El efecto negativo de la corrupción sobre la eficiencia económica: Más evidencia desde Rusia (sin mucho amor)

Cuando salta a la prensa el enésimo escándalo de posible corrupción por la multiplicación de los ingresos del marido de María Dolores de Cospedal (ver aquí ) quiero volver tratar en este post el tema de los efectos económicos de la corrupción que ya se ha discutido en otras ocasiones en este blog (ver aquí, aquí y aquí). En concreto, quiero discutir la novedosa evidencia que aporta la investigación de un colega mío en el IE Business School, Maxim Mironov. Utilizando unos datos excepcionalmente ricos provenientes de la Federación Rusa, Mironov puede estudiar a nivel de la empresa individual los efectos de la corrupción sobre la eficiencia económica.

Tal como explicaba Antonio Cabrales en este post, más allá de consideraciones éticas y morales sobre el reparto de la renta, el efecto de la corrupción sobre la eficiencia del sistema económico puede a priori ser tanto positivo como negativo. En concreto, la corrupción puede actuar como un “efficient greasing” , que me atrevería a traducir como un “untado eficiente”, mediante el cual la corrupción seria una vía utilizada por las empresas para disminuir las ineficiencias propiciadas por una excesiva burocracia. Por ello, la respuesta a la pregunta de si la corrupción es buena o mala para la eficiencia y el crecimiento económico tiene que ser forzosamente de naturaleza empírica. Sin embargo, como anticipara el lector avispado, dada su naturaleza resulta extremadamente complicado medir niveles de corrupción. Generalmente los estudios sobre corrupción y crecimiento económico han empleado medidas subjetivas de corrupción obtenidas mediante encuestas. Otros enfoques han tratado de medir de manera indirecta la corrupción a través de estimar el efecto de las conexiones personales con políticos (ver este post de Vicente Cuñat o este otro de Gerard Padró). La novedad y el valor del trabajo de Mironov consiste en que es capaz de obtener aproximaciones directas del dinero gastado en corrupción de cada empresa rusa a nivel individual. Primero explicare con detalle su novedosa medida de corrupción para ya al final centrarme en los efectos sobre la eficiencia.

Identificando los pagos a sociedades ficticias

Mironov se beneficia de una misteriosa filtración de la base de datos de la sucursal moscovita del Banco Central de Rusia por el que se hicieron públicos datos de alrededor de 513 millones de transacciones bancarias realizadas en la Federación Rusa desde el año 1999 al 2004. Con estos datos, que están disponibles en la red, Mironov ha identificado lo que podríamos llamar “sociedades ficticias” que son sociedades que reúnen una serie de características que las hacen candidatas a ser un vehículo por el que se canaliza la salida de flujos de caja en negro de las empresas rusas. Más concretamente, identifica como sociedades ficticias aquellas sociedades que no pagan impuestos aunque deberían hacerlo según la ley rusa en vigor. El criterio que utiliza para clasificar una sociedad como sociedad ficticia es que cumpla tres condiciones: 1)el ratio de impuestos pagados sobre el flujo de caja sea menor que el 0,1%, los cargas pagadas a la Seguridad Social sean menores a lo que correspondería pagar si tuviera un único empleado y c) el flujo neto de caja es positivo. El autor cruza esta información con otras bases de datos para encontrar que las sociedades fantasma así definidas generalmente poseen otras características sospechosas. Por ejemplo el 70% de estas sociedades fantasma están registradas en una dirección física que coincide con la dirección física de al menos otras 100 compañías. Además, el 19% de estas sociedades fantasma tienen como Consejeros Delegados personas físicas cuya identificación coincide con alguien que declara que ha perdido o le han robado su documento de identificación personal.

Una vez que identifica estas sociedades ficticias, Mironov computa la cantidad de dinero semanal que sale de cada empresa individual rusa con destino a estas sociedades fantasma. Los objetivos de esta salida de capital pueden ser muy variados yendo desde simple evasión fiscal, el robo a los accionistas por parte de los directivos de la empresa, o el pago bajo mano a los políticos a cambio de favores en la contratación de servicios públicos en el que se centra este articulo conjunto de Mironov junto con Elena Zhuravskaya y que discutiré a partir de ahora.

El ciclo electoral de los pagos a sociedades ficticias

Para ver que efectivamente estas cantidades de efectivo desviado en la sombra a sociedades ficticias pueden estar relacionadas con la corrupción a políticos los autores miran como varía este flujo monetario con el ciclo electoral en aquellas empresas que se benefician de la contratación pública. A modo de ejemplo, ven que ocurre con las transferencias a sociedades ficticias de la compañía Inteko, que es una empresa propiedad de Yelena Baturina, esposa del alcalde de Moscu, la mujer más rica de Rusia y la tercera mujer más rica del mundo según Forbes. Los orígenes de su fortuna presuntamente están relacionados con los contratos públicos obtenidos del ayuntamiento que dirigía su marido.
Pues bien, la Figura 1 muestra como la cantidad de efectivo desviado a sociedades ficticias por Inteko se dispara en las cercanías de las fechas electorales. Más concretamente en los cinco meses que envuelven las elecciones municipales de Moscú y las elecciones presidenciales de Rusia, desde Noviembre del 2003 a Marzo del 2004, Inteko desvió a sociedades fantasma un total de 10,3 millones de dólares. En comparación, en los cinco meses anteriores a Noviembre del 2003 y los cinco meses posteriores a Marzo del 2004, la cantidad canalizada a sociedades ficticias fue “sólo” de $1,1 millones.

imagen_1_modificada

Los autores muestran que el caso de Inteko no es una excepción. Este desvío de fondos a sociedades ficticias se dispara en las cercanías de fechas electorales en las empresas cuyos ingresos por contratos públicos son superiores al 5% del total de los ingresos. Estas transferencias en negro se incrementan un 47% en las semanas que incluyen cuatro semanas antes y cuatro semanas después a las elecciones regionales. Sin embargo, en las empresas no relacionadas con la contratación pública este efecto electoral es inexistente.

