- Drugevijesti - http://drugevijesti.info -

Lo que Cuesta la Televisión Pública

Hace ya casi un año escribí sobre lo que nos cuesta la televisión pública. Eran otras épocas, cuando las crisis parecía profunda pero no tanto como ha acabado siendo. Eran épocas en las que el gobierno aún no se había visto forzado a bajar los salarios a funcionarios y congelar las pensiones. Eran épocas en las que la amenaza de una huelga general todavía no rondaba sobre nuestras cabezas.

Por desgracia, esos días han llegado y por ello a mí me gustaría resucitar el debate sobre el coste de la televisión pública. Mi colega Jesús ha escrito también sobre el tema en este mismo foro, por lo que solo me gustaría añadir unos cuantos números a sus acertadas palabras.

Según la última versión del informe de (página 9) la televisión pública perdió casi 2.000 millones de euros (si tenemos en cuenta las subvenciones) en el 2008. Eso quiere decir que para ver (como día Jesús en su post)

16.00-17.50: Sesión de Tarde: Más allá del odio.
17.50-23.00: Motociclismo (incluye avance informativo).
23.00-0.45: La Película de la Semana: Serpientes en el avión.

Es decir, cine comercial y deportes.

tenemos que pagar - más o menos - medio punto de IVA. Tenemos que pagar medio punto de IVA para poder ver programas que podríamos ver tranquilamente en cualquier televisión privada. Para ponerlo en contexto, el coste de la televisión pública es alrededor del 75 % de los se recaudaría con el famoso impuesto a los ricos (subir el marginal del 43 % al 55 %) y algo más de lo que nos ahorramos al congelar las pensiones (y con esto no quiero decir que no esté de acuerdo en que se deban congelar las pensiones).

Y claro, ni el gobierno ni la oposición, ni los gobiernos autonómicos (las televisiones autonómicas pierden 2/3 del total) ha propuesto deshacerse de las televisiones públicas, porque como exponía muy bien Jesús “Los políticos (unos y otros, que en esto no hay diferencia) quieren una televisión (pública) con audiencia porque esto tira de la audiencia de los informativos, que pueden manipular en su favor”.

Y lo que también está claro en el informe de Deloitte es que se puede ganar dinero haciendo televisión. Como el mismo informe expone en su página 3 las televisiones privadas ganaron bastante dinero en el 2008. Por las razones expuestas no creo que los políticos se decidan a vender nuestras televisiones públicas (que nos permitiría hacer un poco de caja y ahorrarnos es casi 2.000 millones de euros al año) por lo que creo que este asunto enfatiza la necesidad de crear una institución independiente y lo más apolítica posible que sirva como freno a las ansias de gasto y poco control fiscal que tienen nuestros gobernantes. O sea, y sin querer ponerme pesado, un consejo de política fiscal.