¿Por qué NO debemos subsidiar a las aerolíneas para que usen nuestros aeropuertos?

Con la que está cayendo me causó cierta perplejidad leer en la prensa que la Generalitat de Catalunya pagará a Ryanair €9 millones al año por volar desde Reus y Girona (ver por ejemplo aquí). Este post indaga sobre la racionalidad económica de esta política pública que como explico más abajo está bastante generalizada en toda España y que beneficia principalmente a Ryanair y Air Nostrum. Con la ayuda de un excelente informe de la CNC la conclusión es que el uso de fondos públicos para tal fin carece de una mínima justificación. Si en algún hipotético caso - en base a un supuesto desarrollo de la economía local- estuviera realmente justificado habría mecanismos mucho más eficientes (¡y baratos!) de conseguir la misma finalidad. En el resto del post primero describo el montante y reparto de estas ayudas, luego paso a desmontar la supuesta racionalidad económica de las mismas para acabar discutiendo como si estas ayudas públicas tuvieran que existir – que no creo- habría que mejorar el mecanismo de asignación introduciendo competencia.

Algunas estadísticas

Según el informe de la CNC durante el período 2007-2011 las administraciones públicas han gastado un total de ni más ni menos que €250 millones en atraer pasajeros a determinados destinos. La CCAA que más ha aportado durante este período ha sido Castilla y León con €84,2 millones y la que menos Andalucía con €198.000. Las grandes beneficiarias de estas ayudas son Air Nostrum y Ryanair. Por aeropuertos existe una gran dispersión con respecto al montante de estas ayudas. Hay 13 aeropuertos que durante estos cuatro años reciben cero euros como Barcelona, Vitoria o Sevilla mientras que el gasto en incentivar volar al aeropuerto de Zaragoza se eleva a €34 millones. La Tabla 1 proporciona una estimación del montante de ayudas por pasajero en los 10 aeropuertos españoles en los que dicha ayuda ha sido más alta.

Fuente Tabla 7 (página 71) del informe de la CNC

El tamaño del subsidio por pasajero que muestra la Tabla 1 es muy significativo en relación a la economía de las aerolíneas. Por ejemplo los ingresos medios por pasajero de Ryanair -en el año que va de Marzo del 2010 a Marzo del 2011- han sido de €50,34. Es decir que el subsidio por pasajero por volar a Burgos es más de cuatro veces el ingreso medio por pasajero de Ryanair.

¿Por qué?

Si hay que proporcionar fondos públicos las aerolíneas para atraer pasajeros a los aeropuertos… ¿por qué no subsidiar a las escuelas de negocio por atraer estudiantes de MBA a nuestras ciudades? Ya puestos… ¿por qué no subsidiar a los carniceros por vender carne? También podemos subsidiar a Zara por vender ropa y a Telefónica por proporcionar servicios de telefonía móvil. Como en cualquier otro sector si hay demanda para volar a un determinado destino está en el propio interés de las aerolíneas el organizar vuelos al aeropuerto correspondiente y de paso sacarle una rentabilidad, a eso se dedican. Si no hay demanda suficiente para montar vuelos es porque el destino no es atractivo para el suficiente número de pasajeros y/o hay alternativas de transporte más baratos que no hacen rentable el transporte aéreo.
El uso de estos fondos públicos se suele justificar con el argumento que un incremento en el número de vuelos tiene un efecto positivo sobre la economía local generando actividad y puestos de trabajo. Por ejemplo, según el presidente de la Federación de Hostelería de las Comarcas de Girona “cada pasajero aproximadamente gasta entre 400 y 500 euros durante su estancia, lo que representa 2.000 millones de euros anuales y un beneficio para el transporte, el comercio, el ocio, la restauración los alojamientos etc” (página 6 nº 204 de Hosteltur ). Con estos números uno se queda estupefacto, si fueran ciertos hemos encontrado la solución a nuestros problemas de crecimiento económico. Si verdaderamente con los 5,8 millones de euros de subsidio para volar a Girona se consiguen €2000 millones de ingreso para el sector turístico local, quiere decir que por cada euro invertido de dinero público se obtienen €344 de ingresos para el sector privado. Si extendemos esta política al resto del país y a todos los aeropuertos con un mero subsidio de 500 millones de euros conseguiríamos un incremento de actividad de 172.000 millones de euros que equivale a aproximadamente un 17% del PIB, adiós crisis, adiós recortes. Ahora en serio, ¿dónde está el truco? ¿por qué estos subsidios no son ni remotamente tan rentables desde el punto de vista social?
En primer lugar hay cierta evidencia que lo que estos fondos públicos consiguen es el trasvase de pasajeros entre aerolíneas sin un aumento real del número de pasajeros para el aeropuerto en cuestión. Hay evidencia anecdótica que muestra como por ejemplo en Girona dejaron de operar los tour-operadores First Choice y Thomas Cook a raíz de la entrada de Ryanair y algo parecido ocurrió en Sevilla y en Granada. La CNC en su informe no encuentra evidencia que mayores subsidios lleven a mayor número de pasajeros en el aeropuerto. Sin embargo sí encuentra una correlación positiva entre los fondos públicos invertidos y el número de pasajeros de aerolíneas de bajo coste. En resumen, parece que el efecto general de los fondos públicos no es aumentar el número de pasajeros sino simplemente traspasar pasajeros de un tipo de aerolínea a otro. Es más, si en algún caso particular efectivamente se diera el caso que aumentara el número de pasajeros a un aeropuerto determinado, existe también sustitución del pasaje entre aeropuertos. Por ejemplo más vuelos/pasajeros en el aeropuerto de Girona significa menos vuelos/pasajeros programadas en el aeropuerto del Prat en Barcelona. Lo que conseguirían estos fondos públicos es redistribuir pasajeros del aeropuerto de Barcelona al de Girona o viceversa sin ninguna ganancia extra desde el punto de vista de la sociedad en su conjunto.

