De campaña con el déficit

de J. Ignacio Conde-Ruiz, Manuel Díaz Mendoza y Juan Rubio-Ramírez.

Artículo originalmente publicado en

La vicepresidenta acaba de anunciar que el Gobierno Central  suspendida en el 2012. El argumento esgrimido desde Moncloa es claro: las cuentas públicas han mejorado tanto que podemos permitírnoslo. No es nuestra intención discutir si tal medida es justa o no, o si los funcionarios merecen o no que esa paga extra sea devuelta. Eso queda fuera del ámbito de este artículo.

Lo que aquí se pretende es señalar que el argumento de que las cuentas públicas van bien para justificar tal decisión es, cuanto menos, cuestionable. Hasta mayo del 2015 el déficit sintético del conjunto de las Administraciones Central y Autonómica y Seguridad Social como porcentaje del PIB, calculado usando los datos desde enero a mayo de 2015 y desde junio a diciembre del 2014, era idéntico al registrado entre enero y diciembre del 2014 por las mismas tres administraciones.

Esto quiere decir que si la segunda parte del 2015 se comporta como la segunda parte del 2014, el déficit público del conjunto de las Administraciones Públicas será superior al objetivo marcado desde Bruselas. Recordemos que para alcanzar el número marcado por la Comisión el déficit tendrá que reducirse en 1.5 puntos porcentuales del PIB. Por lo visto hasta ahora, no parece que vayamos por el camino adecuado.

Por desgracia el Ministerio de Hacienda ha decidido imposibilitar la revisión de este cálculo ya que la publicación de nuevos datos para el año 2015 se ha retrasado hasta finales de septiembre. Es verdad que el ministerio ha publicado que el Estado va viento en popa, con una reducción del déficit del 17 por ciento hasta Julio, pero olvida recalcar que esto se debe, en gran medida, a que la liquidación del sistema de financiación autonómico ha sido mucho más favorable al Estado este año si se compara con lo que pasó en 2014. En otras palabras, las liquidaciones son un juego de suma cero y lo que ha sido bueno para la Administración Central tiene que haber sido malo para las Administraciones Autonómicas; aunque aún no sabemos cuánto.

Luego estas las Administraciones Locales, de las que no tenemos números desde el pasado marzo. Es verdad que en los últimos dos años estas han conseguido unos números impresionantes y han ayudado a subsanar los problemas de, sobre todo, las Administraciones Autonómicas. Hasta marzo las Administraciones Locales seguían ayudando a las cuentas públicas con superávits de medio punto porcentual del PIB como en los dos años anteriores; portentoso. Pero creemos que, habiendo sido este una año electoral y con la cantidad de cambios vividos en los gobiernos locales, lograr tales cotas por tercer año consecutivo parece una quimera.

Así, no podemos más que concluir que, primero, parece razonable pensar que no alcanzaremos las pautas marcadas desde Bruselas y, segunda, es difícil comprender la decisión del Gobierno Central desde el ámbito de las cuentas públicas. Solo nos queda recordar que estamos en año electoral para que todo tenga un poco más de sentido.

Hay 3 comentarios
  • Todos sabemos que estas alegrías presupuestarias tienen difícil justificación en el contexto económico en el que nos encontramos: España gasta sistemáticamente más de lo que debe y con la ausencia de reformas de calado y una mentalidad de recortes cortoplacista nos estamos hundiendo dulcemente en una crisis de deuda.
    Eso sí, dependiendo de los repartos de poder después de las próximas nacionales, el gobierno entrante puede hacer parecer a Guindos y Montoro parte del equipo de Wolfang Schäuble. No esperan tiempos interesantes.

  • Yo no soy tan pesimista. Aunque a veces es cierto que es dificil interpretar algunos datos mis conclusiones de leer los repertes mensuales que publica el Ministerio de Hacien da y la SS se resume en lo siguiente:

    - los impuestos efectivamente crecen alrededor del 5% en Contabilidad Nacional.
    - su crecimiento es aun mayor en Contabilidad de caja en terminos homogeneos, lo que es buen sintoma.
    - los gastos decrecen. Principalmente por el descenso del gasto en desempleo como lleva ocurriendo dos años y ademas desde este ultimo mes empieza a bajar el gasto en intereses, lo que es una novedad importante.
    - el resultado del primer semestre esta sesgado a la baja, porque los meses mas fuertes de recaudacion estan en el segundo semestre, especialmente en Sociedades y aqui debe verse con mas claridad la repercusion del aumento de ingresos en la bajada del deficit. Ademas como comentaba antes , en julio ha empezado a bajar el gasto en intereses de la deuda lo que es un cambio completo de tendencia.

    -Las cotizaciones sociales de SS sin contar las del desempleo, crecen alrededor del 2,5.

    Haciendo una aproximacion, podemos decir que el conjunto de impuestos mas cotizaciones estan subiendo alrededor del 4%.

    Los gastos (Empleos Financieros ) del conjunto de las administraciones creciendo al 1.6 % hasta Mayo.

    Solo el manteniemiento de la tendencia llevaria a bajar el deficit un 1% del PIB a restar del 5.5% del pasado año. ( descuento el pago por devolucion centimo sanitario).

    El aumento del cociente por subida del PIB resta un par de decimas. Ya sale el 4.3%.

Los comentarios están cerrados.

|

Centro de preferencias de privacidad