La desagradable (pero errónea) aritmética de la independencia: respuesta a la entrada de José Vicente Rodríguez Mora, por Pol Antràs

admin 169 comentarios

(El amigo y ex-colaborador habitual de nuestro blog ,  catedrático en Harvard y experto en Comercio Internacional, comenta en esta entrada la aritmética económica de la independencia en base a la entrada de José Vicente Rodríguez Mora del viernes. Vuelvo  a recordar, como en todas las entradas sobre este complejo asunto, a nuestros queridos lectores que, como siempre, sus comentarios sean lo más educados que sea posible, recordando nuestra política sobre comentarios. Haremos todo lo necesario para que Drugevijesti siga siendo un oasis de debate pausado y racional.)

En su entrada del viernes en Drugevijesti, José Vicente se plantea la siguiente pregunta. ¿Cuál sería el efecto de la independencia catalana sobre el comercio internacional de Cataluña y cómo afectaría ello al PIB catalán? La respuesta que ofrece es alarmante: el PIB catalán se reduciría en casi un 9%, una cifra superior al déficit fiscal catalán, lo cual le lleva a concluir que “Cataluña tendría una pérdida neta de bienestar con cualquier hipótesis razonable acerca del ahorro fiscal que conllevase la independencia”.

Para cualquier persona con un conocimiento básico de modelos cuantitativos de comercio internacional esta cifra del 9% parece sorprendentemente grande. Es bien sabido que, en modelos estándares como el que usa José Vicente, es difícil generar efectos cuantitativos importantes al simular los efectos de cambios en las barreras al comercio sobre el bienestar. Por ejemplo, en el artículo de , que constituye la biblia en el campo del comercio internacional cuantitativo, los autores computan los costes en términos de renta real de un aumento brutal en barreras comerciales que llevase a una total autarquía en 19 países de la OCDE.

Como se observa en la Tabla adjunta, los efectos de eliminar por completo el comercio internacional supondrían caídas modestas que varían entre el 0.2 y el 10.3% del bienestar (o PIB real en el modelo). Por ejemplo Dinamarca, un país de tamaño similar a Cataluña, sólo sufriría una pérdida del 5.5% del PIB si dejase de poder comerciar con el resto del mundo.

¿Por qué obtiene José Vicente un coste tan elevado asociado con la independencia catalana? Porque aunque sus estimaciones no dejan a Cataluña en autarquía, sí que reducen muy marcadamente el comercio catalán. En su modelo, el comercio bilateral con España baja casi el 80% y el comercio con el resto del mundo sólo aumenta un 10%.

¿Es plausible que el comercio entre España y Cataluña bajase el 80% después de la independencia? José Vicente argumenta que este es la cifra que uno infiere del volumen de comercio bilateral entre Portugal y España. El argumento radica en que la independencia de Cataluña conllevaría inmediatamente la existencia de una frontera entre Cataluña y España, de la misma manera que una frontera separa a Portugal de España. Y como señala la literatura empírica en comercio internacional, las fronteras parecen tener un efecto negativo notable (“border effect”) sobre el comercio internacional (véase , pero también la crítica de ). En el caso que nos concierne, el volumen de comercio bilateral con España (como fracción de la suma de PIBs) es casi cinco veces menor en Portugal que en Cataluña (2.51% contra 11.35%), y por tanto, argumenta José Vicente, no es sorprendente que la independencia llevase a una reducción del comercio bilateral entre Cataluña y España del 80%.

La premisa fundamental de José Vicente es, por tanto, que el comercio entre una Cataluña independiente y España estaría sujeto a las mismas “fricciones”, “border effect” (o lo que José Vicente llama, “distancia”) que el de Portugal con España. Me imagino que lo que José Vicente tiene en mente es que los catalanes tarde o temprano dejaríamos de hablar y entender castellano, los vínculos comerciales entre productores de una y otra región se irían erosionando a lo largo del tiempo, y la distancia cultural entre ellos iría aumentando. Personalmente, y como explicaré más abajo, no estoy de acuerdo con esta premisa, pero admito que no creo que sea una cuestión que los economistas estemos particularmente bien equipados para discutir.