Mejoras en el diseño

En resumen hay argumentos y evidencia suficiente para como mínimo pensarse dos veces el destinar fondos públicos a estos fines. Sin embargo, desafortunadamente no he podido encontrar ningún estudio empírico sólido de verdad sobre este tema. Supongamos que estoy equivocado y que en algún caso las ganancias para el sector turístico superen el coste de los fondos públicos (insisto, no lo creo). En este caso hipotético la manera de asignar estas asignaciones públicas es manifiestamente mejorable. Generalmente como funciona es con un convenio- contrato que la entidad pública negocia y firma individualmente con la aerolínea utilizando el disfraz de una promoción publicitaria. Es un proceso nada transparente que no optimiza el uso de recursos públicos al no permitir que las distintas aerolíneas compitan por el contrato. La CNC constata que en la mayoría de casos hay nula competencia con lo que las adjudicaciones se realizan por una oferta idéntica al presupuesto de licitación. El ahorro en el gasto público de introducir transparencia y competencia por la concesión puede ser dramático. Como ilustración de hasta qué punto, la CNC describe cómo para la realización de una campaña de publicidad de la región se presentaron dos aerolíneas. Aunque el presupuesto de licitación era de 13 millones de euros la oferta ganadora se la llevó por sólo 1,5 millones con el consiguiente ahorro para la administración.

Hay 36 comentarios
  • Para mí, la verdadera noticia/reflexión no es si los subsidios a las aerolíneas son o no son eficaces (por no hablar de eficientes), sino esta: "desafortunadamente no he podido encontrar ningún estudio empírico sólido de verdad sobre este tema".

    La sospecha (certeza) de que muchos de estos proyectos se ponen en marcha a base de corazonadas e intuiciones es cada vez más acuciante y extendida. Leía ayer una cita de Inneratity que decía que el "asesoramiento político consiste en vincular conocimiento científico (...) con criterios de relevancia política". Me pregunto cuánto queda de ese asesoramiento político basado en el conocimiento científico, o mejor dicho, en el método científico.

    Ya sabemos que las ciencias sociales son muy complejas, y que uno puede acabar afirmando cosas opuestas utilizando métodos similares. Ello no obsta a que, al menos, se intenta ser riguroso en esos métodos, totalmente ausentes, hoy en día, en la toma de decisiones realizadas en la esfera pública.

    Recuerdo unos powerpoints sobre inversión pública (en realidad era gasto) hace unos pocos años cuya evaluación de impacto brillaba por su ausencia. Se podrían haber quemado los fondos en una hoguera y los powerpoints no hubiesen cambiado ni una coma. Solamente importaba la partida del gasto, el cuánto, con total irrelevancia para el destino, el cómo o, más importante, el para qué.

    En el fondo los subsidios sí son efectivos, pero Juan Santaló confunde los objetivos: no hablamos aquí de impacto en la economía, sino en las agendas de los grupos de poder. Y ahí sí han tenido impacto.

  • Buen artículo. ´
    Una pregunta ¿Qué ocurre si hay un aeropuerto que para evitar el monopolio de una empresa tiene que dar ciertas subvenciones? ¿Podría estar justificado en este caso la ayuda pública?

