De Adendas y Demás

España sufre de muchos problemas. Pero el más importante de ellos, con diferencia, es la gran cantidad de españoles que se oponen al cambio. Unos lo hacen porque no han entendido el mundo en el que vivimos en 2013 y se apegan a concepciones obsoletas. Otros lo hacen por defensa de unos intereses particulares.

La adenda al informe de la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Universitario Español, firmada por Oscar Alzaga y Mariola Urrea, es un triste ejemplo de esta resistencia al cambio. La adenda es una oda a la mediocridad y al caciquismo que ha plagado la universidad española por generaciones. A mayores, es un reflejo de lo peor de nuestra tradición intelectual, mezclando por igual medida pedantería pseudo-erudita con endebles argumentos. Me resultaría complejo, aunque me pagasen generosamente por ello si fuera un lobista de escasa moralidad –actividad a la que se dedican con entusiasmo muchos antiguos políticos fracasados que pululan por Madrid- escribir una defensa más acentuada de las élites extractivas que plagan España.

La adenda comienza con una afirmación sorprendente: “el nivel docente e investigador de la mayoría de nuestros centros públicos de enseñanza superior es, sinceramente, alto”. No. Esto es más falso que un duro de cuatro pesetas. La gran mayoría de las universidades y facultades españolas son malas. Con respecto a la investigación, no son tan malas como hace unas décadas y, algunos departamentos concretos han comenzado a jugar en las grandes ligas mundiales de la ciencia, pero ahí están los rankings internacionales que claramente no colocan a los centros españoles en lo más alto de las tablas. Con respecto a la enseñanza, las universidades españolas preparan, en un preocupante porcentaje, estudiantes especializados en tomar apuntes, comprar libros de texto escritos por el cátedro de turno que no son más que refritos insulsos de previos trabajos y reproducir, de manera acrítica, los contenidos de los mismos en exámenes escolásticos pero que no están preparados para desenvolverse en una economía globalizada de manera creativa e independiente. El que muchos de nuestros estudiantes salgan al extranjero y lo hagan muy bien es más “a pesar” de la universidad española que “gracias” a la universidad española.

El único argumento que ofrece la adenda para sostener tan peregrina afirmación es una apelación a la buena imagen del profesorado en las encuestas. Este argumento es a la vez irrelevante y absurdo. Es irrelevante porque la encuesta no pregunta por la calidad de la investigación sino por la valoración del profesorado, que es algo bien distinto. Es absurdo porque la evaluación científica no se basa en la opinión de la mayoría sino en la de los expertos. Yo mismo únicamente puedo valorar la calidad de la investigación en economía y parcialmente (dado que hago algo de historia económica) en historia. Pero yo no puedo valorar en absoluto la investigación en física y me tengo que fiar de lo que me dicen los físicos que han sido reconocidos por otros físicos como los mejores de su profesión. Por tanto, mi respuesta a una hipotética encuesta sobre la calidad de la física en España es, como la del 99.99% de los españoles, de nula utilidad.

Tras este vergonzoso comienzo, la adenda es capaz de descender a niveles aún más bajos. Enseguida entra en una discusión condescendiente de los que tenemos un “vínculo emocional” con las universidades anglosajonas y a los que se nos acusa, en palabras bonitas, de ser ingenuos y de no entender cómo funciona España. Todo lo contrario. Precisamente por estar fuera de España comprendemos mejor que los que han construido su carrera en una universidad profundamente provinciana como lo era la española de los años 60 y 70 que las cosas se pueden llevar de otra manera y que los españoles, cuando nos dejan librarnos de los caciques, somos capaces de hacerlo muy bien.

La adenda advierte luego de que una reforma a fondo de la universidad española sería de difícil encaje en nuestro marco jurídico. No entiendo muy bien porque esto es argumento contra la reforma universitaria y no contra nuestra legislación. El ordenamiento jurídico española hace aguas por todos sitios y requiere una modificación profundísima. Las leyes están para servir al conjunto de la sociedad, no al contrario. Las leyes españolas actuales, incluida la gran parte de nuestro derecho público, han agotado su recorrido histórico y no sirven a nuestros intereses nacionales.

La adenda pasa luego a hablar sobre la selección del personal docente e investigador para defender una concepción funcionarial y formalista de este proceso. Aquí debo ser franco y clarificar mi posición (que tampoco concuerda con la del informe mayoritario): no creo que ningún profesor universitario tenga que ser funcionario. En Estados Unidos –como ocurre, por otra parte, en muchos países- las universidades públicas funcionan muy bien sin que los profesores sean funcionarios. Los profesores son, eso sí, empleados públicos sujetos a una legislación diferente que la de un trabajador en el sector privado en ciertos aspectos pero, de manera fundamental, tienen una relación laboral como la que tendrían con cualquier empresa. Las universidades públicas americanas (UCal, Minnesota, Penn State, Ohio State, Michigan, UIUC, Texas y tantas otras) tienen plena libertad de seleccionar a sus profesores y de promoverles de assistant profesor a associate y de associate a full como mejor les parezca.

