Peligro de accidentes (1): Castilla la Mancha no debe ser nuestra Grecia

Entre el griterío de esta semana sobre Castilla La Mancha, se olvida un mensaje fundamental que es necesario que refuercen con sus palabras y sus acciones los políticos de izquierda y de derecha en un momento potencialmente tan complicado como el que viene: España es solvente, pase lo que pase con las finanzas autónomas (en el peor caso estaremos hablando de otros 2 o 3 puntos de deuda a PIB) y con las Cajas (en el peor de los casos, con tests de estrés a la irlandesa, 6 u 8 puntos de más de deuda). Los órdagos que se están intercambiando entre políticos y banqueros centrales europeos, y ahora también entre políticos españoles, suponen que, a pesar de esta solvencia, la posibilidad de una crisis similar o peor a la del verano pasado no es, desgraciadamente, pequeña. En este post y el siguiente, discuto los dos accidentes que veo en el horizonte y me preocupan mucho.Un territorio que produce sólo el 3% del total del producto interior bruto del conjunto no puede, por mucho que se intente, hundir al conjunto, ¿no? Como Castilla La Mancha, que es el 3% del PIB de España, Grecia es sólo el 3% del PIB de la Zona Euro. Pero entre los dos partidos políticos griegos, uno irresponsablemente gobernando, mintiendo en sus cuentas y gastando lo que no tenía; el otro entrando en el gobierno como un elefante en la cachatarrería, destrozando la credibilidad de las finanzas en público, se cargaron para siempre la reputación del país (si, de acuerdo, el que miente tiene la responsabilidad principal de lejos, por supuesto, no el que lo descubre) y, por este camino, a la zona euro, a pesar de que el dinero del que se trata en su rescate no es nada comparado con los rescates bancarios que muchos países (como EEUU o el RU) han tenido que hacer. De la misma forma, Castilla la Mancha puede y poner en peligro a España.

El mercado no entiende en absoluto, para nada, de nada, las finanzas regionales españolas (la verdad es que creo que no las entiende nadie). Por ejemplo, no entiende que pasa si verdaderamente la Sra de Cospedal no tiene dinero para pagar las nóminas- ¿preferirá (¿puede elegir?) no pagar nóminas, o no pagar intereses para deuda? ¿Puede utilizar “patacones,” pagarés, para pagar a sus funcionarios como los argentinos y californianos? ¿La permitirá el Tesoro de España endeudarse, incluso si está saltándose los objetivos de déficit del año? ¿De dónde va a salir el dinero? ¿Compensará el gobierno central las desviaciones de Cataluna y de Castilla La Mancha y las otras regiones que confiesen y se arrepientan (¿Valencia?)? ¿Cortará otras partidas? ¿Subirá impuestos? Dado esta falta de claridad, lo que está en juego en esta minúscula economía regional no puede ser más importante, y es muy fácil que un farol de un actor se convierta de repente en una apuesta que tumbe a nuestro país.

El peligro no es la economía, sino la política. La tentación para el PP de embarrar al PSOE, encontrando fraudes y cuentas escondidas, será enorme. Pero no menos enorme será la tentación para el PSOE de cortar el grifo de financiación y embarrar la victoria estrella del PP y a su flamente secretaria general. Si, con una elecciones a la vuelta de la esquina, parece una tentación irresistible, pero debe resistirse. La salida estos días de Bankia a bolsa es crucial vara evitar que la crisis de las Cajas contamine a las finanzas públicas, y no debe hacerse nada que la dificulte, particularmente dada la preocupante evolución de la crisis griega. Tratemos de mostrar al mundo la profesionalidad y al tranquilidad que no tuvieron los griegos. Y en todo esto no olvidemos que, desgraciadamente, ambos partidos  han gobernado algunas de sus autonomías y alcaldías con verdadera incompetencia, rayana en algo peor.

