen lo normal es que los puestos económicos sean ocupados por el cuerpo especializado en economía.

      • Y que tal un estadistico del estado para hacer la econometria que no se ve en la oposicion de TECO (si, hay unos cuantos temas un tanto de pasada, pero cuantos TECOs conoces tu que sepan hacer un McMc para calcular un BLP, que es como se calculan demandas hoy en dia en EEUU?) Me parece una restriccion innecesaria.

      • Solo anadir que, por lo que he visto, los TECOs al salir de la oposicion tampoco saben mucho de derecho de la competencia (la politica de competencia se articula a traves del derecho, al fin y al cabo, y ellos son economistas)

        He dado clase varios anos en un curso de derecho de la competencia cuyos alumnos vienen en su mayoria de la autoridad de competencia (TECOs recien salidos de la oposicion)

        Que el Gobierno se gaste el dinero en becas para mandar a la gente a especializarse en derecho y economia de la competencia en Brujas y luego no los aproveche para nada, es triste pero es otro tema (y no es por envidias, que a la gente que va a Brujas por suerte le suele resultar muy facil encontrar buenos trabajos que ademas no requieren pasar por el suplicio de la oposicion a la espanola).

        • Disiento de tu opinión de que los TECOs no saben mucho de derecho de la competencia. Basta con echar un vistazo a los temas de la oposición sobre microeconomía (temas 6 a 17 del 3er ejercicio, parte A), UE (tema 40 del 3er ejercicio, parte B) y economía española (tema 15 del 4º ejercicio, parte A) para comprobar que el temario exige su conocimiento y los fundamentos económicos de la misma

          Que nuevos TECOs asistan al curso en que das clase obedece a la política de la autoridad de competencia, que persigue garantizar que todos los nuevos funcionarios de distintos cuerpos que se incorporan a la misma tengan un conocimiento de base homogéneo, pero a los TECOS no les debería sonar como nuevos los conocimientos de base que se imparten, en mi opinión.

          • Miro el BOE: "Tema 40. La Unión Europea: el mercado interior. El principio de libre circulación de mercancías, servicios, personas y capitales. la política de competencia.", es decir, algo asi como de 1/3 a 1/2 de 1 tema y

            "Tema 15. Políticas de liberalización de la economía española. La política de defensa de la competencia.", es decir pongamos 2/3 de otro tema.

            Pero bueno, te concedo que son 2 temas enteros (para que discutir sobre ello?). Basicamente, me estas contando que en la oposicion uno se tiene que preparar 2 temas sobre derecho de la competencia y eso te hace saber del tema??????????? No, lo que tienes es una breve introduccion. Y esa introduccion cubre mucho, mucho menos que lo que se da en una clase de un semestre de derecho de la competencia (clase que tampoco, ni de lejos, le hace a uno ser un experto sobre derecho de la competencia, simplemente tener una mayor agilidad sobre esta materia).

            Y los temas de micro no seria suficientes para pasar el prelim de primer año en cualquier programa competitivo de doctorado en EEUU -y mucho menos, claro, la IO de segundo-, que es lo que tienen los economistas de la FTC en EEUU (y la gran mayoria de los economistas en agencias de la competencia en otros paises).

            Otra cosa distinta es que luego la gente aprenda por su cuenta -o en estancias de postgrado- o que, como argumentaba LIMA, tener algo que mas que una breve introduccion al derecho de la competencia no sea una prioridad para este perfil profesional (algo con lo que probablemente este bastante de acuerdo). Pero alegar como contraprueba contra el comentario de Ibañez sobre el escaso conocimiento de sus estudiantes el temario de la oposicion es, sinceramente, un argumento que se cae por si mismo.

            • La oposición de técnicos comerciales está montada sobre la base de que se aprenden temas diversos (siempre con contenida económico) con una profundidad media, y que los candidatos aprobados manejan con soltura todos los asuntos económicos de interés para el país, y sobre todo tienen una mentalidad económica que informa su toma de decisiones en el sector público. La especialización en la disciplina que sea viene después.