UCal-Berkeley, por poner un ejemplo, es una universidad que deja en la más triste cuneta a todas las universidades españolas –públicas y privadas- porque provee los incentivos correctos a los profesores para que investiguen y enseñen. Y sí, los profesores en Berkeley también enseñan y apostaría mucho dinero que lo hacen bastante mejor que todos los que protestarán esta entrada con el argumento “pero si lo que importa de verdad es enseñar bien”, que en realidad quiere decir “dictamos los apuntes lentamente para que los estudiantes no se quejen”. De igual manera los departamentos de Berkeley tienen incentivos para seleccionar a sus profesores entre los mejores y no entre los amigos pues la excelencia es recompensada y la mediocridad castigada.

Alguno me dirá: “claro, pero es que UCal-Berkeley tiene muchísimo más dinero”. Sí, lo tiene, y la universidad española necesita más dinero, pero dar más dinero a los caciques actuales sería malgastarlo. Un incremento de la financiación solo se justifica con un cambio previo en la gobernanza.

Intentar garantizar la correcta selección de profesorado mediante procedimientos como una habilitación o un tribunal oral es construir castillos en el aire (¿de verdad, un tribunal oral? ¿En 2013? Ya puestos, organicemos un torneo medieval entre los candidatos, que al menos es más pintoresco y podemos vender entradas a los turistas extranjeros). Es creer en lo que mi profesor de mercantil de la carrera llamaba “el torticero y atávico formalismo del derecho español”, la ingenua opinión de que con los procedimientos adecuados, el sistema se cambia (y, por supuesto, con el funcionario de turno que pone sellos por triplicado en la fotocopia compulsada del título A, en el formulario XC107 y en el certificado de vacunación de mi perro). No. Los resultados se obtienen cuando los incentivos son los correctos, no cuando el BOE produce la última rocambolesca regulación.

La adenda también defiende el carácter funcionarial como un requisito de la libertad de cátedra. El argumento aquí es de nuevo peregrino. Comienza con una historieta del rey de Hannover. En primer lugar esto no viene a cuenta ¿Qué pasa? ¿Qué en Estados Unidos, o en todos los países donde los profesores no son funcionarios, no hay libertad de cátedra? Al contrario, como yo en persona he tenido que sufrir varias veces en los últimos meses, las consecuencias para un académico en España de meterse con el gobierno son más serias que en Estados Unidos, incluidas ridículas filtraciones a la prensa por aquellos que presumen de lo que en realidad no son. Segunda, y esto es más triste, demuestra una concepción decimonónica de la historiografía que sería objeto de burla generalizada en cualquier seminario de historia de un departamento serio fuera de las fronteras nacionales. O como me decía ayer un gran abogado de Madrid, la adenda tiene concepción de “jurista ancien regime (esa actitud pedantuela, erudita y suficiente)”. El argumento hace referencia luego a la constitución y a la jurisprudencia del constitucional, haciéndoles decir cosas que, obviamente, no dicen.

La adenda tiene una segunda parte sobre la gobernanza de la universidad. Aunque mi juicio es igualmente crítico, no voy a entrar en mucho detalle en su análisis ya que en muchas ocasiones he explicado que el actual sistema de selección de rectores en España es ridículo. Sustituirlo por otro donde los profesores en un consejo (con cierta representación de otros grupos) deciden quién es el rector tampoco soluciona nada pues seguimos sin cambiar los incentivos. Y no, seleccionar el rector por otros métodos no viola la libertad universitaria (de nuevo me refiero al ejemplo de todos los países que así lo hacen). Al contrario, al dotar a la universidad de la gobernanza adecuada la afianza y limpia el proceso de selección de la alta gerencia universitaria que en estos momentos ha sido, como en tantos otros ámbitos de nuestra sociedad, invadido por la política.

Concluyo aquí pues ya me he extendido en exceso y creo que el lector tiene claro mi opinión sobre el asunto. Solo me queda añadir una cosa. Llevo en este negocio de escribir para el público en general el suficiente tiempo para saber perfectamente que es lo que me van a decir en los comentarios. Muchos me dirán que soy un borde: pues sí, soy un borde y lo soy porque España está en una situación crítica y con buenas palabras y falsos consensos nos hundimos. No fuimos claros cuando se nombró a Rodrigo Rato en Bankia o a Narcís Serra en Caixa Catalunya y así nos ha ido. Como no me dedico a esto para ganar ningún concurso de popularidad me parece que decir las cosas claras es fundamental.

Muchos otros comentarios me dirán que tengo algún interés personal (“volver a España”, “que le hagan ministro de natación y waterpolo”, “vengarse de que le suspendiesen la oposición a sereno en Toledo”, “que le cambien el nombre al Bernabéu a Estadio Villaverde”, “que nombren a su gato rector de la Universidad de la Rioja”, ¡ah la imaginación de algunos es inacabable, realmente Hollywood les pagaría millones!). Pues no. Miren ustedes, yo marché a Estados Unidos cuatro semanas después de acabar la carrera, llevo aquí desde entonces de manera ininterrumpida y soy catedrático en una universidad que no está mal considerada. Mis condiciones económicas y de carga docente serían impensables en España (y con razón pues no creo que España se las pueda permitir) y, lo que es más importante, mi vida y mi familia está en Estados Unidos, un país que por otra parte me gusta mucho por lo profesional y serio que es. No voy a volver nunca a la universidad española. Es por ello que desde el punto de vista meramente egoísta, la verdad es que el que la universidad española se hunda o triunfe no me afectaría en absoluto. Si escribo estas cosas es porque me parece que tengo una obligación de ayudar a España en lo que pueda y es el cumplir con mi deber, tal como yo lo entiendo, lo que incrementa mi utilidad.

