Proceso de consolidación fiscal, ¿Dónde Estamos?

de J. Ignacio Conde-Ruiz, Carmen Marín y Juan Rubio-Ramírez

El 28 de febrero de 2013, el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas anunció que el déficit en términos de Contabilidad Nacional (CN) para el conjunto de las Administraciones Públicas (AA.PP.), sin tener en cuenta las ayudas al Sector Financiero, fue del 6,7% PIB. Tan solo un mes después, el 27 de marzo, el Gobierno se ha visto obligado a revisar al alza dicho déficit hasta alcanzar el 7%. El motivo ha sido que el Gobierno estaba utilizando de manera errónea el criterio de contabilización de las devoluciones de impuestos. Este hecho ya advertimos que podía ocurrir en un post publicado en este mismo blog titulado: La “Magia” contable de los Ingresos Tributarios.

Con los nuevos datos de déficit revisados que fueron publicados el 22 de abril, la desviación respecto al Objetivo de Estabilidad Presupuestaria (OEP) se eleva a 7 décimas. En lo que respecta a las ayudas del Sector Financiero, su impacto en el déficit de 2012 fue del 3,6% lo que eleva el déficit hasta el 10,6%. Si bien, estas ayudas no cuentan de cara al ajuste de déficit exigido por Bruselas.

En definitiva, el Gobierno ha conseguido reducir el déficit en casi 2 puntos de PIB en un año de recesión económica debido a las medidas de ajuste fiscal puestas en marcha. En la primera parte del  que acabamos de publicar analizamos el déficit de 2012 y tal como pusimos de relieve en el post “Las “Cosas Raras” en el EXCEL de las CC.AA.” encontramos ciertas inconsistencias en la contabilidad que podrían llevar a una nueva revisión alza del dato de déficit anunciado.

Por lo tanto, y como se puede ver en la Tabla 1, España, en el año 2012, y tal como ha ocurrido desde que se le ha abierto el Procedimiento de Déficit Excesivo, ha vuelto a incumplir sus objetivos de déficit.

Sin título

La mayor parte de la desviación del objetivo de déficit se debe al incumplimiento de la Administración Central (AC) que se desvía respecto a su objetivo en seis décimas. En cambio, las Comunidades Autónomas (CC.AA.) aunque incumplen su objetivo solo se desvían en dos décimas habiendo realizado un ajuste de 1,6 puntos de PIB en un año. Las Corporaciones Locales (CC.LL.) terminan el año con un déficit del 0,2% siendo su objetivo del 0,3%.

Es decir, la historia de este año, habiéndose realizado un importante esfuerzo, vuelve a ser la historia de siempre desde que se inició el proceso de consolidación fiscal: incumplimiento, relajación de las condiciones por parte de Bruselas y volver a incumplir (véase Grafico 1).

Sin título

En concreto, con la actualización del Programa de Estabilidad (2013-2018), publicado el 26 de abril, el Gobierno ha revisado a la baja sus perspectivas de crecimiento económico para 2013 hasta alcanzar una caída del PIB del 1,3% frente a la caída del 0,5% que preveía con anterioridad. También ha relajado los Objetivos de Déficit para los próximos años. Como se puede observar en la Tabla 2, hace un año el Gobierno pensaba cerrar 2013 con un déficit del 3% PIB siendo del 6,3% hoy en día. Con la nueva senda de consolidación fiscal acordada, el déficit no se situará por debajo del 3% hasta el año 2018.

Sin título

¿Seremos capaces esta vez (y por primera vez) de cumplir nuestros objetivos de déficit?