              Un opositor a técnico comercial tiene que estudiar micro, macro, instituciones europeas, economía española y hacienda pública, además de todos los temas de comercio exterior y dos idiomas... la comparación con un doctorando cuyos exámenes iniciales suelen centrarse en una sola de estas disciplinas (normalmente micro o macro), y cuyo trabajo posterior se enfoca en un tema muy específico, no tiene ningún sentido. La idea de que los opositores aprobados tengan que conocer en detalle la política de competencia al terminar la oposición tampoco lo tiene.

              • Mi comentario exclusivamente pretendia decirle a Francisco que Pablo Ibañez tenia razon: que los TECOs que llegan a su clase no saben casi nada de derecho de la competencia y que afirmar que 2 temas de la oposicion cubren este tema en suficiencia es estar bastante confuso. Te podra parecer mejor o peor que los TECOs sepan poco de este tema (yo ya he dicho que a mi no me parece que sea muy importante), pero si bien todo el mundo tiene derecho a sus opiniones, lo que no tienen es un derecho a su propia evidencia empirica.

                La comparacion con los doctorados de EEUU es relevante porque tendria mucho mas sentido que la administracion española contratase, como hacen las de otros paises como la FTC, a gente con doctorados en organizacion industrial que no el intentar formar a TECOs en IO. La diferencia en calidad tecnica entre los unos y los otros es abismal y, sinceramente, no creo que esto se aprecie lo suficiente. Pero me temo que convencer de eso en España a nadie es tarea imposible.

              • A mí la idea de contratar doctores en organización industrial para la CNC me parece a priori muy buena (no sé si ya se hace), de manera que por lo menos un convencido ya tienes... ;). Creo que combinar algunos perfiles de este tipo con los que ya existen de funcionario económico es lo que daría un mejor resultado para instituciones como ésta.

              • LiMA, yo creo que todos estamos de acuerdo en que no es imprescindible saber mucho (o poco) de derecho de la competencia en el momento entrar en la autoridad. A trabajar se aprende trabajando, que es lo que deciamos Jesus Fernandez-Villaverde y yo hace unos cuantos meses cuando hablabamos de mejorar el sistema de acceso a la funcion publica

                Si las oposiciones proporcionan un conocimiento superficial de las actividades que los funcionarios van a realizar en su vida profesional, la pregunta que tenemos que hacernos es si tienen sentido en su formato actual. En la medida en la que las oposiciones proporcionan un conocimiento mucho mas superficial del que proporcionaria un doctorado o un buen master especializado (como la gente que sale de Brujas pagada por el Ministerio de AAEE) no parece que tenga ningun sentido encerrar a gente joven y motivada durante dos anos (en el mejor de los casos). Es un desperdicio de recursos humanos, se mire por donde se mire. Si el papel de las oposiciones es proporcionar conocimiento, fracasan. Y si su papel es seleccionar a aquellos que mejor cumpliran su funcion, son grotescamente ineficientes. Ese era exactamente el mensaje que intentamos transmitir en su dia. Y tu punto de vista, muy sensato, nos da la razon sobre este punto crucial

            • Gracias por la modificación de tu anterior respuesta. Aunque respondiendo a la duda que te planteabas en ella, diré que con mi comentario anterior en modo alguno pretendía tomar por tonto a nadie. Y aunque quisiera, por prudencia, el nivel de vuestro blog me impediría hacerlo.

              En segundo lugar, en ningún momento he afirmado que el temario de TECOs haga a uno experto en competencia, sino que opino que ofrece un conocimiento de base razonable para comenzar a trabajar en la autoridad de competencia española (por no hablar de los temas de estructura económica española, economía publica, políticas sectoriales y derecho administrativo que incluye, que tampoco vienen mal). 

              Y elaborando más mi comentario anterior, en términos relativos, mientras la investigación de los casos descanse en funcionarios, no conozco otra oposición que cubra mejor este área del derecho (desde luego facilita su aplicación más 'económica' y menos formalista).

              Cualquier persona que trabaje en la materia te puede refrendar que los principios generales de la legislación de competencia son sencillos y que el diablo está en los detalles de cada caso, conocimiento que se adquiere mayormente y de forma más efectiva en el trabajo.