Hay 118 comentarios
  • Jesús. Olé. Se le echaba en falta, y estoy muy de acuerdo con el diagnóstico (y con la mayoría de los comentarios) sobre la situación de la universidad. Y me gustaría añadir que en Economía...la situación todavía es peor!. Salvo excepciones (UC3m, Pompeu, CEMFI, básicamente y honrosas excepciones en otras). La selección de catedráticos es lamentable. Primera Ley. Chupe usted el culo del poderoso del departamento. Y a los hechos me remito. Revisen ustedes el curriculum del catedrático" medio" español. Extensión: 129 páginas incluyendo fotos, post de y entradas en blogs. Publicaciones con peer review en revistas buenas: lost in translation. Eso sí, luego Niño Becerra Style, a escribir libros con recetas sobre la crisis y a salir en televisión. No se pase usted por la sección de libros de Economía del corte Inglés, porque se puede quedar en el sitio...

  • Sé que el informe bueno podía haber sido mejor, pero Garicano hizo bien en quedarse. No es perfecto pero contiene una denuncia clara y supone una fuerte restricción para cualquier reforma que quiera hacer este gobierno. No pueden obviarlo. Si aplican lo que contiene habrá una revolución meritocrática.

    Conozco la universidad española, y ya se agitan. El informe ha escocido. A algunos les queda poco para jubilarse pero no soportan que les digan que todo es una farsa, incluidas sus vidas académicas, aunque lo saben, y saben que los demás lo sabemos y que sabemos que lo saben.

    Me quedo con estas citas, que suscribo:

    - "La universidad española necesita más dinero, pero dar más dinero a los caciques actuales sería malgastarlo. Un incremento de la financiación solo se justifica con un cambio previo en la gobernanza."

    - "No creo que ningún profesor universitario tenga que ser funcionario. "

    - "Los resultados se obtienen cuando los incentivos son los correctos, no cuando el BOE produce la última rocambolesca regulación."

    - "La adenda también defiende el carácter funcionarial como un requisito de la libertad de cátedra. El argumento aquí es de nuevo peregrino. (...) ¿Qué pasa? ¿Qué en Estados Unidos, o en todos los países donde los profesores no son funcionarios, no hay libertad de cátedra?"

    - "Si escribo estas cosas es porque me parece que tengo una obligación de ayudar a España en lo que pueda y es el cumplir con mi deber".

  • TE APLAUDO
    Los comentarios a los que te refieres son un reflejo del mal que padece esta sociedad española de señoritos envidiosos infantiles.
    Estudié primaria y secundaria en colegios anglosajones en diversos países extranjeros y gracias a esos años tengo la cabeza que tengo.
    Volví a España a estudiar en la Complutense porque mi madre me dijo que de lo contrario siempre me sentiría desarraigada, razón tenía y me alegro de haberle hecho caso, pero aprender lo que se dice aprender... poco. Recuerdo mi estupefacción ante un profesor que "dictaba" en clase los apuntes.
    Curiosamente ha sido estudiando una oposición donde volví a recuperar mi materia gris y mi amor por el estudio y los discursos (de los de verdad, no de los de leer lo que uno lleva escrito).

    • Claudia:

      Yo tuve uno en hacienda publica de tercero de la carrera que incluso decia "coma" o "punto y seguido" al dictar. Era ridiculo. En un mundo con fotocopiadoras era algo demencial.

      • Supongo se refiere a 1992 y, en consecuencia, se están usando experiencias personales de hace 20 años para describir la realidad de 2012.
        Que en España hay vicios graves en nuestro sistema educativo por haberse creado a imitación del sistema de oposiciones y para nutrir de opositores a la universidad es obvio y parte de mi tesis doctoral estudiaba este fenómeno.
        Sin embargo, la universidad de 2012 no es la de 1992. Los profesores con estas prácticas docentes (que sólo son mayoritarias, a día de hoy, en las facultades de derecho), tienen las clases medio vacías y los estudiantes se descargan los apuntes de Patabrava u otros portales, preparan el temario y lo cantan.
        El resto de profesores usa aulas virtuales y dirige prácticas con mayor o peor fortuna. Los problemas provienen de a) falta de tradición pedagógica fuera del follow the handbook. Eso estamos aprendiendo, si los pedagogos dejan sus teorías y cursillos y nos dan libertad para el único método de aprendizaje que funciona: ensayo-error. b) Caos bolónico: el enfoque práctico de los grados se ha transformado en burocracia y sistemas de control para dar más poder a los cargos de responsabilidad académica y que monopolicen el poder en detrimento de la comunidad universitaria que enseña e investiga. c) DOCENTIA es síntoma de estos problemas más que su remedio, pero veo mucho tópico en los debates y poca discusión pública sobre DOCENTIA, ya que conocer este monstruo requiere tiempo y esfuerzo. d) Malos hábitos de estudio inculcados en la secundaria

        • No, no es 1992. Yo estuve en cuarto en 1994, no me hagan dos años mas viejo 🙂 (pero da lo mismo).