  • Hola Juan,

    Aunque estoy totalmente de acuerdo con tu artículo, creo que son mucho menos graves estas subvenciones que la financiación publica de aeropuertos sin sentido o la participación de la administración en aerolineas en quiebra (por ej. la Generalitat en Spanair: http://www.expansion.com/2011/01/26/catalunya/1296027942.html?a=b7f0c76e07c4b3a1ccddc101a3ca1b3c&t=1322467028) . A fin del cabo estas subvenciones son más transparentes que otras formas de gasto público, y por otra parte es una participación que no hipoteca el futuro, como si lo es la construcción de aeropuertos sin justificación.

    Creo que sería un buen ejercicio que hicieras o presentaras una tabla similar indicando el coste por pasajero para el caso de Spanair o el de algún aeropuerto como los de Castellón, Ciudad Real, Huesca, Lerida, etc. En esos casos seguro que llegamos a hablar de subvenciones de miles de euros por pasajero.

    Saludos

    Bernardo

  • Muy buen artículo. En realidad creo que los políticos deciden dar dinero a las aerolíneas para que haya algún vuelo donde quizás no debería haberlo, y así intentar justificar la construcción de unas infraestructuras que probablmente no fueran necesarias.

  • Juan, muy interesante y oportuna reflexión. El último caso que relatas, donde fue exactamente?

    Los beneficios económicos para la región podrían justificar los subsidios pagados por todos los ciudadanos, pero tambien la aparición de la iniciativa privada por parte de empresas del sector turístico que se benefician del gasto de €500 por persona.

    Por otro lado, si hay que pagarle a un turista un trozo del asiento del avión, no veo como nos alejamos así del turismo barato de grandes externalidades negativas y poco valor añadido.

  • Estimado Josep Pijoan,
    El último caso es Valencia. Los aviones de Ryanair llevan estampada ahora la palmerita logo de la Generalitat Valenciana.
    Un saludo,

  • ojalá Europa no permita a los españoles gobernar españa. Ojalá Merkel le diga a RAjoy lo que tiene que hacer, y que españa sea "embargada" políticamente. Es lo mejor que le podría ocurrir a nuestro país. Los gobernantes españoles y una bolsa de basura tienen el mismo olor.

  • Curioso esto de los aeropuertos. Me he encontrado un link de la porcatera del señor Fabra en Castellón y su maravilloso aeropuerto lleno de halcones que no de aviones donde todos podemos ir a pasear --> http://politica.elpais.com/politica/2011/10/19/actualidad/1319019984_226618.html

  • Hay varias soluciones a este problema,

    La primera de ellas sería un acuerdo a nivel europeo para prohibir todo tipo de subvención, directa o encubierta (acuerdos publicitarios) a este tipo de prácticas. Los viajes en avión no forman parte de la movilidad obligada, y por tanto, no hay razón alguna en términos de equidad para subvencionar nada. Sin embargo, si no hay un acuerdo global, es muy difícil resistirse a la tentación de no subvencionar si el aeropuerto de tu vecino recibe subvenciones...

    En el caso de no poder llegar a este equilibrio competitivo, el planteamiento es otro: la subvención debe ser pagada por los beneficiarios. Si tan buena es la presencia de vuelos en un aeropuerto secundario para la hostelería, la restauración, las tiendas y los taxis, deberían ser los hoteleros y restauradores quienes sufragaran estas subvenciones. Nuevamente para que el sistema funcione debería ser una aportación obligatoria, bien mediante las cuotas camerales (actualmente ya no es posible), bien mediante una tasa turística. Lo que es inaceptable es que las arcas públicas terminen desviando dinero para subvencionar escapadas románticas de fines de semana.

  • El verdadero problema es que no hay un departamento que a nivel España analice estas inversiones y su coste de oportunidad.
    En esta época y con los problemas actuales necesitamos más que nunca ser eficientes en las inversiones.

  • Si la mayoría de subvenciones ya fastidian, al distorsionar las relaciones de producción y de mercado, que parte de nuestros impuestos acabe en las arcas de Ryanair ya es para que nos llamen tontos a todos.
    Ni siquiera una crisis XXL como esta es capaz de terminar con estas prácticas...

  • Juan, para profundizar sobre este interesante asunto de los subsidios a aeropuertos y su paralelismo con el tratamiento del AVE en España, te recomiendo la lectura del libro "España, capital Paris" del Profesor de la Universidad de Barcelona, Germá Bel i Querlat.