Las consecuencias del pago a sociedades ficticias en época electoral

Armados ya con cierta evidencia de que efectivamente estas transferencias a sociedades ficticias captura corrupción a políticos, los autores estiman la relación entre las transferencias en negro a estas sociedades ficticia en periodo electoral y la obtención de ingresos por contratos con el sector público. Como podríamos esperar, encuentran que hay una probabilidad mayor de conseguir contratos públicos cuanto más dinero se desvía a sociedades ficticias en los meses cercanos a las elecciones. Además, los autores descubren que el dinero negro invertido de esta manera en época electoral es una buen inversión para las empresas rusas . Con los $30.000 que la empresa media paga en corrupción (medido como dinero de mas que sale a las sociedades ficticias en época electoral), consigue un valor esperado de $100.000 en contratos públicos.

Por último, y de manera crucial para el debate acerca de los efectos de la corrupción sobre la eficiencia y el crecimiento económico, los autores investigan la productividad de las empresas que con mayor probabilidad consiguen contratos públicos de manera fraudulenta. Intuitivamente, si las empresas más productivas son las que obtienen los contratos públicos de manera sospechosa no se podría rechazar la teoría de la corrupción como un “untado eficiente”. Por el contrario, si las empresas menos productivas son las que consiguen los contratos públicos con estas transferencias en negro, el efecto negativo de la corrupción sobre la asignación de recursos quedaría meridianamente claro. Precisamente esto último es lo que descubren, la productividad de las empresas que se benefician de la contratación pública es menor cuanto más corrupta es la localidad rusa donde se otorga el contrato. Es decir, la corrupción beneficia a las empresas menos productivas en perjuicio de las más productivas al menos en lo que se refiere a la adjudicación de contratos públicos. El trabajo de Mironov es evidencia directa de cuan dañina es la corrupción para la eficiencia económica. Más motivos para redoblar la lucha contra la corrupción en España!

Hay 5 comentarios
  • Buenos días. Me ha gustado mucho este post. Yo soy un novato en todos estos temas, pero me gustaría hacer un par de preguntas, aún a riesgo de delatar mi ignorancia.

    1) A pesar de los efectos perniciosos de la corrupción favoreciendo empresas poco productivas, ¿existe algún estudio sobre la influencia de la corrupción en la generación / destrucción de empleo (probablemente a nivel local)? Me temo que en situaciones como la de España, nuestros políticos no se preocupan mucho por la productividad, sino por la creación de empleo en términos absolutos (no se en Rusia...).

    2) En la misma línea, ¿existe algún estudio tratando de correlar el "perfil educativo" de los países (o regiones) con los niveles de corrupción? Lo que quiero preguntar en el fondo es si la educación puede ser una herramienta para disminuir la corrupción en una sociedad, aunque sea en el largo plazo.

    ¡Muchas gracias!

  • No estoy seguro de haber entendido bien lo siguiente. Los 30.000$ que la empresa media paga en corrupción, ¿los paga para obtener un contrato de 100.000$? Me parece un retorno bastante pobre. Si la ejecución de los contratos es real (o más o menos real), apartentemente el beneficio sería exiguo. Al menos de acuerdo con unos parámetros "normales". Sería interesante comprobar si esos contratos públicos se llevan a cabo.

  • Quereis que las empresas sean productivas y que den dinero a los familiares de los politicos. Y las dos cosas no pueden ser.

  • Muchas gracias Juan y Maxim, buen trabajo, me encanta que de vez en cuando mostréis algo de lo que pasa en Rusia (tiene un papel muy importante en el mundo y en Europa más) bien fundamentado con datos. Este otro artículo también me sorprendió y las lecciones que se pueden sacar sirven globalmente:
    https://drugevijesti.info/?p=27981

    Saludos

  • Impresionante la base de datos.

    Lo peor de la corrupción, creo yo, no es si la empresa escogida es más productiva o menos, sino cómo destroza los incentivos, haciendo que se dedique un esfuerzo desmesurado a cuestiones redistributivas que en neto no generan nada positivo. Si ese esfuerzo se dedicara a producir...

    Me recuerda a la sensación extraña que tiene uno cuando viaja un cierto tiempo a Japón: cuando estás en un sitio en el que es inconcebible que alguien te robe, empiezas a darte cuenta de cuánto esfuerzo dedicas en tu vida cotidiana a proteger lo tuyo, y de cuánta felicidad te genera olvidarte de esos temas y dedicarte a otros más productivos.

    Y es que este tipo de cosas deberían ser vergüenza nacional:
    http://www.slate.com/blogs/business_insider/2013/09/25/reader_s_digest_wallet_experiment_ranks_most_honest_cities.html

Los comentarios están cerrados.

www.optiontradingstrategies.net/binary-options-brokers/

http://velomarket.org.ua