          Un amigo mio (no voy a dar detalles) esta hoy, en 2013, haciendo un master en una facultad de economia (no la C3 o la UPF) y me cuenta lo que le hacen los profesores, que incluye dictar apuntes. Desconozco lo extendidas que estan estas practicas hoy, pero no son cero.

          Y solo hay que ir a cualquier libreria española para ver los manuales y libros de texto al uso en nuestra universidad. Debe de haber tres docenas de libros llamados "lecciones de economia española" o similar, a cual peor que el anterior y que son los refritos de las antiguas notas de clase o la compilacion de articulos desconexos de los amigos del catedro.

  • Creo que una clave fundamental está aquí: "Con respecto a la investigación, no son tan malas como hace unas décadas y, algunos departamentos concretos han comenzado a jugar en las grandes ligas mundiales de la ciencia..."
    La universidad estaba en movimiento, sobre todo desde la LOU de Pilar del Castillo, y esa ley estaba ya produciendo efectos estupendos. Una foto fija de la universidad no tiene sentido. Después, las medidas anti-crisis del gobierno lo que han hecho ha sido destruir la trayectoria: colectivamente, los científicamente más productivos eran los jóvenes no funcionarios, incentivados por una dura competencia, que iban ganando peso demográfico y tirando de la mejora de la universidad. Sin embargo, los recortes les echan a ellos en la calle... con el único criterio de que no son funcionarios. Las medidas de Wert de abril, multiplicando la carga docente de los funcionarios sin sexenios, hace que para labores docentes ya no sean necesarios esos jóvenes competitivos, y como no hay dinero y sus contratos tienen fecha de caducidad...
    Resultado: traición al sistema universitario español, destrucción de los polos de competitividad y recreación forzada de los peores aspectos de la universidad. Esta traición evidente, así como los intereses en el sistema educativo de muchos decisores clave, que compiten contra la universidad pública, que hace que tengamos que desconfiar de la voluntad política y los intereses de quienes van a usar, leyéndolo a su gusto, el informe de la comisión.

    • dpcereza:
      tienes toda la razon, estas poniendo el dedo exactamente en la razon por la que la extrema dualidad de nuestra economia nos preocupa tanto. En sector financiero, en hospitales, en universidades, y en toda nuestra economia, el que se va no es el que peor o menos trabaja, sino el que es mas facil de despedir. El "jeta" esta protegido por la legislacion laboral, y el trabajador, a menudo joven, eventual, contratado temporal, es, tragicamente, de "usar y tirar". En los hospitales, el trabajo lo han estado haciendo los interinos y contratados. Estos no se benefician de su esfuerzo, sino que es probable que vean la puerta. En las universidades, como muy bien dices, lo mismo. El investigador motivado, que se deja la piel por publicar bien, que tiene iniciativa, etc. es el que se va; el "ilustre" profesor "de los apuntes" esta tan pancho en su plaza de funcionario, convencido de que "la merece" porque paso un examen 40 anhos antes.
      Yo creo que sin duda hay que caminar hacia la desfuncionarizacion de todo el sistema; desgraciadamente, nuestra propuesta no pudo hacer esto. Una consecuencia desastrosa de los de la "addenda" es que hicimos un esfuerzo enorme por acercarnos a sus posturas "descafeinando" las propuestas, y luego, claro, el dia de presentar el informe te aparecen igual con una enmienda a la totalidad, que de haberla sabido hubiera facilitado mucho nuestro trabajo, porque no hubieramos descafeinado nada. Hay quien dice que no debi estar en el comision dada su composicion, y te garantizo que me lo he planteado muchas veces. El trabajo "posibilista" es extremadamente ingrato, porque estas siempre planteandote si debes seguir o no... Pero decidi hacerlo, y me he alegrado al final.

      • Comparto plenamente el comentario de dpcereza. Está bien rasgarse las vestiduras y tal, pero sinceramente creo que la Universidad ya llevaba desde la LOU rehaciéndose muy positivamente. Apenas hay casos de gente que haya ingresado en la universidad española en los últimos años y que no sea muy competitiva en investigación internacional y si los hay lo tienen muy difícil, las bases estaban puestas. Que la universidad no es todavía la bomba, pues sí, pero no por los procesos de selección que se estaban aplicando en la actualidad, sino por la inercia de años anteriores en los que entró un profesorado con otro perfil muy diferente al que se exige actualmente.
        Las medidas de ajuste están rompiendo con la dinámica competitiva que existía y haciendo que sea imposible capturar el talento que creamos. Estoy muy de acuerdo con F-V, pero somos la novena potencia científica mundial, muy por encima de nuestra posición por PIB o inversión en I+D, SOMOS MEJORES EN CIENCIA QUE EN DEPORTE. Es cierto que hay mucha gente en la universidad que no hace nada de investigación, pero dados estos resultados medios, sólo se explica por altos niveles de excelencia en el nuevo profesorado que se estaba incorporando.
        Hay cambiar cosas, pero también darse cuenta de los retardos entre medidas y resultados y tener cuidado en no cambiar justo lo que funcionaba bien.

