- Drugevijesti - https://drugevijesti.info -

Pensiones: lo que la Verdad Esconde….

verdad2

@conderuiz

En primavera de 2014, el Gobierno, cumpliendo sus obligaciones con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, envió a Bruselas el documento “Actualización del Programa de Estabilidad Reino de España 2014-2017”.  En dicho documento se presenta  el diseño de la política económica de medio y largo plazo que el Gobierno español ha considerado necesaria y adecuada para  garantizar la disciplina fiscal que exige la pertenencia al euro. En su momento, conjuntamente con Juan, ya criticamos duramente la solvencia y verosimilitud del plan de ajuste en el corto plazo y el medio plazo (ver aquí).

Hoy me voy a centrar en las proyecciones presupuestarias a largo plazo (ver la página 77 del programa). Pues bien, si miramos atentamente el Cuadro 6.1.1. vemos como el Gobierno espera que el nivel de gasto en pensiones se mantenga constante en el entorno del 10% del PIB en las próximas 5 décadas.  Este dato ha pasado prácticamente inadvertido pero, tal como he tratado de poner de relieve en mi último libro (ver reseña aquí), es una "verdad" que esconde muchas implicaciones.  Permítanme entrar en harina con unos simples cálculos.

El punto de partida lo constituye el nivel de gasto de nuestro sistema pensiones sin tener en cuenta la reforma de 2013. Pues bien,  en un escenario demográfico mucho más optimista que el último oficial elaborado por el INE (básicamente asumiendo una mayor entrada de inmigrantes), y según nuestras previsiones el gasto en pensiones, con la reforma de 2011 en pleno funcionamiento,  alcanzará el 17,3% del PIB en el año 2050 (ver Conde-Ruiz y González (2013)). Entonces, ¿cómo es posible que la reforma de 2013 lo mantenga en el 10% de PIB?

Una forma sencilla para analizar el gasto en pensiones como porcentaje del PIB es ver como evolucionarán los tres factores de la siguiente identidad contable:

Identidad

Para evitar suspicacias, quiero aclarar que esta ecuación no es más que una identidad contable, es decir, que lo que hay a la derecha es igual a lo que hay a la izquierda por definición.

El Factor de Demográfico (para incluir la reforma de 2011 este factor lo vamos a definir como la ratio entre población en edad de percibir una pensión -o mayores de 67 años- y población en edad de trabajar -o población en edad 16-66 años-)  pasará del 26% actual al 46% en 2050. Es decir, simplemente por culpa de este factor el gasto como porcentaje del PIB será un 76% más alto. No olvidemos, que en este escenario asumimos una entrada de inmigrantes muy superior al escenario oficial. El Factor del Mercado de Trabajo (definido como la inversa de la tasa de empleo para los trabajadores entre 16 y 66 años) lo fijamos en el nivel más favorable de pleno empleo, es decir suponemos que el 73% de la población entre 16 y 67 años trabajará y por lo tanto el Factor Mercado de Trabajo con una tasa de empleo del 73% será del 1,37 en 2050, siendo en la actualidad el 1,78 (i.e una tasa de empleo del 56%). Es decir, si conseguimos pleno empleo el gasto en pensiones como porcentaje del PIB será un 24% más bajo. Claramente la mejora del mercado de trabajo no será capaz de contener el aumento del gasto debido al envejecimiento. Es importante darse cuenta que ambos factores no dependen de la política de pensiones: el demográfico viene dado por las previsiones demográficas y el del mercado de trabajo del supuesto ultra-optimista de situar la tasa de empleo en el 73% (siendo esta tasa para los trabajadores 16-66 años una de las más altas del mundo).

 Gasto en Pensiones sobre PIB (2050). Factores: Demográfico, Mercado de Trabajo, Institucional