  • La única subvención al transporte que me parece justificada es cuando existe una población que se ha quedado aislada y que, seguramente por su tamaño, no es rentable el establecimiento de compañías privadas.
    Saludos

  • No se entiende que los ciudadanos que pagan impuestos (y los impuestos SOLO los pagan los ciudadanos) tengan que transferir riqueza a los ciudadanos que viajan en avión ... y no se entiende ni un ápice más, solo por el hecho (incluso si real) de que en vez de a los que viajan en avión transfieran esa riqueza a los que ponen copas o hacen camas ...

    Claro que tampoco se entiende que se la transfieran a quienes se compran coches o a quienes extraen carbón no competitivo ... ni se entiende, ya puestos, que se la transfieran a quienes viajan en AVE o, igualmente, a quienes viajan por carretera, "regalándoles", en ambos casos, el uso de la infraestructura.

    Si los políticos tuvieran la más mínima capacidad de decidir adecuadamente en que sectores tiene sentido invertir, les recomendaría hacerlo con su propio dinero en lugar de con el recaudado de sus sufridos "subditos" mediante la coacción: ganarían más y vivirían más tranquilos ... y de paso, causarían menos daño al resto de los mortales.

  • Hola, Juan.

    Asunto provocativo porque hay una filosofía firmemente asentada que sostiene que es labor del estado corregir "desigualdades". Si vemos que Barajas tiene más tráfico que Barcelona siempre habrá quien diga que ya está bien de centralismo cutre. Lo mismo sucede entre Reus y Barcelona o Jerez y Sevilla.
    Siempre hay una excusa para la justicia distributiva, ordenación del territorio o el estímulo keynesiano. Fue Keynes quien dijo aquello de que 100 Libras-Esterlinas bien invertidas por el gobierno estimulando la construcción producían casi dos empleos y salía casi gratis si calculábamos la recaudación fiscal producida por el estímulo.
    Durante unos años estuve en el consejo de una organización sectorial que celebraba una feria anual en Madrid y otra en Barcelona.
    En el consejo éramos cinco y había, con el secretario, dos catalanes muy majos. Uno de ellos pertenecía a una asociación de fomento de turismo barcelonés y en alguna ocasión me mostró detalladísimas estadísticas de la ocupación de cada hotel de Barcelona en función de las ferias que eran medidas por este parámetro por encima de cualquier otro.

    Dado que en el mundo de la electrónica y la computación nunca se vende nada serio en ninguna feria, no me quedó más remedio que concluir que muchos de estos eventos, al igual que las fiestas de los pueblos, eran simples mecanismos de movilización de turistas.

    Un país como Francia tiene cinco o seis centros feriales. Nosotros tenemos al menos uno por provincia y hay que ocuparlos de vez en cuando.

    En esto, como en todo, la cuestión es de equilibrio y lo de subvencionar otorga inmenso poder pero, nos guste o no, lo solemos hacer mejor los ciudadanos que el sector público que funciona como un mecanismo insaciable de compra de votos.

    La solución no son más controles sobre controles sino retirar ese poder al estado y devolverlo a los ciudadanos con sus bolsillos. Lo hacemos mejor.

    Saludos

  • Me gustaría plantear la siguiente situación: ¿puede, en algún caso, tener sentido la subvención teniendo en cuenta que al crear oferta de vuelo puede aparecer una demanada "dormida" que de otra manera no cogería el avión? Creo que si esta situación se da, la subvención tiene sentido en tanto sirve de inicador del negocio aunque al mismo tiempo es cierto que una vez el negocio obtuviese beneficios la subvención debería desparecer.
    Otro punto de discusión sería si, tomenado como cierto el primer argumento, no es más útil una subvención en forma de rebaja de impuestos y tasas antes que el pago de dinero por conceptos tan vagos como "promoción turística" (caso de Catalunya), si bien es cierto que las rebajas de impuesto y tasas pueden chocar con normativas nacionales y europeas que los restrinjan.

  • Espero Manu que el estado no se ponga a corregir las desigualdades existentes entre Barcelona y Jerez ... aunque sólo sea por el nivel de endeudamiento al que podría llevarnos el hacer que el Mediterráneo llegue a Jerez.

    Obviamente no dudo de las inmensas ventajas keynesianas del planteamiento (seguro que el multiplicador es espectacular), ni del entrenamiento previo que algunas de las obras de AVE suponen ... pero, con todo y con eso mejor dejar las desigualdades "de output" donde están ...