En todo caso, en lo que sí estamos de acuerdo José Vicente y yo es que si tal aumento en la “distancia” llegase a ocurrir, sería algo que no pasaría de la noche a la mañana. En palabras de José Vicente, “hablamos de algo más a largo plazo.” O como señala en sus comentarios, algo que pasaría “EVENTUALLY” o “dando tiempo al tiempo”. Y ahí es donde radica precisamente el error aritmético de José Vicente. ¿Cómo puede uno comparar un coste del 9% del PIB que no se va a materializar enteramente hasta dentro de unas décadas o quizás siglos, con una eliminación del déficit fiscal de entre el 5.8 y el 8.4% que se materializaría de forma inmediata después de la independencia?

Pongamos que el largo plazo que José Vicente computa fuese a ocurrir dentro de 50 años y supongamos que el ritmo al cual la “distancia” entre Cataluña y España aumentase fuese constante (o, más precisamente, el coste en términos de PIB de esa distancia aumentase a una tasa constante). Una reducción del 9% del PIB en 50 años implicaría una reducción anual del PIB del 0.19% el primer año, un 0.38% el segundo año, un 0.56% el tercer año, y así hasta llegar al 9% sólo 50 años más tarde. Incluso si el largo plazo de José Vicente ocurriese en tan sólo 20 años, el efecto inicial sobre el PIB catalán sería de menos del 0.5%. La tabla adjunta muestra el efecto neto de la independencia (en términos del cambio permanente equivalente en PIB) asumiendo una tasa de descuento modesta del 2% y un déficit fiscal del 7.1% (justo la media de 5.8 y 8.4). Cómo se aprecia, el efecto neto es positivo incluso en el caso en que el comercio catalán con España disminuyese el 80% en tan sólo 30 años.

Efecto neto por número de años en converger a Portugal

Años

100

50

40

30

20

10

Efecto Neto

3.3%

1.4%

0.8%

0.2%

-0.5%

-1.3%

 

Hasta ahora le he dado el beneficio de la duda a José Vicente en cuanto a su estimación del efecto de la independencia sobre el comercio catalán. Simplemente, he señalado que su conclusión con respecto al efecto neto de la independencia es obviamente errónea dada su admisión que la caída en el comercio sólo se daría en el largo plazo.

Quizás por aquello del “quien calla otorga”, valga señalar que me parece impensable que los flujos comerciales entre Cataluña y España llegasen a disminuir en un 80% como consecuencia de la independencia. Y si tal contracción realmente ocurriese en el medio o largo plazo, sería aún más impensable que el comercio catalán con el resto del mundo sólo aumentase un 10%. Ello es por varias razones.

Primero, dada la ausencia de fricciones lingüísticas y afinidad cultural entre Cataluña y España, lo más probable es que dicha hipotética caída en el comercio bilateral fuese la consecuencia de la pérdida de vínculos comerciales entre los dos países. Pero ¿por qué esperaríamos que esos vínculos desaparecieran si, como muestra José Vicente, ello reduciría el bienestar tanto en Cataluña como en España? Uno podría aducir a la pérdida de un marco regulatorio común, pero dudo que eso conllevase una caída tan grande. (Naturalmente, si Cataluña no permaneciese en la UE, ello también tendría efectos, pero es una posibilidad que José Vicente no contempla en su artículo).

Segundo, no me parece convincente llevar a cabo un ejercicio contrafactual en el que las barreras comerciales de un país con otro país aumentan marcadamente, mientras las barreras de ese mismo país con otros países no disminuyen. Uno esperaría que la hipotética pérdida de vínculos comerciales con España llevara a los empresarios catalanes a buscar vínculos con otros países más intensamente. Por ejemplo, a menudo se menciona el caso del divorcio entre la República Checa y Eslovaquia de 1993, el cual llevó a una caída de un 75% en su comercio bilateral (véase por ejemplo la entrada de Pankaj Ghemawat en Drugevijesti que José Vicente menciona en su entrada). Lo que parece que se olvida, sin embargo, es que esos dos países experimentaron un aumento muy notable en su exportaciones totales durante esos mismo años (entre 1993 y 2011, el ratio de exportaciones sobre el PIB creció un 59% en Eslovaquia y un 52% en la República Checa).

