- Drugevijesti - http://drugevijesti.info -

Trabajar sin fronteras

Captura de pantalla 2014-05-27 a la(s) 18.31.51(1)Las elecciones europeas han producido un verdadero seísmo político. Por primera vez en la historia, partidos populistas como el FN en Francia y el UKIP en el Reino Unido han ganado las elecciones en sus países. Además, partidos anti-europeos ocuparán uno de cada cuatro escaños en el nuevo parlamento europeo. En estas circunstancias es de agradecer que IZA, el principal centro de investigación en economía laboral en Europa, haya tomado la iniciativa de distribuir un manifiesto en defensa de una Europea libre e integrada, sin fronteras que obstaculizan la libre circulación de sus ciudadanos. Hoy en día la solución consiste en más integración europea en vez de menos integración.

 

Abajo reproducimos el texto del manifiesto cuya versión original se puede consultar   El texto merece una amplia difusión y con su reproducción me quito la espina que tengo clavada desde mi reciente visita a Berlín. El regalo de bienvenido de mi hotel era la revista de arriba cuya portada reza algo como "¿Quién tiene miedo a los españoles? en alusión a una supuesta invasión de jóvenes españoles en búsqueda de las generosas prestaciones sociales en Alemania. Me parece una perfecta ilustración del creciente populismo en el Norte de Europa que hay que combatir con determinación. Y tras esta pequeña digresión muy personal os dejo con el texto del manifiesto.

Una de las bases fundamentales de la integración europea es la libre circulación de sus ciudadanos, ciudadanas, trabajadores y trabajadoras. Dicho derecho está englobado en los tratados de la Unión Europea. En una Europa libre e integrada, no hay lugar para ciudadanos y ciudadanas de primera y segunda categoría. A pesar de ello, algunos estados miembros y grupos de interés están considerando volver al pasado y restringir el derecho de los ciudadanos y ciudadanas de trabajar en cualquier lugar de la UE. Aunque esta idea sólo sea respaldada por una minoría dentro de nuestro único mercado Europeo, su desarrollo nos causa gran preocupación.

 

El intento de limitar el derecho fundamental de la libre circulación del trabajo se contradice con los intereses europeos a favor de una economía dinámica y próspera.Las llamadas a restringir esta libertad son particularmente malignas en el contexto actual del debate político en curso puesto que lo que pretenden es influir en los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo en 2014. Un mercado de trabajo genuinamente europeo – uno sin fronteras – también es un requisito previo para el buen funcionamiento de la economía y la estabilidad del Euro. Sin él, las perspectivas de crecimiento empeoran – así como cualquier esperanza hacia una Europa que consiga un ajuste de sus mercados más equilibrado.

Apoyar activamente el movimiento sin restricciones de mano de obra tiene por lo tanto muchos beneficios. Además de establecer un nuevo dinamismo económico en la Unión Europea y de ayudar a superar los graves desequilibrios económicos entre los estados miembros de la UE, también reduce los efectos adversos de los cambios demográficos. De hecho, la libre circulación del trabajo no sólo contribuye a reducir las diferencias en bienestar social entre países, sino que sirve como un medio para mejorar la asignación del reducido capital humano en la UE. En resumen, el libre movimiento del trabajo puede ser útil para todos, puesto que promueve el crecimiento económico y mejora la competitividad de nuestros países.

 

Lidiar con otras restricciones  No es el momento ahora de mirar al pasado. Más bien al contrario. Ahora es el momento de lidiar con todos los obstáculos que impiden un mercado de trabajo europeo verdaderamente libre e integrado.Sólo cuando dicho objetivo se convierta en realidad, conseguiremos que las promesas centrales de la Unión Europea -- mejorar continuamente el nivel de vida de todos nuestros ciudadanos --se realicen.Para conseguir nuestro compromiso, debemos esforzarnos por tomar una serie de medidas específicas:

  1. Primero, necesitamos modificar nuestras leyes fiscales y de la seguridad social allá donde sea necesario -- y mejorar la coordinación ocupacional y privada del sistema de pensiones.
  2. Segundo, necesitamos introducir un sistema de búsqueda de empleo efectivo en toda Europa con el fin de que los trabajadores y las trabajadoras puedan encontrar trabajo incluso lejos de su país de origen.
  3. Tercero, dicho sistema también necesita reglas transparentes y efectivas para calcular los beneficios que los individuos que buscan trabajo en otros países de la UE tienen derecho a percibir durante su búsqueda.
  4. Cuarto, debemos mejorar la movilidad por toda Europa diseñando servicios de idiomas y reubicación laboral asequibles. Una forma importante de animar a los trabajadores y trabajadoras para probar suerte fuera de su país es mejorando los programas de intercambio para formadores y trabadores, y potenciar aún más los modelos de intercambio internacional de estudiantes que ya funcionan con éxito.
  5. Quinto, debemos ponernos de acuerdo en los estándares que permitan el reconocimiento a escala comunitaria de las cualificaciones profesionales y títulos, con el fin de que aquellos individuos con títulos oficiales puedan buscar trabajo donde quieran.
  6. Sexto, debemos abrir nuestras mentes a una Unión Europea donde incluso los empleos del sector público en un Estado miembro puedan ser ocupados por candidatos calificados de otro Estado de la UE.
  7. Y séptimo, tenemos que mejorar la información que reciben los ciudadanos de la UE sobre las ventajas de trabajar en el extranjero y de recibir immigrantes que vienen a trabajar en su país.


Es por ello que solicitamos una Carta de la UE que sirva como un compromiso conjunto para "Trabajar sin Fronteras".

Para avanzar con decisión y de manera irrevocable hacia ese objetivo, estamos dispuestos a apoyar la creación de un comité de la UE integrado por legisladores, representantes del sector privado y académico.

Necesitamos unir fuerzas para potenciar el sueño europeo, en lugar de cortarle las alas antes de que alce vuelo y alcance todo su potencial.