  • Se trata de que el billete sea barato como reclamo para que el cliente venga y luego gaste, solo eso. Esta política se usa en muchos países, incluso París tiene vuelos de fin de semana subvencionados.
    La Generalitat ha intentado sin éxito conseguir otras compañías para contrarrestar el poder negociador de Ryanair. Supongo que será por algo: precios, servicio... También es de suponer que los responsables de la Generalitat son conscientes del problema y saben negociarlo.
    Creo que a veces hay que confiar en los que nos gobiernan

  • Falta parte de la historia en el análisis ya que el mercado aeroportuario español está "mal" regulado por AENA. Ahora mismo l'aeropuerto de Girona es de los mas rentables de España mientras que otros como Madrid y Barcelona tienen perdidas (por tanto están subvencionados).
    Y el problema esta con las tasas que se cobran en el aeropuerto de Girona que no están en concordancia con su envergadura respecto al de Barcelona. Y claro RyanAir se aplica el dicho de "por el mismo precio zapatos grandes", ya que si el precio de volar a Girona es muy parecido al de volar a Barcelona pues vuela allí que esta subvencionado indirectamente por un mal ajuste de los precios de AENA.

  • Pau,

    el billete no es más barato por subvencionarlo (probablemente sea incluso más caro) lo único que sucede (y es bien distinto) es que una parte lo paga quien vuela y otra quien paga impuestos (eso es una subvención, impuestos).

    "Los responsables de la Generalitat saben negociarlo" ... esa frase es de antología, ningún responsable de ninguna administración saben negociar nada (y si no mira los sueldos de los controladores aéreos o los horarios de los profesores o el absentismo en los hospitales) y no es por torpeza (que a lo mejor también) es por un esquema de incentivos: gastan un dinero que no es suyo para solucionar un ruido que sí es su problema o para conseguir unos votos que les interesan ... en esa situación defender tus intereses contra ellos es bien fácil.

    No te aconsejaria confiar NUNCA en los que te gobiernan (y si leer, o releer, a Hayek en Camino de Servidumbre para vacunarte contra semejante tentación)

  • No encuentro los datos a los que te refieres en según la CNC. ¿Podría revisar el enlace?

    Yo tenía un impresión subjetiva bastante diferente sobre las subvenciones, sobre todo pensando en mi experiencia con el aeropuerto de Santander. He investigado un poco y los datos que encuentro son COMPLETAMENTE OPUESTOS.

    Lo que es indiscutible, es que desde que Ryanair opera en este aeropuerto, se han cuadriplicado los vuelos, de 250.000 a 1 millón.

    La Subvención recibida al inicio de la colaboración ascendía a 1,2 millones de euros. Y en aquel entonces(2004) proporcionó 250.000 pasajeros adicionales.
    http://www.skyscrapercity.com/showthread.php?t=430146

    Además esta subvención no es directa, como la AirNostrum, si no que es en publicidad en la que Ryanair y Cantabria, como destino turístico, aparecen como socios.

    Si cuesta 4€ por pasajero adicional, esta claro que es beneficioso para una localidad eminentemente turística. Tan solo con el IVA de los gastos de los turistas, está mas que asegurado el retorno a la inversión.

  • GRL, supongo que habrá lectores que sabrán contestarle con más detalle pero déjeme que le brinde un pequeño comentario: el "sentido" de las subvenciones no es, no debería ser, nunca, jamás, de los jamases, iniciar negocios de carácter privado, sin más, o generar beneficios para sociedades con ánimo de lucro.

    El "sentido" de las subvenciones es el de fomentar actividades de utilidad pública o interés social o de promoción de una actividad pública. En otras palabras, el interés general que debe de guiar, siempre, so pena de incurrir en desviación de poder, la actuación de la Administración Pública.

    Los beneficios del sector privado han de ser consecuencia de su estrategia comercial, competitividad, y planificación financiera, entre otros factores, pero no de su enfermiza y casi obscena dependencia del dinero público.

    Cuánto trabajo queda por hacer en este pobre país...

  • La verdad me resulta perder el tiempo discutir este tema. Las subvenciones a las aerolíneas es propia de políticos cortoplacistas oportunistas, y me resulta intelectualmente aburrido el tema.

    Estas subvenciones sólo lograrían, en el mejor de los casos, desviar pasajeros a un destino turístico en perjuicio de los demás. Así que, siendo optimistas, son una violación de la letra y el espíritu del Tratado de la Unión Europea, al suponer una competencia desleal del negocio turísitico de una ciudad en perjucio del resto de la Unión.