        • ¿Has mirado qué porcentaje sobre el PIB invertimos en I+D, en proporción con el resto del mundo?
          ¿Has comparado su relación por habitante con algunos países del tercer mundo?

          • Aquí están:

            http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_el_gasto_en_investigaci%C3%B3n_y_desarrollo_I%2BD

            • Y por el eurostat para compararnos con nuestro entorno:

              http://www.eustat.es/elementos/ele0003200/ti_Gasto_en_ID__PIB_por_pais1996-2008/tbl0003292_c.html#axzz2Lus8MdUj

              No entiendo la comparación con los países del tercer mundo, seguro que gastamos más, pero nuestra producción es muy superior:

              http://www.scimagojr.com/countryrank.php

      • Luis, yo también me alegro de que te mantuvieras en la Comisión, a pesar de descafeinar las propuestas como dices.

        Sobre la dualidad en la sanidad, el otro día un buen amigo me contó algo que me dejó PERPLEJO. Él es neurólogo, residente de último año en un gran hospital de Madrid (bueno, era, no soportaba más la situación y se ha ido a investigar un tiempo a un hospital en EEUU), y me dijo: "en mi Hospital, a los contratados que no nos renuevan, los jefes nos están diciendo Tú sigue viniendo a diario aunque no te renovemos, que así yo me acuerdo de quién ha estado y quién no...".

    • Sinceramente, la LOMLOU de 2007 ya marcaba un camino de desfuncionarialización reforzado con la Ley de la Ciencia aprobado por el anterior gobierno. EL tenure track español “debía” ser: contrato Predoc, contrato postdoc, PAD (3-5 años), PCD y titular. Se llegaba a titular-funcionario con 45 años con suerte. Además, la nueva Ley de la Ciencia permitía crear contratos ad hoc, con condiciones laborales decididas por los centros que permitían un perfil más investigador para evitar el uso torticero que se hacía de la docencia para promover a los de la “casa”. El diseño no era malo, el problema era la perversión de este diseño, una perversión que algunas facultades y universidades promocionaban, pero otras no.
      No entiendo este mantra de la desfuncionarialización, porque demuestra desconocimiento de la realidad actual de la universidad y los OPIs de 2012, porque desde que estoy en el mundo académico hace ya 8 años, sólo he visto un PCD convertirse en titular funcionario. En la universidad española, la mayoría de jóvenes investigadores somos PAD, asociados o becarios y nadie estaba pensando en “ser funcionario”. Sólo en tener unas condiciones laborales que diesen seguridad jurídica, porque llevamos tres años con la espada de Damocles sobre la cabeza: de un día para otro podemos irnos a la calle si el ministro o el Rector tienen que cuadrar sus números sin perjudicar a los que importan. Y si no nos vamos a la calle, nos cambian draconiana y discrecionalmente las condiciones del contrato.

  • Creo que la universidad española simplemente se ha adaptado a aquello para lo que se ha diseñado: ofrecer un servicio público "universal" orientado a que todo el mundo pueda acceder a una carrera universitaria de una calidad si no excelente, al menos "razonable". La inmensa, enorme mayoría de los alumnos ni se plantean a qué universidad van a ir, simplemente vas a la que esté más cerca de casa que tenga lo que quieres estudiar. Esto elimina cualquier interés por la competencia o la excelencia por parte de las universidades. Es por esto que me parece que aun siendo el diagnóstico acertado, el remedio es sumamente complicado e implica cambiar muchas más cosas que van más allá de la propia universidad.

    Una prueba de ello, me parece, es el funcionamiento de las universidades privadas en España. En teoría, y según el informe, deberían ser excelentes porque tienen más incentivos que nadie para captar recursos y no tienen las restricciones para contratación de profesorado que tienen las públicas. Sin embargo, son igual de mediocres que las públicas o incluso peores. Me gustaría equivocarme pero me da la impresión de que son así porque es lo que su clientela les pide: universidades chulas con aulas bonitas en las que se hable en inglés y en las que no sea extremadamente difícil aprobar, por dios, que me cuesta un pico. Mientras la sociedad siga demandando esto, esto es lo que tendrá, la excelencia no va a surgir porque sí.

  • Siendo estudiante universitario (no hace mucho aún) pude asistir en primera fila a las luchas políticas, batallas campales entre departamentos; profesores incompetentes y endiosados; la sustitución a un decano mediocre pero efectivo por un trepa incompetente, compra de votos mediante; escándalos de mal uso del presupuesto en la delegación de alumnos ; departamentos gastando el presupuesto en chorradas y obras extrañas misteriosamente caras...