Finalmente, uno no puede obviar el efecto que la independencia tendría sobre la mayor capacidad del gobierno catalán para fomentar el crecimiento del sector exterior catalán tanto directa como indirectamente mediante un mayor control sobre la financiación y regulación de infraestructuras (aeropuertos, puertos, red ferroviaria, red vial,…). Es importante recordar que existe una gran complementariedad entre los flujos comerciales y los flujos de inversión directa, y que estos últimos muestran una particular elasticidad al nivel de infraestructuras.

Admito que es difícil cuantificar el efecto neto de estos factores y resalto que la ausencia de éstos no es mi principal objeción al estudio de José Vicente. Naturalmente, la independencia de Cataluña  acarrearía varios otros tipos de beneficios y costes de los cuales José Vicente y yo nos hemos abstraído. Espero de todo corazón que estos factores sean estudiados en futuras entradas en Drugevijesti.

 

Hay 169 comentarios
  • Ver el caso Escocia, negociar, y estudiar como dice mi compañero José M.el “núcleo de Shapley”, un concepto matemático que representa la estabilidad respecto a las posibilidades de separación, del recien premiado nobel, . se puede aplicar para valorar los pros y contras de la independencia de una nacionalidad o su integración en el conjunto de un estado,, “el valor de Shapley” es una función muy útil para resolver problemas típicos de juegos cooperativos ,se ha demostrado su utilidad en la práctica a la hora de realizar coaliciones (donde todos las partes ganan) tanto en el ámbito de la política como de la industria. Básicamente lo que persigue es la equidad entre los participantes en la coalición, eso sí, que cada cual reciba según lo que aporta y también puede utilizarse para medir la influencia de cada participante en una coalición.

  • Me gustaría hacerles algunas preguntas (y disculpen por bajar el nivel del debate). En el caso de que la independencia se hiciera realidad, ¿por dónde saldrían las exportaciones españolas?, ¿cómo se delimitarían las fronteras del nuevo estado?, ¿qué ocurriría con los bienes del estado en Cataluña?, ¿existiría la doble nacionalidad?, ¿el español seguiría siendo lengua oficial en el nuevo estado?

  • La crítica (de la entrada de Sevi) no acaba de convencerme. Una reducción del 80% entre Cataluña y el resto de España sería razonable solo a (muy) largo plazo. Pero luego se menciona la reducción del comercio entre la Republica Checa y Eslovaquia en unos años del 75-80%. ¿Un año en la peninsula ibérica vale 10 años en Europa central? Puede ser que nos lo tomamos tranquilo, despacito, en España, ¿pero tanto?
    Es cierto que hubo un aumento muy fuerte de las exportaciones de estos dos país. Pero también hay que tomar en cuenta que estos países cambiaron de sistema economico durante este periodo (y unas cuantas empresas han deslocalizado hacía estos dos países).

  • Segun Bloomberg.com, Catalunya exagera el deficit de 8% y la independencia PERJUDICARIA la calidad de vida de catalanes y espanyoles. ADEMAS DICE QUE EL 8% DE DEFICIT SE PERDERIA POR LOS NUEGOS GASTOS DE UN ESTADO!

    A contested divorce would hurt Catalan economically. That 8 percent of GDP transfer to Madrid would be eaten up quickly by the increase in bureaucracy and services that Catalonia would have to replicate for itself. Catalonia has a debt problem of its own and is seeking a bailout from Madrid while calling for independence. An independent Catalonia wouldn’t automatically get to join the EU -- Spain, as an existing member, would probably have the right to veto that.