Hay 11 comentarios
  • Como bien cierra en su entrada, el gran problema no es la economía, que sí, dará ciertos quebraderos de cabeza; sino la política o estrategias políticas de los partidos políticos de todo signo y color. Resulta decepcionante que, lejos de hacer frente común para abordar codo con codo las necesarias reformas y actuaciones que se deben llevar a cabo, utilicen las miserias de cada lugar para lanzarse puyas los unos a otros.
    Pero esta visión solo se produce a nivel nacional, conociendo quiénes son nuestros políticos y acostumbrados al uso de estas herramientas. Mientras que en el exterior, no es la reputación de los partidos la que se ve dañada, sino la de la economía española y de las distintas CCAA, provocando un perjuicio al conjunto de la población. Esta situación es una impagable publicidad negativa en el exterior que ayuda a afianzar los peores estereotipos acerca de la economía española y de los españoles, en general.
    Deberíamos exigir un ejercicio de responsabilidad y madurez a nuestros políticos en especial cuando juegan con temas tan candentes como las economías regionales. Se debe hablar, discutir y remediar los distintos problemas de cada región y del país entero, siempre que desde la seriedad y ponderando cada una de las palabras que se utilicen, midiendo su eco en el exterior. Solo si nos distanciamos de la demagogia y de los titulares efectistas podremos proyectar una imagen positiva para nuestros intereses. Mientras continúe el juego del "y tú más", pareceremos poco más que niños con corbata, sembrando desconfianza allá donde vayamos.
    Tampoco está de más reflexionar si el otro juego, el de utilizar las finanzas y los presupuestos regionales como arma política resulta ético. Personalmente, lo considero un síntoma de falta de recursos por parte de nuestros representantes y me hace recordar algo que mi madre me decía de pequeño y es que: "con la comida no se juega". Menos si no es tú comida, sino la de miles de españoles.

  • Lo de Castilla la Mancha puede no ser nada comparado a lo que pase cuando llegue el PP al gobierno central. La campaña de Rajoy consiste en decirle a la gente que se puede salir de esta situación sin sufrimiento, que cuando lleguen ellos al poder la confianza hará que la economía vuelva a crecer y no serán necesarios los recortes. Además este mensaje está calando en una parte no despreciable de la sociedad. ¿Cómo van a justificar ante esa gente el uso de la tijera nada más ganar las elecciones? Va a haber una tentación muy fuerte de salir a decir que el gobierno anterior ha dejado al país "en la quiebra" y emplear todos los medios para rehacer la contabilidad de las AAPP y aumentar la deuda y el déficit.

  • Buenos días.

    Menudo asunto que trae a colación el artículo de hoy. Nada más y nada menos que la cooperación y la ocultación "responsable" de la realidad.

    Sería ideal al tiempo que ingenuo esperar que se pudieran lavar discretamente los desaguisados en un sistema legal donde la mentira no está penalizada sino que se presume un derecho fundamental, --una habilidad especial y aplaudida para defenderse y que nuestro siglo de oro ha elevado al coro de las artes mayores. Tenemos en abundancia aquello que premiamos.

    Alexandre Koyré, el ruso exiliado que tanta información ofreció a Thomas Kuhn a través de sus "Crónicas Galileanas", tiene un librito muy breve, apenas un folleto de unas 40 páginas, titulado "Reflexiones sobre la mentira". La mentira, nos dice, es reconocida como un mal moral universal en abstracto pero puede adquirir rasgos de virtud encomiable como arma de guerra legítima cuando nos encontramos en un conflicto entre "el otro" y "nosotros".
    El primer rasgo necesario para ello es dividir la sociedad, cada grupo, cada elemento orgánico, de forma que sus miembros tengan motivos para enfrentarse. A partir de ese momento la mentira es virtud merecedora de reconocimiento.
    Desde esta perspectiva se entienden mejor muchas cosas que han pasado a ser elementos constituyentes de nuestra sociedad y que, de modo inevitable, destruyen su estructura molecular pública y privada.
    Es de este ángulo que encuentro la petición de Luis Garicano lógica, compartida de corazón e ingenua.

    Dicho lo cual no es esta la única consideración porque, a fin de cuentas, el asunto de los precios de los activos (vivienda) tratados por Samuel Bentolila en un artículo de antes de ayer, en el fondo incide en el mismo asunto: La transparencia de nuestra información y las maniobras para gestionarla.

    Como dice Luis, es cierto que lo de Grecia, lo de CLM, o lo de nuestras autonomías si se limita a sus dimensiones estimadas relativas al conjunto, éstas son, efectivamente, muy pequeñas.
    El problema grave que plantean es otro: cuestionan de forma radical y estadísticamente muy preocupante la veracidad y relevancia general de nuestro sistema.
    Y esto sí que es un problema importante, una piedra angular del sistema, que en algún momento habrá que abordar porque comienza a ser excesiva la fe ciega que necesitamos poner en cada cosa que sale a la luz. Un sistema basado en los apalancamientos del nuestro depende en primer lugar de la confianza que merece.

