La competitividad como estrategia de gobierno

El reciente Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial (WEF) es muy preocupante para España. En el  ranking elaborado por el WEF, España ha perdido 9 posiciones, bajando de un mediocre puesto 33 a un francamente malo 44 del mundo. Algunos de los países que tienen mayor “competitividad” que España:  Qatar, Arabia Saudí, Emiratos Árabes, Malasia, Chile, Islandia, Túnez, Kuwait,  República Checa, Barhain, Tailandia…  Cierto, estos rankings hay que leerlos y usarlos en general con precaución, dado que a veces es la percepción la que determina el ranking más que factores objetivos (y algo de eso obviamente hay en el deterioro de España),  pero en este caso que el informe tiene bastante credibilidad, no sólo por estar dirigido por Xavier Sala-i-Martin, sino también por la información que ofrece en varias sub-áreas. ¿Y si es cierto que somos   menos competitivos que Túnez y Tailandia? ¿Aceptamos estar en vias de subdesarrollo?¿Qué hacer si no?

Para poner a España una senda de crecimiento sostenible, los futuros gobiernos de  España deberían anunciar su compromiso público con esta herramienta (u otra similar) como métrica de su progreso a corto plazo hacia el cacareado “nuevo modelo productivo”. No valen los atajos tipo “haremos el primer coche eléctrico”, que van a crear una isla de desarrollo en un desierto. Se trata de ver que falta en cada área concreta (más abajo más), y ponerse como objetivo el alcanzar un nivel de competitividad similar al de los países a los que aspiramos a parecernos: los primeros 10 de la lista (Suiza, Suecia, Singapur, EEUU,  Alemania, Japón, Finlandia, Holanda,  Dinamarca y Canadá). Usar una métrica así permitiría evaluar con sencillez a los diferentes ministerios y departamentos- las notas simplemente consistirían en medir el progreso en cada una de estas áreas hacia los modelos elegidos.

El informe trata (de acuerdo con el artículo de Sala-i-Martin et al. en la p.3  y ss del libro) de “medir los factores que permiten crecimiento económico y prosperidad sostenible.”  Y para ello definen competitividad como “el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país” (p4 del informe). Las instituciones, políticas y factores se clasifican en  Instituciones, Infraestructura, Situación Macroeconómica, Salud y Educación Primaria, Educación Superior, Mercado de bienes, de trabajo y financiero, Tecnología, Tamaño del mercado, Sofisticación de los negocios E Innovación. Parece razonable y completo, en el sentido de que recoge  todos los factores que el trabajo de los expertos en crecimiento economico (Sala-i-Martin entre ellos, resumidas por ejemplo en este famoso trabajo) ha puesto en relieve.  Los autores consideran que los primeros cinco factores son la base del desarrollo; los mercados (6-10) determinan la eficiencia, y los dos últimos determinan la capacidad innovadora.

España falla en mucho. El análisis está en las páginas 304 y 305 y reitera muchas de las cosas de las que hemos hablado aquí a menudo. Instituciones es desastroso (puesto 53); ¿por qué?: el peso de la regulación (110 del mundo, que se dice pronto), la eficiacia del sistema judicial, etc. Un punto favorable: una excelente policía; en cuanto a educación primaria: puesto 93 del mundo – completamente inaceptable; calidad del sistema educativo: 107 del mundo; mercado de trabajo, 115 del mundo… Con números así, España es un país en vías de subdesarrollo, así de claro. Y si, discutiréis, con razón, en los comentarios, la metodología etc. Pero creo que se mire como se mire, hay unas lacras enormes que hay que remediar urgentemente en varias áreas, y sobre todo en dos áreas: el sistema regulatorio y el sistema educativo.

¿Como salir del agujero? Creo que no se puede hacer estrategia de ningún tipo sin un sistema de métricas que permita evaluar si uno avanza o retrocede; y  creo que estos informes de Competitividad Global ofrecen una solución al respecto.

