Recaudación del Nuevo Impuesto sobre el Patrimonio

La Ley 4/2008 de 23 de Diciembre suspendió el Impuesto de Patrimonio (IP) en nuestro país. Tan sólo 3 años después, y a falta de 15 días para que se disuelvan las Cámaras, el mismo Gobierno lo ha recuperado mediante un Real Decreto Ley para los contribuyentes con una riqueza superior a los 700 mil euros. Las principales razones que se ha señalado para su recuperación han sido que “los ricos contribuyan más” y que esta medida evitará mayores recortes en el Gasto. Sin entrar a valorar la primera razón, el objetivo de esta nota es calcular la recaudación que tendrá este nuevo impuesto en 2012 para saber si la recuperación evitará nuevos recortes en el Gasto.

Para estimar estos ingresos adicionales tenemos que partir de los últimos datos del Impuesto de Patrimonio de 2007 publicados en la Memoria de la Administración Tributaria de 2008. Como se puede ver en el Cuadro 1, había 148.658 contribuyentes en 2007 con una riqueza (Patrimonio neto de deudas) superior a los 750.000 1 euros . Estos pagaron 1.702 millones de euros (0,17% del PIB) en junio de 2008.

El único cambio normativo que se ha producido consiste en la elevación del mínimo exento de 108.182,18 euros a 700.000 2 euros. Esto significa que se mantiene la misma tarifa (véase Cuadro 2: 8 tramos con tipos crecientes que van desde el 0,2% al 2,5%) y el límite a la cuota integra que había en 2007. Este limite restringía la cantidad a pagar de Impuesto de Patrimonio para que no fuera tan confiscatorio, y consistía básicamente, en que la cuota integra de este impuesto junto con la del IRPF no podía exceder del 60% de la base imponible del IRPF (Renta).

En otras palabras este límite significa que no puedes pagar conjuntamente por IRPF y por IP más del 60% de la renta 3 . Como se muestra en el Cuadro 3 este límite era muy importante en estos tramos, y sobre todo, para los contribuyentes con patrimonio superior a los 10 millones de euros ya que sin él hubieran tenido que pagar hasta casi 3 veces más.

Pero eso no quiere decir que la recaudación será de 1.702 millones. Para calcular la nueva recaudación tenemos que estimar la base imponible (Patrimonio Neto) de estas mismas personas en 2011 y también cuantas de estas personas pagaran el impuesto en el 2012 ya que muchos de ellos no llegaran ahora al mínimo de 700.000 euros. Para ello, vamos a suponer que la parte de renta variable y de participaciones en Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) ha evolucionado como el IBEX-35. Hay que tener en cuenta que éstos son los mayores activos en el Patrimonio de estos ciudadanos ya que suponen más del 60% de su riqueza (véase Cuadro 4) y en el tramo superior a los 10 millones de patrimonio, este porcentaje representa hasta el 75%. Para el resto de bienes se mantiene el mismo valor que en 2007. Este supuesto puede ser muy discutible por dos motivos. Primero porque no todos los Fondos de Inversión son de renta variable 4 . Y segundo, porque la valoración de la renta variable que consiste en acciones no cotizadas se realiza por su nominal incluida, en su caso, las primas de amortización o reembolso.

Bajo estos el supuesto, se estima para 2011 la base imponible media de los contribuyentes con una riqueza superior a 750.000 millón de euros (véase Cuadro 5). Posteriormente, se descuenta el mínimo exento de 700.000 euros y se aplica la tarifa de 2007. Para obtener la recaudación final, se ha multiplicado la cuota integra media de cada tramo por el número de contribuyentes del mismo y se obtiene un total de casi 867 millones de euros. No obstante, suponiendo que se mantiene el ajuste en la cuota 5 , la recaudación total de este impuesto sería de 623 millones de euros (0,06% del PIB). Como se puede comprobar las personas que tenían un patrimonio comprendido entre 0,75 y 1 millón de euros en 2007 estarán exentos del pago de este impuesto como consecuencia del deterioro que ha sufrido su patrimonio.