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/Anterior/r1-ttce.l3t6.html#a81

    "1. Salvo que el presente Tratado disponga otra cosa, serán incompatibles con el mercado común, en la medida en que afecten a los intercambios comerciales entre Estados miembros, las ayudas otorgadas por los Estados o mediante fondos estatales, bajo cualquier forma, que falseen o amenacen falsear la competencia, favoreciendo a determinadas empresas o producciones."

    Señores de FEDEA: menos hablar y más actuar. ¿Por qué no interponemos una denunia ante la Dirección General de Competencia? Cuenten con mi participación económica para los gastos (ustedes tienen mi dirección de e-mail). La única forma de que estos señores aprendan es enfrentándose a sanciones.

  • Como la subvención a los vuelos a Costa Brava y Costa Dorada producen beneficios, habla de hacer lo mismo en todos los aeropuertos de España. Olvida que no todos los aeropuertos de España estan al lado de una zona de desarrollo turístico como esos dos. Aunque no aumente el numero de pasajeros, sinó solo se desvien pasajeros de Barcelona a esos dos aeropuertos, sí puede ser una forma de que esos viajeros descubran esas zonas y de esa experiencia se produzca bien su regreso, bien la promoción de la zona via conocimiento y divulgación en sus paises de origen. De hecho, alguine habla de ferias, y las ferias se subvencionan. A la feria de telefonia de Barcelona se le dedica una cantidad importantisima de dinero publico en servicios extraordinarios - policia, transporte, etc..- para conseguir que se mantenga en la ciudad. Y se mantiene por ese buen trato, y porque la experiencia de una feria en una ciudad de esa calidad de oferta turistica es muy agradable. Y esa experiencia agradable hace que lagunos de esos directivos regresen o promocionen la ciudad explicando su experiencia.
    En ambos casos son ingresos que siempre comvienen, y mas ahora. Es cierto que solo se benefician algunos sectores, directamente, y se habla de que paguen ellos. Parte de esos ingresos vuelven al Estado, como vuelven los del carburante de quien usa una carretera por placer, o los impuestos de las empresas que usan esas carreteras por trabajo....
    Si que me preocupan otras subvenciones: las de la cultura. Ahí si que creo que deberia pagar quien usa y ni un duro, perdon euro, publico. Si acaso bonificacion fiscal al mecenazgo. Y yo uso.
    Lo que mas me mosquea es que yo pensaba que un gobierno liderado por un economista, con un equipo economico liderado por el Doctor Mas-Colell y un profesor de ESADE era para fiarse, y me han fastidiado ustedes la confianza.

  • El "modelo alemán" de subsidio. Quizás sea simplemente un "choque de culturas".

    Tener trabajadores laborando seis semanas por el precio de cuatro. No está nada mal.

    "Loophole for Cheap Labor.
    Amazon Accused of Systematic Job Subsidy Abuse."

    http://www.spiegel.de/international/business/0,1518,800408,00.html

  • Ismael y Escaner.Blogde Economia

    Estoy totalmente de acuerdo con vosotros, es muy revelador que tantas inversiones/subsidios públicos se estén dando sin un intento serio de estimar cuál sería su impacto. En general la falta de Regulatory Impact assesment en España contrasta con el de otros países de nuestro entorno como Holanda o Reino Unido. En teoría esto tendría que cambiar con las disposiciones introducidas en la Ley deEconomía Sostenible, a ver…
    Julio
    Planteas una pregunta interesante. A nivel económico la respuesta sería no, si hay un monopolio y es rentable tarde o temprano entrarán competidores sin necesidad de ninguna subvención (ojo teniendo en cuenta que el monopolio no sea el ojito derecho de AENA, que ése es otro problema…). A nivel legal le subsidio que planteas es ilegal.
    Bernardo
    Totalmente de acuerdo, las ayudas a Ryanair o la construcción de algunos aeropuertos tampoco parecen justificadas, me lo apunto para un eventual próximo post.

    Josep Pijoan-Mas
    Efectivamente como ha dicho Arturito el Acongojado es Valencia

    Ignacio
    Muchas gracias por la recomendación del libro de Germà Bel, me lo apunto

    Pau
    Es verdad que esta política se utiliza en muchos países. Air-France KLM calcula que Ryanair recibe €660 millones de este tipo de fondos públicos en toda Europa. Sin embargo el hecho que se utilice en muchos países no quiere decir que esté justificado.

    Joan Pujol
    Si el problema es que las tasas aeroportuarias de AENA en Girona sean las mismas que en Barcelona, entonces lo que hay que hacer es cambiarlas. En mi opinión una mala regulación no se debería compensar con otra mala regulación.