En el mundo empresarial no se duda de que hacer  estrategia requiere traducir las grandes ideas en objetivos concretos y medibles. Dejadme por favor que me extienda con un ejemplo.  Southwest Airlines quiere ser una línea área con un excelente servicio al cliente y de bajo costo. Esta es su estrategia; si no hubiera formas de cuantificar esto y bajarlo a ras de suelo, no serviría de nada. ¿Cuáles son los objetivos operativos que se ha impuesto para ejecutar su estrategia?  (1) alta frecuencia de vuelos y (2) alta utilización de la capacidad de cada avión (aviones llenos). Si se consiguen estas dos cosas, clientes contentos y coste bajo (alta utilización, en un negocio que es puro capital, equivale a bajo coste). ¿Cómo conseguimos estos objetivos?  Tres cosas (1) seleccionar rutas donde se pueda al menos hacer 5 viajes al día de ida y vuelta; (2) conseguir repostar y preparar un avión para volver a volar 20 minutos después de que aterrice; y (3) evitar los retrasos en aterrizajes y despegues asegurando que el aterrizaje es en 10 minutos de la llegada (approach) (o sea ni hablar de volar a Heathrow vamos).

Es decir, SWA ha transformado algo vago y poco creíble (servicio y bajo coste) en una estrategia concreta a base de elaborar un objetivo intermedio y de luego concretarlo en métricas operativas. Y otra cosa: SWA no intenta ser todo para todos los clientes. Para que os hagáis una idea, SWA es como EasyJet, o sea que te tratan bien pero es todo espartano (no como Ryan Air que te tratan a patadas). Han elegido no hacer muchas rutas apetecibles para preservar los elementos clave que les permiten dar la vuelta al avión en 20 minutos.

Para España, esto quiere decir ser concretos sobre lo que queremos ser (¿Finlandia? ¿Singapur?) Anunciarlo en alto, para comprometer a todos los segmentos de la sociedad en estos objetivos. Y luego, y esto es lo importante, traducir esta idea abstracta en una métrica concreta. Y aquí es donde creo que indicadores como los del WEF, o los del WB o de la OECD pueden ser muy útiles. Se trata de elaborar unos objetivos de gobierno para cada área centrados en conseguir mejorar en las dimensiones clave, y mejorar deprisa,.  ¿Se puede hacer? Si. Finlandia, tras una crisis muy severa a fines de los 80, se puso las pilas y lo consiguió; también Chile, por ejemplo, que se ha separado de sus mucho menos exitosos vecions hispanos.

Si España quiere recuperar la senda del crecimiento, sus gobiernos deben decidir que la competitividad es un objetivo estratégico, apoyarlo  con un amplio consenso social, y determinar una serie de métricas desagregadas para medir el progreso hacia los puestos de cabeza del WEF.

Hay 30 comentarios
  • El término competitividad es muy desafortunado. Suscita una analogía con la competencia de las empresas, que se entabla en términos de "vender más que los demás". Así es como este tipo de medidas son entendidas por el público: hay que ser competitivos para exportar más. Sin embargo, al principio del documento se dice: "we define competitiveness as the set of institutions, policies, and factors that determine the level of productivity of a country". Es decir, que esto no está ligado necesariamente a la exportación y valdría para una economía cerrada a cal y canto. En inglés hay una palabra que expresa mejor lo que los autores dicen que quieren medir, "preparedness".

    ¿Alguien que se haya leído entero el documento sabe si se presenta alguna prueba de que el índice sirva realmente para predecir la productividad?

  • A mi me parece que define las externalidades que modifican la competitividad de los bienes y servicios producidos en España. Desde ese punto de vista, el término es razonable.

  • Dos comentarios desde mi ingorancia.
    1. Llama poderosamente la atenciónel gráfico de la evolución del PIB per cápita desde 1980. Comparados con las economías avanzadas, hemos ido empeorando de manera sostenida. Según el gráfico, incluso hemos empeorado en el supuesto periodo de esplendor 1993-2007.
    2. La falta de objetivos concretos es un lastre en España, no sólo en las políticas públicas, sino en muchas PYMES que estan dirigidas artesanalmente.