    Saludos

  • La CCM no deberia ser una Grecia, deberia ser una Islandia y enjuiciar las actividades realizadas en la Comunidad durante estos ultimos anyos para dar transparencia y hacer un recuento de lecciones aprendidas, sin animo de poner cabezas en la piqueta salvo por actos delictivos. La tentacion de cubrir todo es alta por ese miedo cronico a la verdad, a la transparencia... cuando de hecho seria la mejor forma de afirmar el cambio.

    Estoy de acuerdo que crear una duda en todo el sistema con acusaciones esporadicas sin base creible y dirigidas mas a la media que a adoptar medidas es muy poco resposable. Hablar de establecer un metodo/forma/procedimeinto para esclarecer la situacion si seria responsable, y sobre todo una experiencia a trasladar en el resto de Comunidades... y que dejaria una base historica sana para futuros problemas y sobre todo para la gran cuestion que es los metodos de arbitraje y auditoria independiente que la gestion publica debe adoptar para evitar esto en el futuro.

    No hay que tener miedo a avanzar, hablar y establecer en la mayor de las transparencias las soluciones necesarias. Pero si desde fuera (no sigo al dia la problematica diaria del pais) me gustaria ver ese dicurso constructivo en la clase politica.

  • 2 frases muy celebres de nuestros queridos expresidentes.

    Felipe Gonzalez, esta a colacion de lo que expone Manu Oquendo hablando de la mentira:

    "Las promesas electorales sólo comprometen a quién se las cree."

    Aznar, esta hablando de la responsabilidad de nuestros políticos ayudando a la imagen o marca España:

    "España tiene muy dificil pagar su deuda."

    Esto es lo que tenemos y lo que nos merecemos.

  • Pues me parece que este artículo alienta uno de los peores comportamientos que puede tener un político: la mentira.

    Si el partido que sea ha dejado las cuentas hechas unos zorros, que se airee, que con información, ya sabremos lo que hacer.
    Y si se hunde el pais, ya buscaremos cabezas para cortar. No soy ningún niño para que me anden diciendo que "eso son cosas de mayores".

    Bastante deficiente la filosofía que destila y propugna el artículo.

    • Bellaco, puedes tener razon. Yo lo que trato de diferenciar es el ser claro y sincero y que la información este en la mesa, y la descalificación generalizada y sistemática. A lo mejor en la práctica las dos cosas son parecidas. No, no quiero que te mientan, pero creo que en un momento de desconfianza como este, puede haber consecuencias graves de aumentarla y que lo que haya que decir debemos decirlo con toda el cuidado posible. Y como digo en el artículo, de acuerdo completamente en que la responsabilidad es del que hace la pifia, no del que la revela.

  • Bellaco, una cosa es mentir y otra exagerar y sembrar la alarma, y además hacerlo sin pruebas.

  • Pues muchas gracias Don Luis, relata usted hechos y los que deberían encargarse de reformar la administración para llevarla a un modelo más eficaz y racional, se ponen en campaña electoral y nos cuentan historias del ayer.

  • Las peores mentiras son las verdades a medias y en economía son peor todavía. Hablas de que CLM es el 3% del PIB España, para ser justo deberías añadir el PIB de Valencia y Murcia (gobernadas por el PP, y que tienen el doble de déficit e impagados que CLM) y ya llegaríamos al 20%PIB, para explicarle al "Mercado" ( que no entiende de autonomías) que estos van a ser los próximos gobernantes del Estado Español. Eso si es dar toda la información.

  • Quiero ser breve y lapidario. Todo lo que sea falsificar y tapar números públicos -y privados - es delictivo e inmoral y esa conducta debe ser sancionada para imponer en la sociedad conductas y códigos ejemplarizantes. Ya es hora de acabar con tanta mentira y corrupción. Y los números reales de las Cajas y de la Banca deben de salir a la luz y los números reales de la deuda y el déficit local, autonómico y estatal también. Y quienes amparan, justifican o comprenden esas prácticas de ocultación son igual de deleznables que quienes las realizan. O esta sociedad se regenera o se pudre. No hay términos medios. Y los comentaristas, críticos y articulistas deben dar un paso al frente y empezar a denunciar la situación y decir que el Rey está desnudo. El futuro de nuestros hijos y nietos está en juego. Y esto hay que hacerlo aunque solo sea por ellos.

Los comentarios están cerrados.

good fantasy movie

https://velomarket.org.ua

Предлагаем вам со скидкой ковер купить украина в любом городе.