              • Ahora bien, para centrar el debate, mas allá de comparar el temario de Tecos con un doctorado competitivo de EEUU, que creo que no es la cuestión de fondo, sería útil conocer el estándar de formación económica que considerais necesario para entrar a trabajar en una autoridad de competencia como instructor (que es el trabajo técnico que realizan los TECOs, distinto de los economistas puros doctorados, que trabajan como servicio horizontal de apoyo en los casos en que se les pide, al menos en la Comisión), teniendo en cuenta los siguientes condicionantes que existen en la práctica (para concederte el escenario más favorable, consideremos la jurisdicción de EE.UU.):

                - recursos económicos de la autoridad,

                - brevedad de los procedimientos (esto es particularmente importante en España, lo cual beneficia claramente al administrado),

                - la existencia de consenso sobre la validez de la aplicación a casos reales de muchos modelos avanzados de IO u econometría (por ejemplo estructurales), por no hablar de los abundantes  datos que éstos requieren, y

                - el estándar de prueba que exigen los jueces a las autoridades, teniendo en cuenta que la econometría no suele ser utilizada como único argumento sino como apoyo de otros, según alcanza mi conocimiento de la práctica de EE.UU. (aunque esto es particularmente cierto en la UE).

                Que hemos de aspirar a lo mejor, estoy plenamente de acuerdo, pero yo hablaba de la formación económica de base para entrar en una autoridad como instructor, que es el trabajo que realizan los alumnos TECOs de Pablo.

                Gracias por el intercambio de ideas.

              • Pues no se, tu frase era: "Disiento de tu opinión de que los TECOs no saben mucho de derecho de la competencia.", que si le quitas la doble negativa ("disiento" y "no") es *Opino que los TECOs saben mucho de derecho de la competencia*. Pero bueno, no vamos a entrar aqui a discutir sobre frases concretas y asumamos que el unico objetivo del temario es tener una nociones basicas del tema y que todo ha sido consecuencia de la falta de precision del lenguage.

                Al final del dia todas esta conversacion surge de un problema fundamental: seleccionar funcionarios expertos en economia en 2013 en base a una oposicion como la que existe ahora es bastante absurdo (sin quitar merito a quienes lo han sacado). Pablo Ibañez y yo lo explicamos en detalle hace tiempo (como algo mas de un año) en varios posts. Ni es una manera eficiente de formar a nadie (se aprenderia, con el mismo esfuerzo, mucho mas en una ENA bien diseñada) ni es justo socialmente (el hecho de que varios "de Guindos" sean del mismo cuerpo es señal que se esta sacando gente de un sector muy pequeño de la sociedad española; ojo, que no digo que esta gente no haya aprobado la oposicion con total limpieza, sino que las estructuras socio-economicas y educativas de España han cambiado las probabilidades ex ante de acceso al cuerpo de una manera tan sesgada que uno deberia estar muy preocupado por el tema).

                Como la oposicion es absurda de entrada, llegamos a situaciones tan subrealistas como esta.

              • Pablo: si los conocimientos (detallados) en el momento de la entrada no son relevantes, entonces no sé a qué viene esa crítica velada a los técnicos comerciales que entran en la autoridad de competencia por no conocer en detalle las normas de competencia.

                Ya conocemos vuestra crítica al sistema de oposiciones, que algunos compartimos en mayor o menor medida. Ese sistema tiene poco que ver (en realidad, casi nada) con las críticas que se hacían al staffing de la CNC, que está relacionado con el sistema de cuerpos administrativos que tiene la Administración española. Un sistema que lleva a que el único cuerpo de funcionarios económicos tenga gran presencia en los organismos económicos, resultado totalmente esperable y lógico. Resultado que se daría exactamente igual si los miembros de este cuerpo accediesen a él por un sistema "psicotécnico más ENA" como el que si no recuerdo mal proponíais.

                Repito que se puede criticar el sistema administrativo de cuerpos de funcionarios, lo que no se puede criticar es su funcionamiento específico en este caso, como si fuese extraño dentro de la Administración o resultado de alguna extraña conspiración funcionarial. Que estas argumentaciones infundadas ("reservas de puestos" no sustanciadas, críticas al funcionario recién aprobado por no saberse todas las normas del organismo donde va a llegar) se dirijan a los técnicos comerciales (con la subjetividad del caso, creo que de los mejores en la Administración) y a la Comisión de Competencia (entre las mejores instituciones económicas del país) es especialmente desafortunado.