  • Fulano
    (perdon por la falta de acentos)
    Tienes toda la razon en cuanto a la palabra- la palabra competitivididad es desafortunada. Pero la definicion que hace el documento a la que te refieres (y que yo traduje en el texto) es correcta como medida de los factores que determinan el crecimiento economico. Por ello yo prefiero no meterme en el debate nominalista e ir al contenido- es una idea util, y desde esa utilidad creo que vale la pena usar la idea, incluso si nos tenemos que referir a ella por la fea palabra "competitividad".

  • ¿Habéis leído este comentario de hace un par de semanas de Ignacio Escolar http://www.escolar.net/MT/archives/2010/09/las-mentiras-de-davos.html?
    ¿Qué os parece? ¿Realmente se pueden tomar en serio los resultados de una encuesta tan tendenciosa?

  • No estoy de acuerdo. El palabro es peligroso y no un detalle menor en todo este tinglado.

    Es peligroso porque: (1) no significa nada y muchas cosas a la vez de modo que constituye el artefacto perfecto para decir lo que a uno le venga en gana sin necesidad de justificarse demasiado; y (2) se parece mucho a "competir" en el sentido más militar del término: los ministerios de industria y las direcciones generales de comercio están llenas de gladiadores sudorosos dispuestos a "competir" con los chinos a base de antidumping measures, o de mamporros si se tercia.

    En cuanto a sus ventajas, no están muy claras. No creo que los gobiernos sean muy sensibles a los anuncios de estos rankings; el interés les dura uno o dos días. Por lo demás dudo mucho que necesitemos al World Economic Forum para descubrir que el funcionamiento deficiente de la justicia en España es una fuente importante de fricciones e ineficiencias, en la esfera económica y en cualquier otra.

    Vista de cerca te aseguro que la competitividad hace mucho más mal que bien.

  • Pascual,
    No habia visto ese articulo, pero las criticas a los indices basados en parte en percepciones y encuestas son habituales y tienen validez. Lo mismo que las criticas a los rankings de escuelas de negocios y de universidades, en parte hechos asi y tambien los de restaurantes y hoteles. Todos sabemos que no se pueden hacer comparaciones interpersonales de utilidad: si a fulano le gusta el hotel Y y le da 4 y a mi me disguta el X y le doy 2, quiere decir que a fulano le gustara X menos que Y? Ni idea. Y sin embargo, las encuestas son informativas, y todos preferimos el bulli, que la mayor parte de la gente piense que es uno de los mejores del mundo, aunque se base en encuestas y nadia mida la verdadera "calidad". Y este indice del WEF dificulta aun mas las cosas agrega los datos con pesos diferentes para cada tipo de pais, (dependiendo de si es desarrollado o no) lo cual dificulta la comparacion. Dicho esto, en este caso hay mucho mas que encuestas:
    1. Contrariamente a lo que dice el articulo que mencionas, no esta todo basado en encuesta. En casi todas las 12 indices hay varios subindices que estan construidos con datos "reales" y no basados en encuesta. El 3 (macro) es todo real; el 4 (educacion y salud) en gran parte, el 6 se basa en gran parte en WB data, el 7 en gran parte real,el 9 en gran parte real, el 10 es todo real, con indices del WB. Mirad las tablas en las paginas 365-494.
    2. Cuando se usan opiniones de la encuesta hecha por WEF, se usan como respuestas a preguntas bastante concretas y se agregan estas preguntas.
    3. Hay un estudio de robustez y fiabilidad hecho por estadisticos de la Comision Europea reproducido en las paginas 49-55 del informe que concluye que el indice es una medida fiable.
    Mi conclusion: tomemoslo como lo que es, informativo pero no definitivo. Si una encuesta dice que la escuela de negocios de la universidad de Chicago esta top 10, puede ser suerte; si de las ultimas 72, esta en el top 10 en 69, entonces tenemos que pensar que es una buena escuela, aunque los datos sean los que son y haya opiniones etc.