    • La gran burocracia que arrastran todos los países formados en el siglo XIX no es extrapolable a las necesidades de un nuevo estado en el siglo XXI. Tengan presente que hoy en día Catalunya es la comunidad autónoma con menos funcionarios respecto a su población de todo el actual estado español

  • Hay dos cosas en este debate que conviene precisar:
    a) la metáfora del matrimonio, como sabe cualquier que haya leído algo de derecho internacional, no se corresponde con los Estados. Sobre la doctrina asentada, Allen Buchanan and David Golove: Philosophy of International Law en Jules Coleman and Scott Shapiro (edts.) The Oxford Handbook of Jurisprudence and Philosophy of Law. En más corto alguna ideas en ()
    b) "Meter miedo" con Europa no es contar lo que pasa. El miedo a los empresarios no se lo "mete" nadie; si acaso, Mas. Lo que sí tiene una calificación precisa --y normalmente se asocia con exigencia de responsabilidades-- es escamotear la información relevante, como sucede con la memorable pregunta "imposible" de ¿Quiere usted que C. sea un nuevo estado dentro de la EU? . Al respecto, la jurisprudencia --como ha reconocido Pujol y, veladamente, Mas-- es clara:

    • Ginebra,

      si, tienes razón en lo que se refire al "tema matrimonio". Me temo que esa analogía la introduje yo para llamar la atención sobre fenómenos cotidianos que pueden introducir distancia (y mucha) en la gestión económica, para contrarrestar el argumento tipo: "lo de Portugal pasó hace mucho tiempo, asi que aquí no va a pasar nada".
      En ese sentido me parece que es un ejemplo útil, pero ya se ha estirado más de la cuenta (incluso por mi mismo, mis disculpas)

  • Es el estilo impuesto por el interlocutor: O me pones una fiscalidad especial o me independizo.
    La respuesta es lógica: o te esperas o cargas en soledad con todo lo que te pudiera pasar.

    • La verdad, no se si es peor cargar en soledad con lo que nos pueda pasar o cargar dentro de España con lo que nos pasará si siguen mandando políticos como ZP o Rajoy. Pero que no lo veis que su incompetencia y amor al sillón nos está llevando a todos (a vosotros también) a la ruina?

  • Ciertamente en Cat. ha habido un viraje hacia la independencia, lo que nadie se plantea es el pq. Desde el resto de España se asume con cierta agresividad lo que para mi es fruto de su propio fracaso.

    Pq para mi, el fenómeno independentista ha conseguido aglutinar a muchos más que los votantes potenciales de ERC, hay mucha más gente que se siente atraída por la idea que antes no lo estaba. Pq nadie hace autocritica en España ¿ aquí tenéis los resultados de una política de acoso y derribo desde el segundo gobierno de Aznar….

    2 temas importantes.

    Primero, los flujos comerciales y las “distancias”. Trabajo en Quebec donde LA LENGUA oficial es el francés desde la ley 101, donde hay diferencias culturales importantes con el resto de Canadá y EEUU, sin embargo, el comercio exterior del Quebec no ha se ha desplomado (si que ha perdido fuelle en relación con los 70) y Sres., NI MUCHO menos después de 2 referéndums CANADA ha propuesto un boicot. Este es nuestro déficit democrático.

  • Segundo, el tema de la insolidaridad catalana. Q fácil es, pero que fácil es, decir que Madrid es más solidario. Nadie se queja de tener un sistema progresivo donde las regiones más ricas realizan transferencias netas. Lo que no es de recibo es no obtener en retorno ni el nivel medio de inversión pública mientras por ejemplo Madrid se beneficia de un sistema centralizado (sedes de organismos por decreto, inversiones en infraestructuras, etc). Era tan fácil desactivar este tema, tan solo respetando el pacto alcanzado con el mantenimiento de una inversión publica = peso del PIB CATALAN en España, el famoso 18%. NI ESO. Sres, sean críticos, no nieguen la mayor, cierto es nada garantiza que a Cat le vaya mejor sola, pero el trato recibido hasta ahora ahonda esta pretensión.

    • Recomiendo encarecidamente la lectura del blog Hay Derecho acerca del caso Quebeques

      Yo podría seguir ese ejemplo any day.