  • El problema del conflicto de interés es lo que puede estar pasando en el Tribunal Constitucional con su Presidente Francisco de los Cobos. Es posible que su trabajo al frente del Tribunal Constitucional sea magnífico, pero dada su condición de afiliado al partido PP y sus declaraciones sobre el Cataluña, es deslegitimado.

  • Me extrañaría mucho, muchísimo que exista una restricción para que la Comisión contrate un Estadístico del Estado o cualquier otro funcionario no-TCEE. Un vistazo rápido a su organigrama muestra que dos de los subdirectores de línea (al margen de puestos horizontales tipo asesoría legal y depto informático) no son técnicos comerciales (son de esos cuerpos funcionariales que según J Alfaro "se quedaron fuera" de la Comisión); ambas personas han promocionado desde dentro de la Comisión, ocupando también puestos de nivel inferior, lo que sugiere (como también lo hace el sentido común) que los puestos técnicos no están reservados a ningún cuerpo específico. Otra cosa es que la institución (como cualquier organismo público de carácter económico) tenga la predominancia natural de funcionarios con perfil económico (que en España están adscritos a un único cuerpo administrativo).

    Quizá sería bueno que Jesús Alfaro nos oriente sobre esa restricción que impide a la Comisión contratar "técnico" alguno que no sea del cuerpo de Técnicos Comerciales. Por darle cierto rigor a la discusión, más que nada

    • LiMA

      Me parece muy bien que preguntes sobre el detalle de esta restriccion. Si no existe, pues mucho mejor (yo desconozco el tema y no voy a hablar sobre ello). Pero entonces creo que estamos de acuerdo en que existen muchas habilidades que son utiles para la CNMC (juridicas, estadisticas, economicas, "ingenieriles", etc.) y que es una buena idea ser flexibles, con los necesarios controles (que a fin de cuentas es de lo que va la columna), para traer a gente de sensibilidades diferentes y que introducir barreras seria una mala idea.

      • Asumiendo un papel que no me gusta, y simplemente por dejar claras dos cosas que deberían ser obvias:
        - los técnicos comerciales no "son" economistas, han estudiado una oposición sobre economía (y otras cosas). Por tanto, tienen la oposición (aprox equiparable a una carrera o un master) y tienen "otra" carrera. Varios técnicos comerciales de los más conocidos tienen carreras que no son económicas, incluyendo Derecho
        - la oposición a técnicos comerciales no consiste en estudiarse leyes, sino en entender (a través de la teoría económica) la lógica económica de las leyes, sean tributarias, de regulación o de defensa de la competencia. La idea de que un opositor recién aprobado y destinado a la Comisión de Competencia deba saberse antes de llegar los puntos y comas de las normas de defensa de la competencia es absurda, tan absurda como las oposiciones memorísticas tan criticadas (con razón) aquí. El detalle de las normas se estudia después, en cursos ad hoc como el aquí mencionado y en el día a día del trabajo, según se van aplicando. Y sí, como en cualquier organismo económico que aplique normas, hacen falta juristas (Administradores Civiles del Estado con perfil jurídico y Abogados del Estado, que efectivamente existen en la Comisión de Competencia).

        Si este es el conocimiento de la Administración de quienes quieren cambiarla, no vamos muy bien encaminados.

      • Jesús: dentro del sistema de cuerpos administrativos que tiene la Administración española, el cuerpo de nivel directivo encargado de temas económicos es el de técnicos comerciales. Por tanto, veo lógico que predominen en un organismo de contenido económico, cuyas normas de funcionamiento, ejercicios estadísticos internos etc responden a un fin último que es económico (la preservación de la competencia en los mercados). Existen sin duda otras habilidades útiles para la Comisión, propias de cuerpos que también están presentes en ella como ya he dicho.

        En la lógica del sistema español (dividida en cuerpos y con un criterio definido de especialización), lo propio es que los puestos directivos de contenido económico los ocupe el cuerpo encargado del tema. ¿Puede haber estadísticos del Estado, ingenieros del Estado, abogados del Estado o funcionarios de patentes y marcas que lo harían mejor que un técnico comercial? Sí, igual que cualquiera de ellos podría ser mejor embajador que un diplomático. Pero el sistema está montado sobre la base (sin duda discutible) de que la formación adquirida en la oposición es el mejor indicador de si un funcionario está preparado para ocupar un puesto con un determinado contenido; y de que esta es la mejor forma de evitar la arbitrariedad de que se pueda elegir a "cualquier funcionario" (o simple y llanamente a "cualquiera") para un puesto determinado.