Esta cantidad es muy inferior a lo que ha dicho la Vicepresidenta en la Rueda de Prensa: 1.080 millones de euros. Resulta curioso que esta cantidad que se ha señalado es muy similar a lo que pagaron de IP en 2006 todos los contribuyentes con patrimonio superior a los 750.000 euros: 1.068 millones de euros (véase Cuadro 6). Hay que recordar que en 2005 el IBEX -35 estaba muy por encima que en la actualidad, concretamente en los 10.734 puntos, y el mínimo exento, permanecía en 108.000 euros. Por ello, parece razonable que los 1.080 millones de euros de recaudación esperada por el Gobierno en 2012 sea un límite máximo, es decir, en el mejor de los casos.

En el calculo anterior no hemos tenido en cuenta los cambios de valor en el otro gran activo de los hogares: los inmuebles. La razón es que para el computo del impuesto del patrimonio se considera el mayor de los tres valores siguientes: el valor catastral, el comprobado por la Administración a efectos de otros tributos (este se calcula mediante la aplicación de un coeficiente al valor catastral del inmueble e intenta aproximar el “precio de mercado para la Administración”) y que siempre es muy superior al valor catastral, y el valor de la adquisición. Por ello, aunque haya aumentado el valor catastral de los inmuebles de naturaleza urbana en 2008 y 2009, este está todavía muy lejos del precio de adquisición o del valor comprobado. Dado lo complicado que seria usar precios de adquisicion (que sabemos han bajado en los ultimos dos años) para calcular el impuesto, hemos supuesto que el valor de los inmuebles en 2011 es el mismo que en 2007. Este supuesto hace que los 623 millones arriba reportados sean una cota superior a la posible recaudación.

En conclusión parece muy evidente, debido a la escasa recaudación que va a proporcionar, que la recuperación de este impuesto, no va evitar el ajuste en el Gasto Público que se necesita implementar. Y esto sin tener en cuenta los efectos negativos que va a tener este impuesto sobre el ahorro, la inversión, los costes de gestión en la Agencia Tributaria y de cumplimiento en los contribuyentes.


(1) Se ha utilizado desde 750 mil euros debido a la información disponible en la Memoria de Administración Tributaria.
(2) No obstante, también se ha incrementado la exención por la vivienda habitual de 150 a 300 mil euros.
(3) No obstante había un límite inferior ya que en el supuesto de que la suma de ambas cuotas (IRPF y IP) superase el límite anterior del 60%, se reducirá la cuota del Impuesto sobre el Patrimonio hasta alcanzar el límite indicado, sin que la reducción pueda exceder del 80 %.
(4) No obstante, cabe destacar que el patrimonio de todos los fondos de inversión en España ha pasado de los 238.716 millones de euros en Diciembre de 2007 a los 135.347 millones de euros a Junio de 2011.
(5) El efecto de este ajuste es menor que en 2007 dado que la tarifa del IP es muy progresiva.

Hay 11 comentarios
  • Realmente no es lógico ni ético mantener la residencia fiscal en España en estas condiciones y con un impuesto que tributa (tras haberlo hecho cada año de su acumulación) tres veces en el caso de bienes inmuebles dedicados a vivienda.
    La primera porque se te imputan en Renta estimando el 2$ de los valires que el mismo estado, causante de la inflación, te actualiza. Tributo virtual tras cambio de norma contable de valor hostórico a mark-to-market por motivos puramente fiscales destrozando principios básicos de prudencia.
    La segunda porquue al subir los valores catastrales los IBI´s se han disparado a razón de más del 30% al año y van a seguir haciéndolo.
    La tercera este Impuesto del patrimonio.