      Por otra parte, 100% de acuerdo en hacer autocrítica, pero por favor, hagamosla todos... Se dedica el presidente de Quebec a dar giras por NY para decir en conferencias que el resto de los canadienses son unos vagos borrachos? ("'Nosotros no somos los del vino, la juerga y el despilfarro" Mas). El consejero de agricultura de Quebec, ¿Va por ahí pidiendo hacer "patriotismo alimentario?... Hay cientos de ejemplos parecidos (cada vez que hay elecciones un puñado). Aquí hay muchos metiendo la pata, y los del resto de España no son los únicos....

      • Esta es la prueba del algodón que Catalunya y España no pegan, nunca han ido bien y parece que nunca funcionará, pero no por culpa de los ciudadanos sino por culpa de sus políticos (o los poderosos).
        En Catalunya nos sentimos tratados como una colonia (por el tema de la lengua, impuestos, trato personal...) a la que aun hay que acabar de españolizar. En España dices que también os sentís maltratados. Entonces, la solución es el divorcio y seguro que todos iremos mejor (todos los ciudadanos), ya que los políticos ya no usarán la cortina de humo del problema catalán cuando tengan otro problema serio, lo tendrán que afrontar. Además, seguiremos viviendo al lado, teniendo lazos familiares... Todos ganamos.

  • A mis casi cuarenta primaveras este es el tema socio-político que recuerdo que mas me ha preocupado y ocupado. En mi opinión se trata de un momento histórico y con repercusiones que todavía no alcanzamos ni a imaginar, pero yo me pregunto, por qué, por qué...
    Hay sinceramnete una razón que lo justifique, quién ha originado estas radicalizaciones, quién saldrá ganando con todo este drama ( por que siempre alguien sale beneficiado).
    De verdad que por más que leo y releo a unos y a otros, todo esto me parece un sinsentido.

    Por favor, seamos razonables, tolerantes y sobre todo, la gente de bien, trabajadora, ciudadana no hagamos política, este es un mundo muy oscuro, no nos dejemos llevar y convivamos , POR FAVOR

  • Contradicciones? El presidente en funciones de la Generalitat y candidato de CiU en las próximas autonómicas del 25 de noviembre, Artur Mas, admite ahora que con la independencia, Cataluña estaría fuera de la UE.
    “Leyendo la letra estricta de los tratados europeos, la UE no aceptaría la ruptura de Cataluña con España”, ha admitido el presidente catalán en un entrevista a TV3. En este sentido, matiza que “Cataluña no será un Estado clásico dentro de la UE” y apunta que “la independencia completa no nos conviene porque quedaríamos fuera de la UE, fuera del euro y aislados. No nos conviene”.

    • Primero, más de uno ya quisiera estar fuera del Euro, para darle a la máquina de hacer dinero y poder salir de la tremenda crisis, pero claro, a Alemania no le interesa porque esto la debilitaría de cara al exterior.
      Segundo, lo de la UE no está claro, ya que no se trataría de un Estado nuevo que está fuera sino que está ya dentro. Creo que será lo que la UE quiera, aunque no tengo claro que será lo mejor, sinó mirad Suiza, Noruega... no se mueren de hambre.
      Esto de quedar aislados alguien se lo ha inventado, un visionario.
      Por otro lado, no creo que la mejor opción sean una independencia completa, aunque si al otro lado no quieren hablar, que otra opción queda? no entiendo por que tiene que ser tan malo.

  • Tampoco "España" ha propuesto ningún boicot. Ni se ha quejado de que durante 150 años Cataluña haya mantenido un superávit comercial con el resto de España, entre otras cosas porque dentro de un mismo país ese déficit tiene sus compensaciones, entre ellas las transferencias fiscales. Pero claro, si se rompe la unidad fiscal entonces el déficit comercial del resto de España ya no es sostenible. Y no es cuestión de boicots, simplemente no se puede sostener asumir de golpe un déficit comercial del 3,5% del PIB con otro país, como bien se ha visto en la crisis del euro. Inevitablemente el comercio entre Cat y el resto de España se resentiría, áun en la más amistosa de las separaciones, por la imposibilidad de España de financiar un agujero exterior de esa magnitud.

