- Drugevijesti - https://drugevijesti.info -

¿La desgracia de nacer en Febrero?

remedios.gripe.15 Trabajando con datos de salud neonatal, es difícil no darse cuenta de que la salud de los recién nacidos parece tener un importante componente estacional. En España, los niños nacidos en Febrero pesan de media casi 16 gramos menos que los nacidos en Septiembre, y tienen una probabilidad un 10% mayor de ser prematuros. ¿Qué tiene Febrero que hace que los niños nazcan antes de tiempo y más pequeños?

La figura 1 muestra cuatro medidas de salud al nacer, por mes de nacimiento. Los datos proceden de partidas de nacimiento de niños y niñas nacidos en España entre 2007 y 2013 (excluyendo partos múltiples y muertes fetales tardías), más de 3 millones de observaciones. Como se puede observar, tanto el peso medio al nacer como las semanas medias de gestación varían bastante entre unos meses y otros. En los cuatro casos, los niños nacidos en Febrero presentan los peores indicadores de salud, mientras que Septiembre es el extremo opuesto. Un análisis estadístico revela que estas diferencias no se deben a variabilidad natural o ruido, sino que son sistemáticas (presentes año tras año) y estadísticamente significativas. La magnitud también es considerable: en Septiembre hay un 5.5% de partos prematuros, comparado con un 6.1% en Febrero.

Figura 1. Salud al nacer por mes de nacimiento, España 2007-2013
Figura1

¿Por qué deberían importarnos estas diferencias? Entre otras cosas, sabemos que el peso al nacer está relacionado con múltiples variables a medio y largo plazo: desde el riesgo de padecer enfermedades respiratorias durante la infancia, hasta el desarrollo cognitivo, las notas en el colegio, el nivel educativo alcanzado, y hasta la salud y el nivel de renta en la edad adulta (ver aquí). Así que entender los determinantes de la salud al nacer puede tener implicaciones relevantes sobre el bienestar a largo plazo.

En esta entrada exploro con los datos españoles dos de las explicaciones que se han propuesto en la literatura para entender esta estacionalidad en la salud neonatal. En primer lugar, se ha demostrado que las características de las madres varían a lo largo del año. Este estudio, por ejemplo, muestra con datos de EEUU que los niños nacidos en invierno tienen una proporción más alta de madres adolescentes y solteras. Si las características de las madres varían según el mes, y están también relacionadas con la salud del bebé, esta puede ser una explicación. Otro estudio reciente sugiere que la gripe estacional es en parte responsable de la mala salud de los nacidos en Enero y Febrero (también con datos de EEUU).

Los datos de partidas de nacimiento españoles recogen bastantes características de los padres. Esto nos permite detectar que también se observa una estacionalidad pronunciada en muchas de estas características. Centraré la comparación en Septiembre y Febrero, los meses con medidas de salud más extremas. En Septiembre se observa una proporción más alta de madres nacidas fuera de España (ver figura 2), y el número de hijos anteriores de las madres es también más elevado. Las madres de Septiembre son de media más jóvenes, tienen un nivel educativo algo inferior, y están casadas en menor proporción que las de Febrero. (El porcentaje de niños y niñas es exactamente el mismo en Febrero que en Septiembre.) Por tanto, estas características son candidatas potenciales para explicar la variabilidad en la salud neonatal.

Figura 2. Características de la madre por mes de nacimiento, España 2007-2013
Figura2

Con respecto a la gripe, la figura 3 muestra el número de casos de gripe diagnosticados en España por mes, durante el mismo periodo de 2007 a 2013. Enero y Febrero son los meses con más casos. Es posible que padecer la gripe durante la última parte del embarazo pueda desencadenar un parto temprano.

Figura 3. Número medio de casos mensuales de gripe, España 2007-2013
Fig3

Para intentar averiguar cuál de estas dos explicaciones tiene mayor peso a la hora de entender el patrón de salud al nacer, realizo un análisis de regresión a nivel individual, donde correlaciono las cuatro medidas de salud al nacer con el mes de nacimiento, las características de la madre y el padre, y la incidencia de la gripe en el mes de nacimiento y los anteriores.

Respecto a las características de los padres, incluyo: la edad del padre y de la madre, indicadores de padre y madre nacidos fuera de España, nivel educativo de padre y madre, estado civil de la madre, número de hijos anteriores de la madre, y sexo del bebé. Todas estas características están relacionadas de manera significativa con la salud del recién nacido. Por ejemplo, los niños con padres y madres de nivel educativo más alto pesan más al nacer, las niñas pesan menos que los niños, etc. Sin controlar por la incidencia de la gripe, incluir estas características (es decir, comparar recién nacidos con familias de las mismas características) reduce la brecha de salud entre los nacidos en Febrero y Septiembre sólo en pequeña medida (entre un 5 y un 15%).

En lo que respecta a la gripe, pruebo dos controles alternativos: el número de casos de gripe diagnosticados en toda España en el mismo mes de nacimiento de cada bebé, o el número de casos acumulados el mes de nacimiento y los dos anteriores. La segunda variable presenta una correlación más fuerte con las variables de salud al nacer. En los meses con elevada incidencia reciente de gripe, las mujeres embarazadas dan a luz antes, y los recién nacidos pesan menos. Sólo incluyendo esta variable como control, la brecha de salud entre los bebés de Febrero y Septiembre se reduce entre un 18 y un 35%, dependiendo de la medida de salud. En concreto, la brecha de más de medio punto en la tasa de prematuridad se reduce en más de una tercera parte.

Aunque con este análisis no se puede excluir por completo que haya algún otro factor relacionado con la incidencia de la gripe que también afecte a la salud de los recién nacidos, de un análisis tan sencillo como este se pueden derivar implicaciones de política muy directas, como la importancia de que las mujeres embarazadas se vacunen contra la gripe.