        Otra cosa es que se diga que este sistema de cuerpos necesita una revisión o una puesta al día, cosa en la que muchos podemos estar de acuerdo

  • Un enlace con un artículo publicado hoy sobre los nombramientos en la CNMC:

    Me llama la atención el párrafo del artículo que dice:
    "En la CNMC aseguran que están trabajando a fondo para cumplir correctamente la ley y que esta permite que algunos cargos sean designados por el consejo directamente y otros por convocatoria pública. Además, dada la peculiaridad del proceso de fusión, la norma también permite tomar medidas transitorias".

    Me quedo mucho más tranquilo al saber que en la CNMC están trabajando para cumplir "correctamente" (?) con la ley.....

  • 1. Mea culpa. No he encontrado la norma que dice que a la CNC solo van los TCE pero, salvo los que estaban ya allí antes de la creación de la CNC, todos son TCE (me refiero a directores y subdirectores) o sea, que es una regla "no escrita". (v., organigrama y curriculum de Lopez Valles, Antonio Maudes, Maria Naranjo, Beatriz de Guindos, Micaela..)
    2. El Cincodías se equivoca. El art. 26.3 es lex specialis respecto de los directores de instrucción. A los cuales, nombra el Consejo a propuesta del Presidente. Es el personal directivo DE OTRAS AREAS DE RESPONSABILIDAD DIFERENTES A LAS DIRECCIONES DE INSTRUCCIÓN el que ha de ser nombrado mediante concurso público.,

    • Jesús (Alfaro), al margen de otros temas, los puestos de directores y subdirectores no son "puestos técnicos" como decías sino directivos. Por otra parte, muchos de los técnicos comerciales que mencionas llevan tiempo en la Comisión (o han pasado por ella con anterioridad) o en las subdirecciones sectoriales del Ministerio de Economía, donde se tocan temas muy similares. Su CV en general es absolutamente coherente con un puesto directivo en una Autoridad de Competencia, cosa que no se podría decir de prácticamente ningún otro funcionario (ACE o similares) que llegase de nuevas a la Comisión.

      Por otra parte, algunos funcionarios no-TECOs que estaban allí ya han sido ascendidos a subdirectores en años recientes, lo que desmiente una vez más la "captura" de la que hablabas...

      Tu análisis gremialista-conspirativo me temo que no se sostiene.

  • Seguro que se equivoca el Cinco Días?

    En el proyecto de Ley de la CNMC los Directores de Instrucción eran nombrados por el Gobierno. La Comisión Europea lo crítico por cuestionar la independencia del organismo. En la Ley se eliminó ese texto. El actual artículo 25.3 dice que el nombramiento de los Directores de Instrucción se llevará a cabo según los previsto en el artículo 26.3. Pero este artículo, 26.3 quizá porque por error no se enmendo adecuadamente, establece que.el personal directivo exceptuados los directores de i atrición se nombrará a través de convocatoria pública.

  • Hola Jesús,
    Muchas gracias por su entrada. He estado viendo los nombres de las personas que se presentan a TECOs y no he visto a ninguno catalán, balear o valenciano (tal vez lo he mirado mal). Pero sí se las han sacado la hija de un ministro y la sobrina de otro. Y si mal no tengo entendido a esta gente se les reserva dos becas Fullbright para estudiar abroad y para que se puedan "formar", léase alguno de los hermanos Nadal. Bueno, aquí no estamos perpetuando un poco las élites?¿Qué tipo de movilidad puede esperar un chico balear cuando ve este tipo de comportamiento en el cuerpo funcionario? ¿Cómo se puede pagar las oposiciones en Madrid durante años esperando a que se convoquen? ¿Con qué criterio se puede defender la realidad poliédrica española, si practicamente una gran parte de los altos funcionarios son del mismo sitio y si no es que vienen de las familias más pudientes?Siendo después ellos los que están en posiciones de poder en Europa y negocian para toda España.Qué sistema mas injusto! ¿no?
    Muchas Gracias,
    Frances Tord