    • Tienes razón Nicolás, Catalunya tendría que buscar otros mercados y durante un tiempo tendría ciertos problemas (compensados por los 16.000 millones que dejaríamos de perder). Pero por otro lado, creo que sería muy bueno para España, si no puede comprar fuera, tendría que comprar dentro, y por tanto producir mucho más, y tiene el potencial para hacerlo y la necesidad. Sería la manera de subir posiciones dentro de Europa, en vez de seguir en la caída libre en la que vamos todos si seguimos como hasta ahora.

  • No sé cuánto sería la contracción en unos términos u otros de la economía catalana en caso de independencia. Solo sé que yo desde luego no les compraría ni la hora, y como yo conozco a muchos familiares y amigos que están hartos de escuchar siempre lo mismo, qué malos somos los españoles que robamos a la citada CC.AA. Cataluña es lo que es por lo favorecida que ha sido durante décadas, siglos por parte de los gobiernos españoles de uno u otro signo. Y sí hoy es más rica que otras es precisamente por esta circunstancia. Si ahora está empobrecida es más por la pésima gestión de recursos propios que por el supuesto expolio del resto de españoles. Hablemos también de cuánto han dejado de ganar muchas comunidades porque los ojos siempre han estado puestos en Cataluña o Pais Vasco y únicamente recibían miradas del ojo tuerto de Madrid. Y no se quejan tanto oye.

    • Este argumento es cuando menos curioso:
      - Si Cataluña es lo que es, es gracias a los gobiernos españoles que la han favorecido.
      - Por contra si ahora se empobrece es por la pésima gestión de los catalanes.
      Algunos argumentos de los "no nacionalistas" parecen nacionalistas pero de otro signo, los míos lo hacen bién y los otros mal.
      Tanto para lo bueno (dinamismo de Cataluña en el pasado) como para lo malo (pérdida de ese dinamismo) todos los actores: sociedad catalana y gobiernos de España habrán tenido algo que ver, ¿no?

    • Rubén de Tarso, si de verdad crees esto que dices, porqué tienes tanto miedo que Catalunya se separe de España? Alguien que no conozca la realidad y te lea tiene que pensar que esta separación tiene que ser más buena para España que para Catalunya, pero curiosamente son los catalanes los que la quieren y los españoles los que amenazan con los tanques.
      Sólo con argumentos razonados por ambas partes se puede llegar a una solución positiva para todos. Con la estrategia del miedo o de la mentira, la solución a la que llegaremos seguro que nos perjudica a todos.

  • Hablando de mala aritmética, dice hoy El Mundo, página 6, citando fuentes de la propia Generalidad que "El superávit fiscal de Cataluña con el estado fue de 4015 millones en 2009" y añade que desde entonce ha mejorado.

    A ver si resulta que...efectivamente los números de todo este lío están mal y los interesados lo saben.

    • Efectivamente, es un informe del Consell de Treball.

      Lo que le faltaba al Sr. Mas. Sus propios servicios le delatan.
      Además debe saber que el futuro, como prevé el propio estatut, será subvencionado y esto es el golpe de gracia al narcisismo sobre el que se basa la falacia de todo buen nacionalista. A todos nos gusta mirarnos al espejo y vernos bien.

      La discusión de déficit o superavit fiscal es improcedente dentro de un estado sea federal o dictatorial, da lo mismo. Un estado federal retiene Fiscalidad Federal idéntica y redistribución idéntica. De los ciudadanos a los ciudadanos. El resto es enredar para distraer.

      Otra cosa es analizar por qué Navarra es más eficaz y Andalucía menos.

      En esto todos debemos exigir una trevisión a fondo porque llevamos (los ciudadanos, no los territorios) 30 años financiando un desastre de gestión y lógicamente, todo se ha degradado.

      Saludos

      • Sr. Oquedo:

        Lea, por favor, la tabla A-4 de la página 27 del documento del Consell de Treball, Econòmic i Social. Verá que, para el año 2009, el déficit fiscal calculado por el método del flujo monetario y neutralizando el déficit público es de 16.409 millones de euros, que supone el 8,4% del PIB de Catalunya. De hecho, el resultado que se da, es el calculado en las balanzas fiscales publicadas por el Departament d'Economia i Coneixement.

