- Drugevijesti - http://drugevijesti.info -

Evaluación de las competencias en Matemáticas a los 9-10 años en España: TIMSS 2011

Aunque las escasas competencias en Matemáticas de nuestros alumnos ya han sido analizadas anteriormente en nuestro blog por algunos de nuestros colaboradores ([aquí] y [aquí]), quisiera actualizar nuestro conocimiento con información adicional que acaba de ser publicada. Me refiero al informe que contiene un análisis detallado de los resultados que alcanza España en dos estudios internacionales de educación realizados en 2011: PIRLS (Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora) y TIMSS (Estudio Internacional de Tendencias en Matemáticas y Ciencias) [].

PIRLS y TIMSS son dos pruebas desarrolladas por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo, que es pionera en la realización de este tipo de estudios desde los años 60. PIRLS se centra en la evaluadión del rendimiento en comprensión lectora, mientras que TIMSS examina el rendimiento en matemáticas y ciencias valorando tanto la dimensión de contenido en estas dos áreas como la dimensión cognitiva. En total 48 países han participado en PIRLS y 63 en TIMSS. En la edición de 2011, los alumnos participantes se encontraban en 4º curso de Educación Primaria (9‐10 años).

Sin menoscabo de la importancia de la adquisición de competencias en comprensión lectora, que no discuto, en esta entrada me centraré en los resultados del informe en cuanto a la competencia en Matemáticas en la última edición del estudio de TIMSS fundamentalmente por los bajos resultados que alcanzamos con respecto a los países de nuestro entorno. Dado que las pruebas se realizan en el último curso de educación primaria, las competencias alcanzadas con los números naturales son centrales y abarcan el 50% de los ítems evaluados.

Los promedios globales de los países participantes se expresan en una escala continua con un punto de referencia central de 500 puntos. Este se utiliza como punto de referencia que permanece constante en los diferentes ciclos de cada estudio. El promedio de todos los países participantes en TIMSS‐matemáticas 2011 es de 491 puntos. España ha logrado 482 puntos, por debajo de la media de la OCDE. Rumanía y Polonia son los únicos países europeos que tienen menor puntuación media que España, aunque las diferencias no son significativas. La diferencia con países anglosajones como Inglaterra o Estados Unidos es de unos 60 puntos. La distancia con la puntuación de Hong Kong‐China, el país con mayor media, es de 120 puntos.

Aproximadamente la mitad de los países en TIMSS‐matemáticas tienen puntuaciones superiores al punto de referencia de 500 puntos. En general, el mayor desarrollo económico y cultural se relaciona con los países situados por encima del mismo. La puntuación de España, inferior a la de la mayoría de los países de nuestro entorno, parece reafirmar la necesidad de revisar la atención dedicada a las matemáticas en el sistema educativo español. Dado que es una materia instrumental, resulta fundamental que los alumnos tengan una buena formación inicial en esta área como base para futuros aprendizajes.

La distancia de España con la media OCDE es mayor en TIMSS‐matemáticas (40 puntos) que en PIRLS‐lectura (25 puntos). España, en PISA 2009, obtuvo una puntuación en matemáticas sin diferencia significativa con Hungría, Estados Unidos, Irlanda, Portugal e Italia. En TIMSS todos estos países tienen medias superiores a la española.

Otro resultado interesante y preocupante es el que se desprende de los porcentajes de estudiantes con resultados extremos – muy bajos o muy altos. Con respecto al primero de los extremos, los resultados revelan que en España hay un 13% de alumnos con resultados muy malos (por debajo de 400 puntos). En la OCDE este porcentaje es casi la mitad (7%). Algunos países de nuestro entorno, como Países Bajos y Bélgica (zona Flamenca), y otros más alejados, como Hong Kong‐China solo tienen un 1% de alumnado en este nivel muy bajo.

Podemos relacionar este porcentaje de alumnos en el nivel inferior con el obtenido en el informe 2009 de PISA (recordemos que las pruebas de PISA se realizan a alumnos de 15-16 años). En PISA 2009, España tenía un 24% de alumnos en nivel muy bajo, parecido
porcentaje al promedio OCDE (22%). Sin embargo en TIMSS‐matemáticas España está a mayor distancia del porcentaje de la OCDE, un 13% frente al 7% respectivamente.

En cuanto a los resultados del extremo superior – puntuación por encima de los 625 puntos, España solo consigue un 1% de alumnos, el más bajo de los países de la OCDE y de la Unión Europea. En el ámbito internacional, las diferencias entre países son notables. Hong Kong‐China, con un 37% de alumnos, Irlanda del Norte, con un 24% e Inglaterra con un 18% son los países con mayor porcentaje de alumnos en nivel avanzado. Si relacionamos estos resultados con los porcentajes obtenidos en PISA, España tenía un 8% de alumnos en nivel avanzado frente a un promedio OCDE del 13%. En TIMSS‐matemáticas estos porcentajes son el 1% y el 5% respectivamente.

En definitiva, si se comparan los alumnos en nivel muy bajo España está a mayor distancia de la OCDE en TIMSS‐matemáticas que en PISA 2009. Además también tiene menor porcentaje de alumnos en nivel avanzado.

Estos datos muestran que el sistema educativo español debe realizar un esfuerzo para atender de manera adecuada a los alumnos que presentan dificultades desde EDADES MUY TEMPRANAS. El origen NO está en la educación secundaria, sino mucho antes. Además, es necesario prestar atención a los alumnos de nivel avanzado para lograr que la presencia de alumnos con resultados excelentes se incremente. Para la sociedad en general, conseguir altos grados de competencia permite mejorar la competitividad del país y contribuye a la innovación. Para los alumnos supone sin duda la posibilidad de acceder a puestos de trabajo de mayor cualificación.