  • Jorge Duran,
    Recuerdo leer aquel articulo de Krugman en su momento- en aquella epoca Krugman escribia como los angeles (no como ahora) y era mucho menos arrogante- sus explicaciones de comercio internacional eran brillantes. Pero creo que su critica no afecta a mi argumento ni al informe del WEF. La definicion que se hace del indice (quizas como dice fulano, deberia ser "preparedness" la palabra y nos evitariamos la discusion) no tiene nada absolutamente de "competencia". y existe investigacion solida en crecimiento economico que apoya la importancia de los factores medidos para el crecimiento, y creo que el indice resume adecuadamente esos factores. Y de acuerdo completamante con Krugman, los paises no "compiten" unos con otros de la misma forma en la que lo hacen las empresas. La palabra es inadecuada, pero es la que hay (a mi no me gusta la palabra "utility" o "utilidad" en micro, que viene de los filosofos utilitaristas y ahora no tiene nada que ver con ellos, pero me aguanto).

  • En general competitividad se persigue y mide en términos finales, esa fue siempre mi percepción, como cuota de mercado mundial, (share de exportaciones), por ser simplista.
    Pero como afirma Luis , y compara perfectamente con una empresa, es necesario bajarlo a tierra para trabajar en mejorarla.
    Esto es lo más interesante de la visión que aporta: un objetivo claro, y KPI de país e instrumentos de medición en aquellos elementos que se consideran críticos para el logro. Esto debiera cualquier Gobierno tenerlo en mente....y hacerlo público, efectivamente. Decirle a la sociedad que se persigue, y cómo, y dar visibilidad a objetivos y logros paulatinamente. Cualquier CEO tiene que hacerlo...!
    No puedo estar más de acuerdo.

  • El Indice de competitividad de los países que ha elaborado la FEM está basado en los siguientes pilares de competitividad:
    1. Instituciones.
    2. Infraestructura.
    3. Estabilidad macroeconómica.
    4. Salud y educación primaria.
    5. Educación secundaria y formación.
    6. Eficiencia de los mercados de los productos.
    7. Eficiencia en el sector laboral.
    8. La sofisticación del mercado financiera.
    9. Preparación tecnológica.
    10. Tamaño del mercado.
    11. La sofisticación de los negocios.
    12. La innovación.
    -----------------------
    ademas de lo que indica S.C. "los aumentos más grandes en la productividad vienen de inversiones en la maquinaria y sistemas modernos. Compañías como Siemens y IBM son expertos en tal equipo y sistemas. Las tecnologías son sabidas bien. Alguna compañía española que quiere modernizar y aumentar la productividad puede hacer así contratando con Siemens, IBM, etc. Lo mejor el Gobierno de España puede hacer para aumentar la productividad es de proporcionar estímulos y financiando para compañías españolas para modernizar sus operaciones"

  • y tal como nos recuerda Onesimo :

    La importancia de la competitividad de los países

    El nivel de competitividad del país es importante porque los elementos que lo componen son fundamentales para el crecimiento del país, para su productividad y para incentivar la inversión, tanto de los inversores extranjeros como de los inversores internos. Un país competitivo permite su desarrollo de forma más eficiente y más rápido.

    Además, es importante que las condiciones que ayudan a empresas a funcionar bien estén claras y que se mejoren cada vez más.

    Condiciones como las siguientes:

    * Las que establecen y esclarecen los derechos de propiedad.
    * Las que reducen los costos de resolución de disputas.
    * Las que hacen más predecibles las interacciones económicas.
    * Las que proporcionan a las partes contratantes importantes medidas legales de protección contra los abusos.

    Siguiendo los parámetros de estos estudios u otros procedimientos, la competitividad de los países es importante ya que sus condiciones permiten a empresas comprometerse en sus inversiones y en su crecimiento. Más inversión, más crecimiento, más productividad y más empleo.

    El FEM resaltaba cuatro áreas de enfoque especial para mejorar la situación española en términos de competitividad que eran las siguientes ( consejos anteriores cuando no "teniamos"a crisis)

    * La falta de flexibilidad y eficacia del mercado laboral.
    * Las distorsiones existentes en el mercado de bienes.
    * La necesidad de redución en la carga de papeleo y en la burocracia.
    * El impulso en la calidad de las instituciones de educación superior, incluidas aquellas comprometidas con la investigación científica e innovación tecnológica.