    Sinceramente ¿qué hace falta para caer en las cuenta de que a esto ya no le queda ni un atisbo de sensatez y equilibrio y que corresponde a la conducta de un Nerón tocando su lira mientros todo a su alredor arde para iluminar la escena ?

    Tres impuestos sobre el mismo bien.
    Por favor.

  • Buenos días, Juan

    Realmente no es racional ni ético mantener la residencia fiscal en España en estas condiciones con un impuesto que tributa (tras haberlo hecho cada año de su acumulación) dos o tres veces en el caso de bienes inmuebles dedicados a vivienda.
    La primera porque se imputan en Renta estimando el 2% de los valores que el mismo estado, causante de la inflación, te actualiza. Tributo virtual tras cambio de norma contable de valor histórico a mark-to-market por motivos puramente fiscales destrozando principios básicos de prudencia.
    La segunda porque, al subirnos los valores catastrales, los IBI´s se han disparado a razón de más del 30% al año y van a seguir haciéndolo. Conozco gente que no tiene renta para pagar el valor atribuido a la vivienda heredada de sus padres.

    La tercera este Impuesto del patrimonio.

    Sinceramente ¿qué hace falta para caer en la cuenta de que a esto ya no le queda ni un atisbo de sensatez y equilibrio y que corresponde a la conducta de un Nerón tocando su lira mientras todo a su alrededor arde para iluminar la escena ?

    Tres impuestos sobre el mismo bien.
    Por favor.

  • ¿Quién ha dicho que este impuesto se recuperaba para evitar mayores ajustes en el gasto?

  • Creo que el análisis puramente económico es insuficiente para explicar el regreso del impuesto sobre el patrimonio, ya que se debe en buena medida a cuestiones políticas o incluso sociales.
    Para mucha gente, la crisis ha supuesto un cambio radical en sus vidas y observa que un reducido grupo de personas APARENTEMENTE no se han visto afectadas. Es posible que estás personas hayan sufrido grandes caídas de sus rentas o cuantiosas pérdidas patrimoniales como consecuencia de la depreciación de los activos pero, a los ojos de la mayoría de la gente, están saliendo indemnes de ella.
    Además, a esto se añade, por una parte, que consideran que muchas de estas personas son responsables de lo acaecido o, al menos, lo son en menor medida que ellos mismos; y, por otra, que no son asalariados y, por lo tanto, evaden impuestos.
    Ahora se va a producir una intensa reducción del gasto público que afectará fundamentalmente a las personas con menor patrimonio. Esta -imprescindible- reducción del estado del bienestar solo será aceptada por la mayoría si APRECIA que 'los otros' también sufren. Si no se consigue poner en marcha estas medidas los costes serán enormes para toda la sociedad, incluidas las personas con patrimonio superior a los 750.000 euros.
    No es tan importante pues el monto de la recaudación impositiva como la percepción social de que los más afortunados también sufrirán y, con ello, que la mayoría de la población acepte los cambios que están por venir.

  • Gracias por estos cálculos. Te aseguro que me servirán en más de una ocasión. Por lo demás, me uno a Florentino haciéndome la misma pregunta retórica. ¿Alguien se atrevería a comparar el coste de reinstaurar el impuesto del patrimonio con el de reducir la evasión del IRPF o el IVA? ¿Hay algún inspector de hacienda entre el público?

  • Fede,

    Impecable lo suyo. Hay que legitimar el ajuste dando un mínimo de satisfacción a la envidia. El problema es si la maniobra resulta insuficiente y debemos seguir tomando medidas en base a la percepción del populacho, en vez de conforme al interes colectivo...

    Una generación vivió con cargo al futuro, y ahora el futuro toco la puerta para cobrar.

  • Hola, Juan, buenos días.

    Un apunte de detalle sobre tu cálculo porque quizás no tienes a mano datos reales de valores revisados de viviendas en el conjunto de España que la ministra sí tiene.