        • Hola, Sr. Vicenç.

          Un déficit fiscal calculado por el procedimiento de los flujos de caja (lo que pagan-cash mis residentes y lo que se gasta-cash en mi territorio) si se ignoran los costes que el estado incurre por cuenta de todos no es una forma equilibrada de presentar la cuestión.

          En algún lugar de estos textos ya alguien lo ha explicado y por eso el Consell (un organismo que trata de hacer su trabajo), ofrece ambos por duplicado: lo que les piden por caja y el otro, el que incluye el beneficio colectivo del gasto estatal.
          Sin ver ambos el argunento del déficit fiscal es un subterfugio engañoso para fomentar una política bastante demagógica.

          Por ejemplo: ¿Olvidamos la Alicuota de España a la UE (12,000 millones), O Guerras varias desde Libia al Líbano a Afganistán, Kosovo, etc. costes de ONU, Unesco y unas decenas de organismos. El Rescate de Grecia. La Contribución Española al fondo Europeo de rescate bancario o las donaciones a países en desarrollo como Bolivia o Marruecos que entre ambas son un pico de mucho cuidado. La Participación en OTAN?. Por no hablar del resto del presupuesto del estado.

          Decir que "solo miro mi saldo de caja y del resto lo que me interesa" es una actitud extraña entre adultos maduros y aquellos que luego se quejan de no gustar debieran entenderlo porque ese comportamiento es feo. Aquí y en Pekin.

          Lo increíble es que una población que teníamos por educada y madura lo acepte y lo repita.

          Saludos

      • Si estamos tan bien y en el futuro vamos a estar subvencionados, porque queremos irnos? que raros somos estos catalanes, y encima hablamos catalán.

  • El debate me parece de gran interés y por ahora lo que más me llama es el "home bias" (sesgo sentimental) a la hora de valorar los pros y los contras de una hipotética independencia en el caso de los análisis económicos.

    No dudo que en el futuro (que todavía está por decidir), los posicionamientos y las creencias de los economistas con respecto a este tema serán objeto de interesantes estudios que leeré con gran atención. Supongo que la psicología tendrá mucho que decir. A veces la visión que devuelve el espejo es más interesante que lo que se ve en el cuadro. Siempre he disfrutado contemplando "Las Meninas".

  • Que el autor hable de 'Cataluña' y 'España' (y no de 'Cataluña' y 'el resto de España') ya refleja su subconsciente.
    Y, a veces, nuestro subconsciente nos lleva por donde nuestra razón no quiera.

    ¿De verdad cree que con una Cataluña fuera de la UE (es lo que dicen las leyes), con sus productos industriales con aranceles y cuotas, con sus productos alimenticios fuertemente penalizados por la legislación proteccionista de la UE las ventas de Cataluña al resto de España sólo se verán afectadas en un 0,56%?
    ¿De verdad cree que con la política de los que pasarían a dirigir la Cataluña independiente (para los que no sean conocedores de la misma, les diré que su ámbito expansionista hacia la Catalunya Nord, a los Països Catalans, etc) van a recibir un apoyo friendly en Francia?
    Aunque una Cataluña independiente se pudiera mantener en el euro, como Kosovo, ¿cree que la reducción en la posibilidad de financiación del comercio no iban a afectar al comercio internacional?
    ¿Ha calculado cuánto supondría que Cataluña dejara de vender energía y/o servicios de transporte al resto de España?

    Lo dicho: el subconsciente nos traiciona

  • La frase resaltada en negritas denota un voluntarismo que el autor no debería permitirse: ¿dónde quedaría el déficit fiscal en caso de un boicot “inmediato”?

    • Recientemente ya ha habido campañas de boicot a productos catalanes, y no olvidemos que todavía somos españoles, o sea, el boicot a sido a productos españoles.

Los comentarios están cerrados.

xn--48jm9l298kivk3xn9wl.com/ficklene-m.html

gazon.net.ua

Этот интересный веб сайт про направление www.cleansale.kiev.ua.