Precisamente, en este V informe hemos estimado, a la luz de los presupuestos regionales presentados, cual será el déficit en 2013.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la mayor parte de los recursos de las comunidades, hasta un 70%, provienen del Sistema de Financiación Autonómico (SFA) en forma de entregas a cuenta y liquidaciones. Para el año 2013, ya se conocen las entregas a cuenta del año 2013 y las liquidaciones correspondientes a 2011 (este último dato es una estimación que será revisada en el verano de 2013). Estos ingresos para el conjunto de las comunidades son prácticamente los mismos a los del año 2012 (ver post). Por este motivo, las CC.AA. tan solo tienen margen de elevar sus ingresos a través del aumento del “Resto de Ingresos” que no provienen del SFA. En concreto, el “Resto de Ingresos”, que no alcanzan el 30% del total de recursos provienen de los Impuestos Propios, Tasas Autonómicas, Ingresos Patrimoniales, Ingresos de Capital y Resto de Transferencias Corrientes.

En segundo lugar, hemos considerado varios escenarios respecto a estos ingresos que no provienen del SFA: misma recaudación de ITP y AJD y de Transferencias de Capital que en 2012, caídas del 10%, 20% y 30%. Como escenario base hemos tomado el  mantenimiento de la recaudación de 2012. Bajo este escenario, el déficit de las CC.AA. en 2013 se elevará hasta el 1,4% siendo el objetivo comprometido del 1,2%. Es decir, se producirá una desviación respecto al objetivo de 0,2 puntos de PIB. Por comunidades, incumplirían seis: C. Valenciana, Castilla-La Mancha, Cataluña, Baleares, Murcia y País Vasco. Destacan los casos de la C. Valenciana y Baleares que superan el 3% del déficit (véase Gráfico 2).

Sin título

Por último, queremos enfatizar que el escenario base, es bastante optimista, pues nuestras estimaciones para determinar el déficit de 2013 están incluyendo las medidas de aumento de ingresos anunciadas en los Planes Económicos y Financieros de las CC.AA. de 2012 de las cuales el 50% eran de carácter temporal. Es decir, si las CC.AA. no anuncian medidas adicionales en 2013 no conseguirán mantener el “Resto de Ingresos” en el nivel del año 2012, lo que elevaría su déficit por encima del 1,4% inicialmente estimado. Si consideramos caídas elevadas (del 30%) del ITP y AJD y de Transferencias de Capital con respecto a 2012, el déficit del conjunto de las CC.AA. se eleva hasta el 1,7%. Según este escenario, incumplirían el objetivo nueve CC.AA, sumándose a la lista anterior Andalucía, Extremadura y Cantabria (véase Gráfico 3).

Sin título

En este ejercicio, estamos considerando que todas las CC.AA. tienen el mismo objetivo de déficit. No obstante, el Gobierno está considerando la posibilidad de permitir objetivos de déficit asimétricos y, por lo tanto, la lista de incumplidoras antes señalada cambiará en función de la distribución final de déficits acordados.

Pero ¿Cómo va el déficit de las AA.PP. en el año 2013? Aunque aún es pronto para aventurarnos sobre la evolución final del déficit, ya que solamente tenemos información sobre el primer trimestre del año. A la vista de los datos, sí que podemos decir que la situación de partida para este año es la misma que en 2011 y 2012. En el Gráfico 3, podemos ver que el déficit para el primer trimestre ha sido del 1,4-1,5% para estos años siendo el déficit de cierre para 2011 y 2012 del 9% y del 7%, respectivamente.

Como conclusión, creemos que a pesar de la reciente relajación de los objetivos de déficit, el Gobierno tiene bastante difícil cerrar 2013 con el objetivo fijado siendo necesario el anuncio de nuevas medidas de consolidación fiscal para este año.

Hay 7 comentarios
  • Gracias por el post. Creo que hay un pequeño error en la última columna de Tabla 1, en los objetivos de estabilidad presupuestaria (OEP) debería decir 2013 en vez de 2012 como aparece.
    un saludo.