    Fernando Setién
    En el informe de la CNC páginas 73-74 es de donde he sacado la información. El hecho que en algunos casos aumente el número de pasajeros en algún aeropuerto como el que menciones no justifica la ayuda pública. En primer lugar pueden ser pasajeros que hubieran visitado Santander utilizando otros medios de transporte. En segundo lugar pueden ser turistas que en lugar de ir a Santander hubieran visitado San Sebastián con lo que a nivel nacional lo que ganan unos lo pierden otros.

  • Para Pablo:
    coincido con usted en el sentido de las subvenciones pero discrepo en cuanto a lo que entendemos usted y yo por bien público. Si un gobierno encarga tranformar una carretera en autovía se está gastando dinero público no sólo en que los habitantes de esa zona vayan por autopista sino en que nuevas empresas, y las ya implantadas, puedan instalarse (o ampliar actividades) en la zona al mejorar la capacidad de transporte; esto es una subvención a un negocio privado.
    A lo que yo me refería es que el dinero de las subvenciones en el caso de Girona si no me equivoco es recaudado ( si no total parcialmente) entre entidades empresariales del sector turístico, estas entidades antes se gastaban este dinero en colaboración con el sector público en campaña de publicidad y promociones varias. Por tanto amplío mi pregunta: ¿no puede ser más rentable gastarse 4 millones de euros en promocionar vuelos (eminentemente turísticos) en el aeropuerto antes que gastárselos en folletos informativos que muchas veces son de efecto cuestionable?. Sé que me insistirán con lo de la subvención a negocios privados pero me permito insistir en que muchas (si no todas) las inversiones públicas acaban repercutiendo en el sector privado (no siempre de manera positiva) o es que los medicamentos subvencionados por la seguridad social se compran sólo a farmcéuticas de titularidad pública o las carreteras las construyen fncionarios etc..
    Por cierto no soy lo bastante avispado para saber cuánto le "queda a este pobre país por delante" pero celebro que usted sí lo sea y estoy seguro que cuando el futuro ministro de economía le descubra (en caso de que no sea usted directamente) pase a seguir sus indicaciones.

  • Otro caso para comparar: Estados Unidos.

    "How Airlines Can Repay Taxpayers for Billions in Subsidies by Improving Jobs, Security and Services".

    http://www.laane.org/downloads/ShortchangedStudy

  • Interesante artículo. En transporte aéreo y en general las ayudas a compañías aéreas en la medida que distorsionan la competencia son ilegales. Existen recomendaciones de la Comisión Europea a este respecto (Community guidelines on financing of airports and start-up aid to airlines departing from regional airports). En nuestro país seguimos empeñados en “crear mercado” donde no lo hay y si hiciese falta hasta “regalar la estancia en los hoteles”. Todo por que lleguen turistas al país…Un despropósito más entre muchos. No obstante me gustaría llamar la atención sobre otro tipo de subvenciones que afectan al sector aéreo en nuestro país y que igualmente son merecedoras de un análisis económico riguroso: las subvenciones a los residentes en las islas. Merece la pena ver cómo están arbitradas, cómo se gestionan, cómo afectan a los precios finales. También merece la pena analizar las implicaciones de equidad que traen consigo. Seguro que nos llevamos alguna sorpresa.

  • Juan Santaló:
    Y si las vacas volaran, serian vacas voladoras,...
    El problema es que AENA no le da la gana de ajustar a mercado los costes. Y ya hace muchos años que en principio se tenia que transferir el aeropuerto a la Generalitat y no hay manera...
    Yo no digo que este bien solventar una regulación con otra, pero si hay una que no depende de ti que se puede hacer aparte de patalear un poco?

    Y referente al impacto de la subvencion decir que antes de RyanAir hace más de 10 años este aeropuerto era un autentico campo de patatas donde no habia ni un vuelo regular al dia, y desde entonces en 10 años los vuelos han augmentado más de un 600%.

  • Estimado Juan, está claro que nuestros blogs tienen preocupaciones paralelas y analizan la misma documentación aunque desde distintos puntos de vista. Te dejo el enlace al post que publicamos hace unos días sobre el mismo tema y que creo que también será de interés para vuestros lectores.
    http://hayderecho.com/2011/11/25/aeropuertos-espanoles-s-a-perdidas-y-%C2%BFganancias/
    Algunos datos son francamente asombrosos.