    Actualmente estoy cursando un máster, y no parece que la cosa haya cambiado demasiado. Por lo que a mi respecta, hace falta como mínimo un buen lanzallamas para limpiar esto.

    También hay profesores excelentes que hacen su trabajo lo mejor que pueden.

  • Luis,

    Hizo bien en seguir, y se lo agradecemos. Sin duda, el sistema tiene que caminar hacia la desfuncionarizacion, pero el trabajo del informe es un paso importante.

  • ¡Bien dicho, profesor Fernández Villaverde!

    Alguien tiene que hablar claro, y parece que a usted eso le gusta.

    Que las leyes y reglamentos no son lo importante, sino los incentivos, lo muestran estos desconocidos artículos 16, 17 y 18, ¡vigentes desde 1985! y por cierto aplicables a los FUNCIONARIOS:

    http://noticias.juridicas.com/base_datos/Anterior/r0-rd898-1985.t1.html#a16

    No es la condición de funcionario, ni la estabilidad en el puesto, ni la libertad de cátedra, lo que impide hoy por hoy el control del rendimiento del profesorado, sino el corrupto funcionamiento del sistema.

    ¿O es que la "tenure" es una rémora en el sistema USA? Quizás sí, viendo alguna de las consecuencias del sistema:

    http://chronicle.com/article/Amy-Bishop-Is-Sentenced-to/134624/

  • Puedo o no estar de acuerdo, aunque dificilmente pudiera discutirlo contigo, por no saber o porque lo poco que sé es de oídas. Todo es según a quién debería creer, si a mi hijo o a ti, pero supongo que también depende de la materia y el lugar donde uno ha estudiado.
    Evidentemente los males están ahí, son indiscutibles y demostrables, aparte que engalzan perfectamente con el entorno que los ha provocado, por mucho que otros quieran convencerme de lo contrario.
    Coincido plenamente contigo, no me queda otra opción, incluso en la forma como lo cuentas; aunque siempre lo hayas hecho así, sin pelos en la lengua y llamando las cosas por su nombre -de hecho yo también lo hago desde mis pequeños púlpitos- Pero, por muchas vueltas que le doy, no encuentro esos comentarios que dices recibir, o quizá tu los veas así, alguno mío posiblemente. Más bien leo agradecimientos, entre ellos los míos.

    Por desgracia este país no tiene demasiado futuro, su idiosicrasia lo gana y solo se mueve cuando llega al límite, cuando la mayoría llega al hambre y a la desesperación. Pienso que deberemos esperar a que eso suceda y luego actuar en consecuencia, antes es una triste pérdida de tiempo.

  • Lo malo de todo esto es que, mucho me temo, el ministro actual va a utilizar el informe para bajar sueldos y/o despedir profesores, que parece ser lo único que le importa, en realidad.

  • No deja de tener cuajo que los escriben lo de “el nivel docente e investigador de la mayoría de nuestros centros públicos de enseñanza superior es, sinceramente, alto” sean, curiosamente, ambos profesores de Derecho, el ámbito en el que resulta más difícil establecer una comparación objetiva con los sistemas universitarios de otros países (también "gracias" al corporatismo patrio, que ha puesto toda clase de trabas a que juristas formados en otros países puedan ejercer en España). Y eso aunque Urrea sea profesora de Derecho Internacional.
    Aunque claro, si juzgamos la calidad de las facultades de Derecho españolas por el funcionamiento del sistema jurídico español...pues bueno, quizás no sea tampoco como para echar cohetes...

    • RC

      Si, es una buena observacion en la que no habia caido. Otra cosa curiosa es que Urrea parece ser una persona (y digo parece porque no he encontrado su CV en la Universidad de La Rioja, esto de tener una pagina web con el CV de uno parece mas dificil de lo que uno se imaginaria) con una "seniority" diferente que los otros miembros del consejo.

      • No sé si es el caso pero igual no hay página web con currículum porque igual no hay currículum que mostrar (en ocasiones pasa).

      • Al parecer, la principal "cualificación" de Urrea es que es tertuliana radiofónica...

  • Bravo, Jesús! Gracias por artículos como éste. Y gracias también a Luis por haber seguido en el proyecto hasta el final.

  • Según creo entender, alguien como por ejemplo, Luis Garicano, cede posiciones ante el conservadurismo institucional para llegar a un consenso que permita algún cambio. Luego el antiguo líder del Partido Demócrata Popular (al que pertenecía el ministro Wert y otros dirigentes del Partido Popular) añade una adenda para hacer prevalecer su posición, aprovechando su cercanía al ministro. Porque supongo que la adenda no ha sido consensuada pero influye igual o más que el propio informe. Interesante conocer la forma en la que la resistencia al cambio ejerce su poder.

    La España del futuro está capturada por la del pasado. La de viejos políticos que tienen garantizado un puesto en alguna inútil institución de rimbombante nombre decimonónico, los líderes sindicales con sus viejos discursos de lucha, esas empresas cuyo mayor talento es tener un lugar en el BOE, los pedantes catedráticos, los medios que garantizan que solo se escuche el discurso de todos éstos. Mientras, los capturados, pueden optar por pudrirse en el paro, dar las gracias porque el próximo mes no se acabe su precario contrato, cerrar sus empresas, emigrar. Y claro, los medios ya se encargan de generar el suficiente ruido para que el foco se desvíe o se disperse hacia algo irrelevante. En el futuro, el cortijo será más pobre, pero lo importante es que seguirá siendo su cortijo.