    Hay lugares ( no sé en cuántos) en los que el valor fiscal/catastral ya está en mercado.
    Suponte el caso (es rigurosamente real) de una vivienda comprada hace treinta y cinco años por 5 millones de pesetas que hace dos años --y por obra y gracia del estado-- te dicen que vale 120 veces más, 650,000 euros y que vas a pagar, en IRPF por el 2% es decir, te imputan una renta de 13,000 a tu marginal (más si fuera una tercera, etc).

    En IBI has pasado de pagar 400 euros a 1350 anuales y subiendo y ahora, en Patrimonio lo que toque, pero como mínimo unos mil y muy fácilmente por encima de 6,000 o más.
    El resultado es que estas viviendas que hoy están en manos de gente mayor generan un coste fiscal artificial que no pueden pagar porque no tienen renta para ello.
    Si se las van pasando a sus hijos (mileuristas o sin trabajo muchos de ellos) los destrozan vivos.

    El estado condena a esta gente a un final de miseria obligados a liquidar su hogar de toda la vida y todo por una decisión contable y artificial de valoración de activos.

    Ayer, por primera vez, presencié tres cosas.

    1. Una asamblea del 15M en un salón de plenos de un ayuntamiento en vez de tirados en la calle. Mucha más asistencia, por lo tanto.
    2. Gente del pueblo poniendo estos asuntos en la agenda ante la sorpresa de los grupos que tradicionalmente han movido 15-M. En la reunión había concejales de otros pueblos escuchando.
    3. Un asunto fiscal que parecía marginal se convierte en "el asunto".

    Saludos

  • Os paso el análisis jurídico que hemos hecho en nuestro blog por si es de interés en

    y

  • yo lo habría dejado en el 0,2% para todos los niveles de patrimonio, a partir de cero euros

    así se evitan las distorsiones (que, vistos estos tipos impositivos, son enormes), y se mantiene el elemento de lucha contra el fraude, que no creo que esté principalmente entre los más ricos, sino entre los profesionales liberales (que, como habéis señalado en este blog, declaran de media una renta de 8.275 euros anuales; si se vigilasen sus aumentos de patrimonio, tendrían que declarar más renta)

  • ¿Se quiere recaudar más por el Impuesto de Patrimonio? es fácil, hay que eliminar dos exenciones.
    1.- En el impuesto de patrimonio hay una exención de las acciones (cotizadas o no) de aquéllos empresarios que cumplieran dos requisitos:
     Que tuvieran más de un 5% del capital (20% con sus personas vinculadas).
     Que el sujeto pasivo ejerza efectivamente funciones de dirección en la entidad, percibiendo por ello una remuneración que represente más del 50 % de la totalidad de los rendimientos empresariales, profesionales y de trabajo personal.
    Esta exención supone de hecho que todos los grandes accionistas-propietarios españoles, cuyas fortunas permanecen “dentro” de sus empresas, tributaran muy poco por su patrimonio (el profesor José María Durán estima que se han "escapado" así de tributación el 70% de los patrimonios empresariales en 2007)
    2.- Otra forma de esquivar este impuesto unida, en su diseño, a la anterior, es el límite que impide que un contribuyente abone por IRPF y patrimonio más del 60% de su base imponible en renta. Si un empresario no se reparte dividendos y se fija un sueldo de 10.000 euros, aunque sean ficticios, el pago conjunto de IRPF y patrimonio, por mucha riqueza que acumule, no podrá superar los 6.000 euros.
    Así que, ¿Qué impuesto es este, el de los ricos, el de los tontos, o el de los ahorradores no empresarios? Yo quitaría estas dos exenciones (obligando al menos a valorar a VNC las acciones no cotizadas en participaciones sucesivas) y añadiría un minimo exento de digamos 100.000 euros sobre los activos financieros. Entonces sí que tributarían los ricos, y mucho.
    Saludos. Luis Valle

Los comentarios están cerrados.

читайте здесь booker.in.ua

новая хонда аккорд

https://shtory.ua