    El nuevo Estudio nos trae su análisis, con un breve resumen en español, y vemos que la situación española ha empeorado, y sigue empeorando a un ritmo acelerado.

  • y para finalizar, remarcar los aspectos relacionados con la innovación, el bajo numero de patentes, las exportaciones de productos de alta tecnología, los gastos en innovación, los productos nuevos lanzados al mercado… En el caso de España, se sitúa en la 16 posición en Europa. España casi no avanza del 2006 al 2007, tampoco del 2007 al 2008…

    El índice de proinno-europe (2) nos indica que Europa mantiene un diferencial con Japón de unos 38 puntos y con Estados Unidos unos 28 puntos. Cuanta más innovación más capacidad tendremos para superar la crisis.

    En el ultimo informe (3) Se muestra un fuerte crecimiento del crédito privado (12,2%) pero no de I + D en los gastos en innovación . Ha empeorado el rendimiento de los recursos humanos, las vinculaciones y el espíritu empresarial e Innovadores, sobre todo debido a una disminución de S & E y los graduados de doctorado SSH (-3,2%) y la tasa de renovación Firma (-5,9%).
    1-Año 2008:En http: http://www.proinno-europe.eu/index.cfm?fuseaction=page.display&topicID=5&parentID=51www.European_Innovation_Scoreboard_2007
    2. Año 2009 : http://www.proinno-europe.eu/page/european-innovation-scoreboard-2009
    3. Innovación y España...http://www.proinno-europe.eu/page/spain-1
    4.http://www.ine.es/daco/daco42/daco422/ipi0710

  • "pero en este caso que el informe tiene bastante credibilidad, no sólo por estar dirigido por Xavier Sala-i-Martin, sino también por la información que ofrece en varias sub-áreas."

    Para empezar y conociendo al señor Xavier Sala, preferiría darle credibilidad al estudio, más por lo segundo que por haberlo dirigido él.
    Sería bueno conocer el valor que tiene la corrupción sobre el nivel de competitividad, si se tiene en cuenta; porque, para más inri, de todos es conocido que aquí muchas cosas salen más caras que en Francia, pagando menos impuestos y menores salarios. Y el señor Xavier Sala nunca ha tomado en consideración este asunto.

  • Pingback: La competitividad como estrategia de gobierno
  • Luís,

    Creo que cuando te refieres a "futuros gobiernos de España" te refieras no sólo al central sino también al autonómico y municipal. Pues estos gobiernos tienen cada vez más funciones ("competencias") que influyen en las instituciones, salud, educación, regulación ...

  • Buenas tardes a todos.
    Es la primera vez que intervengo en este blog que sigo con regularidad. Sin embargo, me gustaría realizar una pequeña crítica (ya que en lineas generales agradezco mucho la creación de este espacio). Es cierto que todos los economistas que participan tienen una categoría innegable, pero sus análisis abandonan a menudo otras perspectivas económicas. Sugiero a los que aquí participan (lectores y escritores) que leen otro interesante blog, el de José Carlos Díez, que aunque más subjetivo, también aporta una visión muy fundamentada de la economía: http://blogs.cincodias.com/el_economista_observador/ .
    Díez (economista jefe de Intermoney además de profesor universitario) lleva tiempo reivindicando una visión más positiva de nuestra economía. Y esta reivindicación la hace cargada de datos. Como muchos de los lectores, sabemos del papel de las expectativas en el ámbito económico. Un visión menos sesgada hacia las negatividades puede crear incentivos positivos a nivel general, lo cual es vital para conseguir impulsar la economía.
    En este sentido, sugiero un artículo de Guillermo de la Dehesa (presidente del CEPR y toda una instititución), cuyo título , "España es más competitiva de lo que parece", indica el contenido del mismo:
    http://www.elpais.com/articulo/primer/plano/Espana/competitiva/parece/elpepueconeg/20100912elpneglse_6/Tes .
    Gracias de nuevo por este espacio para aprender y debatir acerca de la economía.
    Por cierto, Díez ha sido galardonado por llevar a cabo como panelista las predicciones más acertadas (por encima de FUNCAS, BBVA, Banco de España o el propio Gobierno).
    Saludos.