  • José Pablo.
    Desde la opción liberal, que de primeras podría ser la mejor, no deberían existir subvenciones de ningún tipo, lo que probablemente terminaría fatal; pero en el caso del transporte, que es un buen ejemplo, podría ser que funcionara a la perfección.
    Servicios públicos, automóviles, aviones... Podría ser.
    Pero también desde la opción liberal y con la visión de una típica empresa, la subvención es deseable y a veces necesaria.
    Todas las empresas, sean comercios o industrias, pequeñas o grandes, tienen algún producto subvencionado que sirve para crear demanda de otro más interesante y que produce más valía. Otras veces simplemente sobra y hay que venderlo, sea a través de una bajada de precios, añadiéndolo en un pack o con mil trucos más.
    En el caso que nos ocupa y desde el sentido empresarial, el bajo precio del billete aporta beneficios añadidos a un segmento del que tenemos abundancia: servicio turístico.
    Barcelona, por poner un ejemplo, y del que estoy muy decepcionado por razones que no vienen al caso, es una potencia turística a la que hay que cuidar y explotar; la Costa Brava otra, etc. El que los cruceros puedan desembarcar decenas de millares de turistas en pocas horas y a un precio asequible, es un aliciente, el mejor para las navieras; el que aterricen multitud de aviones en los aeropuertos catalanes a precio de saldo lo es para infinidad de hoteleros y toda la industria que se mueve para este fin, incluso llenar los servicios públicos en horas de baja movilidad.
    Lo único que hace en este caso la Generalitat, es seguir el mismo principio de empresa antes citado.
    En cuanto a la buena o mala gestión, es discutible; pero el no disponer de suficientes datos y conocer lo mucho que se ha hecho para atraer a otras compañías, hace que deba confiar que lo hacen bien. Y es que hasta ahora nadie ha podido demostrar lo contrario o convencer que de otra manera sería mejor.
    El problema deviene, porque parece ser que una sola compañía ha conseguido ofrecer el servicio a un precio decente. De ser así, la Generalitat o quien sea, como empresa hace bien en contratarlo.

  • @Ofelia Betancor

    Gracias por la puntualización sobre las guías para este tipo de subvenciones.

  • Parece un artículo sensato, sólo en apariencia. Pero pone el ejemplo de Burgos y Ryanair, aunque Ryanair ni ha volado a Burgos, ni vuela, y probablemente no lo haga nunca.

  • Un efecto no comentado aquí, pero sí indicado por Germà Bel, es el gasto generado en el exterior por los turistas españoles que nos "aprovechamos" de estos vuelos subvencionados.
    Creo también, que debería intentarse un impuesto mundial al queroseno (difíl realmente)

  • El informe de competencia sobre el Sector está aquí:
    http://app.expansion.com/zonadescargas/obtenerDocumento.html?codigo=14350
    Saquen Uds los “Highlights”.

    Del que se pone, creo que lo más importante es:

    “Reducción de la competencia efectiva al incrementarse el poder de mercado de alguna o varias empresas. Este poder de mercado se puede consolidar si la ayuda incrementa sensiblemente la cuota de mercado de un operador preeminente o dominante, o establece una barrera de entrada al mercado para terceros operadores. Todo ello permitirá a los operadores beneficiarios de la ayuda aplicar precios supracompetitivos, en perjuicio del bienestar general”.
    “Reducción de la competencia dinámica. A largo plazo, las ayudas públicas pueden alterar los incentivos de las empresas no receptoras de la ayuda a invertir en la introducción de innovaciones, toda vez que sus perspectivas de explotarlas comercialmente pueden verse reducidas ante el hecho cierto de que un competidor cuente con una ayuda para desarrollar innovaciones en el mismo mercado”.
    Los hosteleros opinaron ¿queremos turismo low cost?
    http://www.hosteltur.com/29167_arac-critica-apuesta-generalitat-low-cost.html
    Los sindicatos elevaron (algo no mucho) la voz:
    http://terranoticias.terra.es/internacional/articulo/ugt_catalunya_generalitat_camaras_iberia_910282.htm
    Y luego…………las consecuencias…….depender de un solo proveedor…..es lo que tiene:
    http://www.expansion.com/accesible/2011/11/25/empresastransporte/1322220496.html
    Los controladores, también arriman el ascua a su sardina….aunque con cierto fundamento.
    http://www.controladoresaereos.org/2011/10/29/espana-llena-aeropuertos-con-dinero-publico-las-aerolineas-reciben-250-millones-en-ayudas-durante-la-crisis/

Los comentarios están cerrados.