- Drugevijesti - http://drugevijesti.info -

¿Se pagan muchos Impuestos en España?

Aprovechando las vacaciones de Semana Santa haremos una reposición de las entradas que nos han parecido más interesantes en lo que va de curso, hoy comenzamos por esta entrada que resultó ser, además de interesante, de las más populares.

de J.Ignacio Conde-Ruiz (), Carmen Marín y Juan Rubio-Ramírez 

Estos días se está hablando mucho de bajar impuestos. Con los ojos puestos en las próximas elecciones parece una buena idea. Además todo parece indicar que el ejecutivo así lo hará. A nadie le gusta pagar impuestos, los políticos lo saben y no dejan escapar la ocasión de bajarlos para ganar votos. Por lo tanto, no es de extrañar que exista una extensa literatura académica analizando los llamados .

También sabemos que la mayoría de los impuestos distorsionan. Éstos afectan a las decisiones de los trabajadores (consumo, ahorro y trabajo) y empresas (inversión, empleo), teniendo efectos negativos sobre la actividad económica. Es obvio que un sistema impositivo eficiente debe minimizar estas distorsiones. Pero, también es cierto que  ningún Estado del Bienestar es posible sin un sistema impositivo capaz de recaudar lo suficiente para financiar los servicios públicos que provee.

Así, para contestar a la pregunta del título de este post, lo primero que necesitamos saber es  ¿cuál ha de ser el nivel de ingresos suficiente para financiar el Estado del Bienestar que deseamos (o que nos podemos permitir) los españoles? Solo entonces podemos contestar a la otra cuestión ¿cuál es la forma más eficiente de recaudar dicho nivel de ingresos?

La primera pregunta es de carácter positivo y debe ser contestada por la sociedad en su conjunto. En cambio, la segunda es una pregunta de carácter normativo a la que se dedicó a responder el . Este informe (recientemente traducido por la ) examina el modo de diseñar un sistema tributario  de forma eficiente. En dicho informe, magistralmente dirigido por  - Premio Nobel de Economía en 1996-, han participado cerca de  de máximo nivel y es el fruto de varios años de trabajo riguroso.

En los próximos días saldrá a la luz las conclusiones de la  en España. De ellos esperamos un análisis independiente que deje a un lado las presiones políticas y de los diferentes lobbies y grupos de presión. Y al mismo tiempo  nos ayude a construir un sistema impositivo eficiente en nuestro país. Como bien dice el informe Mirrlees, “Taxes, like death, are unavoidable”, pero debemos hacerlo de la forma más eficiente posible.

Nosotros desde  y este blog, trataremos de aportar nuestro granito de arena al debate impositivo que se va a generar en nuestro país en los próximos meses. Estamos convencidos de que esta es una reforma clave para conseguir la ansiada recuperación.

Como punto de partida, vamos a analizar cuanto recaudamos en relación a otros países de nuestro entorno. La media de ingresos públicos para la UE-27 en 2012 fue del 45,4% del PIB.  En ese mismo año, España se quedó en el 37,1% del PIB. Como se puede ver, un porcentaje muy inferior. El mayor nivel de ingresos que ha obtenido España como porcentaje del PIB ha sido del 41,1% en el año 2007, en plena burbuja inmobiliaria. Al hilo del boom inmobiliario, España vivió un auge de ingresos. Estos ingresos provenían del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP y AJD), del Impuesto de Sociedades (beneficios extraordinarios de bancos y constructoras) y de los mayores ingresos por IVA de los bienes importados y de la compra de nuevas viviendas.

Estos ingresos extraordinarios desaparecieron tan pronto como la burbuja inmobiliaria estalló. En 2009, los ingresos públicos alcanzaron el mínimo de 35,1 % de PIB. Dicho derrumbe de ingresos de 6 puntos de PIB no ocurrió en ningún otro país de la UE. En el mismo periodo, la caída media en la UE fue de 0,5 puntos de PIB (véase la Tabla 1).

Captura de pantalla 2014-02-05 a las 10.25.03

Como podemos ver en el siguiente gráfico, aún más sorprendente que el desmoronamiento de ingresos es que, incluso en plena burbuja inmobiliaria, la recaudación de España, en porcentaje de PIB, se encontraba por debajo de la media europea para casi todas las partidas de ingresos (siendo la única excepción el Impuesto de Sociedades y el ITP y AJD). Tras el pinchazo inmobiliario la situación empeoró sustancialmente y España recauda menos que la media de países de la UE-27 por todos los conceptos de ingresos.

Captura de pantalla 2014-02-05 a las 16.47.01

La situación no cambia si lo analizamos por países. Cada una de nuestras figuras tributarias recauda menos que sus equivalentes en Italia, Alemania y Francia, pero también menos que en el Reino Unido.

Captura de pantalla 2014-02-05 a las 16.43.21

Captura de pantalla 2014-02-05 a las 16.44.43

De estos datos podemos sacar dos conclusiones. Primero, España dispone de un sistema impositivo ineficiente que sólo es capaz de recaudar en un entorno de burbuja inmobiliaria. Segundo, con este nivel de ingresos sobre PIB no podemos aspirar a tener un Estado del Bienestar similar al de los otros países europeos.

El primer problema debe solucionarse diseñando un sistema impositivo más eficiente. En cambio, el segundo refleja un dilema al que la sociedad española se enfrenta. No podemos aspirar a tener un Estado del Bienestar a la europea, con sanidad y educación pública (que cuestan más del 40 % del PIB), y al mismo tiempo tener una recaudación que apenas llega al 37% del PIB. Los españoles deben elegir.