  • muy claro el articulo. Es decir, que a pesar de todo el ajuste, este año vamos a terminar con un deficit cercano al 7% sin medidas adicionales. La tenemos clara como esto sea verdad y si no se toman medidas adicionales

  • Los cálculos del déficit de España son definitivamente muy inexactos. El objetivo del 2013 era cerrar con un déficit del 3% y según esta información esa cifra se alcanzará en el 2018; parece que vamos dos años por detrás de los cálculos que los conocedores de economía nos vienen diciendo desde hace un tiempo.

  • El déficit de mi comunidad de vecinos es del 15% de sus ingresos.
    El déficit de mi primo es del 29% de sus ingresos.
    Etc. Ergo...
    El déficit de las AAPP es del 60% de sus ingresos. Ese es el verdadero déficit calculado como calcula cualquier frutero y cualquier administrador. Y eso es colosal se mire como se mire.
    ¿ Por qué demonios se usa el dato del déficit sobre la renta del país entero (público+privado)? ¿? Ese 60% se desdibuja a un 6,3% y parece que, bueno, con un esfuercillo, igual cuadramos. Me parece un engañabobos, demagogia barata, ausencia de transparencia y carne de gasto fácil.

  • En esta situación cualquier cálculo me parece puro wishful thinking. Simplemente, si la morosidad bancaria continua creciendo (que lo hace), cuando se deba cortar la refinanciación de los créditos tocados todavía en los balances bancarios, por orden de Bruselas-Berlín, necesitaremos una segunda ronda de recapitalización y se deberá sumar al déficit y a la deuda pública. Eso conlleva nuevas subidas de impuestos y reducción de demanda agregada con la consecuentes efectos sobre el empleo y el gasto público y así sucesivamente hasta que ya no se pueda más y llegue lo inevitable.

  • Dejadme antes que nada que os felicite por que hay que tener vocación de servicio para zambullirse en los detalles de las cuentas públicas con tanto entusiasmo.

    En cuanto al déficit, en Bruselas es que importa más el plan de largo plazo que el número de pasado mañana. Leyendo vuestra entrada no veo qué opináis sobre la sostenibilidad de las cuentas públicas. ¿Sugerís nuevas medidas de consolidación para alcanzar el objetivo de este año o porque pensáis que si no el año que viene se repetirá la historia?

    Mi pregunta viene a cuento de cómo estamos repartiendo la carga de la crisis, y si no hay margen para hacer más por lo que peor lo están pasando.

  • LLaman poderosísimamente la atención las cifras de la evolución del déficit público y su desglose. Y hay al menos 3 cuestiones que a mi me sorprende que se pasen por alto:

    1. Mientras las Administraciones Locales han cumplido el objetivo de déficit marcado, reduciéndolo a menos de la mitad y las Comunidades Autónomas han recortado su parte del déficit de forma muy significativa aunque sin llegar al objetivo, la Administración Central apenas lo ha reducido nada y, por supuesto no ha cumplido el objetivo. Sin embargo en todos los foros políticos, académicos y periodísticos se habla continuamente de la reforma de las Administraciones Locales cuando han demostrado, de lejos, ser las que mejor han cumplido sus objetivos y más eficaces han sido a la hora de hacer la consolidación fiscal.
    2. Despues de todo un año de duros recortes y supuestas reformas, subidas de impuestos y penurias para los ciudadanos, la Administración Central ha conseguido reducir su parte del déficit en nada menos que UNA DÉCIMA. El fracaso del Ministro de Hacienda es clamoroso
    3. Para 2013, los objetivos marcados por el Gobierno son que mientras las Administraciones Locales tienen que reducir el déficit a cero (el 100%) y las Comunidades Autónomas pasar de 1,8% a 1,2% (reducirlo un 33% nada menos), la Administración Central se exije a sí misma reducirlo en: CERO.

    Parece evidente que, pese al ruido mediático, dónde tenemos el problema del déficit es sobre todo en una Administración Central que apenas ha hecho esfuerzo alguno por reducir su tamaño y aumentar su eficacia.

Los comentarios están cerrados.

steroid-pharm.com

magazinpoliva.kiev.ua