TABLA-DEF

Luego, la contención del gasto sólo se puede producir con cambios en el Factor Institucional, es decir vía reformas. Veamos a continuación como están afectando las últimas dos reformas al gasto en pensiones. Según nuestras previsiones la Reforma de 2011, con los cambios en la edad de jubilación, la tasa de sustitución y en la base reguladora, el gasto en pensiones como porcentaje del PIB en 2050 se reduciría en un 3,2 puntos de PIB. En la Reforma de 2013, el Factor de Sostenibilidad aprobado, que liga la pensión a la esperanza de vida, y que entrará en vigor en 2019 tendrá un impacto sobre las nuevas pensiones reduciéndolas un 5% cada 10 año aproximadamente. Esto quiere decir que los pensionistas que se jubilen en 2050 tendrán una pensión que será aproximadamente un 15% inferior a la de los que se jubilen hoy con el mismo historial laboral. Pero esto no significa que la pensión media caerá un 15% pues en 2050 la mayoría de los pensionistas se habrían retirado mucho antes y por lo tanto el efecto sobre sus pensiones de este factor fue menor. Es decir, los que se jubilen en 2030 su pensión será un 5% inferior y los que se jubilen en 2040 será un 10%  más baja. Cuando digo más baja me refiero a un trabajador con el mismo historial laboral. La caída, por lo tanto, sobre la pensión media estará en el entorno del 7,5%. En definitiva, aunque podíamos afinar los cálculos,  la pensión media en 2050, una vez tenemos en cuenta el impacto del Factor de Sostenibilidad, será aproximadamente un 7,5% más baja de lo que seria sin la aplicación de dicho factor.

Esto significa que, si se cumple nuestro escenario demográfico y conseguimos el pleno empleo, gracias a la reforma de 2011 y al factor de sostenibilidad de la reforma 2013, el gasto en pensiones en 2050 alcanzará aproximadamente el 16% del PIB.

Pero, la reforma de 2013, además del Factor de Sostenibilidad, también incorpora el Índice de Revalorización Anual (IRA). Este índice tal como explique aquí, obliga en el medio plazo a que los gastos del sistema sean iguales a los ingresos. En concreto, el mecanismo establecido por el gobierno establece que si el ingreso es inferior al gasto (corrigiendo el ciclo económico) la revalorización de las pensiones ha de ser del 0,25% en términos nominales, es decir las pensiones se (cuasi)congelan.

Y ¿cómo van a evolucionar los gastos y los ingresos de la seguridad social? Pues bien si sabemos que sin el IRA el gasto aumentará hasta situarse en el 16% del PIB y que los ingresos, sin cambios legislativos que los aumenten, nunca rebasaran el 10% del PIB, parece que evidente que los ingresos en todo el periodo no serán suficientes para equilibrar el presupuesto y por lo tanto las pensiones permanecerán (cuasi)congeladas durante décadas.

Esta es la "verdad" que se esconde detrás de las previsiones del Gobierno, y es que, sin nuevas medidas la forma en la que se va a contener el gasto es mediante la (cuasi)congelación perenne de las  pensiones.

Pero es más. dado que existe una relación directa entre la productividad media y el salario medio y como se tiene que cumplir la identidad contable previa, podemos también conocer que implicaciones tiene dicha "verdad" sobre la ratio pensión media y salario medio de la economía (o la llamada tasa de sustitución). Pues bien, si queremos que el nivel de mantenga en el entorno del 10% del PIB en 2050, y dados los factores demográfico y laboral, el ratio de la pensión media sobre el salario medio debe caer hasta un 44,76%. Este es el número escondido que se obtiene gracias a la identidad contable previa.

Nadie pone en duda que el sistema de pensiones para ser sostenible tiene que tener un presupuesto equilibrado donde los ingresos sean suficientes para financiar los gastos. Pero, ¿tiene algún sentido conseguirlo a costa de una (cuasi)congelación permanente de las pensiones?. Desde el punto de vista económico no parece eficiente un sistema que obliga a los jubilados a gestionar un patrimonio menguante con su longevidad. Pero desde el punto de vista político tampoco parece viable, (cuasi)congelar las pensiones a un colectivo de más de 8 millones de votantes, que superarán los 15 millones en pocas décadas.  Por lo tanto, tan pronto como repunten los precios, surgirá un clamor popular por una nueva reforma de las pensiones. Y sino, al tiempo…

-------------------------

Gracias a nuestros atentos lectores tengo que reconocer que olvide mencionar dos trabajos académicos que evalúan el impacto de la Reforma de 2013. Estos artículos están hechos por dos colegas, que además son amigos (supongo que donde hay confianza…). Para aquellos que quieran profundizar en el tema, aquí os dejo los links:

 “The Future of Spanish Pensions” de Javier Díaz-Giménez y Julián Díaz-Saavedra.

“The Automatic Adjustment of Pension Expenditures in Spain: an Evaluation of the 2013 Pension Reform” de Alfonso Sánchez.