  • Pau, te paso un enlace, donde Xavier, habla de corrupcion y chorizos...http://www.umbele.org/umbele/ca/ (documental, un futur per Africa) No encontre la traducción.

  • Menos mal que el estudio no recoge las variables recogidas en el "famoso trabajo" de Sala-i-Martin, porque entre ellas encontramos (en la lista de "significativas") algunas de ellas como:
    1) la "latitud absoluta" (¿cómo hacemos para trasladar la península Ibérica hacia el norte?);
    2) el famoso "sub-saharan dummy" que no sé cómo se borrarán de la frente los países afectados;
    3) el haber sido ex-colonia española, que seguro que añadió Sala-i-Martin por chinchar;
    4) la fracción de población confuciana (esa variable es de fácil manipular: basta con repartir unas cuantas visas de trabajo...).

    Es curioso que de las 22 variables "significativas" del trabajo ahí citado, 5 tienen que ver con la religión: ser seguidor de Confucio, Mahoma o Buda es bueno para el crecimiento; serlo de Lutero o del Papa de Roma, malo. ¿Las usa acaso el Informe de Competitividad Global?

    En definitiva, no entiendo a qué viene la referencia al artículo en cuestión salvo, si acaso, el hecho circunstancial de que su autor colaboró en la elaboración del informe y una vaga afinidad temática.

  • En definitiva, si elevamos a ranking de competitividad y de hay a realidad de la competitividad española lo que es una encuesta, perdemos de vista lo que estamos midiendo.
    No se ofrece ninguna segmentación, pero estoy seguro que los sectores tradicionales más competitivos como la construcción o el turismo son los que más han tirado hacia abajo el puesto de España en la clasificación. Las encuestas siempre medirán sentimientos, expectativas o imaginarios construidos por el ambiente mediática, pero nunca es un dato directo. Al estudio podríamos darle el título de ‘Sentimiento de la competitividad de su País de (algunos) líderes económicos’. Desde este punto de vista el estudio es realmente preocupante. Con ello no quiero obviar problemas reales y conocidos de nuestro sistema productivo aunque, la reflexión que me incita, se dirige más denunciar actitudes de pesimismo, o menos honorables, que se proyectan y virtualizan en la actividad real y en el entorno perceptivo de nuestra economía.

  • Hombre Chema, eso se acerca a "matar al mensajero". Todas las mediciones tienen su caracter subjetivo y si no se pueden manipular pues se despide a la directora del CIS y punto.
    Incluso en ciencias "no sociales", como la física, es imposible determinar a la vez la posción y la velocidad de una partícula ... pero no parece aconsejable ponerse a discutir ese aspecto frente a un camión que viene embalado hacia nosotros (particularmente si está conducido por algún incompetente).

  • Gracias Ramón.
    He estado mirando el vídeo y es muy interesante, no obstante, está centrado exclusivamente en África, en su corrupción, que nada tiene que ver con la nuestra.
    Te podría hablar mucho de África, quizá más que Sala Martín. Creo que hasta podría editar un libro sobre el tema, pero la cuestión es: ¿qué relación tiene y hasta dónde influye la corrupción con la competitividad, la nuestra en este caso?
    África es un buen ejemplo y demuestra hasta qué punto la corrupción puede asfixiar la economía. Estoy seguro que en nuestro caso reduce la competitividad en bastantes puntos, más de los que se puede imaginar.
    Nuestros especialistas nunca han podido valorarla, y cuando lo hacen es por medio de estimaciones basadas en la percepción. Lo cierto es que la corrupción en nuestro país hace que la electricidad, el teléfono, el agua, los peajes, la construcción de carreteras, de aeropuertos, de... en proporción sea más caro que en el resto de Europa; en proporción digo al comparar los salarios, aunque no siempre sea así, pudiéndonos encontrar que construir una carretera en Alemania sea más barato que hacerlo en España; y, por supuesto, mucho más que en Senegal.