    • Si, efectivamente. Yo soy de Madrid y vengo de una familia de profesionales con buenos ingresos y tradicion cultural y estudie E-3, lo que hace que tuviese conocidos y base en derecho y economia. El sistema esta casi diseñado de manera perfecta para mi (aunque no tengo ningun familiar en el cuerpo). Pero quizas por eso me doy cuenta que el sistema es profundamente injusto desde una perspectiva territorial y social. Cuantos hijos de un empleado del mercadona de Huelva tienen los recursos economicos para financiar a su hijo por dos años preparandose una oposicion (CECO, preparador, coste de oportunidad, salida si fracasa....)? Ningun sistema es perfecto, pero el actual falla un principio de justicia distributiva basico.

  • (esta es una respuesta a la ultima entrada de LiMa, que empieza con "Pablo: si los conocimientos (detallados) e", porque el sistema ya no deja encadenar mas comentarios consecutivos)

    Lo que no puedes es estar en Misa y repicando al mismo tiempo. La critica de Pablo es relevante porque demuestra que el sistema de seleccion por oposicion, justificado por su aparente eficiencia formativa, no funciona.

    Un sistema de ENA permitiria, como en otros paises con sistemas similares, asignaturas optativas y concentraciones (majors en la terminologia americana). Por ejemplo, una ENA de expertos en economia podria tener un primer año comun y un Segundo (o incluso un tercero), con optativas. Una de ellas, para aquellos con mayor intereses en temas de la competencia, podria ser un semestre de derecho de la competencia.

    Similarmente, Pablo quería enfatizar el problema que supone tener gente en Brujas pagada por el contribuyente que luego no empleamos adecuadamente por las rigideces de nuestro sistema.

    Y yo no creo que nuestra critica se centre en este caso en concreto, mas en las disfuncionalidades estructurales creado por nuestro sistema de oposicion+cuerpos.

    Volviendo a mi punto anterior, un sistema de seleccion del funcionariado distinto habria hecho casi imposible que una hija y una sobrina de dos ministros fueran altas funcionarias en un caso como este. Con 44-47 millones de gente en España (en realidad no sabemos los que se han ido con la crisis), la probabilidad ex ante de esto es casi cero con sistema de acceso sin los brutales sesgos socio-economicos que tiene el actual).

    Pero bueno, aqui lo dejo ya y cierro mis comentarios. Me tengo que montar en 30 segundos en el avion que me voy a Dallas a dar una charla sobre incertidumbre de la politica fiscal. De manera paradojica, que en EEUU haya un partido de absolutos majaderos que controla la camara de representantes hace que no me cueste ningun trabajo justificar lo que hago. Por otra parte, 3.5 horas de viaje me dan una pereza de morirme.....

    • Jesús, nuevamente se confunden argumentos. Lo que tenemos ahora es un sistema para elegir funcionarios "generalistas-económicos", capaces de cubrir cualquier puesto económico en la Administración. El sistema "funciona bien" en el sentido de que selecciona (caso TECOs) gente en general capaz, que conoce todos los temas económicos relevantes con un nivel de profundidad medio. La especialización en competencia que propones es la que ya existe en el curso que da Pablo, como existe también en otros ámbitos de la Administración económica española.

      Tu prefieres sustituir estos generalistas económicos por especialistas, argumento discutible pero que no tiene nada que ver con el sistema de oposiciones ni con las vicisitudes de la CNC, donde la falta de especialización del personal no parece ser un problema hoy por hoy.

      La CNC es un buen ejemplo de cómo ese sistema puede dar lugar a resultados razonablemente buenos, con funcionarios que combinan una visión general de los problemas de la economía española con un conocimiento en detalle (adquirido expost) de las cuestiones de competencia. Los perfiles cuantitativos que reclamas parecen existir ya en las subdirecciones horizontales.

      Parting thought: el sistema que proponéis supone prescindir de los cuerpos administrativos para ir a una competencia abierta para cada puesto de nivel directivo en la Administración. Creo que la diferencia entre las aptitudes de los consejeros de la CNMC (nombrados con un criterio parecido) y las aptitudes de los niveles directivos de la CNMC (altos funcionarios nombrados según el sistema tradicional) debería hacernos pensar dos veces sobre este tema.