    La gran pregunta ya no es qué cambios hacer sino cómo llegar a ellos. Por lo pronto, empezar a hablar claro y sin miedo. Fernández-Villaverde, te echábamos de menos.

    • Guillermo

      La historia juzgara cruelmente la aventura del PDP, un partido que siempre vivio de los votos de AP y que solo se caracterizo por dar puñaleras traperas por la espalda en proporcion inversa al apoyo electoral que nunca tuvo.

      Gracias por los piropos

  • Estimado Jesús

    Excelente artículo, excelente visión, como todos tus escritos. Enhorabuena, continua hablando así de claro, es imprescindible.

  • Estoy de acuerdo, Jesús. Quizás no lo pondría en unos términos tan potentes, y sí creo que el tener profesores funcionarios tiene algo de sentido en un sistema tan politizado como el español. Lo que no se entiende de ninguna manera es el abundante personal administrativo funcionario. Eso sí que es un dislate. Pero en fin, creo que tienes razón en todo, esta addenda es un auténtico desastre. A los que tenemos algunas esperanzas de que el informe cambie algo las cosas en España nos preocupa sobremanera que éste tema paralice su aplicación. Es muy importante en este momento la opinión de los que estáis fuera. ¡Por favor no paréis!

  • Como artículos como éste no abundan en la prensa (por cierto, Jesús, ¿por qué no lo envías a El País o a El Mundo?) quiero agradecerlo públicamente, ya que no tengo el gusto de conocerte 'in person'.
    Sí, los siete miembros de la comisión hicimos concesiones a los 'juristas' disidentes en virtud de una cortesía que no merecían y con una ingenuidad por nuestra parte que ahora lamentamos. No obstante creo que el informe, que está hecho no sólo para el Ministerio sino -también- para que la sociedad tenga una información sobre {\it sus} universidades distinta de la oficial que emana de ellas mismas, contiene propuestas que -de aceptarse- configurarían una universidad considerablemente mejor.
    Por cierto, he leido en uno de los comentario que "somos la novena potencia científica mundial". Ya nos gustaría a todos, pero no es así. Precisamente para que no puedan hacerse semejantes afirmaciones el informe incluye comentarios 'pedagógicos' como las notas 15 y 8 a pie de página que, como se comprueba, son muy necesarias. Si, después de leerlas, el amable comunicante no cambia de opinión, no cabe más que recordarle el conocido dicho italiano: 'se lei crede questo, può credere qualsiasi cosa'.

    • Gracias. La entrada es un poco fuerte en el tono y creo que los periodicos en España prefieren ahorrarse estas cosas cuando es algo que no interesa mucho fuera de la universidad. Pero bueno, lo mirara a ver si alguien tiene intereses.

      Cuando escribi la entrada lo hice solo empleando el contenido de la adenda y no el comportamiento de los autores de la misma, pero (dado el caracter "democristiano" de uno de ellos) aqui viene bien decir aquello de "por sus frutos los conocereis". Es decir, que el que se comporta de esta manera con los otros miembros de la comision es el que puede afirmar que tenemos una universidad buena. O, mas fino, "operari sequitur esse" (el obrar sigue al ser).

  • Lo de la libertad de cátedra puede que sea un asunto menor comparado con las urgencias que ahora experimentamos, pero interesante. En el post se ventila un poco por encima y se lanza una pregunta cuya respuesta no sé y no creo que sea obvia: “¿Qué pasa?¿Qué en Estados Unidos, o en todos los países donde los profesores no son funcionarios, no hay libertad de cátedra?”

    Como digo, yo no sé nada de esto, pero conozco un famoso caso de expulsión de un profesor del MIT (una institución privada, por otra parte) por su actitud “crítica”.

    http://www.nytimes.com/1986/09/10/us/around-the-nation-professor-sues-mit-over-refusal-of-tenure.html

    • 1) MIT es privada, no publica, y por tanto no viene a cuento de la discusion aqui, que se refiere a la universidad publica.

      2) El caso de Noble es una patraña: le echaron por malo y el se quejo por "violar la libertad de catedra". Como veras en su entrada en wiki

      http://en.wikipedia.org/wiki/David_F._Noble

      tuvo problemas TODA su vida con una universidad detras de otra en la que estuvo.

      Mas en concreto, en MIT

      http://tech.mit.edu/V110/N12/noble.12n.html

      voto en contra suyo Michael J. Piore, que es un economista muy de izquierdas y muy serio. No me creo ni por un segundo que Piore estuviese sometido a ninguna presion o que se quejase de alguien por ser "radical".

      En general esto es la excusa mas vieja del libro. En Penn tuvimos un caso similar hace unos cinco anyos: teniamos un assistant professor en un departamento que no era economia y lo despidieron por ser mas malo que el hambre y en seguida argumento que era porque criticaba a Israel. Pues eso, patrañas y tonterias.