  • Más allá de la cuestión metodológica, creo que el fondo de la cuestión está claro. Sinceramente estoy de acuerdo con el mensaje general. A mí me basta con viajar o trabajar con extranjeros para percibir que en líneas generales España como país no es competitivo, y que en breve nos superarán los "atrasados" países del este o Portugal.

    Sin embargo, más allá de las cuestiones aquí expuestas tengo cierto escepticismo de que esto pueda mejorar sin un cambio profundo en la mentalidad general. Me van a permitir que sea un poco demagogo, pero no estoy seguro de que una parte de la población esté por la labor de aceptar las implicaciones del necesario cambio:

    -¿Cuántos contribuyentes están dispuestos a asumir que para que las instituciones funcionen, hay que respetarlas? Esto es, no defraudar impuestos, no falsear datos para percibir algún subsidio, no entorpecer la justicia con pleitos absurdos por una multa se sabe merecida, mal uso/abuso de la sanidad pública, etc.

    -¿Cuántos están dispuestos a asumir la movilidad geográfica como algo normal, incluso necesario en una economía competitiva? Ya saben, los que compran la casa de la que no se desprenderán por siempre jamás, con tal de no moverse del barrio y con la idea de que la mejor inversión del mundo es la compra de vivienda, aunque ello implique no poder cambiar de residencia.

    -¿Cuántos son conscientes de que en el mundo actual para ser competitivo es absolutamente imprescindible hablar bien inglés y preferiblemente otro idioma? Aunque ello implique hacer un esfuerzo extra por aprenderlo de adulto.

    -En la misma línea, ¿Cuántos estamos dispuestos a pelear y exigir con contundencia que nuestros hijos aprendan bien inglés de una p.. vez en la educación pública? No puede ser tan difícil, en una buena parte de nuestros países vecinos sucede.

    -¿Cuántos contribuyentes están dispuestos a asumir como necesario un recorte en la administración pública, aunque sólo sea para recortar los puestos que duplican o triplican funciones entre la administración local, autonómica y central? Me temo que una "involución en las competencias locales / autonómicas" sería vista por muchos como una amenaza a la identidad o al terruño.

    -¿Cuántos padres renunciarían a inculcarle la "titulitis" a sus hijos? No tengo datos, pero intuyo que puede ser imprescindible una mano de obra muy cualificada, operarios de alta competencia formados en profesiones específicas a través de FP.

    -¿Cuántos empresarios / directivos son capaces de cambiar el chip de la empresa intensiva en mano de obra a la empresa con alta productividad? Esto es, asumir que puede que el que esté hasta las 21:00 en el trabajo no es, por definición, mejor profesional que el que se va a las 18:00

    -¿Cuántos empresarios / directivos son capaces de interiorizar que para retener el talento hacen falta políticas coherentes de RRHH? Ya saben, hay miles de opciones: desde salarios altos, hasta fijación de objetivos y evaluación objetiva en base a los mismos, un buen ambiente laboral, trabajo organizado y no siempre improvisado, posibilidad de teletrabajo , interiorizar que el que cambia de sector no es necesariamente un perdedor sino que incluso hasta puede ser positivo, etc, etc.

    Podría seguir, pero vamos, por resumir, creo que no basta con que el gobierno quiera hacerlo, hace falta asumir que también empleados y empresarios tienen que cambiar determinadas actitudes.

  • Parece un poco exagerado aludir al principio de incertidumbre de Heisenberg de la mecánica cuántica para argumentar la confianza estadística de una muestra y elevar sus resultados de ‘verdad’ que el que se niegue a reconocerla será arrasado por un camión. Nos vamos demasiado lejos cuando aún no hemos desarrollado una mecánica clásica para analizar los fenómenos sociales. Así sucede que leo otra encuesta simultanea en el tiempo y resulta que somos los segundos europeos en calidad de vida http://www.uswitch.com/news/money/uk-worst-place-to-live-in-europe-uswitch-quality-of-life-index-890419/ ¿será que hay una relación entre calidad de vida y falta de competitividad?.