      Buen viaje

  • Jesús tiene toda la razón (como casi siempre) con el tema del parentesco, yo no había caido en que por maravillosa que fuera la candidata esa circunstancia la convertía en una mala candidata por las razones que él expone en el post. El que esto no se entienda en España efectivamente ya da idea del nivel que tenemos. Normalmente el parentesco aquí es un para ocupar este tipo de puestos y no un demérito. En todo caso, la dimisión es una salida digna para esta señora, lo que demuestra que probablemente tienen razón sus defensores, yo no tengo el gusto de conocerla. En todo caso, a estas alturas imposible descubrir quienes son los familiares y quienes los competentes en un organismo "independiente".,Mi sugerencia: concursos internacionales y abiertos para estas plazas. Y que gane el mejor. PD: Familiares de Ministros, abstenerse.

  • Perdona LIMA, pero me parece que en la elección de los Consejeros de la CNMC ha habido de todo menos "competencia abierta".

    Veamos algunos ejemplos:

    JM Marín Quemada (Presidente). Criterio de elección: no tiene ni idea ni de competencia ni de regulación, pero fue vocal en el Tribunal de Tesis de Rodrigo Rato y le ayudó a aprobar sin que éste hubiese escrito nada de su tesis.

    María Fernández (Vice-presidenta). Criterio de elección: no tiene ni idea ni de competencia ni de regulación, pero trabajaba con Álvaro Nadal en Moncloa.

    María Ortiz (Consejera). Criterio de elección: no tiene ni idea ni de competencia ni de regulación, pero intervino en la redacción de la ley de la CNMC y de su Estatuto y ya lleva años en el cuerpo de los TECOS.

    Benigno Valdés (Consejero). Criterio de elección: no tiene ni idea ni de competencia ni de regulación, pero fue profesor de Álvaro Nadal en Icade.

    En suma, de competencia abierta nada de nada, más bien: amiguismo y colegueo, y barreras de entrada para acceder al puesto.

    Competencia abierta hay en otras autoridades que le dan mil vueltas a la futura CNMC, como la Office of Fair Trading (Reino Unido) o la Federal Trade Commission (Estados Unidos).

    En España, tenemos que conformarnos con que el sistema de elección se base en tener vínculos con el Gobierno y, en particular, con Álvaro Nadal, menuda competencia abierta!!

    • Precisamente ésa era la ironía que hacía LiMA en su parting thought. Si reflexionamos sobre cómo se aplicaría el procedimiento de 'competencia abierta' en España para puestos directivos (y conociendo a nuestros políticos, no resulta difícil imaginar la discrecionalidad en que se podría traducir), no parece tan imperfecta la promoción interna de altos funcionarios, donde la posibilidad de elegir un perfil más alejado del teórico se reduce, suponiendo que gozan de la experiencia relevante, claro está.

      Ya sé que la alternativa que plantea LiMA suena lejos de perfecta, pero fiar la vigilancia de los procedimientos de 'competencia abierta' a los tribunales de este país tampoco parece más ilusionante.

  • El problema va más allá del de la legitimidad, puesto que la supuesta pericia que, como dices, se le supone como la otra pata de la fundamentación del nombramiento, a menudo ha sido obtenida como consecuencia de una tutorización ilegítima. Los puestos que se obtienen a lo largo de la carrera se consiguen gracias al vinculo (de amistad, familiar, afectivo) y no como consecuencia de su participación en igualdad de condiciones en los correspondientes procesos selectivos. Las elites siempre son las mismas, prácticamente desaparece la movilidad social.

  • Somos muchos los que hemos trabajado en los organismos reguladores de este país desde que estos fueron creados, (CNMV, CNE, CMT,...) y sabemos que un X% de los puestos estan asignados no por meritos o capacidad de trabajo, sino por parentesco o familiaridad con algún Consejero, partido político o alto cargo que les "facilita la entrada" al staff de estos organismos reguladores.

    Esperemos que esto cambie a futuro, pero mal empezamos, sobre todo cuando el propio organismo no cumple con las normas establecidas para la eleccion de su equipo directivo.

Los comentarios están cerrados.

profshina.kiev.ua

magazinpoliva.kiev.ua