    • A propósito de lo de la libertad de cátedra, me acabo de acordar de la expulsión (a principio de los añso 50, hace mucho, sí) de varios profesores de UC Berkeley (una institución pública) por negarse a hacer un"juramento anticomunista"

      http://sunsite.berkeley.edu/uchistory/archives_exhibits/loyaltyoath/timelinesummary.html

      • Si, y en los 50 en España teniamos a Franco que tampoco respetaba la libertad de catedra en exceso por mucho que los catedraticos fueran funcionarios. No saquemos a cuento cosas que no importan: el EEUU de los años 50 era un pais muy distinto y con una jurisprudencia constitucional muy diferente a la actual (por ejemplo, era constitucional la discriminacion racial). Estamos hablando de HOY y del mundo de 2013. Si EEUU ha podido cambiar muchas de las cosas desagradables que tenia en su estructura juridica, nosotros deberemos de poder hacer lo mismo.

  • Hola, no había leído tu respuesta sobre lo de Noble... En fin, puede que Noble no fuera demasiado cómodo para nadie pero eso de que era "malo" no se sostiene demasiado ("His dismissal from M.I.T. came despite a unanimous recommendation in favor of tenure by an M.I.T. committee that screens candidates for tenure" como aparece en el link del NY Times que he colgado), es uno de los historiadores de la tecnología más importantes de los últimos tiempos. En cualquier caso sólo era un ejemplo, reconozco que no demasiado pertinente (sí, el MIT es privado) y yo también estoy seguro que hay gente que utiliza la libertad de cátedra para excusar su mediocridad. Pero estaría bien que alguien aportara argumentos más sólidos (yo no los tengo) que unos cuantos ejemplos...

    • En mi respuesta al comentario anterior ponia este link

      http://tech.mit.edu/V110/N12/noble.12n.html

      Si uno lo lee, ve que el voto unanime fue el del primer filtro, y que se lo cargaron en el segundo:

      "According to Hallisey's report, Noble in 1985 received a unanimous vote in support of his candidacy for tenure from the Tenure Review Committee. However, at the next stage of his tenure process (the second out of five), the nine tenured members of the STS program refused to recommend Noble for further review, by a vote of five to four. "

      Como suelen funcionar estas cosas en EEUU es que el primer filtro siempre es positivo, por aquello de no ser particularmente "cruel" con el tipo (por no decirle, "tio, eres tan malo que no pasas ni el primer voto") y que te lo cargas en el segundo. Eso lo entiende casi todo el mundo. El que Noble no quisiera entender esto (o que se hiciera el tonto) lo dice todo. El que el periodista del NYT no lo entienda, de nuevo no es sorpresa, pues no esta en la universidad. El tema en todo caso quedo solucionado cuando Noble, al ver que no iba a ganar el juicio ni aunque el juez estuviese borracho, retiro la demanda.

      No soy historiador de la ciencia asi que no se juzgar la calidad del tipo, aunque en general los historiadores de la ciencia no suelen tener muy buena reputacion en EEUU entre las gentes de otras areas. Pero si el tipo fuera bueno, me imagino que habria encontrado algo mejor que Drexel (que ahora ha mejorado mucho pero que a medidados de los 80 era mas flojita) o la universidad de York. Otra cosa es que sea popular. Tambien es popular Niño Becerra y academicamente es un cero a la izquierda.

      Con respecto a la carga de la prueba: no me corresponde a mi demostrar que en EEUU no hay libertad de catedra, pues el consenso creo que es abrumador en que si que la hay (como la hay en muchos otros paises europeos donde los profesores no son funcionarios, que pasa, que no queremos hablar de ellos?). Yo mismo he estado en universidades publicas y nunca he visto que nadie se corstase un pelo diciendo lo que les venia en ganas. La carga de la prueba le corresponde a aquellos que argumentan que no la hay.

  • Gracias por esta magnifica entrada. Se te echaba mucho de menos. El tono es el necesario. Y creo que las reacciones que se ven son las mismas que veiamos en los articulos sobre las oposiciones y que mencionas en tu introduccion: resistencia ante cualquier cambio.

    A todos los colaboradores de nada es gratis: gracias por continuar escribiendo. Teniendo la vida solucionada, gozando de exito profesional y estando en entornos profesionales que nada tienen que ver con España, tiene merito que sigais buscando soluciones para los muchos problemas de este pais.

    Este pais necesita un tsunami (intelectual).

  • Hola a todos

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

    Me marcho a Londres, a la LSE a dar una serie de "lectures" (lo de leccion magistral suena super-rancio)

    http://www2.lse.ac.uk/economicHistory/home.aspx

    y luego a Cambridge a dar otras charlas sobre volatilidad estocastica.

    Bueno, que como estare en aviones y demas, cierro los comentarios

    J

Los comentarios están cerrados.

У нашей организации интересный веб сайт со статьями про doogee x5 обзор https://topobzor.info/doogee-x5-max-pro/
распродажа постельного белья

алиэкспресс часы женские