    En esto de los indicadores hace tiempo que hemos perdido el objeto y, como le sucedía al Barón de Munchausen que se salía del pozo tirándose de los pelos, ahora, confundimos la realidad con el resultado de medir la fuerza con la que se tiran, algunos, de los pelos.

  • Entonces la solución es en teoria mucho mas facil, porque no nos dejamos de tantos inventos hispanicos y nos copiamos el modelo de Finlandia o de Alemania...

    acaso no podemos ? tan diferentes somos ? o es que los que pueden cambiarlo ya les va bien que siga asi ?

  • este es el bueno....

    -Pau:
    Entonces la solución es en teoria mucho mas facil, porque no nos dejamos de tantos inventos hispanicos y nos copiamos el modelo de Finlandia o de Alemania…

    ¿ acaso no podemos ? ¿tan diferentes somos ?
    ...o es que los que pueden cambiarlo ya les va bien que siga asi ?

  • Pau, si tienes un blog, donde hables de Africa, y tus experiencias, por favor indicamelo en [email protected](para no utilizar este espacio de Fedea, y salirme del tema del post)
    y disculpas por el anteior post s eme colo tu nombre, al ir dirigido el comentario hacia ti.

  • Ramón.
    En el anterior comentario creo que te has confundido. Soy pau con minúsculas y Pau es otro comentarista. Para no crear confusión cambiaré mi nombre por el de "pau100".

  • B.Bernake dice “ la reciente crisis ha sido mas un fracaso de la ingeniería y de la gestión de la economía que de la ciencia económica”

    (Pau el error fue mio)

  • Nos guste o no nos guste la realidad es que, abiertamente o bajo cuerda y sonrisa, todos competimos hasta que nos va mal, nos rendimos y nos ponemos a disposición del prestamista. Entiendo que los apasionados de la cooperación entre "gladiadores" se sientan molestos por el palabro pero lo que se esconde tras él no es otra cosa que la "capacidad de vender tus productos generando retornos crecientes sobre tu inversión y que posibiliten incrementos reales de ingresos per cápita" Con otras palabras el capítulo iniciado por Sala-i-Martín dice lo que precede: Vender con Beneficios capaces de sostener Rentas Crecientes de los Factores. Esto se hace de tres formas. 1, Compitiendo estratégica, táctica y comercialmente . 2. Encontrando y extrayendo recursos naturales o innovaciones que en sí mismos sean convertibles en riqueza de inmediato. 3. Por botín de guerras, donaciones o herencias. Es decir, hay generación de riqueza real cuando algo "entra" desde fuera del sistema. Caso contario hay pérdida neta. Es difícil enfrentarse a esta cruda realidad desde algunos Mind-Sets pero no tiene mucha vuelta de hoja.
    Dicho lo cual este trabajo lo leo normalmente como una ayuda para ver tendencias y posiciones relativas. Puede tener imprecisiones, pero quiénes no las tenemos. Lo importante es la dirección general del movimiento y creo que en este sentido nos es difícil no coincidir con él. Nuestra renta real per cápita está bajando incluso con estadísticas oficiales cada vez menos fiables, nuestro déficit de balanza corriente es el mayor de toda la zona euro según el último informe de la OECD, todo el mundo sabe que nuestros 18 Boletines Oficiales ya han publicado más de 100,000 páginas de legislación con impacto económico en personas físicas y jurídicas y que hasta para las estaciones de micro frecuencia de telefonía móvil se ha roto la unidad de mercado. Sumémosle un estado que se jacta de darnos distintos derechos dependiendo de la "Autoctonía" y el cuadro es, digamos, el doble de preocupante de la media de la OECD y cuatro veces peor que los mejores.
    Este es el cuadro y no es fácil pintarlo distinto. Sala y el resto de sus colaboradores nos lo cuentan pero nosotros lo sabemos perfectamente. Lo que me preocupa de verdad es la publicidad que nos hace el informe.

Los comentarios están cerrados.

Был найден мной классный web-сайт , он рассказывает про crystalforest.com.ua.
Нашел в интернете важный веб сайт с информацией про crystalforest.com.ua.